martes, 30 de octubre de 2012

Los Molinos de Corroriu

20/10/2012
Concejo de Quirós (Asturias)

Cambio de estación y cambio de estilo de rutas. Tiempo de recuperar los pequeños paseos con Olaya, en esta ocasión con la disculpa de "dir a la gueta" (a recoger castañas). Los valles del Trubia son seguramente la zona que más frecuento. No es raro, dada su cercanía a Oviedo y la belleza y variedad de sus paisajes. Pero precisamente por eso, no deja de llamarme la atención que a pesar de lo mucho que lo tengo recorrido, siempre quedan sitios que me sorprenden cuando los descubro. Como este. Una foto, una simple foto vista por casualidad hace tiempo me puso tras la pista de estos molinos. Una pequeña joya.



Inicio/Fin: Arrojo
Distancia: 5 Km
Desnivel: ubnos 200 m
Tiempos: Un par de horas de tranquilo paseo


Dejamos el coche en el pequeño aparcamiento recientemente habilitado en Vega, en el cruce de la carretera general de Bárzana y la que da acceso al pueblo de Villagondú.


Tomamos entonces por la carretera de Villagondú, cruzando el río Trubia y la Senda del Oso para, tras unos centenares de metros, alcanzar el cruce con una caleya que sube hacia la izquierda en la que vemos un cartel que ya nos indica que vamos por buen camino.


La caleya, en realidad el viejo camino tradicional que comunicaba Villagondú hasta la construcción de la carretera, estaba recientemente desbrozado. Algo que sin duda resulta de agradecer.


El camino tiene buena huella y mejor anchura, señal de su gran utilización en otros tiempos.


Alcanzamos así el pequeño pueblo de Villagondú, con varios horreos y no pocas casas arregladas.



Cruzamos el pueblo subiendo hacia la izquierda, paseando por sus caleyas. A nuestras espalda, al otro lado del valle, empezamos ya a disfrutar de buenas vistas sobre la Sierra del Aramo.


Salimos de Villagondú por otra buena caleya, la que lo comunicaba, y aún lo hace, con el cercano pueblo de Fresnedo y que aún hoy da servicio a no pocas fincas.



Entramos así en Fresnedo, por su extremo derecho.


Fresnedo es otro pequeño pueblo. Más o menos del mismo tamaño que el anterior. Según el INE, apenas si hay una docena de vecinos empadronados en cada uno de ellos.


Paramos a echar un trago en la fuente de Fresnedo. El día, aunque fresco a la sombra, era espectacular. Salimos del pueblo por la carretera, por la que tendremos que bajar unos cientos de metros, internándonos ya en un precioso "castañeu", con algunos ejemplares realmente destacables.


Guapo el bosque en este tramo. Por cierto que aqui ya sacamos la bolsa para ir cogiendo castañas.


En una cerrada curva de la carretera, baja a la izquierda una marcada caleya. Allí hay un cartel que nos indica que ya estamos junto a los Molinos de Corroriu.


Sin duda, el lugar es precioso. Se trata de tres pequeños molinos, rehabilitados entre 1993 y 1995, pero que datan de antes del siglo XVIII, pues ya figuran en el Catastro de la Ensenada. Dos de ellos se sitúan muy próximos. El tercero está unos metros más abajo.





Un buen sitio para venir a dejar que el tiempo pase. Sin prisas. De todas formas no pillamos el sitio en su mejor momento. El río llevaba poca agua y al bosque le faltaban un par de semanas para presentar sus mejores galas.




Los vistamos con calma, nos retratamos en el puente que cruza el arroyo de Corroriu y luego seguimos ruta hacia el tercer molino.


Sin duda el lugar es una maravilla.



Desde el tercer molino una marcada senda continua casi en llano por medio del bosque. Robles, abedules, avellanos, ... y castaños, claro. La bolsa iba cogiendo volumen.



Olaya corría delante de mi, recogiendo castañas, mientras yo me entretenía sacando fotos.



