jueves, 15 de noviembre de 2007

A la Mota Cetín desde Llerandi

Parres (Asturias)
15/11/2007

La ascensión más común a la Mota Cetín suele hacerse desde la collada Moandi, pero se queda un poco corta para pasar un día completo, de manera que nosotros buscamos un camino alternativo. En la web del Ayuntamiento de Parres aparece, entre otras rutas, la de la Mota Cetín desde Llerandí. Es curioso por que las rutas que aparecen y como se explican dejan entrever que se trata de rutas cómodas, no demasiado largas ni duras e incluso posiblemente balizadas. Nada más lejos de la realidad, de hecho no se de quien habrá sido la idea de colgar esta ruta ahí, pero el día menos pensado va a dar un susto.

La ruta no está para nada balizada (NOTA: desconozco si a día de hoy la ruta se encuentra balizada), de hecho no existen caminos claros en gran parte de la misma, es bastante larga y hace falta tener un cierto sentido de la orientación, por no mencionar que el asalto final a la Mota Cetín, fuera del camino habitual desde Moandi, sin tener ninguna dificultad técnica, si que requiere no tener vértigo. Pero bueno.


Dejamos el coche un poco antes de Llerandi, junto al cruce con el camino que sale a la izquierda hacia la collada Llerandi. A los pocos metros alcanzamos El Prau de Arriba, donde tomamos la bifurcación de la izquierda, entrando en el valle del río Mampodre por El Bon, un precioso mirador sobre el estrecho desfiladero que forma el río y que se ve a vista de pájaro. Sin embargo al poco la pista empieza a perder altura por El Roblón, hasta llegar al río en el paso del Sedu. Aqui, la web del Ayuntamiento ponía que se debía cruzar el río, es decir, seguir la senda de la izquierda, cuando en realidad todo parece indicar, que el camino correcto debería ser el que sigue río arriba sin cruzarlo. Este camino bordea la Sierra la Vega y parece tener salida a través de diferentes mayaos a la collada Llerandi.

Nieblas sobre el valle del Piloña


Total que nosostors, tomamos la pista de la izquierda, pero este camino sigue casi en llano bordeando la ladera opuesta del valle hacia aguas abajo, es decir, alejandose de la Mota, de manera que hay que buscar el camino que nos lleve hacia ella.

La Mota Cetín desde la pista que baja al río

Aqui empieza el lio. Todo el monte ha sido repoblado en varias ocasiones y está cosido a restos de pistas madereras abandonadas hace ya muchos años. De manera que la elecicón del camino es poco menos que "a voleo".

Nosotros tomamos la primera pista que sube con tendencia a la derecha, haica la Mota y que se ve en bastante buen estado. Sin embargo el camino sube en revueltas que no siempre llevan la dirección adecuada, de todas maneras despues de mucho bregar por monte con muchisima maleza, alcanzamos así una zona de cabañas y pastos ya a bastante altura. Hasta allí llega un camino en bastante buen estado desde la zona baja del valle. Son unos mayos preciosos con buenas vistas sobre la Mota Cetín y la collada Llerandi al otro lado del valle, por donde bajariamos por la tarde.

Collada Llerandi al otro lado del valle

Mayaos de Texedo




La salida de estos mayaos hacia la Mota tampoco está clara y fuimos por donde pudimos, siguiendo sendas más bien de animales que de personas. Hay mucha maleza y abrirse paso es compicado, pero despues de un buen rato conseguimos llegar a la collada de Forcau la Gobia. En algunos sitios la tengo vista como collado Obramdi.

Forcau la Gobia

Bedia reponiendo fuerzas en el Forcau la Gobia

Bueno, primer objetivo del día conseguido. El probelma ahora es que desde este lado no parece factible subir a la Mota y es que el pico es como se ve desde lejos, una meseta más o menos llana con cortados por los cuatro lados que caen sobre un bosque muy tupido. El tema es encontrar el mejor sitio para subir esos cortados.

