jueves, 31 de mayo de 2007

El Tapinón

Macizo de Ubiña
Lena (Asturias)
31/05/2007

Pues ayer nos acercamos al Tapinón. La idea era subir el Tapinón por su ruta más habitual, darle la vuelta al Siegalavá por el L.legu y subir el valle de Cheturbio a salir a la collada del Bocarón encima de Tuiza. Una vez llegados ahí, ya se vería si nos apetecía hacer tambien el Prau del Albo. Como veris el día, dió para bastante menos.



A las nueve estabamos en Tuiza. Día cubierto (no se veia Peña Ubiña, ni siquiera Peña Cerreos), frio y lloviendo (no mucho, pero lloviendo). Al poco llegaron otros tres que iban con idea de acercarse a Los Fontanes. Nos quedamos los cinco esperando a ver que pasaba. A las 9:30 parecía que aclaraba un poco asi que salimos, cada uno para lo suyo.

Nosotros tiramos en dirección a la collada del Viso.

Saliendo de Tuiza, vista atrás hacia Peña Ubiña

Vista hacia delante. Collada de El Viso. A la derecha Peña El Castillo


Poco antes de llegar a la collada El Viso nos salimos en dirección a un pedrero que hay a su izquierda. Allí, entre Peña Brita y Peña Foxón se sube por las Colgás o las Colgadas. El nombre lo dice todo. Son una serie de canalucas muy pero que muy inclinadas de terreno mixto (hierba, roca) de muy mala calidad y bastante malo de andar.

Primera canal de las Colgás. La foto no hace justicia a la impresionante pendiente que tiene


Nunca habia subido por allí y no sabiamos cual de las canales era la buena. Probamos la primera canal de la izquierda, en la que se veia huella, pero nos metimos en un callejón sin salida. nos bajamos y probamos la tercera que tenía un pedrero de la leche que llegaba hasta bastante arriba. Por allí tal vez hubieramos podido subir, pero en un momento dado Andrés bajo arrastrando la barriga una decena de metros por la ladera y como que se nos quitaron las ganas de seguir. La verdad es que no se veía huella y desde abajo no se veia salida alguna por arriba, aunque como os digo, luego viendoo desde arriba, creo que hubieramos podido salir. Ni idea del supuesto paso por las Colgadas. La alternativa: dar un amplio rodeo alrededor de Peña Foxón para acceder a la vega del Forcau. Al final de dicha vega se llega a la collada que cierra las Colgadas por arriba. Como suele ser en estos casos, desde arriba no parecia tan malo ¡je!.

Andrés llegando a la collada que da vista al Foxón

Desde la collada que queda a la derecha y por encima de la del Viso, nueva vista atrás hacia Peña Ubiña, con Peña Cerreos a su izquierda

Restos de la braña del Foxón, desde la collada anterior


Desde allí queda una interminable ladera de unos 400 m de desnivel hasta la cumbre, larga, aburrida, y pesada como ella sola. El día desde luego no acompañaba. Tan pronto salía el sol, como llovía y llegando a cumbre incluso empezó a granizar, un granizo muy fino, pero granizo y desde luego mucho frio. A ponerse ropa, guantes incluidos, gorro, ... lo que hubiera.

En cumbre pocas vistas, la verdad. La niebla cubria todo el sector de Ubiña y había bruma hacia La Mesa. Solo hacia los Huertos del Diablu y Peña Rueda estaba un poco mejor. De todas formas las vistas sobre los cortados del Siegalava son espectaculares. Tambien disfrutamos con la presencia de varios rebecos.

Buzón de cumbre. Detrás el Siegalavá

Los impresionantes cortados del Siegalavá sobre las caidas hacia los Puertos de Agüeria

Dos vistas de Peña Rueda con el L.legu justo debajo


Puertos de Agüeria y entre las nubles los Huertos del Diablo, Ranchón,...

La zona de los Fontanes no se consigue deshacerse de las nubes

Al otro lado, la Mesa, escoltada por la Almagrera y la Tesa

Andrés en cumbre ...

