viernes, 14 de marzo de 2014

Circular al Jario desde Soto de Sajambre

22/02/2014
T.M. de Oseja de Sajambre (León)

El periplo asturiano de Sedeño tocaba a su fin y durante una comida de un grupo de amigos, a modo de despedida, decidimos que había que hacer una última ruta antes de que se nos fuera de nuevo para Toledo, así que barajando posibilidades optamos por acercarnos al Jario. Al final, el homenajeado tuvo a bien pillarse una gripe un par de días antes, por lo que precisamente él no se pudo venir. Tarde para un cambio de planes, decidimos arrimarnos a tierras de Sajambre de todas formas.



Inicio/Fin: Soto de Sajambre
Distancia: 12 Km
Desnivel máximo: 1.005 m
Desnivel acumulado: 1.025 m
Tiempos: 7 y 1/2 horas (con toda la calma del mundo)


Dejamos los coches en el aparcamiento que hay a la entrada de Soto de Sajambre (908 m) y de momento a cruzar el pueblo, buscando el camino viejo que conduce hacia Vegabaño, con un día bastante peor de lo que esperábamos, aunque confiabamos en que fuera abriendo.



Salimos de Soto y ganamos metros por el camino de Vegabaño, aunque no va a ser ese nuestro camino de ascenso. La idea hoy es subir por lo que vamos a denominar como la "directísima" al Jario. Al fondo el Niajo.


Pasamos las cabañas de Piquero y antes de llegar a las de La Cavada, abandonamos la pista, vadeamos como mejor podemos el río Agüera y tomamos por un marcado camino que cruza los prados de La Guaricia y luego se interna en el bosque.



A medida que ganemos metros la senda se vuelve menos perceptible, aún cuando se intuye como sube bosque arriba. De todas formas el bosque es muy limpio y se recorre sin mayores problemas. La idea es ganar metros de forma casi que perpendicular al valle.


Alcanzamos así la pista que desde Soto continúa hacia Vegabaño, cuando ya la nieve ha hecho acto de presencia.


Cruzamos la pista y continuamos monte arriba hasta salir a otra pista que nos conduce durante unos metros hacia la derecha.



Cuando la pista muere, continuamos monte arriba una vez más, siguiendo la línea de máxima pendiente, suavizada con amplias zetas, y siempre por medio del Monte los Llambriegos.



La nieve va cogiendo espesor a medida que ganamos altura. Una leve nevada de esta misma noche ha dejado los árboles de la zona alta, preciosos.



Por fin salimos del bosque y seguimos ladera arriba, sin que el día de muestras de momento de ir mejorando. Peña Beza, al otro lado del valle, va a ser una de las protagonistas del día por la cantidad de fotos que hacia ella tire.


Al fondo debería verse la zona del Tiatordos, pero al día le está costando quitarse las legañas.


Y sin embargo, por momentos, parece querer abrir, para que podamos disfrutar con Beza.


Poco a poco van asomando cumbres. Sen de los Mulos y detrás Collau Zorru, Tiratordos, la Llambria, ...


Ya muy cerca de ganar la arista cruzamos una zona batante helada, por lo que decidimos parar a poner los crampones. Ya que los llevamos, parece tontería no usarlos.



Solo unos metros nos separan ya de la cumbre de la Pica Neón (1.782 m), desde la que vemos lo que nos queda al Jario. Bajar a la Boa Neón y la última pala.


A mitad de pala les tiro una foto al vagón de cola, que vienen con toda la pachorra del mundo, con el Valdepino de fondo.


Seguimos subiendo. Decididamente el día no parece querer abrir. Agus ya lleva más de media hora en cumbre. Suerte que no hace excesivo frío ni tira aire.



Y por fin cumbre del Jario (1.909 m). La niebla parece estancada justo a la altura de Peña Beza, mientras que en el Jario entra y sale a ratos.


Poco a poco van llegando el resto de compañeros.


Parece que no vamos a tener suerte con el día. Quiere abrir pero le cuesta. Una lástima, pues las vistas desde cumbre, bien merecen la pena.


De todas formas, nos lo tomamos con calma. Quizás el día acabe por levantar, así que nos quedamos un buen rato en cumbre. Picamos algo, le metemos un buen meneo a las petacas (así, en plural), recorremos la cumbre asomándonos a un lado y otro y nos tiramos mil y una fotos unos a otros.



Y de repente la niebla empieza a levantar. Poco a poco, pero va levantando. De manera que pronto podemos vislumbrar el Pozúa, al otro lado del valle de Sajambre.


Hacia Picos aún le cuesta y mantiene las cumbres cubiertas.


Apenas si se ven entre las nubes, pero son las vistas hacia el sector del Coriscao al Gildar.


Pierzu y Mota Cetín


Ten y Pileñes, que no acabaron de quitarse la boina.


Tiatordos, Campigüeños y Llambria


Aún esperamos un rato más a ver si abría hacia Picos, pero no hubo suerte.


Así que una panorámica (pinchar el ella para verla en grande) y para abajo, que queríamos ir a comer a Vegabaño.

