viernes, 22 de febrero de 2013

La Forcada por la Senda de la Cruz

02/01/2013
Sierra de Caranga
Concejo de Proaza (Asturias)

Hace unos meses os contaba AQUI una tentativa para recorrer la Senda de la Cruz, el antiguo y casi olvidado camino que servía de comunicación entre Villamejín y Caranga a través del Desfiladero de Peñas Juntas y muy por encima de la actual Senda del Oso.

La senda, muy abandonada, resulta complicada de recorrer en verano, pero en invierno la vegetación se muestra más benigna y desde entonces ya he podido recorrerla íntegramente en varias ocasiones, con ligeras variantes en la zona de Villamejín.

Lo que hoy os traigo es un recorrido que permite recorrer gran parte de la Senda de la Cruz y ascender a la cumbre de La Forcada, por un itinerario diferente al habitual de la Canal de la Forcada. Las fotos corresponden a diferentes días, pero podréis observar que en gran parte del trayecto, la vegetación podría complicar mucho su repetición avanzada la primavera o en verano, siendo preferible acercarse en otoño, invierno o principios de primavera. Una verdadera pena que este tipo de caminos, tan espectaculares, se encuentren en completo abandono y olvido.

Distancia: 14,5 Km
Desnivel máximo: 960 m
Desnivel acumulado: 1.030 m
Tiempos: 5 horas


Para quien desconozca la existencia de la Senda de la Cruz, no dejará de llamarle la atención el hecho de que haya un camino que recorre íntegramente el Desfiladero de Peñas Juntas a media ladera y unos 300 m por encima del fondo del valle. Visto desde el mirador de la carretera a Bandujo, el itinerario que hoy os propongo, se vería más o menos así:


Podemos dejar el coche en el antiguo puente existente a la salida del desfiladero. Desde allí subimos a ganar la traza de la Senda del Oso. Hay una zona donde siempre suele caer agua,  justo a la altura del citado puente. Si nos fijamos bien, unos metros antes veremos que sube una senda, internándose en el bosque.


La senda está bien marcada, e incluso jitada, y sube con fuerte pendiente por medio del bosque, entre los bloques de piedra, recubiertos de musgo, de la zona baja de un canchal. Tendremos que subir a ganar el collado que se ve entre los árboles, el Canto Aviao.


Salimos del bosque y continuamos subiendo con mayor pendiente, si cabe, por el canchal o pedrero que comentaba.


En la parte superior del mismo, la senda gira a la izquierda y se arrima a los paredones que caen desde la zona alta de la sierra.


Hasta este punto la senda está muy marcada porque es la que utilizan los escaladores que se acercan a las diferentes vías que se abren en las paredes del Planchón.


La Senda de la Cruz continúa hacia la izquierda hasta ganar el collado del Canto Aviao, que antes comentaba, atravesando una zona de tupido bosque de encina.


Damos vista así al otro lado del collado, a la zona alta del Desfiladero de Peñas Juntas, la cual tendremos que atravesar.


Abajo ya podemos ver la carretera y el río Trubia. A medida que avancemos por la senda, ésta irá ganado altura sobre el valle.


Atravesamos una primera canal horizontalmente


Para, a continuación, internarnos en el que posiblemente sea el tramo más tupido y que en verano mayores problemas pueda dar.


Aqui la senda se pega a las paredes que caen desde lo alto, cruzando sobre una especie de terraza a media ladera.



Saliendo de esta zona, tenemos que cruzar una segunda canal, la del Valle Tresmonte y a continuación la senda gana altura para superar un cortado.


La entrada al valle Tresmonte.


Se abre ahora un tramo mucho más despejado de vegetación, aunque en verano seguramente será un buen felechal. Aquí la senda pierde un poco de altura buscando la horcadina de La Poisá.


Llegando a La Poisá. Como su propio nombre indica, debía ser buen sitio para hacer un descanso. De hecho nada más cruzarla encontraremos un pequeño manantial.


En el lado contrario de La Poisá se conserva un buen tramo de camino muriado. Además de este se conservan aún varios tramos muriados, aunque no de tanta envergadura, y algún tramo armado con troncos.


La Peña el Castiellu, al otro lado del valle.


La descripción del resto de la senda lo teneis en la anterior entrada sobre ésta. Si lo que queremos es subir a La Forcada, debemos abandonar poco después de La Poisá, la Senda de la Cruz, para tomar por el valle Castrión, la tercera canal que cruzaremos y que si llegamos desde Villamejín, se ve así:


La entrada al valle Castrión. El sendero se pierde mucho en esta zona, aunque se puede apreciar su traza. La zona baja es el inmenso felechal en el que me tuve que dar la vuelta cuando vine por aqui en verano.


