lunes, 23 de diciembre de 2013

Los Raxos desde Orallo

07/12/2012
Babia
Villablino (León) y Somiedo (Asturias)

Puente de la Constitución y algún día tenía que tocar montaña. La primera idea era una raquetada por Somiedo, pero a última hora me llamó Pablo (niblap), para invitarme a acompañarle a colocar el belén de cumbres en Los Raxos con los llacianiegos del Reciecho. Aparte de que la ruta en si se me apetecía, ya que no conocía la cumbre de los Raxos, era una oportunidad perfecta para ponerles cara a un buen grupo de foreros de Foropicos, así que  no podía negarme.



Inicio/Fin: Orallo
Distancia: 19 Km
Desnivel máximo: 790 m
Desnivel acumulado: 880 m
Timepos: 9 horas, incluyendo la parada de casi hora y media en el refugio para comer.


Tocó pegarse una buena madrugada. Había que estar en Orallo, unos 3 km más arriba de Villablino, a las 8 de la mañana, así que a las 6:30 en carretera. Por el camino el coche llegó a marcar los ¡¡-11ºC!!. En Orallo el frío no era tanto, pero aún así, la helada era de las buenas, aunque el día prometía.

Algunos salieron andando ya desde el pueblo, pero la mayoría subimos los coches como otro killómetro y medio por la pista que conduce a las brañas de Orallo, hasta el punto donde se acaba el asfalto y empieza la pista de tierra (1.250 m), por la que empezamos a andar con las primeras luces del día.


De momento vamos muy desperdigados, algunos por delante y los que salen desde el pueblo, aún muy atrás. En compañía de un par de compañeros de Caboalles alcanzamos la buena Veiga del Queixo.


Poco a poco empieza a dar el sol en las cumbres que cierran el valle. El frío sigue siendo intenso, pero todo parece indicar que vamos a tener un día espectacular.



Al final optamos por dejar las raquetas en el coche, ya que nos parecía que la nieve iba a estar más para crampón que para raquetas. Como se vería despues, fue buena idea. Como muestra, así aparecía la laguna de la Braña de Castrochar (1.405 m).


Dejamos otras pistas que salen a derecha o izquierda y seguimos subiendo valle arriba, acercándonos ahora al cauce del río de Orallo, mientras vamos agrupándonos poco a poco.


Por fin alcanzamos el puente sobre el arroyo de Cereizales (1.420 m), desde el que damos vista ya a la zona alta del valle. Nada más cruzar el puente está el refugio del Reciecho, donde paramos a agruparnos todos y a dejar algo de peso, pues la idea era volver a comer aquí. En mi caso allí solté las botellas de sidra que llevaba en la mochila, que pesaban lo suyo.


Una parada para reponer fuerzas picando algo y agruparnos todos. Las últimas presentaciones. Allí había una buena representación de Foropicos: Pocholo, J.Blas, Xiblo, Setmil, Avigamo, ... y por supuesto niblap y yo mismo. En total, más de 30 personas. No contaba con tanta gente, la verdad. Al final la sidra iba a ser poca.


Poco después seguimos ruta. La idea era volver a comer al refugio, así que había que aligerar. Valle arriba para entrar en la Vega Ancha.



Poco más arriba el valle se divide. De frente continúa hacia el Cabril y el Collado Tres Lagunas, pero nosotros tomamos el ramal de la derecha que se abre hacia el Puerto de las Cereizales.


La nieve estaba perfecta para caminar, de momento sin necesidad de crampones. Poco a poco vamos remontando el valle hacia la collada final.


Una vista atrás, con las cumbres del Pico de Chano Seco.




A medida que ganamos altura las vistas se van abriendo y ya se alcanza a ver, al fondo a la izquierda, la mole del Cuetu Arbás.



Y por fin alcanzamos la collada del Puerto de las Cereizales (1.740 m) que da vista a tierras de Asturias, al valle del Pigüeña, con la cumbre del Mocosu justo enfrente. Por aqui ya había pasado hace unos años, cuando hicimos el Cogollu Cebolleo desde Villar de Vildas.


Otra vista con las cumbres del Mocosu, las Peñas del Nuncio y el Alto Fontarente.


Unos metros por encima del collado hacemos una nueva parada para reagruparnos y picar algo.


Desde aqui ya toca ir ganado metros poco a poco por la ladera.


Y poco después, tras el Cornín, asoma la mole del Cornón. Las vistas, ya desde aquí, son espléndidas. Un preámbulo de lo que nos espera más arriba.


Una vista con el Cornón, el Cornín y Siera Pelada.


Hacia la vertiente de Asturias, vemos los Puertos de la Paredona, donde se localizan los restos de la antigua braña de Las Cereizales.



Continuamos por el filo de la cresta hasta que por fin, vemos la recortada silueta de los Raxos, en el extremo izquierdo de la foto.