... y yo mismo en cumbre


Llegamos a cumbre a la una, en tres horas cuando calculabamos haberlo hecho en menos de dos horas y media. En vista de que el dia no mejoraba (más bien lo contrario) dejamos lo de darle la vuelta al Siegalava para otra ocasión. De nuevo en la collada nos asomamos a las Colgadas desde arriba y vimos un senderillo bastante ligeramente marcado, así que nos decidimos a bajar por allí. El paso no es malo, solo tiene un tramo un poco aereo, con algo de patio, pero sin problemas y sale...... ¡¡¡TACHAN!!!.... a la primera canal que habiamos probamos, pero es que nada más embocarla hay que salirse de ella por la izquierda, subiendo por unas terrazas que, conociendo el camino, son facilmente identificables por un poste oxidado y un cable para impedir que pase el ganado. Si es que cuando se conocen las cosas, siempre parecen más fáciles.

Descenso por las Colgás, visto desde arriba


Nada más salir de las Colgadas empezó a llover más fuerte, de manera que rapidito para Tuiza a coger el coche y para casa. no pudimos hacer lo qeu teníamos pensado, pero al menos, hicimos cumbre en el Tapinón, que no lo conocía.

Os pongo una pequeña panorámica desde cumbre. El día no ayudaba a que las fotos salieran bien, pero sobre todo, el fotografo (es decir, yo mismo) no se fijó hasta que llegó a casa que todo el día tuvo activada la opción macro (¡¡cagontó!!) de ahí que todas salgan un poco borrosas.



Saludos
Cienfuegos

viernes, 18 de mayo de 2007

La Llaguna desde La Paraya

Cordillera Cantabrica: Sector Vegarada - Piedrafita
T.M. de Aller (Asturias)

La Laguna o la L.laguna queda en el tramo de la cordillera que va del puerto de Vegarada al puerto de Piedrafita. No resulta una cumbre especialmente visitada y es una pena porque es muy guapa, pero a diferencia de otras cumbres en esa zona, las aproximaciones son más largas. Las ascensiones a las Peñas del Faro, pueden hacerse directamente desde el alto del puerto de Vegarada y al Estorbin de Valverde desde el cercano pueblo leonés de Tonín de Arbas, reduciendo bastante el desnivel. Sin embargo la ascensión a La L.laguna exige arrancar en el mejor de los casos desde el pueblo leonés de Piedrafita, ya que la carretera de ascenso hasta el alto del puerto es una mera pista. Si además se quiere realizar el ascenso desde la vertiente asturiana, por donde ni siquiera hay pista que llegue a Piedrafita, el punto de inicio es como mucho Yananzanes, o como en nuestro caso un poco antes, La Paraya.

Distancia: unos 17 km
Desnivel: 1.300 m
Tiempos: 8 horas





Dejamos el coche en La Paraya (650 m), junto a la central hidroeléctrica y a las 9;40 horas tomamos la carretera que, tras cruzar el río Aller, sube al barrio de Yananzanes (770 m), donde ya no vive nadie de forma permanente y solo en verano o fines de semana se puede encontrar alguna casa abierta.

En Yananzanes tomamos la caleya que se adentra en el bosque y que casi en llano se interna en el valle. La pista sube con poco desnivel hasta alcanzar el canal de derivación de la central hidroeléctrica, lo cruza y continua por su izquierda. Un poco después de cruzar el canal encontramos un cruce con una senda que sube con fuerte desnivel a la izquierda.

Quiso la fortuna que un poco antes del cruce nos encontraramos con Celso, un minero jubilado, metido a ganadero que iba a ver las vacas que tenía en un mayeu cerca de Cochoro. Fue él quien nos indicó el mejor camino para subir a la L.laguna, que no era otro que acompañarlo hasta donde él iba.

La subida desde luego no da respiro, la senda sube con muchisima pendiente por medio de una zona de bosque cerrado. De hecho Celso mismo nos comentó que si él no limpiara de vez en cuando el camino, éste ya se habría cerrado totlamente hace tiempo, cosa que no dudo lo más mínimo.

