lunes, 25 de abril de 2011

Oyu la Madre y Cantón del Texéu

09/04/2011
Macizo del Cornión. Picos de Europa
Concejos de Onís y Cangas de Onís (Asturias)

Al contrario de la anterior ruta, para este sábado el destino estaba claro. Después de una semana de marcar récords de temperaturas en el mes de abril, se presentaba una oportunidad perfecta de ver el Oyu la Madre en todo su esplendor. Por una vez no iría a Picos buscando sus cumbres, sino sus profundidades. Y es que el Oyu la Madre es una de las mayores surgencias de agua de Picos de Europa y la que da nacimiento al río Casaño. Por eso es aconsejable escoger bien la mejor época para visitarlo, en pleno deshielo, ya que el resto del año, no deja de ser un mero manantial.

martes, 12 de abril de 2011

La Fana Brava

26/03/2011
Parque Natural de Somiedo
Concejo de Somiedo (Asturias)

¿Alguna vez habéis salido de monte sin saber muy bien lo que vais a hacer? Pues ese fue nuestro caso este sábado. La idea era realizar la que probablemente sería la última raquetada de la temporada y el lugar elegido los Lagos de Somiedo. Y una vez allí, ¿donde vamos?. Pues un poco sobre la marcha en función del día que tuviéramos y la nieve que encontráramos. Al final el objetivo sería la cumbre de La Fana Brava.

miércoles, 6 de abril de 2011

Pinar de Lillo

24/05/2011
Alto Porma
T.M. de Puebla de Lillo (León)

Hace unas semanas teníamos programada la visita al Pinar de Lillo. Agua, por momentos incluso algo de granizo y nieve y sobre todo una húmeda niebla que impidieron totalmente disfrutar de las vistas y obligó a modificar la ruta inicialmente prevista.

Inicio/Fin: Puente los Hitos
Distancia: 9,5 Km
Desnivel: 320 m
Tiempos: 4 horas


El Pinar de Lillo es una de las joyas de la flora ibérica. Uno de los escasos pinares autóctonos. Un auténtico bosque de pino silvestre enclavado es una zona habitualmente colonizada por hayas, robles, abedules y/o acebos.

Precisamente por eso, el pinar es zona restringida, debiendo solicitar el correspondiente permiso en la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Y también precisamente por eso, no puedes esperar a que haga un buen día para ir. Vas cuando te toca, haga sol o llueva.


El acceso más común es por la pista que arranca a mitad de la ascensión al Puerto de las Señales, desde el lado de Puebla de Lillo. La cómoda pista va subiendo con poca pendiente por medio del pinar, dejando el arroyo a la izquierda.



En caso de presencia de nieve, como era el caso, la pista es perfecta para raquetear un poco.




En la foto se aprecia perfectamente como caía. Desde luego el día no estaba siendo de los que crean afición, no.




En un par de revueltas la pista alcanza la zona alta del bosque llegando hasta una explanada, despejada de árboles, a mitad de ladera del Pico del Lago.



Desde alli la idea habría sido ascender hacia la cumbre del pico pero el día, lejos de mejorar, parecía empeorar, cerrándose más aún la niebla que no dejaba ver ni la cumbre, de manera que continuamos por una pista que por encima de la explanada continua hacia la izquierda. La pista, bastante más abandonada que la que llevábamos hasta ahora, tras coger algo más de altura, empieza a rodear el monte hacia el Puerto de las Señales.



La pista acaba por morir casi en el límite del bosque de pino. Desde allí una estrecha senda alcanza un crestón y desciende a cruzar un pequeño arroyo en una zona ya totalmente colonizada por el haya.



La lente mojada de la cámara da buena muestra del “estupendo” día que estábamos teniendo. De todas formas este tramo resultó ser el más guapo de la excursión con diferencia. Un hayedo realmente precioso.




Al rato salimos del bosque a una zona despejada, ya casi en el alto del Puerto de las Señales, donde existe una especie de cobertizo para el ganado y donde nos refugiamos un rato del agua y aprovechamos para picar algo.



Desde allí y en vista de que el día no nos iba a permitir hacer nada más regresamos hasta el coche y para Felechosa a buscar donde comer algo caliente, que era lo que más apetecía.


Definitivamente el Pico del Lago no se digno a mostrarnos la cara en todo el día.


Un saludo
Cienfuegos

viernes, 1 de abril de 2011

Cascada Pozo da Chamosa

Concejo de A Pontenova (Lugo)
24/03/2011

En esta ocasión me salgo un poco de mi zona habitual de caleyeo para irme hasta la vecina Lugo, en concreto al concejo de A Pontenova, límite con el asturiano Taramundi y aprovechando un viaje por la zona, darme un paseo, porque no es más que eso, un corto pero precioso paseo por la frontera asturgalaica recorriendo un tramo del PRG-39 "Fraga das Reigadas", por el valle del río Das Reigadas, en concreto el primer tramo entre Barreiros y Ponte Paradela. La ruta completa puede consultarse AQUÍ, en el tríptico editado por el Ayuntamiento de A Pontenova.

Distancia: 3,5 Km (1,75 Km ida y otra tanto vuelta)
Desnivel: 150 m
Tiempos: 1 y 1/2 hora


En nuestro caso dejamos el coche en Ponte Paradela, a donde se puede llegar desde A Pontenova tomando la carretera que va a Vileimil, en la margen derecha del Eo y desde éste una estrecha carretera que tras pasar el pueblo de San Paio, continuaría hacia Vilarbuxín. A mitad de estos dos pueblos se cruza el Rego Das Reigadas. Allí una buena fuente y un cartel indicando la ruta nos sirven de punto de partida.



La ruta discurre toda ella por una cómoda caleya que va subiendo poco a poco, sin mucho desnivel, siempre por la margen derecha del río y unos metros por encima de él.


Curiosamente la margen izquierda del río está casi completamente cerrada por murias de piedra, restos de las fincas que en tiempos hubo en ese lado, fincas que tras quedar abandonadas han sido recolonizadas por el bosque. Buena prueba de ello son las numerosas “presas” o canales de riego de los antiguos prados, que aún pueden verse perfectamente.




El valle entero es un robledal precioso, con ejemplares sueltos de castaños, todos ellos cargados de líquenes y el río es una verdadera maravilla, con continuas pozas y saltos.









Tras 1,5 Km aproximadamente alcanzamos un azud con una captación de agua y tras ella, entre los árboles, distinguimos ya lo que veníamos buscando. Una espectacular cascada.


Continuamos unos metros por el sendero y en una bifurcación tomamos a la derecha. El camino de la izquierda cruza el río principal y gana altura para salir al pueblo de Barreiros.


Nosotros cruzamos por otro pequeño puente y alcanzamos la base de la cascada.


En la cascada do Pozo da Chamosa el río se descuelga desde 50 m de altura por varios saltos, siendo la mayor la última, la que se ve desde la base, que tendrá unos 20 m de altura, si bien desde el sendero se aprecian las de la zona alta.




La pena es que la cámara que llevaba aquel día era una compacta entre normalucha y mala y no pude sacarle todo el partido a aquella preciosidad, porque con una cámara decente y un trípode se podrían sacar fotos mil, no solo en la cascada sino en todo el recorrido a lo largo del río.


El regreso por el mismo itinerario.



Un saludo
Cienfuegos