Los Raxos presentan hoy su mejor cara, con una afilada arista que nos hará disfrutar. En realidad Los Raxos forman el extremo oeste del espolón que cae desde la cumbre del Cogollu Cebolleo, adentrándose en Somiedo.


La nieve está dura y ya habíamos cruzado alguna placa de hielo donde hubo que pisar con cuidado, así que toca calzarse los crampones y sacar el piolet. Aquí nos dividiremos. Algunos harán una travesía a media ladera para ganar directamente el collado bajo la cumbre de Los Raxos. Otros preferiremos ganar la cresta y hacer el recorrido por arriba. Más largo, pero también más guapo por las vistas que desde arriba vamos a tener.


Vamos remontando poco a poco la ladera, mientras aún queda un buen grupo de compañeros en el colladín equipándose. El Cornón impresionante, presidiendo en todo momento la ascensión.


Ganamos altura y nos situamos a la altura del collado al que tendremos que bajar después. Desde aqui ya se aprecia la preciosa y afilada arista que tendremos que cruzar.


Los compañeros desperdigados por toda la zona baja.



Poco más arriba damos vista ya a la otra gran mole que cierra el Puerto de las Cereizales, la del Cogollu Cebolleo. Precioso también.


Los primeros compañeros ya han ganado el collado bajo la arista de Los Raxos y empiezan a subir por ella.


Mientras que nosostros hacemos cumbre en Las Camposas (2.052 m), dando vista al valle de Cebolleo, que baja hacia el valle del Pigüeña y a toda la línea de cumbres, que desde el Cogollu de Cobolleo continúa por la Sierra del Cabril.



La cumbre de Las Camposas es amplia y muy plana, y la recorremos hacia la derecha, buscando la vertiente que cae hacia Los Raxos


La cumbre da paso a una afilada y preciosa arista por  la que tendremos que bajar hasta la collada que separa Las Camposas de Los Raxos, y en la que Pablo me tira una foto.



Bajando hacia la collada, con Los Raxos ya muy cerca. Al fondo, a la derecha de ellos, se recortan las Ubiñas. Inexplicablemente no les tiré ninguna foto más con el zoom.

 

Por fin nos situamos en la collada (1.968 m) inmediata a cumbre. La arista impone. Las caidas a ambos lados no son tontería y la nieve no está en las mejores condiciones. Algunos compañeros deciden no subir.


El valle del Pigüeña, con el pueblo de Villar de Vildas, en el centro de la foto.


Y hacia la vertiente contraria, hacia tierras de Orallo.


Vamos subiendo por la arista. La última parte se pone pindia de narices. Hay que ir con cuidado, ya que hay un par de resaltes de roca donde la calidad de la nieve hace que haya que extremar las precauciones, pero en general, asegurando el paso con el piolet, se sube bien y resulta de lo más disfutona. Lo mejor del día.


Una vista atrás, hacia Las Camposas y la cresta recorrida.


Y cumbre (2.018 m). Una cumbre preciosa, pequeña y afilada. Tan pequeña que casi no cabemos y eso que hacemos cumbre en varios grupos. Moverse por ella es casi imposible, pero Pocholo consigue tirar alguna foto de grupo. Allí salieron botellas de casi todas las mochilas, sidra, cava, ... colocacion del belén, que a eso se supone que ibamos, y por supuesto, un momento para el recuerdo de los que ya no están.


Buenas vistas desde cumbre, con el Cogol.lu, la Sierra del Cabril y el valle de Villar de Vildas.


Otra más hacia el Cornón, con el Cornín y Sierra Pelada.


Y poco después para abajo, que había que hacer sitio a los que aún no habían llegado. Primero de vuelta al collado.


Y, ahora si, por la tavesía a media ladera que ya había hambre y ganas de llegar al refugio.


Un último repechín para salir a la cresta por la que bajaremos de nuevo al Puerto de las Cereizales.


Nos despedimos de Los Raxos, quein sabe si solo hasta el año que viene.



De nuevo en la cresta que nos conduce al puerto de Las Cereizales.


Y a desandar todo el camino, poco a poco, hacia el refugio, disfrutando de los rincones por los que habíamos pasado hace solo unas horas, pero ahora con bastante más luz.



La nieve bastante más blanda ya en este tramo. Y es que el día no solo estaba siendo bueno, sino espléndido, hasta el extremo de que hacia bastante calor.



Menudos "chaletes" se gastan estos l.lacianiegos por aqui. Y todavía dirán que son cabañas.


Por fin llegaríamos al refugio, donde no se si calentaba más el fuego de la chimenea o el botellero que entre todos habíamos logrado reunir allí: vino, sidra, cava, orujo, cremas varias, .... una comida de lo más animada y es que menudo grupo majo se había reunido allí entre los de Laciana y los gallegos venidos para pasar el puente. Para no aburrirse, vaya.


