miércoles, 14 de marzo de 2012

Pico La Senda (1.705 m) desde Orlé

03/03/2012
Sierra de Cárdenas
Parque Natural de Redes
Concejo de Caso (Asturias)

En enero de 2006, subí el Requexón de Valdunes y tiré la foto que os pongo al lado. Quizás en aquella ocasión, el día tan espléndido que tuvimos ayudó, pero la verdad es que quedé prendado del Pico la Senda, del que en aquel momento apenas si había oído hablar. Desde entonces quedó marcado con una cruz como uno (más) de los muchos pendientes.De manera que aunque para este sábado la idea inicial era otra. Ubiña o quizás Somiedo, las malas previsiones del tiempo aconsejaron alejarse un tanto de la cordillera y tirar para el oriente, mejor que para el occidente. Parecía haber una ventana de estabilidad desde media mañana hasta las 6 de la tarde más o menos. Un día perfecto para acordarse de La Senda. A última hora del viernes, intercambio de un par de llamadas y Jose que se decide a acompañarme.



Distancia: 15,5 Km
Cota mínima: 653 m. Orlé
Cota máxima: 1.705 m. Pico la Senda
Desnivel máximo: 1.052 m
Desnivel acumulado: 1.230 m
Tiempos: 7 horas, 50 minutos.

Debo decir antes de nada que recomiendo realizar la ruta en sentido inverso a las agujas del reloj, tal y como la hicimos nosotros, ya que el ascenso a La Senda por Conforcos y collado Capiella, se hace muy larga y sin un solo respiro.


Así que, salimos del barrio de Nozaleda, en Orlé, cruzando el río y tomando la pista que sube por la margen izquierda del río y que poco a poco va ganando altura, pasando por las fincas de los sucesivos mayaos que se abren bajo el Monte los Bregoles. Unas pocas gotas de lluvia nos acompañaban en estos momentos. Serían las únicas en todo el día. Mientras tanto, Orlé iba quedando atrás.


Tras un primer tramo de pista afeada por la utilización de escombros para mejorar su firme, pronto nos encontramos en una preciosa caleya, tapizada de hojarasca.


Enseguida la caleya irá dejando el valle del río Orlé, para introducirse hacia la derecha en el de Vega Llagos, atravesado por el arroyo Vallina Menor.


Por fin alcanzamos la zona de Brañadales, donde muere la pista. Allí dos portilas dan acceso a sendas fincas. Por un momento dudamos si tomar por la finca que cierra el valle, pero fijándonos vemos un sendero que gana altura por la izquierda de ellas, rodeando por ese lado y por encima de la muria de piedras que cierra la finca.


Un vistazo atrás antes de introducirnos en el bosque.


El sendero, completamente cubierto por la hojarasca, gana altura poco a poco y de forma perfectamente lineal junto a las fincas, atravesando un precioso hayedo.



Superada la última finca, donde ya vemos los primeros restos de nieve, continuamos atravesando el hayedo que monopoliza el monte, hasta salir, en la zona alta del valle, a un terreno más pelado y en nuestro caso, ya casi completamente nevado.


Hacia arriba se intuye el final del valle por el que estamos subiendo.


Allí seguimos ascendiendo, con tendencia a la derecha, abandonando el fondo del valle, por las zonas más despejadas de nieve y buscando la salida del Colláu Gallegos que no queda justo al final del valle, sino un poco escorado a la derecha (sentido de la marcha).


Otra vista atrás, hacia el valle de Orlé.


Por fin alcanzamos el Colláu Gallegos. Un precioso balcón. Si hacia la vertiente de Orlé, el camino pierde altura paulatinamente, hacia el lado del Nalón, el collado se abre a una canal por la que, con fuerte pendiente, tendremos que perder unos 50 m, bordeando los desplomes que hacia ese lado caen desde la parte cimera de la mole del Requexón de Valdunes y buscando el paso hacia el collau Braña, a donde tendremos que subir (flecha).


Una vez hemos bajado unos metros, seguimos bordeando el Requexón y alcanzamos las primeras cabañas de Cotu Braña.


Arrimándonos a la peña, bordeamos por la izquierda la primera de las cabañas y por un sendero que sube hacia la izquierda alcanzamos el Collau Braña, con una nueva cabaña.



Un guapo balcón el Collau Braña. Con alguna cabaña arreglada. Atravesamos el collado que se abre entre el Requexón de Valdunes (izda) y el Xerru Pandu (dcha), llamado La Bigarda y avanzamos por el fondo del valle que se abre entre ellos, la zona de los Foyos, totalmente nevada y que ofrece preciosas postales.