Se sale finalmente y ya a bastante altura a una zona de pastos en medio del bosque (1.200 m). Cruzando por medio de ellos vamos buscamos la zona más alta de aquellas praderías hasta alcanzar el prado situado a mayor altura. Allí debemos dirigirnos hacia la zona alta del prado, en el extremo del mismo, donde vuelve a cerrarse el bosque. Allí Celso nos indicó la mejor manera de alcanzar Cochoro y de llegar a La L.laguna y nos despedimos de él. Increible como nos había subido, de directos y de rápido, de no ser por este hombre sin duda habríamos tardado bastante más y hubieramos dado muchas vueltas.


Yo mismo con Celso donde nos despedimos de él, por encima del prado donde tenía las vacas y donde de nuevo nos internamos en el bosque.


Desde la parte alta del prado (1.300 m) se corta por medio del bosque, sin sendero, buscando una pequeña vallina que se forma en él, y que sube directa y con mucha pendiente hasta salir, justo por debajo de la majada de Cochoro (1.400 m). Como digo, en este tramo no existe sendero, pero la idea es subir de forma perpendicular al último prado para salir a las praderías de Cochoro.



Se bordea la majada de Cochoro por encima de las cabañas superiores, con tendencia a la izquierda por un camino que durante unos metros va casi en llano. Sin llegar a salir de la majada se toma un sendero a la derecha que sube de nuevo con mucha pendiente internándose una vez más en medio de aquel bosque. El camino pega tres o cuatro zig zags y luego ya toma hacia la derecha, sentido de la marcha, y continua con poca pendiente atravesando una zona de bosque menos cerrado, formado sobre todo por rebollo, cuando el bosque que estabamos atravesando hasta ahora estaba formado sobre todo por haya.


Vistas hacia el fondo del valle, con el Estorbín de Valverde, desde cerca de la majada de Cochoro


Se sale así a una zona más despejada que da vista a una especie de valle en el que se asienta la braña de La Carbazosa (1.600 m) con varios prados cercados por muros de piedra. En un sitio realmente precioso. Un pequeño arroyo se descuelga con varias cascadas de la zona alta del valle y atraviesa toda la braña.


Braña de La Carbazosa




Desde aqui el camino es mucho más claro. Se asciende por la margen derecha (sentido hidrológico) del arroyo por medio de marcados senderos, pero aún con bastante pendiente. La zona alta del valle presenta muchisima agua, con varios manantiales. Se sale por fin a la vega de la L.laguna (1.770 m) y con el lago que le da nombre, por supuesto. El (ansiado) pico de igual nombre queda justo detrás.





El mejor ascenso a la cumbre es bordeando la laguna por la derecha y tomando la pedregosa ladera hasta ganar la cresta y desde ésta continuar ya hacia la izquierda hasta ganar la cumbre de la L.laguna (1.963 m). Allí llegamos a las 13:00 horas, casi tres horas y media despues de salir y eso que gracias a Celso habíamos adelantado mucho. El ascenso es duro ya que el desnivel es grande y sobre todo se sube casi constantemente por la línea de máxima pendiente, sin dar más que un breve respiro en Cochoro y en La Carbazosa.

Las vistas son impresionantes hacia todos lados. Al norte Peña Mea, al este la cabecera del valle de Aller hacia el puerto Vegarada, con el Nogales, el Faro, el Huevo, ..., al sur el valle de Piedrafira hacia Cármenes y el Brañacaballo y al oeste el Estorbin de Valverde. En cumbre tiraba mucho viento y hacia bastante frío, pero con todo nos quedamos una hora disfrutando el paisaje.

Al fondo, el Brañacaballo, por detrás del Corralón

Peña Mea

Valle de Aller hacia el puerto de Vegarada, con el Morgao en primer término

Andrés en cumbre

Yo con el Brañacaballo detrás.


