viernes, 20 de junio de 2014

Por Redigobia y el Camín de las Cabras

13/05/2014
Cordal del Tarambicu
Concejo de Somiedo (Asturias)

Dicho así, "Redigobia y el Camín de las Cabras", supongo que a la inmensa mayoría no os dirá nada. Ni siquiera sabréis de que zona estoy hablando. Y no es de extrañar. La que hoy relato, es una de las rutas más rebuscadas, desconocidas, y sin embargo, una de las más espectaculares de cuantas estén incluidas en el blog. Pero a la vez, es una ruta complicada de explicar. En la que puedo dar pocas indicaciones y en la que, además, el GPS sirve de poca ayuda. Precisamente por eso, estuve tentado de no subirla al blog, aunque finalmente está aqui. Si alguien quiere repetirla, deberá hacerlo con todas las reservas del mundo. En nuestro caso, contábamos con la guía de Victor "Orbayu", autor del libro "Somiedo. Entre osos, brañas y pastores".

Inicio/Fin: Aparcamiento a la entrada de Valle de Lago
Distancia: 14,5 Km
Desnivel máximo: 515 m
Desnivel acumulado: 935 m
Tiempos: 8 y 1/2 horas
Nota: La ruta en el entorno de Redigobia discurre por senderos perdidos hace ya muchos años. Cuenta con esporádicos jitos, pero en gran parte del recorrido el riesgo de enriscarse en caso de perder la buena senda, es alto.
Observaciones: El Camín de las Cabras, pese a localizarse fuera de zonas de uso restringido según la zonificación del Parque Natural de Somiedo, es posible que en determinadas épocas si que esté prohibido transitar por él, como consecuencia de cruzar un área de alto valor desde el punto de vista de recuperación del oso pardo, algo que debería ser tenido en cuenta al programar la ruta.


Dejamos los coches en el aparcamiento que hay a la entrada de Valle de Lago, junto al embalse de Valle que abastece a la Central Hidroeléctrica de La Malva y allí mismo tomamos por la pista que gana el Alto de Bobias y que bajando por el valle de Bobias permite la comunicación con La L.lamera.


Bajando por la pista. La ruta de hoy discurrirá durante gran parte por la ladera de la derecha, aunque viendo desde aquí como era el terreno, a quienes aún no conocíamos el recorrido, se nos hacía impensable.


Bajamos solo unos metros por la pista, para enseguida auparnos al canal que lleva el agua desde el valle de Saliencia al embalse de Valle. Al final del mismo tomamos por una senda que gana altura por encima de él.


Y empieza el espectáculo. Nos metemos de lleno en el increíble hayedo de Redigobia. Durante los primeros metros la senda se muestra claramente, hasta alcanzar un gran jito en el que la senda más marcada parece perder altura. Se dirige a un registro del canal del agua. Por encima del jito, continúa otra senda más tenue. Es la nuestra.


Enseguida la senda empieza a "encabritarse" cruzando pequeñas canales, a la vez que gana algo de altura.



En un momento dado, el bosque parece abrirse a nuestra derecha. Estamos en la base de una amplia canal: el Val.linón. La senda del Camín de las Cabras, continúa de frente. Por ella volveremos por la tarde, pero de momento toca empezar a ganar metros por el Val.linón.


La ascensión por el Val.linón se hace dura. La pendiente es mucha, pero el espectáculo del bosque lo compensa con creces.


En la zona baja la canal es ancha. Debemos ir subiendo con ligera tendencia a la derecha, ya que la canal parece dividirse en dos. Nuestro itinerario no gana la salida superior de la canal, para lo que podríamos continuar por el centro de ella, sino que la abandonaremos por la derecha, por lo que debemos dejándonos caer muy poco a poco a esa mano. Por supuesto no hay senda, ni tampoco jitos.


Si todo va bien pasaremos una zona donde la roca muestra pequeñas oquedades y poco más arriba una más característica. Esta pequeña cueva.



Solo un poco por encima de la cueva entroncaremos con una senda, en realidad poco más que una trocha de animales, que corta horizontalmente el bosque y que a la derecha gana un pequeño colladín en medio del hayedo, a una altura de unos 1.480 m.


