sábado, 30 de enero de 2010

La garganta del Escañorio

Concejo de Corvera (Asturias)

Otro fin de semana pasado por agua y no hemos librado uno en todo el mes de enero. De todas formas como no me resigno a quedarme en casa, viendo que parecía que la tarde del sábado mejoraba un tanto me decidí a salir a ver si daba para un paseo sin que me lloviera.

Tenía que ser un paseo corto y me acordé de un sitio que no conocía y del que había oido hablar, pero sobre todo, desde que vi unas fotos en el blog del amigo Juan (Montejuan), me había quedado con ganas de ir a conocer: El Escañorio.




La garganta la forma el río Molleda al encajonarse entre el pico Álvaro y el alto de Grandellana. En la zona baja del mismo se construyó en la década de los 50 del siglo pasado una captación de aguas para Avilés, hoy ya en desuso. En la presa construida el río forma una cascada de unos 6-8 metros.

Sin embargo es por encima de la presa donde el cauce se estecha más, tanto que solo es posible seguirlo metiéndose literalmente en el río.

Para arrimar hasta allí hay que ir hasta el barrio de Entrialgo, en Molleda. Allí se coge una estrecha carretera que sale a la izquierda, justo junto a una parada de autobus. Esta carretera llega a un cruce con un mojón del Camino de Santiago y tomando a la izquierda, en unos metros se alcanza una pista que sube a la derecha por entre eucaliptos.




La pista comienza a bajar al rato hacia la orila del río Molleda para dar pasa ya a un estrecho sendero que va constantemente junto al río.






Se llega así a la entrada de la garganta puramente, con el estruendo del río, hasta alcanzar la presa.










Por la derecha de la presa sube un sendero que nos lleva hasta lo que era la cola del embalse, donde el río aún se deriva totalmente por el canal de la conducción. En este punto una senda sube con fuerte pendiente hacia el pico Castiello. Sin embargo si queremos contemplar las cascadas del río Molleda tenemos que intentar seguir el río.






Lamentablemente, en esta ocasión el río bajaba con tanta agua que pese a que había llevado botas de agua no pude pasar de este punto y solo desde el sendero del pico Castiello pude entrever las cascadas de agua.

De aquí no pasé



Así que lo dicho, subí un rato por el sendero que continua en dirección al Castiello y luego volví sobre mis pasos despidiendome del río, seguramente hasta dentro de unos meses en que, cuando lleve menos agua, vuelva para recorrerlo hasta las cascadas, porque la verdad es que me gustó la zona.









Eso si, en todo el paseo no me llovió y fue llegar al coche y empezar a caer chuzos de punta.

Un saludo
Cienfuegos

jueves, 21 de enero de 2010

Raquetada al Angliru

Sierra del Aramo
Concejos de Morcín y Riosa (Asturias)

Ha costado pero por fin he estrenado el 2010 y lo he hecho con lo que ya se ha convertido en un clásico de casi todos los inviernos, el ascenso hasta la explanada del aparcamiento del puerto del Angliru. Y otra vez robándole un rato a una tarde de entresemana y con prisas porque se hacía tarde y llegaba el frío. Así que el lunes me llevé el coche al trabajo y en él el "Equipo Completo, Equipo Comansi", de manera que nada más salir de trabajar tiré para Morcín y subí hasta el área recreativa de Viapará.

jueves, 14 de enero de 2010

Película: Sur le fil des 4000

Sur le fil des 4000

Director: Gilles Chappaz
Año: 2004
Duración: 50 minutos
País: Francia
Idioma: Francés
Locaciones: Los Alpes
Premios: Grand Prize. Festival Banff de Cine de Montaña (2005)

El 1 de marzo de 2004, Patrick Berhault y Philippe Magnin, ambos grandes escaladores e instructores de montaña en la ENSA, salen de Saint Christophe en Oisans con una idea: subir todas las cumbres de más de 4.000 metros de los Alpes en una sola temporada. En total ochenta y dos cimas. Estimaron que de media harían una cumbre por día, así que el objetivo era hacerlo en 82 días.

jueves, 7 de enero de 2010

Libro Recomendado: La ascensión al Everest

La Ascensión al Everest
Sir John Hunt
Editorial Juventud

Se que es un clásico, pero precisamente por eso lo reivindico. ¿Cuanta gente habrá visto decenas de documentales sobre el Everest, pero no habrá leido este libro?. Todos sabemos quienes fueron los primeros en alcanzar por vez primera la cumbre del Everest, pero en este libro se explica como se consiguió y como alguién como Edmund Hillary, que en pricipio no contaba como uno de los hombres fuertes del grupo fue quien por capacidad y también fortuna acabó por convertirse, no se si en el primero o el segundo, hombre en alcanzar su cima.