Salimos hacia las 14:00 horas recorriendo la cresta hacia el oeste para bajar por Piedrafita, bastante más largo que el recorrido que habiamos seguido para subir, pero que nos permitiría conocer un poco más el valle de Yananzanes. Se baja así toda aquella loma, denominada Loma los Fueyos, pasando por el Cuetu Muxicu y Cuetu Pando hasta salir a la Vega Pastores (1.830 m). Justo aquí Andrés se dió cuenta de que se había dejado una bolsa en cumbre (un pequeño botiquín), pero no quiso dar la vuelta. Allí se quedará para quien lo aproveche.

La llegada a la Vega Pastores nos depara una sorpresa (no tanto si atendemos a que el nombre de esta zona es Loma de Lagos) un precioso lago en lo más alto de la vega, una perfecta explanada a los pies de la última cota antes de bajar ya a Piedrafita (1.683 m).




En este tramo aunque la senda bordea la siguiente cota por la izquierda, nosotros tiramos por la derecha, que nos pareció saldria más a derecho al puerto. La verdad es que no tiene cuenta, además de que es un terreno nuy malo de andar, al tener que cruzar una zona de pedreros.

De todas formas se bordea la última cota y ya se ve la pista que desde la vertiente leonesa llega al alto del puerto. Sin llegar a ella nosotros nos tiramos abajo a cogerla por debajo de los últimos zigzags que hace para entrar en Asturias. Desde aquí se sigue la amplia caleya que por una zona de piornal sale al mayau de L´Acebal (1.520 m) con una cuadra y donde había bastante ganado.

Desde aquí el camino se interna ya en el bosque que cubre toda esa ladera del valle de Yananzanes y va bajando sin pérdida hasta salir a las cabañas de Campanal (1.310 m), colgadas en la collada Rocín, un sitio realmente precioso.




Desde aquí el camino se descuelga con mucha pendiente a través de varios zigzags perdiendo altura con rapidez y entra en una zona donde el bosque deja paso a aislados prados, atravesando varias riegas hasta llegar a la zona baja, ya próximo al canal de la central hidroeléctrica, donde se vuelve menos inclinado.

Canal de la central
Poco más adelante encontramos el cruce donde dejamos el camino principal por la mañana. Ya solo resta seguir la caleya hasta Yananzanes y por la carretera bajar hasta el coche que habiamos dejado en La Paraya, a donde llegamos a las 17:45 horas.


Tubería forzada de la central cerca de La Paraya

Tubería junto a la carretera

Edificio de la central

Un saludo
Cienfuegos

jueves, 10 de mayo de 2007

El Jascal desde los Lagos de Covadonga

Macizo del Cornión - Picos de Europa
10/05/2007

En parte, en previsión del mal tiempo que daban para el fin de semana, Andrés y yo, dedidimos adelantar la salida que en principio teniamos preparada para el sábado próximo (ventajas de no trabajar esta temporada)

Al final nos decantamos por el Jascal, que (para quien no lo conozca) vendría a cerrar junto con el Cabezo Llerosos el macizo del Cornión por el norte. La ruta elegida fue la más habitual y conocida.




Salimos del lago Ercina poco despues de las 9 de la mañana (salimos temprano de Oviedo, pues queriamos aprovechar el día) en dirección a la majada de Belbín hasta donde se llega por una cómoda pista. Allí paramos lo justo para coger agua en su fuente.


Ni una nube a las 9 de la mañana en el lago Ercina. Las Peñas Santas bien cargadas de nieve al fondo

Majada de Belbín. Durante la subida el sol pegaba de frente, por lo que las fotos tiradas en el sentido de la marcha salían quemadas o con brillos.