Por fin salimos del bosque, lo que nos permite disfrutar de las vistas sobre el valle de Trubia y lugares conocidos: la Collada Aciera, la cumbre de la Airúa Naval, o la collada de Pando la Mortera, entre otros.


Alcanzamos el pueblo de Faedo, con una pequeña ermita y un destacable tejo, junto a ella. Incromprensiblemente, no le tiré foto.


Casi saliendo de Faedo por la carretera alcanzamos el cruce con una caleya, en el que hay un poste indicando el GR-207 "Ruta de las Reliquias", por el que tomamos en dirección a Arrojo. Ya se ve la carretera general abajo.


Una nueva caleya baja por entre diversas fincas.


Si miramos valle arriba vemos el pueblo de Fresnedo, bajo los cortados calizos de la Sierra del Gorrión.


La caleya que vamos siguiendo se convierte poco después en una buena pista, por medio de un precioso bosque en el que siguen predominando los castaños.



Con una última curva desembocamos en medio del pueblo de Vega, junto a su lavadero. Ya solo quedaba cruzar de nuevo el arroyo Corroriu y alcanzar el coche. Y vuelta para casa a pensar en amagüestar las castañas. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

31 comentarios:

  1. Que ruta mas chula, de les que gusten a mí pa caleyar en solitariu sin na en que pensar salvo en mirar por el visor de la cámara y admirar el paisaje. Tengo que facela porque me encanta la zona. Un abrazu compañeru.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una ruta perfecta para hacerla solo. Se atravisan hasta 4 pueblos, de manera que lo más normal es que solo, solo, no llegues a estar toda ella. Y desde luego es perfecta para irse sin prisa, con el trípode y sacar mil fotos.

      Eliminar
  2. Muy guapa, pa dir con nenos o con xente que te de poco caminar. Y además cercana a la zona central de Asturias. Tomo nota pa cuando sólo se tengas unas horucas pa salir al monte. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, perfecta para perder un par de horas. Por la zona todavía me quedan rutas así de cortas que investigar, pero esta es de los últimos paseos que más me han gustado.

      Eliminar
  3. Interesante para uno de esos días... y para dir a la gueta, que este año aún no fuí... y ya va siendo hora... saludinos Don Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os daré yo a tí y a Chema "dones", ja, ja. El lunes estuve de curro por Tineo y Salas y aproveché para coger unas cuantas castañas más.... unos 3 kg más , ja, ja.

      Eliminar
  4. Una salida expres, muy interesante, ademas de cercana y tranquila, que pena que a Olaya no se le hubiera aparecido algun Trasgu saltarin, esos bosques ademas de tan wapos , parecen algo magicos.
    Y yo sin conocerlos, por supuesto que me apunto la ruta, para cualquier momento de este invierno.
    Un Saludo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olaya bastante tuvo con buscar castañas y setas, que no es que las recojamos (de eso entiendo lo justo y no me fio) pero se paraba en cada una que veía. Animaros a conocerla.

      Eliminar
  5. Una ruta genial para mí que llevo dos rebequinos pegados a las botas cada día.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto, no se los años que tendrán esos "rebecos", pero verás que es perfecta para ir con los críos. Corta, guapa, árboles, agua, ... lo dicho. Perfecta.

      Eliminar
  6. Estas son las que me apunto para ir con Irene. Además con molino incluido que ye algo que me gusta sobremanera. Unas fotos muy guapas Javi. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoni, cada unu tien su "guaja", ja, ja, ja. Te gustará. Fijo. y teneis Bárzana o Santa Marina al lado para luego arrimar a comer y completar el día.

      Eliminar
  7. Lamentablemente estas rutas me quedan muy lejos de casa. He vuelto atrás para mirar la fecha de la salida ya que me parecía que las hojas de los árboles estaban muy verdes. Ya veo que es de días atrás. Como les encanta a los niños "atropar" por el monte. Nosotros siempre volvemos con los bolsos llenos, de cualquier cosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Konico, pues si, la verdad es que me adelanté demasiado. Ni el río llevaba excesiva agua, ni los árboles estaban aún en su mejor momento. Seguro que esta semana estará mucho mejor. Y lo de los críos y atropar "cualquier cosa" nunca mejor dicho, ... si yo te contara lo que sale de ellos cuando echas a lavar la ropa, ja, ja.

