domingo, 13 de marzo de 2016

Raquetada al El Rasu

20/02/2016
Codal de Ponga
Concejo de Ponga (Asturias)

Costó lo suyo. Parecía que no ya iba a llegar, pero por fin había descargado una buena nevada y las ganas de desempolvar las raquetas eran muchas. Tantas, que a la idea de una raquetada se apuntaron un buen número de amigos y aprovechando que Carlos iba a estar por Ponga, nos dejamos guiar por él para ascender a la cumbre de El Rasu, un balcón perfecto para disfrutar de la vista de nuestras montañas nevadas.


Inicio/Fin: Collada Llomena
Distancia: 12,5 Km
Denivel máximo: 610 m
Desnivel positivo acumulado: 625 m
Tiempos: 7 horas


Tuvimos que dejar los coches en la collada Llomena (999 m). Imposible llegar a Les Bedules con la nevada que había.


Nos calzamos las raquetas a pie de coche y tomamos por la pista que, a la derecha, se dirige hacia Les Bedules, bordeando por la vertiente de Viego, la cota de La Cerra.


El día amanecía con nieblas y de momento disfrutábamos de las vistas solo a medias, aunque el Recuencu ya se llevaba todas las miradas y no pocas fotos.


Sin embargo al Tiatordos le costaba quitarse las legañas.


Llegamos a Les Bedules (1.083 m), donde ya había una buena capa de nieve.


Peña Salón. Otra que se llevaría no pocas fotos a lo largo de la jornada.


El Carria, que ya empezaba a asomar.


A la salida de Les Bedules, dejamos a la izquierda la pista que se dirige a La Biforcadera y Peloño, por la que regresaríamos, para seguir por la que empieza a ganar altura, dirigiéndose Les Llampes.


Subiamos con calma, en animada charla y saltando de un grupo a otro, de palique un rato con unos y otro rato con otros.


Por un momento el día parecía torcerse. Incluso chispeaba algo por la niebla, pero fue solo un momento.


Al llegar a la altura de las cabañas de El Biforcu (1.180 m) el día empezó a clarear rápidamente,....


... y en cuestión de segundos pudimos ver como la niebla empezaba a disiparse hasta desaparecer por completo, empezando a mostrarse claramente el Recuencu, ...


... y sobre todo el Tiatordos y La Llambria. Desde este momento las cámaras empezarían a trabar duro y ya no pararían en todo el día.



El Recuencu ya se mostraba totalmente despejado.



La capa de nieve seguía aumentado y además era toda para nosotros. Tocaba abrir huella, pero eramos muchos a turnarnos y el placer de pisar la inmaculada pista hacía que mereciera la pena.




Tras una breve parada bajo Les Llampes para picar algo y quitar ropa - el día era espléndido y la temperatura incluso alta - seguimos hacia la mayá Les Llampes.


Las cabañas de Les Llampes (1.390 m).


Y la cumbre del Rasu sobre ellas. Ya teníamos a la vista el objetivo de hoy, aunque aún faltaba un tramo, el más duro.



El "skyline ponguetu" desde Les Llampes. Maciédome, Recuencu, Tiatordos y Llambria. Menudo poker de ases.


Desde Les Llampes seguimos subiendo buscando el collado que se abre al norte de El Rasu. Aunque entre la nieve no se apreciaba ni rastro de la senda, Carlos se conoce de memoria esta zona y no dudó en indicar la mejor zona para subir.



Llegando al collado de El Rasu.


En el collado (1.455 m) damos vista a la vertiente este, hacie el oriente de Asturias. Ahora ya está totalmente despejado y las vistas son increibles, con los Picos de Europa presidiendo un sinfin de cumbres.


Nos quedan algo menos de 200 m de desnivel a cumbre, que haremos por el filo del cordal, subiendo por entre los árboles.



El último tramo se hará duro. Toca abrir huella en nieve profunda y poco cohesionada, depositada además sobre algo de maleza, lo que hace que en algunos momentos nos hundamos mucho, pero las vistas lo compensan todo.



Y por fin, cumbre del Rasu (1.613 m).


Nos tomamos con calma la estancia en cumbre. Una hora entera permanecemos allí, aprovechando para comer, tirar mil y una fotos y, sobre todo, disfrutar de las vistas. El Rasu es un balcón perfecto y en un día como el que nos ha tocado, aún lo es más. La primera, como no, hacia el Tiatordos y la Llambria.


A la derecha el Pierzu. Abajo a la izquierda, Beleño. Al fondo del todo, el Sueve.


Parte de los compañeros llegando a cumbre.


Abusando de zoom, el Espigüete.


El Cornión


Peña Santa con el Torco a su izquierda.


Pileñes y Ten.


Maciédome


Una más al Recuencu, Tiatordos, Llambria y a su derecha, si no me equivoco, el Vízcares.