Desde allí tomamos el camino que sube a Vega Maor, pasanso al sendero que sube desde las majadas de Soñín y la vega las Mantegas. Allí nos encontramos con un pastor que subia ganado a Ario. Como no, haciendo majada en Ario, tenía que ser de la Robellada en el concejo de onis, el pueblo de mi padre y de hecho el hombre casi qeu se había criado en casa de uno de mis tíos. Casualidades de la vida. Subimos un trecho con él y sus vacas, pero al poco nos despedimos, porque nuestro camino nos lleva a la izquierda para subir a Braña Redonda después de cruzar el cauce (casi seco aquel día) de Los Reguerones.
Se cruza a lo largo Braña Redonda y se toma hacia Braña Espines.

Braña Redonda desde la entrada a Vega Espines

Majada Espines y la entrada al valle Espines


Aqui se entra en el valle de Espines que sube hasta la collada la Muda dando vista ya a los Camplengos: el Vieyu y la Cueva.

Desde la zona baja del valle Espines, vista atrás con el emblemático Cantón del Texeu presidiendo la zona

Vista desde la zona alta del valle Espines. Se aprecia prácticamente toda la ruta, con la pista que baja a Belbin en el extremo izquierdo, Braña Redonda y majada Espines

Vista hacia el Jascal desde el collado la Muda


Como no teniamos prisa fuimos primero a la majada de Camplengu la Cueva (aunque queda más bien en direción a Vega Maor y un poco apartado del camino hacia el Jascal), visitamos la cueva que le da nombre ...


La cueva del Camplengu la Cueva. Al fondo la puerta que cierra el acceso


... y despues volvimos sobre nuestros pasos para dirigirnos a Camplengu Vieyu. Desde ahí subimos ya en dirección al picacho del día, el Jascal, subiendo por el camino que conduce a la majada de Beresna (aunque en realidad el Jascal, se está viendo durante practicamente toda la ruta) pero dejando el camino de Beresna por debajo y ganando más altura hasta alcanzar el Collado Mediu. Las vistas desde el collado ya empiezan a ser de miedo y solo anticipan lo que se verá desde cumbre.


Macizo central desde el collado Mediu


Desde el collado Mediu la subida ya es un salvese quien pueda. Hay que ir superando las sucesivas terrazas y las llambrias en una entretenida y muy guapa ascensión hasta la cumbre.

El día había estado espectacular, con un sol de justicia, si acaso el único problema era que en cumbre soplaba mucho viento (racheado) pero con todo dio para comer algo alli mismo. Vistas espectaculares hacia el Macizo Central y las Peñas Santas, así como más lejos hacia el Tiatordos y demás. Hacia la costa e interior de Asturias un mar de nubes lo cubria todo.

El Llambrión

Cabezo Llerosos

Vista hacia la zona de Peña Santa

El interior de Asturias aparece cubierto por las nubes

Al fondo, a la derecha el Tiatordos

Majada Jascal y al fondo las vegas que caen hacia Ceribios y más alla la Redondiella


... y por supuesto las habituales fotos de cumbre

Andrés con el Llambrión detrás

Yo delante de la placa existente en cumbre


Como teniamos tiempo de sobra (para eso habiamos madrugado) habiamos pensado alargar la ruta pasando a Vega Maor y volviendo a Ercina por por Arnaedo pero al rato de estar en cumbre el viento se calmo un tanto y la niebla empezo a subir rapidamente. De hecho cuando salimos de arriba ya no se veia ni la majada Espines.


Así pues, descenso rápido hasta el valle de Espines (tenia prisa por dejar atras los Camplengos que es con diferencia el tramo más complejo al ser una zona muy karstificada) y luego ya entre la niebla llegar a Belbin donde la pista ya no da lugar a perderse.

La niebla entrando y cubriendo rapidamente hasta la vega Espines


Fotos de despedida, Andrés y yo con el Jascal detrás



Tardamos algo más de 3 horas y media de subida y dos horas y cuarto de descenso (la niebla hizo que el día no diera para más). Solo comentar que si bien el desnivel desde Ercina a Jascal no es grande, unos 650 m, el desnivel acumulado se acerca más bien a los 1.200 m por los continuos sube bajas de la zona. Os dejo una panorámica del macizo central, sacada desde el collado Mediu.



Peazo pico.

Un saludo
Cienfuegos