La Mota Cetín desde el Forcau la Gobia. La subida desde aqui parecia poco factible


Desde un segundo colladin tras el Forcau la Gobia observamos la ladera norte de la Mota

y nos tenemos que decidir: por el norte o por el sur. Hay caminos por ambos lados, finalmente nos decantamos por el que la rodea por el sur.sur

En el extremo derecho de la foto se ve la primera collada a la que hay que llegar para bordear por ese lado la Mota.


Al poco de meternos por el camino nos encontramos con unos pastores que nos comentaron que debiamos llegar a un primer collado (el de la foto),y desde éste acceder a la derecha a un segundo collado en el que hay varias cabañas. Allí hay una que está por encima del resto con un cierre metalico (restos de él), por detrás de la cual sale un camino que sube a la Mota. En esa zona se cruza un bosque precioso con muy buenos ejemplares.


Picos desde el primer collado

Bueno, localizar la cabaña no fue complicado, pero el camino que sale por detrás, yo creo que dejó de existir ya hace muchos años. La ascensión final se realiza por un terreno muy complicado. Muy inclinado, con grandes bloques de roca en los que crece mucha vegetación.

Andrés sufriendo en la subida a la Mota Cetín

Con paciencia se llega así a la meseta superior de la Mota Cetín, pero el problema es que salimos en el extremo este, cuando la cumbre está en el extremo oeste. La distancia no son más de 600 m, pero el terreno es tan compicado de andar, que nos llevó casi media hora recorrerlo.

Zona alta de la Mota


Sima en la zona alta

La idea era haber hecho cumbre a eso de las 12:30 o la 1:00. La hicimos pasadas las 3:00 de la tarde. De todas formas las vistas bien merecen la pena el esfuerzo, sobre todo en un día como el que nosostos disfrutamos.

Picos de Europa

Collada Llerandi y sierras interiores de Asturias

Arriondas y al fondo el mar

Retratándose en cmbre, que ¡¡mira que costo ganarla!!


Cuando ya nos ibamos llegaron un par de chavales. Por la hora, cerca de las 4 de la tarde, pensé que venian de Moandi, pero ¡sorpresa! venían de Llerandi y les habia salido aún peor que a nosotros. En la primera zona de bosque lo habían visto tan malo de andar que bajaron al río y subieron por el cauce hasta salir al camino que llega de Moandi. Tardaron más que nosotros y ni siquiera habian conseguido llegar al Forcau la Gobia, como pretendían :dunno:

Desde la cumbre, el camino es más facil, se baja al collau Berroña y se busca,, que tampoco es facil, el camino de entrada al bosque para salir a la collada Fontecha encima de Moandi. Suele haber una bolsa de plastico atada en un arbol para indicarlo, porque no es facil de ver la entrada buena.

Andres pidiendo tiempo muerto. Ya llevabamos muchas horas

En Fontecha tomamos la pista que se dirige al collado Llerandi, para luego ya por buena pista bordear por el oeste la Sierra de la Vega hasta salir de nuevo a la carretera de Llerandi donde teniamos el coche y a donde llegamos a eso de las 6:30 cuando ya empezaba a oscurecer, más de 8 horas despues de haber salido de allí.

La Mota Cetín desde Fontecha

Ultimas luces sobre la Mota Cetín


Lo dicho, que la ruta es guapa y entretenida, pero hay que saber donde se mete uno. Tal y como se cuenta en la web del Ayuntamiento da lugar a engaño y hace falta ir con tiempo de sobra y un mínimo de orientación. De todas formas, siempre se puede subir desde Moandi. Las vistas son las mismas.

Un saludo
Cienfuegos

sábado, 10 de noviembre de 2007

Collau Zorru desde Les Bedules

Cordal del Collau Zorru
Concejo de Ponga (Asturias)
10/11/2007

Las fotos dejan bastante que desear porque de aquella andaba yo con una camara que de digital tenía que para sacar las fotos se apetaba el botón con el dígito y nada más, pero bueno, es lo que hay. Total que salida con Andrés y Gabino desde Les Bedules, con ascensión por la vertiente oeste del cordal y descenso por la este, para volver por el Bosque de Peloño.

