martes, 12 de junio de 2007

La Mostayal desde la Vara

12/06/2007
Sierra del Aramo

No siempre hace falta buscar rutas extrañas, lejanos o cmplicadas cuando lo único que buscamos o necesitamos es desconectar un rato. Desconectrar, relajar, descansar, no necesariamente el cuerpo, a veces tan solo la mente. Yo me entiendo. Como en esta ocasión. Y para ese tipo de casos el Aramo, es un valor seguro. 

Las ascensiones más habituales a La Mostayal parten desde Peñerudes, Pedroveya o La Vara. En esta ocasión opté por subir desde este último pueblo. Para ello dejé el coche a la entrada del mismo y tomé por la hormigonada pista que sale desde la zona alta del pueblo con un par de primeros y durisimos repechos hasta dar vista a la ladera por la que asciende camino de la majada de Vega Bobies.

Inicio/Fin: La Vara
Distancia: 10 Km
Desnivel máximo: 730 m
Tiempos: 4 horas




Este tramo hasta Bobies se puede hacer en coche sin problema, de hecho es habitual ver turismos en el aparcamiento de la majada (ver NOTA al pie de la entrada). Todo este primer tramo es común a la Ruta de los Neveros, descrita en este mismo blog, si bien cuando la hice en aquella ocasión, subimos nuestro vehículo hasta Bobies.

El trayecto hasta el aparcamiento no tiene más historia que seguir la pista de hormigón. En Bobies hay fuente, cercado para recoger el ganado y un par de cabañas. Allí se toma ladera arriba por un marcado sendero que, con tendencia a la derecha, sin pérdida nos ha de llevar a la collada de Pan de la Forca, que separa la Mostayal del resto de la Sierra del Aramo.

Hasta Pan de la Forca también llega camino desde Pedroveya y desde ella, hacia la izquierda, es paso para continuar hacia la preciosa vega del Fontazán, para mi la más guapa de toda la sierra del Aramo, o hacia los Puertos de Andrúas. Si nos desviamos unos metros en dirección a esta vega podremos cargar agua en una buena fuente.

Sin embargo para subir a La Mostayal tenemos que tomar a la derecha y con calma ir remontando toda aquella ladera, no excesivamente pendiente.



Subiendo pude disfrutar de la persencia de un buen número de buitres que aguardaban las térmicas pero que al verme tuvieron que remontar un poco tempranamente el vuelo.



La ladera por la que voy subiendo acaba en un primer escalón que hay que descender, una especie de brecha que parece dividir en dos la ladera. La segunda parte es mucho más quebrada, pero sin pérdida igualmente. Se llega así a la zona del bloque cimero de la Mostayal, que se sube por su lado izquierdo, la vertiente de Pedroveya, sin mayor problema que apoyar, si acaso un par de veces, la mano para asegurar el paso.




Desde cerca de la cumbre las vistas ya empiezan a ser preciosas, preámbulo de lo que podrá verse desde arriba. A nuestras espaldas empieza a asomar la Airúa Naval



Mientras seguimos subiendo con espectaculares caidas hacia la vertiente de Morcín.



La cumbre es pequeña, alargada y con unas vistas excepcionales sobre la zona central de Asturias y, como no, de buena parte de la Sierra del Aramo, con el Embalse de Los Alfilorios a sus pies y Oviedo al frente.

Servidor junto a la cruz de cumbre


Arriba hay toda la parafernalia propia de una cima muy accesible y visitada: cruz de cumbre, belénes, virgen, y hasta lápida.





Este día tuve la mala fortuna de que llegar a cumbre y meterse la niebla fue todo uno. Apenas si pude disfrutar unos minutos de las vistas antes de que se cerrara del todo, por lo que acorté mi estancia en la cima y fui bajando poco a poco.




Ya bastante abajo me asomé a los espectaculares cortados en los que estaban colocados los buitres que vi a la subida. Sin duda es una buena atalaya de observador y una mejor plataforma de despegue.



Y poco a poco me volvi, primero a Bobies y despues a recoger el coche en La Vara.



Saludos
Cienfuegos

PD: (edito). En la primavera de 2012 volví a subir hasta la Vega Bobies y la pista desde La Vara es hoy una carretera perfectamente asfaltada. En Bobies se ha habilitado una especie de pequeño aparcamiento vallado para que el ganado no estropée los coches.

sábado, 2 de junio de 2007

Al Remelende por Vegapociello

Parque Natural de Redes

Caso (Asturias)
02/06/2007

Ruta con Andrés, Jose, Bedia y Pepe al Remelende, pico que cierra junto con el Abedular, uno a cada lado, el Puerto de Tarna entre Asturias y León. Como eramos cinco llevamos dos coches y dejamos uno en el Puerto Tarna y otro a unos 2 Km por debajo del pueblo de Tarna para hacer una travesía y no tener que volver por el mismo sitio.