Así, poco a poco empezamos a ver, por fin, el que era objetivo del día, el Pico La Senda. Aunque la opción más sencilla parezca tomar el fondo del valle que se ve, la ruta más habitual es bordear el último jou de Los Foyos hasta la majada Llagos y desde ella tomar una difusa senda que gana la cresta que se aprecia a la izquierda.


Atravesamos por la izquierda el jou de Los Foyos para salir, al otro lado del mismo a la majada de Llagos. Al contrario de la cercana majada de Los Foyancos, las cabañas de Llagos son meras ruinas. Una pena. El lugar es sin duda un mirador privilegiado hacia gran parte de los montes casinos.


Desde Llagos acometemos el ascenso hacia La Senda, tomando dirección al bosque que se abre sobre la majada y en el que se aprecia menos nieve. Por medio del bosque podremos seguir una poco marcada senda que nos ayudará a superar aquellos recuestos. En mitad del bosque sorprendimos a un raposu (zorro), pero no me dió tiempo a tomar una foto.


Mirando atrás vemos la alargada zona de Los Foyos que acabamos de atravesar desde el collado Llagos.


Una vez salimos del bosque cortamos en diagonal hacia la derecha, pasando bajo un primer espolón rocoso, por una marcada diagonal, hoy cubierta de nieve, pero que parece ser "la senda" que da nombre al pico y que comunicaba Llagos y las majadas próximas, con el Collau Capiella, punto habitual de paso hacia Pendones. Mientras tanto, alguien nos observa.


Alcanzamos de esta forma la cresta de La Senda, que nos sorprende con unos espectaculares cortados hacia el noreste, al valle de Orlé. Un poco más adelante intuimos, más que vemos por culpa de la nieve, por donde discurre la senda, que casi en llano, corta la cara noreste del Pico La Senda en su discurrir hacia Capiella y a la que después de hacer cumbre, bajaremos nosotros casi directos desde arriba.


Con calma, pues la nieve está bastante blanda y nos hundimos en ella, vamos ascendiendo por la cresta, a medida que disfrutamos de las preciosas vistas que poco a poco se van abriendo a ambos lados, preludio de lo que podremos ver desde cumbre. Además el día ha ido mejorando. El cielo aparece mayormente despejado y luce el sol.


Últimos metros a cumbre


Por fin, tras casi 4 horas, alcanzamos la cumbre del pico La Senda. Un modesto buzón destaca en la misma. Las vistas superan con creces las expectativas que me había hecho y hacen que me pregunte porqué cumbres como la Carasca o el Requexón de Valdunes parecen sonar con más fuerza que el de La Senda, cuando sinceramente creo que en cuanto a espectacularidad, no pueden competir con él.


Por desgracia justo cuando llegamos a cumbre, el día parece querer torcerse de nuevo. Con todo disfrutamos de sus vistas. Haciendo un repaso en sentido horario: Requexón de Valdunes


Sector de La Ordaliega y La Frayada

Los Tornos

Campigüeños o Becerrera de San Pedro y delante, empastada, La Carasca

Por supuesto el Rey, el Tiatordos

Collau Zorru a la izqueirda y Maciédome a la derecha. Por detrás Pileñes y Ten.

La Puerta de Tarna: Abedular y Remelende. Al fondo, entre las nubes, los Mampodres.

El Torres. Menuda mole vista desde aqui.

Y con el zoom a tope, el Estorbín de Valverde

Os dejo unas panorámicas desde cumbre




Tras una media hora en cumbre iniciamos el descenso, primero hasta su extremo norte, justo donde la cresta por la que hemos subido gira al noroeste. Desde allí nos dejamos caer por la cumbrera para salir a la senda que había comentado antes, fácilmente identificable al estar protegida al norte por una línea de alambre.


La senda bordea hacia la derecha el pico y a través de una marcada horcadina, sale a la ladera este de La Senda,, dando vista ya al Collau Capiella.


Evitamos bajar directos por la empinada ladera cubierta de nieve y vamos atravesándola hacia la derecha, dirigiéndonos hacia una zona que se veía como escarbada o revuelta. Cuando llegamos a ella nos encontramos con la sorpresa del día.