Tras la, casi me atrevería a definir como pantagruélica, comida (¡gensanta! la cantidad de comida que había allí), ya solo quedaba recorrer de nuevo la pista hasta alcanzar el lugar donde habíamos dejado los coches. Una estupenda jornada gastromontañera. Si me cuadran las fechas, no dudaré en volver el año que viene. Os dejo el track y os pongo el enlace al reportaje de Foropicos donde hay fotos del evento sacadas por más gente y un video montado por Avigamo, AQUI.


Un saludo
Cienfuegos

22 comentarios:

  1. Esa cresta de los Raxos... espectacular. Menuda quedada más numerosa... pero las fotos de la pitanza donde están???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joni, yo con escanciar sidra, comer y beber, ya tenía bastante. Como para sacar fotos también, ja, ja. Por ahí anda un video de Avigamo, en el que se ve que incluso tuvimos cánticos populares durante la comida. Edito el rportaje y pongo el enlace a la entrada de Foropicos. Y si que había gente, si. Otros años iban muchos menos.
      Un saludo

      Eliminar

  2. Habéis tenido una jornada montañera de lo más completa. Espectaculares las vistas desde las cumbres de las Camposas y los Raxos, acompañadas de buen tiempo y mejor comida. Que más se puede pedir

    Un saludo y felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, la verdad es que cuando niblap me avisó, no me lo tuve que pensar mucho. Ya pintaba bien desde un primer momento.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Guapisimu el reportaje,menudas fotazas,me encantan,y ademas con sidrina y buena compañia,todo un lujo,gracias a ti por compartir !!! Saludos y felices fiestas !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Isabel. Y lo mismo te digo, felices fiestas.

      Eliminar
  4. Cogisteis un día increíble y las fotos son espectaculares. Está muy bien que no hayas hecho leña del árbol caído añadiendo alguna foto de la comida. Un saludo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo lo que a Jonatan, en realidad no tengo fotos de la comilona. No daba abasto, ja, ja.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Que pasada, cuanta nieveee...cuantos montañeros..... cuantas montañas...y que poco sidraaa...jajja
    Excelente reportaje para casi finalizar el año, es asi como teniamos que despedirlo todos, no me extraña que ya te apuntes al de año que viene.
    Reportaje que alegra la vista y la mente Javi, y como dice el amigo Jose Luis, mejor dejar las viandas para no dar mas envidia.
    Felices Fiestas, Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, la sidra al final resultó ser poca. Muy poca. Ya los avisé de que si vuelvo el año que viene, me llevo una caja.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Eeeeiiiinnn!! buenos recuerdos y buena gente en los Raxos ...

    buen grupete os juntasteis allí.

    Un abrazo,

    trasgu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Trasgu, buena gente estos Reciecho boys. Una xuntanza de las buenas. Y por fin les pusé cara a un buen número de foreros.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Espectacular el recorrido y muy buenas las fotos. No conozco esa cumbre así que tomo nota. Un saludo y feliz Navidad caleyeru.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, en principio a mi no me llamaba la atención la cumbre en si. Fui más que nada por el plan de conocer a toda esta gente, pero al final, resultó ser una cumbre preciosa y espectacular en invierno. 100% recomendable.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Magnífica ruta por una zona realmente hermosa. Muy guapa la ascensión a Los Raxos, esa arista tiene su miga con nieve. Saludos y Felices Fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victor, efectivamente la arista es de las de subir con cuidado y bajar con más cuidado. Pero resulta muy, pero que muy guapa.
      Un saludo

      Eliminar
  9. Muy guapa la ruta, yo ya tenia en mente hacer este pico junto a Las Camposas y el Cogollo Cebolledo este invierno, pero desde que lo vi el otro dia todo nevado desde el Urro y ahora con tu reportaje mucho más. Para el año que viene ya.je je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Linares, pues te va a encantar. Eso si, si está nevado, crampones imprescindibles y cuidadín al negociar la arista final.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Vaya, vaya, vaya chulada de ruta, impresionante eh y pedazo nevadita, otra buena jornada en la montaña acompañada de preciosas imágenes Javi.
    Te dejamos nuestro abrazotedecisivo lleno de amistad, que salgais fenomenal del 2013 y entreis en el 14 con suerte, alegria, felicidad, salud y así siga colmado cada día del mismo.Por un 14 feliz y pletórico de sueños conseguidos.
    Muacks y Feliz año, ha sido un gusto compartir contigo, tantos momentosdecisivos vuestros y nuestros, en este año que se va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Sara, una estupenda jornada de montaña en estupenda compañía. Felices fiestas tambien para ti en este año, en el que, por fin, pudimos ponernos cara nosotors tambien. A ver si hay manera de volver a coincidir en el 2014.
      Un saludo

      Eliminar
  11. Ruta blanca y en buena compañía.
    ¡¡Cantidad de fotos!! A cual mas guapa!!!! la verdad.
    ¡¡FELIZ AÑO 2014!!

    ResponderEliminar