La senda bordea el murallón girando a la izquierda para continuar subiendo.


Pocos detalles puedo dar de este tramo. Abandonamos la senda, muy difuminada, dejando un pequeño claro, en otros tiempos quizás una pequeña zona de pasto, en medio del bosque y a nuestra derecha, para continuar subiendo, pegados al murallón o muy próximos a él. Se trata de ganar metros con tendencia a la derecha.


Extrañas formas en mitad del hayedo.


Ganamos así la zona alta del bosque, al pie de unos impresionantes cortados. Parece que no haya salida, pero cuando pensamos que tendremos que volver a internarnos en el hayedo para recorrer la base del murallón, ...


... Víctor nos hace subir unos metros más para mostrarnos la escapatoria: el Callejón del Puexu l´Agua, una providencial entalladura que corta el murallón.


El Callejón tiene fuerte pendiente, pero se sube bien.


Y además, las vistas desde aquí ya empiezan a ser de escándalo.


Ganamos la zona alta del Callejón, con una preciosa balconada (1.585 m).


Al otro lado del valle, la perfecta cubeta glaciar, en la que se asienta la majada de Sousas, el bosque de la Enramada y por encima de él y entre nubes, las cumbres del Robezu, Pena Chana, La Franca, ....


La zona baja del valle de Saliencia, con el que será uno de los protagonistas del día, El Michu, aún  cubierto por la niebla. Abajo se ve la pista de Valle a La L.lamera.


Dejamos la balconada y tomamos por una ténue senda que va a ir bordeando la cumbre de L.lan de Cabal.los, que en los mapas aparece como La Requeixada.


Abajo, muy abajo, el embalse de Valle, junto al que tenemos los coches aparcados.


Vamos girando y ya vemos la zona alta del valle de Lago, aunque sigue sin verse Pena Chana o Pena Orníz.


Pasamos sobre la vaguada que forma la vega de Entre Campos y por fin, nos izamos a lo más alto de la peña, haciendo cumbre en el L.lan de Cabal.los (1.651 m). Una cumbre modesta y poco visitada, pero que ofrece unas vistas inmejorables, al situarse en el extremo oeste del Cordal del Tarambicu.


Al norte, el valle de Saliencia, con el Cordal de la Mesa, y las cumbres del Michu, Peña Negra y La Cuguruza, ya deshaciéndose de las nubes.


Al sur, de izquierda a derecha, la línea de cumbres de la Cordillera desde Orniz, a Pena Chana y la Salgada y por delante de ella, La Franca, Pico Alto y Pena de Gúa, sobresaliendo sobre el bosque de La Enramada.


Justo enfrente el pequeño cordal de Palombera, con sus laderas tapizadas por el monte de Tiblós "donde el diablo dijo miedo", zona restringida y seguramente una de las joyas de la corona de Somiedo.


Al rato nos vamos para abajo. Ahora vamos a recorrer todo el valle de Campos de Gobia, así que de momento toca bajar y lo haremos rodeando la base de la cumbre hacia el norte.


Para cruzar un corto tramo de bosque hasta alcanzar una collada, al norte del L.lan de Cabal.los, que es en realidad, la salida del Val.linón por el que hemos subido hace solo un rato y a donde podríamos haber llegado directamente, de haber recorrido éste hasta arriba.


Desde la collada seguimos bajando hacia la salida norte de la vaguada de Entre Campos y después cruzar por encima de la braña de Bustiel.lu, por donde haremos más tarde el regreso. Al fondo, el Michu y Peña Negra.


Poco a poco nos adentramos en el paisaje lunar de Campos de Gobia.


Y ya vemos todo el valle que vamos a recorrer a continuación, aunque de momento nos acercamos a la braña de Campos de Gobia, donde haremos una parada para picar algo y visitar su teito y su chozo.


El Michu ya se ha quitado definitivamente la boina.


Teito en la braña de Campos de Gobia.


Tras el picoteo seguimos ruta. Ahora toca remontar todo el valle en dirección a Veigarrionda.


