martes, 1 de enero de 2019

Peña Cerreos y la Senda les Merines

Hace una temporada os conté AQUI la ascensión a Peña Cerreos por la Senda les Rubies. Aquel día la niebla deslució la jornada robándome las vistas desde cumbre e impidiendo cerrar la circular que llevaba en mente, que no era otra que regresar por la Senda les Merines. La ruta de ascenso les gustó a tres compañeros del trabajo, así que cuando me lo propusieron no tuve inconveniente en repetir para completar, ahora si, la ruta inicialmente pensada, una circular por la Senda les Rubies y la Senda les Merines, con la cumbre de Peña Cerreos por medio.


DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 02/08/2018
  • Zona: Macizo de Ubiña
  • Concejo: Lena (Asturias)
  • Inicio/Fin: Tuiza de Arriba
  • Distancia: 11 Km
  • Desnivel máximo: 875 m
  • Desnivel acumulado positivo: 1.110 m
  • Tiempos: 5 horas
  • Dificultad: Moderada. En el ascenso a Peña Cerreos por su cara sureste puede ser necesario apoyar puntualmente las manos. La Senda les Merines presenta patio y hay que poner especial atención en el cruce de un crestón calizo.


Aparcamos en Tuiza de Arriba con una tarde de bochorno y ni una nube por arriba. Íbamos a sudar, pero a eso habíamos venido. A la derecha de Ubiña asomaba el Cuetu les Cabres que bordearíamos.


Poco que añadir a la entrada anterior sobre este mismo itinerario. Tras subir un corto tramo por el camino del Meicín, enseguida lo dejamos para tomar a la izquierda el camino de invierno, pasando entre las fincas de La Pedrosa. Podríamos haberlo tomado ya en el pueblo, pero la parte baja suele presentar mucha maleza.


Una foto idéntica a otra tomada en mi última visita, pero esta vez con mejor día.


Asomamos al Prao La Corra, con el circo del Meicín al fondo.


Luego acometemos el ascenso por La Esplaná, cuando ya vemos la canal por la que sube la Senda les Rubies (flecha) y empieza a asomar Peña Cerreos a la derecha.


La senda se aproxima a la entrada de la canal (izquierda) dejando de frente el valle de Las Mollás o Las Mayás. Al fondo Peña Cerreos.


Una vista atrás, al Siegalavá y el Tapinón.


La Senda les Rubies sube trazando zetas, lo que no aliviaba en modo alguno el bochorno y el calor que estábamos soportando, aunque eso permitía alguna parada para contemplar el precioso paisaje que teníamos a nuestras espaldas.



Alcanzamos los Puertos las Rubias. A partir de aquí el aire aliviría un poco el bochorno y haría más llevadero el resto de la ruta. En mi anterior visita apenas había llegado a entrar en los puertos como tal, ya que enseguida había tomado ladera arriba, pero esta vez accedemos a ellos.


Por encima de los puertos, y en la vertical de la charca, vemos una canal que divide en dos el murallón calizo que separa estos pastos de los de los Puertos de Cerreo ...


... y hacia ella nos dirigimos cruzando el pedrero que tapiza su base.


La canal presenta muchísima pendiente, teniendo que llegar a ayudarnos de las manos, aunque se sube bien.


La salida no da esa impresión de verticalidad.


Accedemos a los Puertos de Cerreo con Peña Cerreo (Peña Cerreos) al frente.


Nos acercamos a la modesta cumbre de la Pena las Rubias, que ofrece unas espectaculares vistas, dominando los puertos de las Rubias, de la vega de Candioches o del valle de Riotuerto.





Luego nos aproximamos a la base de Peña Cerreos.


La Ubiña Pequeña en todo momento a nuestra izquierda.


La arista sureste, por la que subiremos, vista desde uno de los nidos de ametralladoras que hay repartidos por toda la zona.


Y cumbre de Peña Cerreos, o mejor dicho de Pena Cerreo, con bastante mejor día que en mi última visita. Allí siguen sus trincheras.


Vistas hacia el valle del Meicín


Peña Ubiña justo enfrente


Y la Ubiña Pequeña


Los puertos de Cerreo y tras ellos la vega de Candioches. Al fondo la Mesa (izda) y el Cirbanal (dcha).


Las Tres Marías


Tras parar un rato en cumbre seguimos ruta descendiendo por la ruta habitual, por la cara oeste, hacia la collada del Alto Terreros.


En ella dejamos a la izquierda el valle de Riotuerto.


Mientras que la derecha, al norte, desciende La Guariza hacia la vega del Meicín.


En nuestro caso íbamos a seguir la Senda les Merines para lo que tras remontar unos metros desde el Alto Terreros, debemos buscar una senda que corta la ladera de Peña Ubiña. En ella veremos una aguja caliza que se asemeja a un colmillo (círculo). Es una buena baliza, pues la senda pasa justo por encima de ella.


La aguja a la izquierda de la foto. Abajo, en el fondo de la vega, el refugio del Meicín.




Superada la aguja la senda se difumina bastante, pero debemos ganar unos metros más, aproximándonos a una vertical pared que parece cortar el paso. Atrás queda el Alto Terreros...