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_jario%20%2837%29.jpg?attachauth=ANoY7coTGkA7QVuzgR429iVzLvUA3UuLyk_yAlxBkxOfcXGA9MWTc7uMOfQ78z5QUdLTUf3kNDsTGKifYNBmIF5hJwBXdvd7eQhTnDRJ8FzEhGPcZBgxCwzerGEh0h_1yf2-DaVvIxa_qQA8YrZmm7o699mRE77U7C7zziVwYPPR7daLLaH8whL4XYpyOZDtWcT_uxyGyaCG9gswoivuCIQh8BSRe9tvD8Nm37zm3gxaix9KOf6wQ74%3D&attredirects=0

Volvemos a descender hacia la Boa Neón, recorriendo la misma arista de subida, aunque ahora con mejores vistas.


Alcanzamos la Boa Neón y allí nos tiramos a la derecha, para ir bajando en dirección Vegabaño por el valle Truégano.



Guapo este tramo.



Y de repente, cuando ya no contábamos con ello, el día despejó completamente pudiendo ver, por fin,  Peña Santa. Algunos incluso incaban la rodilla en tierra ante la Reina de Picos.





Seguimos bajando poco a poco,....


Con Peña Beza, siempre vigilante, ...


Y por fin entramos en el hayedo



Un precioso descenso por medio del bosque, en el que apenas si había más huellas que las de algún esquiador.



Llegamos por fin a Vegabaño, donde paramos a charlar un rato con un montañero de la zona. El refugio estaba cerrado.


Así que decidimos seguir hasta el extremo contrario de la vega y parar a comer en la antojana de alguna de las cabañas.


El Jario ya ha quedado muy atrás, cuando el cielo ha despejado por completo.


Disfrutando de las vistas sobre la Canal del Perro y los Moledizos. Hace tiempo que no subo por ahí. Quizas este verano, ...


Nos tomamos la comida con calma. Había sido la tónica general del día. Les damos la puntilla a las petacas y tras comer nos vamos por la pista de Soto de Sajambre.



Para al poco, dejarla y tomar el camino viejo, más corto y mucho más guapo.




Ya en el fondo del valle, cruzamos de nuevo el río Agüera.


Y seguimos bajando valle abajo, pasando de nuevo por el punto donde habíamos dejado el camino por la mañana para vadear el río y desde donde nos despedimos de las nevadas cumbres de Picos.


Ya solo quedaba continuar hasta el pueblo. Allí cambio de ropa y para Cangas de Onís a tomarnos la cervecilla - o lo que a cada uno más se le apeteció - de turno. Una ruta preciosa en inmejorable compañía. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

12 comentarios:

  1. Es un pico precioso con unas panorámicas maravillosas en cualquier época del año. Nosotros lo hicimos por última vez esté otoño y estaba muy hermoso todo. Con nieve es si cabe, más espectacular. Y no me extraña que se arrodillen frente a la sur de Peña Santa!!! Gracias siempre por tus fotografías . Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es una cumbre que merece la pena. Las vistas son impresionantes. Otoño tiene que ser tambien buena época con todos aquellos bosques. Yo por la zona siempre había ido en verano.
      Gracias y un saludo, Paloma.

      Eliminar
  2. Pues la tenemos sin hacer, aunque en mente ya estuvo en varias ocasiones, así que me guardo tu ruta, pero para cuando la nieve marche, que tal y como va el tema, va a ser rápido como no cambie.
    Guapas fotos, la verdad es que promete la cima.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo del Jario, para mi, es la paliza de coche para acercarse hasta allí, pero quitando eso, la verdad es que toda la zona merece muchísimo la zona y más una cumbre como esta, con esas vistas. Y si, com no cambie u poco, la nieve va a durar nada, ....
      Un saludo

      Eliminar
  3. Tampoco nosotros conocemos aun el Jario, como bien dices Javi, la paliza del coche es la que nos hace tirar menos hacia Picos, por mi trabajo paso toda la semana al volante, y el finde ma cuesta meterme 3 horas en coche, pero este año empezaremos mas a menudo ya no nos quedan rutas cercanas.
    El Jario parece un pico interesante y con unas vistas inmejnorables, asi que lo meto en agenda.
    Excelente repòrtaje y fotografias.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que esa zona desde el centro, pilla lejos, pero merece la pena. Es una preciosidad. Pero de vez en cuando hay que hacer el esfuerzo. Y si no, excarva, excarva, que seguro que por el centro todavía te quedan un buen número de rutas. Siempre quedan. No las acabamos an una vida, ja, ja.

      Eliminar
  4. Hola Javi...preciosa ruta y espectaculares fotos. Y como mejoraron al abrir el día. Un abrazu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge. Si que fueron mejorando si. Como que casi nos quedamos en cumbre porque a cada poco las vistsa eran mejores.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Muy guapa Javi, ya sabía algo de esa ascensión por algún compañeru, pero la descripción y les fotos fantástiques. Y la suerte de que os abriera el día..!
    Nunca subí yo por ahí, de forma tan directa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias monchu. Mientras nosostros andábamos por el Jario, tú estabas por islas lejanas, ja, ja. Pues es un sitio para subir bien guapo y así no subir y bajar por el mismo sitio.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Que preciosidad...lo había visto en los facebook de tus compis de ruta jajajaja, pero ver tus fotos y tu forma de contarlo me ha gustado muuuucho también. Un abrazotedecisivo y muy buen fin de semana montañero.

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.