Salimos en dirección al Puente´l Pociellu (980 m) que cruza el río Nalón y entramos así en el valle de la Ablanosa.

Puente sobre el Sella, de acceso a la pista de La Ablanosa


Poco antes de llegar a esta majada se ve en la otra ladera la cascada del Tabayón de Mongallu (espectacular, de unos 30 m de altura) a la izquierda de la peña de Cuetu Negru.

Peña de Cuetu Negru


Al fondo la cascada del Tabayón de Mongallu, cuya ruta también podeis ver en este blog.


Hasta la Ablanosa llega una pista muy cómoda, desde aquí se continua por un sendero muy marcado que se interna en en hayedo de Fabucau hasta salir a la vega de Vega Pociellu (1.300 m). La vega es preciosa, un verdadero circo glaciar rodeado de cumbres de 1.800 m de altura, destacando sobre todas ellas, como no, el Cantu´l Osu. Hasta allí todo bien, unas 2 horas de camino.

Diversas fotos en el tramo de bosque de la Abalnosa a Vegapociello



Andrés, Pepe y Jose

Vegapociello


Desde la vega, se supone que sale un camino por la ladera contraria a la que se llega, hacia la collada de La Rasa, pero la verdad es que del camino ya no queda vestigio alguno. Nos costó mucho encontrarlo y aún más seguirlo, porque a cada poco lo perdiamos entre la vegetación, piornal y demás, todo vegetación muy alta y tupida que hacia realmente incomodo el ascenso. Por dar alguna indicación, se supone que el camino arranca de la vega, cruza el arroyo y sube justo por encima de unos pedreros que se ven en la ladera, acercándose luego a la linde del bosque pero sin llegar a entrar en él. Sube así pegado al bosque hasta que ya muy arriba se interna ligeramente en él para salir ya a la collada la Rasa.


Ladera por la que salimos de Vegapociello, como si fueramos en dirección a Cuetu Negru

La Vega de Pociellu va quedando abajo

Andres sudando la gota gorda para subir por alli


Bueno, el caso es que poco a poco el camino va ganando altura sobre la vega para dar vista a los picos de la cordillera, Rapaina, Rapaona y Peña´l Vientu. En la collada la Rasa (1.650 m) se pasa al valle de Mongallu (por encima de la cascada) todavia en la vertiente del valle de la Ablanosa. Desde allí el camino, ahora ya más marcado, sigue subiendo por Les Llastres, donde por cierto vimos cantidad de venados y de rebecos, hasta la collada que ya da vista a tierras de León (1.790 m).


Vista de Les Llastres desde el collado de El Rasu

Laguna en la cabecera del valle de Mongallu

Collada de El Rasu desde la zona alta de Les Llastres. Al fondo el Cantu´l Osu


Desde allí se sigue todo el amplio cordal con los correspondientes altibajos hasta llegar a la cumbre del Remelende (1.888 m). Esta zona es espectacular porque es una especie de meseta con grandes turberas y muchísima agua, recuerda un poco a la zona del Puerto de Vegarada. El Remelende presenta muy buenas vistas sobre los montes de León: Peña del Lago y todo el Mampodre, llegando a divisarse, al fondo, hasta el Espigüete.

Pico del Lago o del Pinar, al otor lado del Puerto de las Señales


El día empezó con cielo despejado pero se fue cubriendo poco a poco de bruma. En cumbre la vista hacia Asturias no era muy buena, precisamente por la bruma, pero aún con todo se tienen buenas vistas sobre Ten y Pileñes, sobre el Maciedome y el Tiatordos, sobre el Cantu´l Osu y la Rapaina y demás.

Yo, en cumbre, con Los Mampodres detrás


Vista hacia el Maciédome

El Abedular, al otro lado del puerto de Tarna y detrás Pileñes y Peña Ten

El grupo en cumbre.


Desde cumbre nos dejamos cer directamente hacia el límite del puerto de Tarna, donde teníamos el segundo coche, cervecita en Campu Casu y para casa.

El Remelende visto ya desde la carretera, en el puerto de Tarna


Como aviso por si alguien la queire reptir, os cuento que la ruta sobre el papel (en uno de los múltiples libros que tengo) marcaba hasta cumbre y siguiendo el itinerario que nosotros hicimos, 4 horas y cuarto, pero que a nosotros nos llevó ¡¡¡6 horas!!! Vale que perdimos mucho tiempo en el tramo de Vega Pociellu a La Rasa y nos tomamos con calma el tentempie en la Vega, pero aún con todo, me parece muy pero que muy justo ese tiempo para semejante ruta. De hecho el descenso se hizo a toda leche porque ya nos apuraba el tiempo (nos iban a cerrar el bar de Campo Caso ¡juas! )

Saludos
Cienfuegos