...y Peña Cerreos.


Sin embargo cuando nos aproximamos a la vertical y aparentemente infranqueable pared, veremos una providencial vira que permite el paso. El acceso a la misma estaba jitado.


Se trata de un paso tan estrecho como espectacular. La sensación de vacío es innegable, pero resulta lo suficientemente ancho como para que no de problemas, aunque como siempre en este tipo de terreno, hay que extremar las precauciones. No hacía un año que se había despeñado un montañero aquí mismo, con fatales consecuencias.



En el cruce del crestón hay que hacer un sencillo destrepe.


Después ya salimos a terreno mucho más amigable, mientras seguimos subiendo por una serie de gradas.


Por fin damos vista al Cuetu les Cabres, con la collada por la que pasaremos a su izquierda.


Vamos contorneando la vega del Meicín a mucha altura.


Este tramo lo forma el inmenso pedrero que tapiza la base de la cara norte de Ubiña.



Alcanzamos la base del Cuetu les Cabres. A este habría que meterle un tiento algún día.


Traspasando la collada entramos en los Joyos de les Cabres, un terreno muy caótico por el que bajaremos con tendencia a la izquierda.


De haber tenido más tiempo me hubiera gustado acercarme al Práu Capón, pero la tarde ya iba cayendo y se nos haría muy tarde.


Vamos dejando tras nosotros Puerta d´Arcu y los Castillines.


Alcanzamos el borde de los Joyos de les Cabres, donde se descuelgan hacia la vega del Meicín. Deberemos recorrerlo hacia la izquierda, buscando la senda que baja por el valle de Covarrubia.


Los Castillines y el Siete.



Por fin enlazamos con la senda e iniciamos el largo descenso por el valle de Covarrubia hacia el Meicín cuando las sombras ya se iban estirando.


El refugio abajo y Peña Cerreos a la derecha.


Tras una breve parada en la fuente El Bachao alcanzamos la vega del Meicín, en la que nos despedimos de Peña Ubiña en cuya ladera intentamos dibujar el trazado de la Senda les Merines.


Era tarde, así que ni nos acercamos al refugio. Le decimos adiós también a Peña Cerreos.


Y ya solo quedaba bajar todo el valle por el conocido camino mientras el sol, ya muy bajo, empezaba a teñir de naranjas la cumbre del Siegalavá.


Con las últimas luces volvíamos a Tuiza de Arriba. Allí nos cambiamos de ropa mientras veíamos como La Mesa se tornaba roja.


Y después para casa. Hoy no os dejo el track. Un problema al descargarlo del GPS corrompió el archivo que solo vale en planta, pero no en altimetría. De todas formas, si alguien lo quiere, que me lo pida.

Un saludo
Cienfuegos

14 comentarios:

  1. Que preciosidad la Senda les Merines, nosotros la hicimos hace ya algún tiempo como complemento a Ubiña la Pequeña.
    Muy guapa la circular que propones ascendiendo a Peña Cerreos por los puertos homónimos, otra maravilla.
    Un saludo Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es guapa, si. Merece la pena alargar un poco la ruta para pasar por ella.
      Nos vemos

      Eliminar
  2. Bonita ruta Desconozco las dos Sendas, las Rubias y Las Merinas. Esta ultima, la pude ver en el reportaje de Pateos Montunos y me gusto. Y ahora mucho mas´
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animo a conocerlas Sebas, sobre todo la de les Merines. Una preciosidad.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Preciosa y desconocida por mi esa senda que ya había visto en otros reportajes. El ascenso precioso también y recio . Con esa meteo las fotos maravillosas, así que para terminar los rebequinos que me chiflan...en fin, un completo que viéndolo desde casa se asciende con tranquilidad y en un plis. Un beso gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, salió una ruta muy apañada y variada, para haber sido preparada así de prisa y corriendo para una tarde.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pues tambien desconocida para nosotros la Senda Les Merines, ya la habia visto en un reportaje de Jose,(Nuestras Montañas)y me habia hecho tilin, asi que habra que ponerse las pilas y de este año no pasa. Da envidia ver ahora con estos dias de frio sentirte pasar bochorno caluroso jejeje. cosas de falta de tiempo para subir rutas imagino.
    Feliz año Javier y Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, ja, si lo del bochorno, en estas fechas, ... pero se me había ido quedando esta ruta sin publicar, fíjate, desde agosot. No tengo tiempo a publlicarlas todas y hay que ir escogiendo lo que apetece más publicar. Animaros a conocer la senda les Merines, que merece la pena.
      Un saludo

      Eliminar
  5. ¡Mucha salud, admirado Cienfuegos, para continuar con esas infinitas y maravillosas rutas¡. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Belén, pr seguir pasándote por aquí de vez en cuando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Estupendo reportaje. Preciosa tarde de verano para una ruta variada y divertida, exigente por el calor al principio, pero muy llevadera y disfrutona a partir del puerto.
    Alberto

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el aporte. Un gusto ver tus rutas para futuras excursiones.
    Me la apunto.
    Alberto

    ResponderEliminar