Vamos subiendo con tendencia a la derecha, buscando las zonas de árboles, donde encontramos menos maleza.



Una vista hacia atrás, a la zona por la que vamos subiendo.


Empezamos a ver la marcada collada del Llanu Castrión, a la que tenemos que dirigirnos.


Desde Llanu Castrión damos vista a la canal del Valle de Tresmonte, por donde también podríamos haber subido, pero con mucha más pendiente. Debemos seguir subiendo por él, hacia la nueva collada que lo cierra, la de Llanu Tresmonte.


A la derecha el Llanu Castrión, por donde acabamos de pasar. Hacia abajo el Valle Tresmonte.


Pasaremos así, junto a la cueva Cuameruxa, en la que se aprecian restos de guardar ganado.


Alcanzamos el collado de Llanu Tresmonte, dando vista ya a la vertiente de Villamejín.


En este punto enlazamos con la Senda de la Bobia, que también llega desde Villamejín. Desde aqui debemos recorrer, bien la vira herbosa que se aprecia en la zona inferior de la foto, pasando sobre la cueva de Cuacalda, o bien por encima de la zona rocosa que se aprecia en la misma, en dirección a Cuetu Pardu, la zona de pastos, hoy casi totalmente tomados por felechos, que se ve al fondo.


En Cuetu Pardu podríamos seguir de frente y acabaríamos por alcanzar la Canal de la Forcada, la zona habitual de ascenso a la Forcada, pero también podremos girar a la derecha, junto a estos árboles,...


... y subir por La Rasa, la ladera que se aprecia en la foto, a la derecha de la cumbre de La Forcada.


A medida que ganamos altura por La Rasa, se van abriendo las vistas hacia el valle del Trubia.


Alcanzamos la cresta de la Forcada y ya solo queda dirigirnos a La Silla, la collada que separa las dos cumbres de La Forcada.


Y cumbre. Un itinerario alternativo y precioso para una cumbre ya conocida.


Las vistas, como siempre, preciosas. Hacia el valle del Trubia, con Proaza alineada a la izquierda del río.


Vistas sobre la Collada de Aciera, por donde cruza el antiguo Camino Real y ruta habitual de ascenso hasta aqui.


Vistas sobre el resto de la Sierra de Caranga, preciosas con las nubes que entraban y salían y los juegos de contraluces.



La collada de Canal Seca, encima de Serandi, entre las nubes. Al fondo, la cumbre de La Mostayal.


Bajo hasta la salida de la Canal de la Forcada y desciendo por ella. En esta ocasión no recorreré el resto de la sierra, aunque por aqui tendré que volver, que me han hablado de un par de sitios que seguro merecen la pena.


Bajo hasta la pista que llega desde la Collada de Aciera, pero en esta ocasión no quiero volver por la senda habitual. El antiguo Camino Real es hoy una aburrida pista hormigonada en su mayor parte, así que ...


... tomo por una pista de tierra, de nueva construcción que baja primero hacia la izquierda, hasta una cabaña, para luego girar a la derecha, buscando el fondo del valle.



Cuando muere la pista, corto por medio de un prado hasta salir, por debajo de él, a un precioso sendero.



El sendero me lleva directo a la antigua ermita de Llindelafaya, en el Camino Real que sube a la collada de Aciera.


Desde aquí ya solo queda bajar por la pista hasta Villamejín.



Una vez en Villamejín, me trago el kilómetro, abundante, de carretera hasta dar, a la entrada de Proaza, con la Senda del Oso. Atrás va quedando Villamejín, bajo la Sierra de Tene, mientras los ojos se me van hacia la Canal de Les Vueltes, por donde tendré que subir algún día.


Y una vez alcanzo la Senda del Oso, ya solo me queda recorrrer por ella el Desfiladero de Peñas Juntas, pasando por debajo de los mismos lugares por donde habré cruzado solo unas horas antes.



El último túnel antes de salir de Peñas Juntas, el de Perigüela, me dejará al lado mismo del coche.



Cerrando así una guapa circular por la Sierra de Caranga. Os dejo el track.


No quiero, ni puedo, dejar pasar la oportunidad de agradecer a Marga y a su hermano, del Hotel Rural La Sinriella, en Villamejín, las molestias que se tomaron para indicarme con todo lujo de detalles, la toponimia correcta de los lugares que recorrí por la sierra, una zona de la que apenas había encontrado información, y a la vez indicarme nuevos itinerarios que habrá que ir poco a poco descubriendo.

Un saludo
Cienfuegos