La salida de la vega, enmarca la curiosa forma de los Picos de la Mortera y La Fana.


Veigarrionda es una planicie inmensa, cerrada en su extremo por la altiva silueta del Tarambicu. Aquí espantamos un buen rebaño de rebecos, que aprovechaban que aún no habían subido el ganado, para pacer la vega a sus anchas.


Continuamos ruta hacia Veiga Fuentes, pasando junto a los restos de antiguos corros.


Veiga Fuentes. Otra llanada inmensa colgada sobre los valles de Saliencia y de Lago.


Si nos acercamos a la ladera de La Solana, que cae hacia Valle, tendremos una preciosa vista desde Orniz, a la izquierda a Pena de Gúa, a la derecha, pasando por los Picos de las Morteras, La Fana, Faspachón, Pena Chana, Robezu, la Franca o Pico Alto.


Al fondo Pena Chana.


La cabecera del valle de Lago, con el murallón de Orniz, Picos de las Morteras y La Fana.


Subimos unos metros más y damos vista a la laguna de Fuentes, que da nombre a la propia vega.


Mis compañeros se quedan en la collada, pero yo me acerco hasta la laguna a tirar unas fotos. El sitio bien lo merece.


Y tras la visita a Fuentes, toca volver a desandar el camino hasta Campos de Gobia por el mismo sendero. Nos acercamos de nuevo hasta la cabaña superior. A la izquierda el L.lan de Cabal.los donde estuvimos hace unas horas y la senda por la que llegamos hasta aqui.  Pero ahora salimos por encima de la cabaña, buscando el descenso a Bustiel.lu.


Una vista atrás al valle de Campos de Gobia.


Bajamos por una senda que pasa sobre la braña de Bustiel.lu y a la que no llegamos a bajar, buscando una horcadina por encima de la última cabaña. En Bustiel.lu una buena fuente da origen al arroyo de Aguamiexa o de La L.lamera, junto al que haremos buena parte del descenso.


Desde la horcadina, vemos la ladera por la que tenemos que bajar, buscando internarnos en el bosque en un punto próximo a la margen derecha del arroyo.


Y de nuevo nos sumergimos en el precioso bosque de Redigobia. Nada más alcanzar el río, lo cruzamos a la margen izquierda, por la que haremos todo el descenso.



Un lugar de cuento, donde además las hojas de los árboles filtraban la luz dando una extraña luminiscencia amarilla a todo. Algo que se vería después en muchas de las fotos.





A medida que descendemos, poco a poco vamos separándonos del cauce, que pierde altura rápidamente. La pendiente de la ladera es considerable. De vez en cuando vemos algún jito, que el propio Victor y sus habituales compañeros han ido colocando.


En un momento dado abandonamos la .... senda, vamos a decir, para tirarnos decididamente valle abajo a buscar de nuevo el río, que alcanzamos justo cuando este se descuelga en una espectacular cascada. Estamos en la cabecera de la Cascada de Aguamiexa o de la L.lamera, pues es la que habitualmente se ve desde este pueblo. La foto no hace justicia al sitio, y sin embargo para lograr ese encuadre tuve que literalmente colgarme de un arbol y separar la cámara todo lo que pude para captar la caida.


En estos casos un video suele dar mucha más idea de como es la zona. Lo malo es que los habituales ya sabeis como son mis videos. "Cutrevideos". Por eso no suelo grabar nada. Aunque esta vez no pude resistirme.


Entre los árboles vemos la pequeña aldea de La L.lamera.


Una vez finalizada la visita a la cascada toca remontar la ladera de nuevo, perpendicularmente al río, hasta dar de nuevo con la senda. Hay que estar atentos porque alcanzaremos una primera senda que no debemos tomar, para seguir remontando apenas unas decenas de metros más hasta dar con la buena, la que nos conducirá al Camín de las Cabras. Y es que la parte más espectacular de la ruta aún estaba por llegar.