      Eliminar
  8. Un paseo delicioso...los molinos siempre te retrotraen al imágenes del pasado en la niñez
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, pues si. No se que tienen, pero es verdad que parece que te traen recuerdos de cuando eras crío. También a mi me lo parece. Será por eso que tanto me gustan este tipo de rutas.

      Eliminar
  9. Gracias por compartir... Ahora ya no me queda más remedio que ir a verlos ;)

    ResponderEliminar
  10. Sin duda un paseo precioso, más si es tan bien acompañado, los molinos son de cuento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tejón. Las rutas de molinos son una apuesta seguira cuadno se trata de ir con crios. Y si, el sitio es muy guapo.

      Eliminar
  11. Felicidades por este fantastico blog, nos encanta y sirve de referencia para conocer mejor nuestra tierra gracias a tus fotos y comentarios.
    Cesar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cesar, me alegro que os sirva para algo el blog. De eso se trata. De descubrir lugares igual que otros blogs lo hacen conmigo.

      Eliminar
  12. Uno más de esos lugares fantásticos que nos pones en bandeja de plata para ir a visitarlos. Viendo esas fotazas, no hay disculpa posible para evitarlo. Gracias!!!!. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hola, bonita ruta. Me gustaría saber, cuantos kilometros hay de recorrido y si se puede "caleyar" sin grandes subidas o bajadas? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tali, la incormación que me pides está al prinicpio de la entrada, ja, ja. Como ves son 5 km y el desnivel pues, son nos 200 m. La verdad es que es un paseo muy cómodo. Yo fui con la cría (unos 7 años de aquella), co nlo que ya puedes imaginarte que no es para nada dura. Solo hay una rampa un poco más dura, justo al principio, para subir hasta Villagundú, que se podría evitar subiendo por la carretera (más largo, pero más tendido), el resto es practicamente llano o en descenso. La verdad es que merece la pena.
      Un saludo

      Eliminar
  14. Perdón, solo me fijé en las fotos. La pregunta es porque mi rodilla, ya tiene una edad, jiji y encima operada. Las cuestas no son problema, pero las bajadas con mucha pendiente si. El martes próximo, si todas estamos de acuerdo, iremos a "fotar".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salgo de vez en cuando con algún compañero ya "jubileta" que tiene ese mismo problema. Las bajadas. A ver, en ese caso, te diría que la peor cuesta está justo al final, pero es una pista con bastante buen firme, ancha y es un tramo corto. No creo que tengas problema. Espero que la disfruteis.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Por cierto, me comentaron precisamente esta semana que la senda para subir hasta Villagundú, - la foto del principio que se ve en la senda a la cría - estaba muy tomada de ortigas. Si no la limpiaron, igual es mejor que subais por la carretera. El resto me dijeron que estaba limpio.
      Un saludo

      Eliminar
    3. Muchas Gracias por tus respuestas

      Eliminar
  15. Hola Cienfuegos, ya hemos hecho la ruta y nos ha encantado, aunque algunos tramos estaban bastante embarrados, la caminata fue preciosa, y como a cada paso parábamos a "fotar", pues el cansancio fue mínimo. Referente a la subida a Villagundú, efectivamente está llena de ortigas y escayos, hasta tal punto que apenas se veía el camino. Menos mal que llevábamos pantalones largos. Aun así. venimos con unas cuantas señales. Resumiendo: lo pasamos de maravilla y disfrutamos muchisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que os gustara. Así que siguen las ortigas. Está bien saberlo, que a veces me piden información de alguna ruta y despues de un tiempo ya no sabes como va a estar.
      Un saludo

      Eliminar