Inicio/Fin: Aparcamiento de Les Bedules
Distancia: 16 Km
Desnivel máximo: 760 m




Lo dicho, dejamos el coche en Les Bedules (1.083 m) y tomamos la pista que sube en dirección al collado Granceno y al bosque de Peloño, pero solo la seguimos hasta la Biforcadera (1.187 m), donde tomamos el camino que sale a la derecha y que bordea por su base La Mota. El camino es ancho y no tiene pérdida, además al poco rato ya se ve enfrente la preciosa aguja del Recuencu con la collada Caldes a su izquierda, a donde tenemos que dirigirnos.



Bordeamos toda la ladera del Rasu, que iremos dejando a nuestra izquierda, hasta salir a la collada Caldes (1.397 m), donde paramos un rato a contemplar el paisaje que ya se nos ofrecía, con la mole del Maciédome al frente





Desde la collada Caldes tomamos el sendero que sale por su izquierda y que sube bajo Los Cepos en busca de la collada de Pumerín (1.515 m), que da vista ya al bosque de Peloño y hacia el este, con las primeras vistas sobre Picos, aunque ese día, el tiempo no acompañaba demasiado



Desde la collada puede continuarse por dos caminos: por el lado de Peloño (este), o por el lado de Ventaniella (oeste). Nosotros optamos por ésta última opción, por lo que tomamos por un senderillo que desde la collada sube en dirección al Picu Lluengu.

Atrás queda el Rasu y abajo la collada Pumerín



La primera parte de este sendero atraviesa algunas canales, muy inclinadas y separadas por pequeños crestones calizos, con esa hierba larga que tanto puede resbalar, por lo que hay que poner un poco de cuidado, pero ya en la zona alta, el sendero está más marcado y se recorre sin problema





Se alcanza así el Collau Bargoli (1.719 m) que separa el Picu Lluengu del Collau Zorru. En un par de patadas más se alcanza la cumbre del Collau Zorru, con cruz y buzón (1.844 m).



La verdad es que el día no acompañaba demasiado, pero así y todo, las vistas son magníficas hacia los cuatro vientos.

Al norte el Recuencu, con la collada Carambones a su izquierda y la collada Campes, por donde pasamos antes, a su derecha...



... y el Rasu



Al este los Picos de Europa, tapados en parte por las nubes,...



... y la mole del Niajo



Al sur Peña Ten y Pileñes solapadas ...



"Ten y Pileñes
buen par de peñes
Ten pa les cabres
pa les oveyes Pileñes"


... y la verde vega de Ventaniella



Y al oeste el Maciédome ...



... y el Tiatordos



Y, como no, Andrés disfrutando de la cima



Después de un rato en cumbre decidimos bajar, buscando la mejor salida hacia Peloño, por lo que bajamos un poco por la vertiente sur por La Saeta para luego bordear al norte y entrar en el Valle del Antiguo por la Senda les Oveyes



Después de un tramo, cuando nos pareció que ya habíamos perdido bastante altura y aprovechando una zona en la que se veía la ladera con una zona no tan cerrada de bosque, nos tiramos abajo, en dirección a Peloño y bajando por donde mejor, o más bién peor, pudimos acabamos saliendo primero a unas antiguas pistas forestales y luego ya por fin, a la pista de Peloño.

Cascada de agua en Peloño



Desde ahí ya solo queda recorrer la pista en dirección primero al collado de Granceno (1.194 m), vigilados en todo momento por la mole del Sen de los Mulos al otro lado de la hoya que forma el bosque de Peloño.



Y disfrutando del colorido que los hayedos como Peloño, nos ofrecen en el mes de noviembre.



Desde Granceno, tomamos por la pista de la izquierda, la principal, que continua primero hasta la Biforcadera, por donde habiamos pasado por la mañana y luego ya hasta Les Bedules, donde teníamos el coche.

Os dejo una panorámica de unos 120º sacada desde la cumbre con las vistas desde el Sen de los Mulos, con Picos al fondo, hasta Ten y Pileñes.



Un saludo
Cienfuegos