domingo, 22 de febrero de 2009

Requexines y Ausente

21/02/2009
Puerto de San Isidro
Alto Porma
T.M. de Puebla de Lillo (León)

Pues el sábado decidí arrimarme hasta San Isidro. La idea era ir hasta el lago Ausente y subir el Requexines. Ida y vuelta por el mismo sitio, pero al final hice una variante de lo más interesante. Recorrí el PR al lago Ausente con una "extensión" hasta el Pico Ausente.


Salí de la estación de San Isidro ya bastante tarde, a eso de las 10, total tampoco iba a ser una ruta muy larga. No llevé raquetas, porque viendo como estaba la nieve el fin de semana pasado en Ventana, ya me imaginaba que no me harían demasiada falta. Acerté. La primera parte compartí pista con una prueba de un campeonato de esqui de fondo de Castilla León, por lo que avanzaba por la pista pisada, genial para ir sin raquetas.


Luego al poco de abandonar la pista ya me calcé los crampones, porque en las travesías a media ladera, camino del lago, había tramos bastante helados.


Atras van quedando el Toneo ...

... y el Torres

En todo el recorrido se va viendo el Cascayón

Al rato llego al lago Ausente, que sigue helado y cubierto de nieve. Una gozada para la vista.

y ya veo la cresta por la que voy a subir hasta el Requexines

y me "autorretrato" delante je!

Una vista del lago desde arriba

Llegando a cumbre miro la cresta que separa el Requexines y el Ausente.

Son apenas unos metros, merece la pena el esfuerzo. Ya he estado en los dos, pero en verano y hace años. Así que ... que narices. Unas vistas desde el Requexines

Al fondo a la izquierda Peña Ten

Había algo de bruma, sobre todo hacia León y se nota mucho cuando se tira de zoom, como hacia los Mampodres.

Cascayón

Agujas y Toneo

Toneo y Torres

En cumbre me doy un pequeño homenaje

Cumbres hacia León, por detrás de la zona de la Estación de Esqui y la mina de talco

Me lleva unas dos horas de paseo tranquilo llegar a cumbre. Despues de las fotos y un tentempié continúo hacia el Ausente. Me lleva sobre un cuarto de hora más. Las vistas son prácticamente las mismas que desde el Requexines.

El Requexines y la cresta que separa este del Ausente

Despues vuelvo sobre mis pasos, pero en la subida me había fijado en que el camino está balizado como un PR y me había parecido ver postes que bajaban hacia la estación cresteando desde el Requexines, así que me decidí por la variante de continuar el PR sin saber muy bien por donde iba el camino, pero parecía estar bien balizado. Cresteo así toda esa zona...


... y llego a un poste donde veo una cruz, ¡¡¡ cooñe!!, me he dejado atras el camino bueno, miro, miro y no veo nada, pero al final veo en la zona baja de esta ladera, que por entre unas peñas se ven huellas. El camino tiene una bajada "acongojante" (por lo guapa) por esta zona.

La zona de arriba es muy inclinada, pero con muy buena calidad de nieve para ir con crampón. Más abajo se alternaba hielo en las zonas venteadas y una capa de nieve polvo en las de acumulación. El camino va pasando de una zona a otra por pequeñas horcadas como esta


Vistas hacia la zona alta

y la zona que se atraviesa. Simplemente precioso

Una paradilla en el descenso

Abajo ya se ve la zona de la carretera y la estación

y ya la zona baja justo antes de volver a salir a la pista

En total no llegó a cuatro horas de pateo, tomandoselo con toda la calma del mundo para tirar fotos y demás, pero es una ruta preciosa, preciosa y ni que decir que disfruté como un enano. Os dejo un video con las vistas desde la cumbre del Ausente:



Un saludo
Cienfuegos

domingo, 15 de febrero de 2009

Por la pista de Trobaniello

Puerto de Ventana
14/02/2009

Pues este fin de semana no contaba con poder salir de monte. El sábado por la mañana me tocaba de "rodriguez": casa+cría y el domingo había quedado para una comida familiar, peeeero...., en vista del día tan espectacular que hacía el sábado, espabilé un poco, comí un poco antes de lo habitual y en cuanto llego de trabajar mi señora, le traspasé el encargo, es decir, a Olaya y me fui.

A eso de las 3 estaba en carretera. ¿donde ir que pille cerca con buenas vistas para aprovechar el día y que no sea al Aramo, que todavía estuve el jueves? Al Puerto Ventana. Llegué poco despues de las 4 con el sol dandole a Peña Ubiña y aunque no tenía muy claro que iba a hacer, nada más verla me dije, me arrimo en dirección al Ferreirúa para ir viendo constantemente la zona de Ubiña con el sol del atardecer.


Ubiña y compañía

Pero nada más empezar a subir me di cuenta de un problemilla, con las prisas se me habían olvidado en casa los crampones y la nieve estaba como un peñón ¡¡cagontoloquesemenea!!. Con todo me engolé a la primera cota en dirección al Ferreirúa. Unas fotos:


Ferreirúa



Ubiña


Fontanes y compañía


segui en dirección a la segunda, pero la verdad es que allí me acojoné un pelín, de verdad que la nieve era puro hielo, y total para sacar unas fotos tampoco hacía falta dejarse allí los dientes ¿no?. Así que sobre la marcha busque alternativa: la pista de Trobaniello.

La ladera en la que me "acongojé". La verda es que allí parecía más pindia


De la que llegué al puerto había mucha gente volviendo por la pista, andando o con esquis de travesía, pero para cuando me metí yo ya era muy tarde y no me cruce con nadie en todo el camino.





Fui hasta el collado que ya da vista al valle de Quirós. Me llevó sobre una hora y allí esperé a que el sol casi se pusiera por detras del Ferreirúa, para luego volver viendo como a medida que disminuia la luz, la nieve tomaba tonos más anaranjados. No era cuestión de seguir más allá, en el tour hacia el Ferreirúa ya habia perdido una hora y tampoco quería que se me hiciera de noche cerrado en la vuelta. Además inexplicablemente, pues no son nuevas precisamente, la bota derecha me había rozado el talón y me molestaba bastante.

Sierra del Aramo

Puerto Ventana

El sol poniendose tras el Ferreirúa




Ultimas luces sobre el Peñón de Ventana

Sierra de Sobia

Creo que el repetidor que se ve es el que está encima de la Focella, pero ni idea de se como se llama el pico.

Vistas hacia Asturias...

... y vistas hacia León

Con todo llegué justo a tiempo de ver los últimos rayos cayendo sobre Peña Ubiña.



Algo despues de las siete me volvía para casa con una sonrisa de oreja a oreja porque a pesar de todo, el sábado todavía me había pegado una pateada de tres horas en una zona preciosa y con un día de sol y nieve de esos que se pillan pocos en montaña y todavía llegaba a tiempo para pegarme una ducha y salir a cenar con mis niñas, con unos cómodos playeros, eso sí, que de recuerdo me llevé una buena rozadura en el talón derecho.

Saludos
Cienfuegos