Una hacia la amplia depresión en la que se asienta el bosque de Peloño.


Y un par de panorámicas desde cumbre, una hacia el este


Y otra hacia el oeste.


Rematamos la estancia en cumbre con un par de "posados" de grupo.



Y después, para abajo. De momento por el mismo camino de ascenso, hasta la collada del Rasu, siguiendo la trinchera que habíamos cavado tan solo una hora antes.


Aunque pronto la abandonadmos. Se baja mejor por nieve virgen y cada uno busca su camino entre los árboles.



De nuevo en el collado, variamos el itinerario de regreso. Lo vamos a hacer por la Biforcadera, aunque haremos un descenso libre por medio del bosque que se abre hacia el este, por lo que empezamos a bajar hacia esa mano, buscando las mejores zonas de paso.


En esta zona nos encontraríamos con la mejor nieve de toda la jornada. Aquí el temporal había amontonado mucha más y estaba pefecta para raquetear.


Bajamos con tendencia a la izquierda, saltando un par de vaguadas.


Un último y pendiente tramo - ya decía Carlos con sorna que en el GPS se veían las líneas de nivel muy juntas y eso iba a ser por algo - que negociamos como mejor pudimos, nos depositó en la pista que se dirige a la Biforcadera.



Desde la Biforcadera segimos pista adelante hacia Les Bedules, con el Pierzu, siempre al frente.


Durante el regreso, seguíamos disfrutando en todo momento de las vistas sobre Picos....


....sobre el Pierzu...


.. o sobre el Carria.


Una última parada en la fuente de Les Bedules para echar un trago y un nuevo vistazo a Peña Salón o Picos.


Y de nuevo por la pasarela a tomar la pista que nos había de llevar a la collada Llomena, cuando la nieve en este tramo ya estaba muy papona y húmeda.


Nos despedimos del Recuencu.


Y por fin alcanzaríamos de nuevo la collada Llomena, animada de gente a aquellas horas. El día había estado para salir y disfrutar de la nieve.


Cambio de ropa y para Beleño a tomarse la correspondiente cerveza y estirar un poco más la buena compañia. Una estupenda jornada de montaña. Os dejo el track.




Un saludo
Cienfuegos

13 comentarios:

  1. Esplendida ruta y dia que habeis tenido. Menudo grupo que os habeis juntado. Las vistas y las fotos algo más que magnificas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sebastian. si, fue de esas jornadas en que ruta, día y compañía hicieron que todo fuera perfecto. Gracias y un saludo

      Eliminar
  2. Precioso reportaje con fantásticas imágenes de un día excepcionalmente bueno en todos los aspectos. Fue muy agradable compartir ruta con tanta gente estupenda. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdd es que no pudimos quejarnos del día que nos tocó, ¿verdad?. A ver para cuando preparamos otra.
      Un abtrazo

      Eliminar
  3. Qué bonito está todo!! Un fantástico día lleno de amigos y con unos vistas excepcionales a los clásicos!!
    Parece que este año todavía tendremos muchos días de nieve, así que a seguir disfrutando!
    Como siempre excelente repor, Javier!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, un día fantástico. Y a ver si aguanta la nieve, que me da que en varios días no voy a poder arrimar a algún sitio especialmente alto.
      Saludos

      Eliminar
  4. buahhh..qué espectáculo visual; me ha gustado mucho disfrutar de las imágenes. Enhorabuena y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el día fue espectacular, y el Rasu es un balcón precioso para disfrutar de las vistas.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Que quieres que diga?, que me estoy mordiendo las uñas de envidia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, ja, ja, si es que es una ruta de las de difrutar a cada paso.
      Saludos

      Eliminar
  6. Vaya grupo que os juntasteis más grande!!!.
    Con tan poca nieve nos ha llegado al final del invierno, lo bueno es que podemos disfrutarlas con estos días tan buenos y largos.
    Estupendas fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Tardó en llegar pero ahora lo hizo con ganas. Hay mucha, la pena es que llega tarde, transforma mal y no sé lo que durará al no haber nieve vieja por debajo.
      Saludos

      Eliminar
  7. Cómo me hubiera gustado disfrutar de esa ruta con vosotros...esa si la hubiera gozado jjjjjj, me parece que has sacado unas fotos PRECIOSAS de esa jornada, ¡qué bonitas!. Nosotros la hicimos este Domingo y ha sido para despedirme del invierno y la nieve que me tienen más harta jajajaja. Necesito primavera, que aquí en la montaña de León aún queda invierno y ya se hace largo...tanto ir a buscarlo fin de semana si y fin de semana también jjjjj.
    Te felicito por las fotos preciosas, y a todos por la jornada montañera vivida. Mi abrazotedecisivo Javier

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.