Y es que casi de imprevisto, la senda gira a la izquierda, pasa por encima de la entrada a una pronunciada canal, la de Val.linaoscura y se pega a los murallones calizos. El valle de Aguamiexa por el que hemos bajado termina en el cortado por el que se descuelga la cascada y la senda tiene que arrimarse a la peña buscando el paso. Una entalladura, que tal parece hecha a propósito, permite cruzar el crestón.




En la zona alta de este tramo una oquedad en la roca enmarca una preciosa vista del Michu. Una más.


La senda aún continúa subiendo un poco más hasta una especie de mirador, ....


... desde el que volvemos la vista atrás, para ver La L.lamera.


Poco más adelante alcanzamos una especie de colladina en la que hacemos una parada larga para comer. Y es que aún no habíamos comido. Desde alli vemos lo que nos queda. Ya es un tramo corto. Por en medio del bosque arranca el Val.linón por el que subimos por la mañana.


Desde la collada hay que perder unos metros, por una zona despjada de arbolado, pero sin llegar a la zona más baja hay que buscar un paso por el que nos internamos de nuevo en el hayedo. En la zona próxima a este collado el camino aún conserva buenas armaduras.


Poco después alcanzamos la zona baja del Val.linón, por donde subimos. El resto ya es terreno conocido.


Salimos de Redigobia, un nombre que no se me va a olvidar tan fácil y descendemos de nuevo hacia la pista que sube a ganar el Alto de Bobias.


Y ya en los coches, cambio de ropa, y nos reunimos con otros compañeros que también estaban por la zona haciendo otra ruta, para todos juntos acercarnos a algún chigre a disfrutar de una merecida cervecita. Hoy no os pongo el track. El que lo quiera que me lo pida, pero en la zona de Redigobia es de poca ayuda. Allí los GPSs tienen mala cobertura y si el track se va 20 o 30, puede suponer no dar con la senda y enriscarse.

Un saludo
Cienfuegos

23 comentarios:

  1. Magnífica e inigualable ruta, Cienfuegos. Tuvo que ser un auténtico disfrute la realización de tan fantástica aventura por estas preciosas tierras somedanas. Creo recordar que el amigo Carlos Porto nos la presentó en las Jornadas de Montaña de Mieres y ya, en su momento, me sorprendió gratamente. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Carlos, contó, si mal no tengo entendido mal, el tramo del descenso por la cascada y el Camín de las Cabras. La subida por el Val.linón creo que aún no la ha hecho, pero la ruta es muy parecida.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Me encanta. La ruta, las fotos y el video.
    En otoño tiene que ser un buen momento para hacerla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otoño eso tiene que ser sencillamente impresionante. No descarto volver en esa época. Sería buen momento de conocer la subida por Mostacheu. Ya veremos.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Ya veremos, no!!!!!
      Quedemos!!!!
      Pon fecha y hora y allí estaré.
      Saludos

      Eliminar
    3. Oye, pues se habla. A mi no me importaría volver por la zona, y así por fin nos ponemos cara. Primeros de noviembre es la mejor época para pillar el bosque guapo. Ya hablamos de ello.
      Un saludo

      Eliminar
    4. OK, primeros de noviembre.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Es una ruta preciosa. La tenemos en el libro de Somiedo de Alberto Alvarez pero con una descripción mucho más sencilla ...pensaba hacerla pero si coincide con la vuestra veo tramos muy aéreos y me parece que está complicado. Veré si la sigue exactamente o hay otra posibilidad. Este habla de la Veiga Mostachéu y no te la he oído nombrar. A ver...Pero las fotos y paisajes hermosos y encima con tus bosques a todo trapo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, ya ves que ya te ha contestado Victor. Efectivamente el libro de Alberto (es el de Ediciones Calecha, ¿no?), la ruta que sigen es subir desde Valle de Lago a la Veiga Mostacheu directamente, por un itinerario que aún tengo pendiente de conocer, pero que puedes ver en algún blog, como el de Los de las Claras. Nosotros dejamos Mostaché a nuestra derecha de la que subiamos a Veigarrionda a mitad de camino entre Campos de Gobia y ésta.
      El descenso Alberto y María lo hacen por Campos de Gobia para bajar luego directamente a La L.lamera y luego el regreso lo hacen por la pista, no por el Camín de las Cabras, que no tiene nada que ver.
      Y si, ya te puedes imaginar como disfrute con ese hayedo, je, je.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Gracias Javier: Ya he leído lo de Víctor. No me iba a arriesgar a hacer esa ruta sin controlar...solo me parecía que la de Alberto era más factible. Igual un día nos animamos y probamos la "fácil" porque creo que la majada de Campos de Gobia es espléndida y lunar totalmente. Un saludo