Un par de venaos (ciervos), ambos machos, completamente devorados al menos por buitres, a juzgar por la cantidad de plumas que quedaban. Nos preguntamos lo que había ocurrido. Primero pensamos en lobos, pero al tratarse de dos machos juntos, nos extrañó. Tampoco parecía probable que se tratara de una especie de “comedero”. Los ejemplares conservaban sus cuernas y al menos una de ellas, era un buen trofeo. Pero para llegar a ellos hemos atravesado lo que queda de un alud de nieve. Puede que se vieran sorprendidos por él.

Tras el macabro descubrimiento seguimos ruta hacia el cercano Collau Capiella, donde enlazamos con el PR.AS-64, en ruta de Pendones a Orlé y que ya no abandonaremos.


En el collado, nos despedimos de la mole que desde este lado ofrece La Senda y tomamos el camino del Valle Capiella.


Iniciamos el descenso por el valle Capiella, primero por una zona de monte bajo, donde encontramos los mayores espesores de nieve de todo el día.



Un poco más abajo, atravesamos el arroyo Capiella a la margen derecha para poco después volver a la margen izquierda. Evidentemente no hacía falta haber cruzado hasta bastante más abajo. Problemas de la nieve y no ver bien el sendero.



Poco a poco vamos perdiendo altura por un bosque precioso. Puede que el tramo más guapo del día. Un hayedo totalmente cubierto de musgo donde vemos algún que otro venao.




Por fin salimos del hayedo en la vega Busterosu, donde se localizan las cabañas y el refugio de cazadores de Conforcos y donde cruzamos el arroyo de Melordaña que baja por la espectacular foz del mismo nombre. Vista la cantidad de agua que traía, no parecía ser el mejor día para meterse en ella.




Nos acercamos al refugio donde paramos a comer algo tranquilamente. Hay que reconocer que el refugio está en un sitio realmente espectacular. Lástima su aparente abandono. ¿alguien sabe decirme si está en uso y quien lo gestiona?. No me importaría pasarme un fin de semana aquí.



Después de comer retomamos el camino hacia Orlé, no por conocido, menos guapo y que nos regalará todavía varias preciosas postales.


Así, pasando por la estrechura del Xerrón, donde no se sabe qué es camino y qué es arroyo, vamos atravesando las majadas de L´Infiesta, L´Acebal, y tras cruzar el río, nos internamos en el precioso bosque del Requexón.



En este trmao no tiré demasiados fotos. He pasado varias veces y podeis ver alguna descripción más detallada en las entradas de La Carasca y del Campigüeños. Atravesamos Vallu más Altu y dejamos atrás el cruce con el sendero que sube por el Valle Fresnedal.



Por fin en Entrecueves, después de cruzar de nuevo a la margen derecha, salimos del bosque. Ya solo nos queda continuar hasta el cruce del puente del arroyo del Valle de En medio y llegar de nuevo a Orlé.

Os dejo el enlace al track.



Un saludo
Cienfuegos

19 comentarios:

  1. Que maravilla de entorno...en otoño volveré por Redes y tendré en cuenta esta zona.

    ResponderEliminar
  2. Hola Javi, ya hace muchos años que subí este pico y como tu dices es una preciosidad. Una vez también me encontré con muchos ciervos muertos y según un amigo que fue cazador me dijo que morían al quedar atrapados en la nieve ya que no podían salir de ella y se acababan congelando, ese día había nueve muertos, lo curioso es que también fue en Caso, en fin, la naturaleza.... Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Guapo reportaje que describe perfectamente los preciosos parajes que recorrimos en esa circular. Un gran día de montaña, sin ninguna duda. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Madredelamorhermoso. Me salen agujetas sólo con leerte. Magnífico entorno!

    ResponderEliminar
  5. Preciosa ruta que me apunto para una de las próximas y preciosas fotos como siempre.

    ResponderEliminar
  6. Joer Javier....termina uno fatigao, y eso que no he movido el culo del sillon..., que maravilla de ruta y que bien relatada (como siempre). Te estas superando como fotografo.
    Me ha dejado impresionado la de los venados...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Borrachera de belleza salpicada con la foto de los Venados ... Entrada completísima y día para recordar y contar ;)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Peazo de ruta más guapa!!!... y acojonante ese encuentro con los ciervos muertos!!!... enhorabuena por esa "Senda" y muchas gracias por contarnoslo!!!... Saludos Esgalleros!!! =D..

