lunes, 6 de mayo de 2019

Pinganón de Caideru y Peña Solengues

26/04/2019
Concejo de Aller (Asturias)

Primavera suele ser buena época para visitar alguna cascada, ya que una vez llegado el verano o en otoño, muchas de ellas apenas si tienen agua. El Pinganón de Caideru era una de las que aún no conocía y aunque por distancia podía resultar una ruta un poco larga para una escapada exprés de tarde, nos animamos a ello, aprovechando para ascender también a la cumbre de Peña Solengues y cerrando así una buena circular desde Entrepeñas/Entrepenas.


miércoles, 1 de mayo de 2019

Busllar y La Trapa desde Arniciu

04/03/2019
Cordal de La Trapa
Concejo de Caso (Asturias)

No era esta la idea para estrenar las escapadas de tarde del 2019, pero una ola de incendios asolaban el centro y occidente de Asturias, así que tocó improvisar y buscar sobre la marcha una alternativa lejos del humo. Sin tiempo ni oportunidad de preparar algo decente, me decanté por un recorrido corto y sencillo que había mirado hacía tiempo, la ascensión al Busllar y La Trapa desde la collada Arniciu. Un itinerario de ida y vuelta, de los que no me gustan, pero que a cambio me permitiría disfrutar por partida doble de la preciosa senda que corta la cara norte del Busllar.

Libro recomendado: Somiedo. Rumbo a lo desconocido

Somiedo. Rumbo a lo desconocido
Victor Martín Álvarez "Orbayu"
Ediciones Cordillera Cantábrica

El pasado 23 de abril participé en la presentación del nuevo libro de Victor Martín Álvarez "Orbayu", "Somiedo. Rumbo a lo desconocido". Belarmino Fernandez, alcalde de Somiedo, y yo mismo acudiamos como palmeros de un Victor que se basta y se sobra para amenizar la presentación en el  Club Prensa Asturiana  del que ya es su segundo libro tras "Somiedo. Entre osos, brañas y pastores", una nueva vuelta de tuerca al Somiedo más solitario e ignorado.

miércoles, 17 de abril de 2019

Cabeza Llamedu por la Canal de Somas

22/03/2019
Sierra de Portudera
Concejo de Cabrales (Asturias)

En la pequeña Sierra de Portudera se dibujan nada menos que los itinerarios de tres carreras de las denominadas "kilómetro vertical": la de Subisomas con 1.042 m de desnivel positivo en apenas 3 Km; la de Calluenga con 984 m en 2,5 Km; y la del Aventón de las Palancas con 1.004 m en 1,9 Km. En esta jornada íbamos a sufrir en nuestras carnes las dos primeras, al subir por la canal de Somas para hacer las cumbres de La Polvorosa, Cabeza´l Robecu, Cabeza Llamedu y Peña Crimienda y regresar por la canal de Calluenga, en una jornada tan dura como gratificante por las vistas que íbamos a disfrutar desde la zona alta.

martes, 2 de abril de 2019

Peña Manteca y Llosoriu desde La Figar

14/03/2019
Cordal de Cuba
Concejo de Morcín (Asturias)

Las tardes empezaban a estirarse lo sufiente como para que Pancho y yo retomaramos algunas de nuestras escapadas exprés, como esta, por tierras morciniegas en la que ascenderíamos al Llosoriu cruzando por dos veces el cuchillar de Peña Manteca. A la ida por el collado Buguriza y a la vuelta por una preciosa senda de la que desconozco el nombre pero que por si sola puso en valor toda la tarde. Por el medio, un viaje en el tiempo al pasado minero de Riosa y Morcín, visitando un patrimonio tristemente abandonado.

lunes, 25 de marzo de 2019

Ruta del Valle Invisible

09/03/2019
Concejo de Llanes (Asturias)

Primer fin de semana en mucho tiempo que la cría no tenía exámenes a la vista y además la previsión del tiempo era excelente, así que aprovecharíamos para arrimar hasta San Roque del Acebal, en Llanes, y conocer una ruta balizada no hace demasiado tiempo (mayo 2017), pero que parece que está teniendo mucho tirón, la del Valle Invisible. Al estilo de las rutas del Camín Encantado o del Valle de los Colores, también cuenta con alguna talla en su recorrido, pero su verdadero valor hay que buscarlo en la presencia de varios molinos, una pequeña cascada y sobre todo en las cuevas que jalonan el recorrido.

domingo, 10 de marzo de 2019

Cuetu Llobedu y el sedu Cananda

16/02/2019
Sierra de Dobros
Concejo de Cabrales (Asturias)

En 2015 ascendí a la Peña Jascal desde La Molina pasando por el sedu del Paré la Gotera. Desde el colláu Sangreru tuve una visión del Cuetu Llobedu, o mejor dicho de la canal del Robecu que la corta a cuchillo que me dejó "ojoplático". Desde aquel día esa canal quedó marcada a fuego para ascederla. Y eso sería lo que haríamos en esta jornada, ascender al Cuetu Llobedu por la canal del Robecu, redondeando la ruta con la cumbre del Coronas y el regreso por el no menos espectacular sedu Cananda por el que cruzaríamos la Sierra de Dobros.

viernes, 15 de febrero de 2019

Les Vidrioses y Llaguiellu. Alrededor de Redimuña

22/12/2018
Macizo del Cornión
Concejo de Cangas de Onís (Asturias)

Vuelvo a la Sierra de los Gurbiñales, de la que ya teneis varias rutas en el blog, en esta ocasión para conocer un par de lugares, la cumbre de Les Vidrioses, modesta pero de increibles vistas sobre la Garganta del Dobra y el Sedu la Poza. Después descenderemos por la Ingiesta las Fuentes para remontrar el Junjumia hasta el refugio de Vegarredonda, acometiendo el regreso por Justillagar y Llaguiellu, a caballo entre los valles de Redimuña y Resecu, con lo que acabaríamos por darle la vuelta al valle de Redimuña.

lunes, 28 de enero de 2019

Peña Saleras desde Villa de Sub

05/01/2019
Sierra de Sobia 
Concejo de Teverga (Asturias)

Hacia años que no visitaba Peña Saleras, o mejor dicho El Barriscal, y aunque ya lo había hecho llegando desde Coañana y Villamarcel en la vertiente quirosana y desde Carreá en la vertiente tevergana, me faltaba la aproximación desde Villa de Sub. Esa opción parecía conllevar un ida y vuelta por la braña de Busbibre que me echaba para atrás, hasta que Pancho me puso en la pista de una posible senda que subiría por encima del Desfiladero de la Estrechura. Parecía una ruta corta, propicia para perder una mañana.
 

Libro recomendado: Quizás vivir sea esto

Quizás vivir sea esto
Jorge Egocheaga
Editorial Serres

El hecho de que la venta de este libro vaya íntegramente dedicada a recaudar fondos para la creación de becas para la educación de los niños del valle del Makalu, debería ser condición suficiente para animarnos a comprarlo. Pero es que además tendremos en las manos un libro que destila generosidad y humildad en cada una de sus páginas. Un libro de lectura sencilla, como sencillo me imagino yo a su autor. No tengo el placer de conocer a Egocheaga, más allá de haber leído algún que otro libro suyo y haber acudido a alguna de sus charlas al regreso de una u otra expedición, pero la conclusión tras leer su libro es la de que deber ser “raru como un perru verde”.