      Eliminar
  4. Soy Victor "Orbayu". Hay que tener en cuenta que el desvío a Fuentes por Campos de Gobia pueda llevar a confusión sobre la correcta ubicación de la Vatchina de Bustietchu. Cuanto más vayamos hacia Fuentes más nos alejamos de la ruta de retorno. Es posible que algunos libros hablen de Fuentes y Campos de Gobia, pero nada tiene que ver esta zona con la de regreso por Redigobia.
    La Veiga Mostachéu es uno de los pasos desde Valle de Lago a Campos de Gobia, esa zona nos quedó en una repisa superior al valle principal. Cuando pasas desde Mostachéu hacia Fuentes, la braña de Campos de Gobia queda atrás.
    La zona de Campos de Gobia y Fuentes es conocida, se puede encontrar suficiente información en la web accediendo desde Valle de Lago por Mostachéu, pero en la zona de Redigobia la cosa cambia, no es recomendable andar experimentando. Yo mismo la hecho una quincena de veces y aún así voy buscando con la mirada el "jito".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victor. Ya veo que eres un experto y por supuesto seguiré tus instrucciones si nos decidimos a hacerla. Un saludo.

      Eliminar
    2. Gracias por las puntualizaciones Víctor.

      Eliminar
  5. Siempre sorprendiendo con sitios nuevos, ademas espectaculares como el bosque y la cascada. Somiedo es una tierra que nunca cansa de darte sorpresas. Ruta y reportaje excelentes

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta ocasión el mérito no es mio. Yo iba de paquete. Literal, je, je.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Que impresionante entrada Javier, preciosa, Somiedo es un paraiso...tenemos muchas ganas de volver, pero es una maravilla poder salirse de los caminos y encontrar ese paraiso que habeis disfrutado. Que bosque, que colores puffff, genial.
    Abrazotedecisivo y buen veranito que ya comienza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si que sabes Sara, un verdadero paraiso, da igual si es por las rutas más conocidas o por las más rebuscadas. Esconde mi rincones mágicos. Pasar buen verano.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Cada zona tiene sus particularidades, nosotros los del Mediterráneo, vemos esos prados y esos árboles y nos encantan, nosotros solo tenemos pinares y algunos encinares, pero muy pocos, asi pues, os envidiamos por vuestra hermosa Comunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 3milio, a los que desde la España "seca" nos comentais a veces la suerte de tenerlo todo tan "verde", les suelo decir lo mismo: tenerlo así de verde cuesta aguantar lluvia muuuuchos días al año, ja, ja. Pues, como siempre deseamos lo qu eno tenemos, en verano yo me iré a "secar" unos días por la vertiente mediterránea.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Espectacular, pero para hacer con alguien que conozca el terreno como has hecho tú. La entrada transmite perfectamente la grandeza y la belleza de Somiedo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, reconozco que es una ruta que recomendarñía hacer con alguien que ya la conozca. Mira lo que el propio Victor dice más arriba. Que hasta él sigue buscando con la mirada los jitos. Ahora, si se tienen la oportunidd, resulta recomendable al 100%.
      Un saludo
      PD: cambiaste el icono del perfil, ¿no?

      Eliminar
  9. Hola Javi...Uffffff....Impresionante...Espectacular...no se como mas calificar esta pasada de ruta, por lo demás bien descrita y magníficamente fotografiada. Un abrazu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, no ye pa menos. La ruta ye una pasada, míresla por donde la mires. Pa la seronda hay que tornar a esfrutar de los colores de Redigobia.
      Un saludu

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.