jueves, 26 de mayo de 2011

La Llasca los Moros

14/05/2011
Sierra del Escudo
T.M. de Valdáliga (Cantabria)

Andábamos de viaje por la zona de San Vicente de la Barquera y aterrizamos por casualidad en el precioso pueblo de Bustriguado, que merece una visita por si solo y allí nos encontramos con el cartel que indicaba la "Ruta de la Llasca los moros", que ya solo por el nombre nos llamó la atención. Como la ruta se prometía corta, no nos pudimos resistir y allá que nos fuimos.

sábado, 14 de mayo de 2011

Nacimiento del río Cabra

28/04/2011
Concejo de Llanes (Asturias)

Ya conocía varios casos en el oriente de Asturias de ríos que literalmente nacen de una cueva. Sin ir más lejos hace solo unas semanas visité el Oyu la Madre, el nacimiento del río Casaño. Otros casos serían el Purón, el Guadamía o Aguamía, el Güeña, ... , pero hasta hace bien poco no sabía de este otro caso: el del río Cabra.

No me atrevería a calificarlo de ruta montañera. A lo sumo, de paseo. De hecho, de corto paseo. Ideal para abrir las ganas de comer antes de visitar algún restaurante de la zona ya que el descenso hasta el nacimiento no llegará a los 15 o 20 minutos. Otra cosa bien distinta será el tiempo que deseemos quedarnos alli abajo. Para eso podríamos necesitar horas.

martes, 3 de mayo de 2011

Sierra de Cueva Negra

21/04/2011
Sierra de Cueva Negra
Concejos de Ribadesella y Llanes (Asturias)

Cuando circulas por la Autovía del Cantábrico, nada más salir del túnel que hay tras cruzar el rio Sella, en dirección a Llanes, llama la atención una sierra, modesta, pero con pinta de fiera, que se alza sobre la rasa costera y que promete espectaculares vistas. Es la Sierra de Cueva Negra.

La sierra es larga, ya que nos acompaña durante más de 8 km de autovía, lo que la hace aún más atrayente. La cresta parece escarpada, pero transitable y aunque se aprecia bastante monte bajo, no parece que vaya a importunar demasiado. Todo ello hacía que su visita llevara tiempo en la carpeta de pendientes. El hecho de que apenas encontrara reseñas en la red, salvo una documentada entrada en el blog del amigo Berto (Camudando´l Camín), no hacía sino meter más ganas de conocerla. Y eso fue lo que hicimos el jueves santo Jose y yo. Contabamos con una sierra pequeña pero matona, con lo que no contabamos era con que al final resultara tna fiera y que la ruta se nos fuera a casi 8 horas.