    ResponderEliminar
  9. Hola Javier, guapa ruta os marcasteis. En la Senda solo estuve dos veces, y coincido contigo en que es una cumbre muy agradecida por sus vistas.
    Por cierto, una de las dos veces que yo subí, también me encontré con animales muertos en el camino, aunque parecía otra historia, eran tres jabalís que estaban en el camino y tenían signos claros de haber sido abatidos por cazadores, lo extraño, para mi fue verlos abandonados en el camino.
    Como siempre, las fotos estupendas y el report también

    ResponderEliminar
  10. Precioso recorrido "casin"......aderezado con esa nieve .........y en buena compañía. Estupenda jornada montañera. Enhorabuena. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que Orlé da un juego increíble. Me ha encantado la ruta, una pena el día tan cubierto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Precioso recorrido, tanto el de subida (totalmente desconocido para mi) como el de bajada. Una preciosa opción si alguna vez repito la cumbre de La Senda. Saludos y geniales las fotos

    ResponderEliminar
  13. Toda la ruta es espectacular. Menos mal que Carlos nos explica lo de los venaos, me hace sentir mejor que su muerte haya sido de forma más o menos natural, con tanto descerebrado como hay..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Javier, personalmente soy un enamorado de Redes. Si no conoces el valle de Orlé, solo puedo recomendártelo. Más aún en otoño.

    Carlos, si, lo de los ciervos que se quedan clavados en la niebla ya me lo ha comentado más gente. Seguramente fuera eso.

    Jose, tienes toda la razón. Un gran día de montaña. Tampoco estuvo mal el tiempo para la previsión que hizo, verdad?. La próxima con Lola.

    María, no es para tanto, de verdad. Por cierto tengo que preguntarte algo para una ruta que tengo en la cabeza por Ibias para esta primavera.

    Pablo, gracias. no te defraudara. Seguro.

    Jorreto, :oDD. Lo malo del "fotografo" es que con la pateada a veces se olvida hasta de limpiar la lente y al llegar a casa tengo que borrar un montón de fotos por fijarme mejor en campo. me pasó con gran parte d elas de la mañana.

    Daniel, si que es una ruta variada, si. Una pena que el día no acompañara un poco más.

    Ehi!!, Vidal, apúntatelo para cuando vuelvas por Redes. Verás lo guapo que es y en Orlé tienes un sitiop estupendo para meterte un menú "de régimen" :oDD.

    Le Professeur, pues si que fue una buen ajornada. Guapa zona, buena compañía, ... poco más se puede pedir.

    Jose Luis, son ya varias las rutas que han tenido Orlé como punto de partida y todas para enmarcar. Efectivamente, pena de día.

    Jonatan, la opción de subida volveré a tenerla en cuenta si vuelvo por la zona, que me han comentado otra opción desde Veneros y no descarto volver en otoño.

    El tejón, la verdad es que el descubrimiento de los venaos muertos nos dejó impresionados. Cuando vimso qeu más parecía obra de la "naturaleza" que de algún h.p. nos quedamos un poco más tranquilos.

    Muchas gracias a todos y un saludo

    ResponderEliminar
  15. Bonita ruta y explicación perfecta,como siempre.
    En otoño tiene que ser una pasada tambien.

    ResponderEliminar
  16. Fosi, efectivamente en otoño tiene que ser mucho más guapo aún. El valle de Conforcos lo tengo recorrido hasta el refugio en otoño y es una maravilla, pero de ahí para arriba ya tiene que ser para que la cámara eche humo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Hola Cienfuegos , hace dos meses que subimos Cris y yo , y nos encantó. La verdad es que sentimos una devilidad especial por Caso.
    Preciosa ruta y en buena compañia.
    Una pena lo de los Venaos , lo mas problable es que pasara lo que dice Carlos. Los lobos no podrían matar dos en el mismo sitio , y los furtivos , no los dejan ahí ni de coña.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  18. Hola Cienfuegos...
    Impresionante la ruta que nos has mostrado en este reportaje... guapo el parque de Redes... la única vez que he estado por ahí hicimos una gran ruta de la que disfrutamos como enanos.
    Aunque me llevo dos pequeñas espinitas... la primera, como no, la de los ciervos... la naturaleza es así, y la segunda a lo mejor es sensación mía, pero parecía estar todo bien seco y los arroyos bien bajos de caudal... esperemos que en primavera se solucione el tema.
    Pero no evita a que las vistas desde la cumbre sean espectaculares (el Torres acojona). Un saludo y enhorabuena por la actividad realizada.

    ResponderEliminar
  19. Pedazo reportaje Cienfuegos...pedazo reportaje...que fotazas...que jornada, Redes es espectacular...volveremos y lo tengo en cuenta, cada paso que has dado por este maravilloso lugar.
    Abrazotedecisivo montañero

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.