miércoles, 15 de junio de 2016

Peña Blanca desde Coballes

02/06/2016
Parque Natural de Redes
Concejo de Caso (Asturias)

La ascensión a Peña Blanca desde Coballes, llevaba tiempo en la carpeta de escapadas exprés. Lo que me tiraba para atrás era que en caso de descender a La Encruceyá, el regreso habría que hacerlo enteramente por carretera. Buscando alternativas le pregunté a Pancho si sabía de algún sendero que atravesara la pequeña foz del río Caleao aguas arriba de La Pontepiedra. Necesariamente hasta la construcción de la actual carretera el acceso debería ser otro. El no lo conocía, pero sobre la marcha se enteró de la existencia no de uno, ni de dos, sino de tres posibles pasos por el crestón de Peña Blanca. Hoy investigaríamos el superior, el del Fueyu la Vaqueriza.


Inicio/Fin: Puente de Coballes
Distancia: 13,70 Km
Desnivel máximo: 815 m
Desnivel acumulado positivo: 930 m
Tiempos: 5 horas


Casi a la altura de Coballes, en la carretera de acceso a Caleao, cruza a la izquierda un buen puente sobre el río Caleao por el que tomamos.


Dejaremos dos ramales que suben a la derecha para seguir por la senda que bordea junto al Embalse de Tanes. Por el primer ramal esperábamos volver - al final no sería así - por el segundo podríamos haber subido igualmente.


La pista bordea un buen tramo el embalse para después empezar a ganar altura con fuerza por medio del bosque.


Alcanzamos así el mayáu Veldréu, con varias cabañas arregladas y de muy buen tamaño.


Al otro lado del Nalón destaca el Piqueru, encima ya de Campu Casu.


El camino continúa subiendo por medio del monte de Cotu Coballes, mientras se nos van los ojos a la cueva que se abre en la ladera del Piqueru.


Alcanzamos una primera collada, en Socastiellu, con una solitaria cabaña.


Poco más arriba alcanzamos una nueva cabaña, justo en el filo del cordal, en la que paramos a charlar un rato con un paisano que parecía estar pasando unos días allí. Junto a ella muere la buena pista que traíamos y continúa un cada vez más perdido sendero.


Alcanzamos una nueva collada, el colláu Colines, que da vista a la vertiente del Nalón y desde donde vemos asomar el Picu Cuervu, próximo al Visu la Grande, entre las paredes de las Peñas del Casar y Peña Blanca que encierran la Foz de Cebatón.


En la collada desaparece la senda y toca remontar metros por medio del bosque, subiendo por la vertical desde el collado y buscando la zona alta del cordal, disfrutando de los buenos ejemplares de roble junto a los que pasamos.



Otro espectacular roble.


Por fin alcanzamos la cumbrera que nos deberá llevar, ya sin pérdida, hasta la cumbre de Peña Blanca. Para mi resultará el tramo más guapo de la ruta. La senda - que aquí la reencontramos - discurre en todo momento por el filo del cordal, que aparece tapizado por un frondoso bosque en el que destacan tanto las hayas como los robles.


Iremos pasando por sucesivas colladinas, siempre en mitad del bosque.



Espectaculares robles jalonan el recorrido.



Por fin alcanzamos una amplia collada, se trata del colláu Canellu, que se localiza en la cabecera del valle de Cueves (dcha), por el que teníamos pensado regresar.


Hacia el oeste se abren las vistas sobre la Peña Riegos, la Frayada y el Retriñón (de dcha a izda).


Quedan restos de un par de cabañas en la vertiente del Nalón.


A partir del colláu Canellu, el cordal cambia. Empieza a aflorar la caliza y se cruzan un par de pequeños resaltes, a medida que nos vamos aproximando a la cresta de Peña Blanca.




Por fin alcanzamos la base de las paredes calizas de Peña Blanca. El ascenso está marcado con algún jito y hay huella de paso, se sube entrando en una canaluca con tendencia a la izquierda.



Y salimos así a la cresta de Peña Blanca, por medio de una pequeña horcada desde la que damos vista al valle de Caleao, con el Visu la Grande justo enfrente y la Sierra del Corteguero al fondo.


Desde aquí nos queda por recorrer aún un buen tramo de cresta hacia el este, mayormente por su vertiente sur, hasta alcanzar el punto más alto de Peña Blanca.


Una vista atrás de lo que hemos venido recorriendo.


Y por fin alcanzamos la cumbre de Peña Blanca o El Porrón, como aparece en ocasiones, con unas fantásticas vistas hacia el sur. Desde las Peñas del Casar, a la izquierda, pasando por el Picu Cuervu y el Visu la Grande en el centro, toda la Sierra del Corteguero al fondo y sobre ella, a la derecha, sobresaliendo el Torres.


Cabeza d´Arcu y por detrás de él, el Retriñón. Mala luz a aquellas horas hacia esa mano.


En primer término, todo el cordal boscoso que hemos venido recorriendo.  Al fondo el Triguero, ya en la zona de la Sierra de Peña Mayor.


Tirando de zoom, la presa de Tanes.


El Busllar a la izquierda, el Piqueru en el centro y al fondo a la derecha, la zona de Los Tornos o Peña Crespa.


Ordaliega, Frayada, Los Tornos, ....


La Llambria, Campigüeños, Requexón de Valdunes, La Carasca, La Senda, y por detrás de esta el Tiatordos, ...


Paramos un buen rato en cumbre, aprovechando para picar algo y después para abajo, perdiendo altura desde cerca de la cumbre y bajando por la ladera con tendencia a la izquierda, buscando salir a las cabañas del collaín Bustiellu.


Una vista atrás a la ladera por donde acabamos de bajar.


En Bustiellu buscamos una senda que nos baje a la collá Les Fuentes, cruce de los caminos que bajan por el valle de la Viciella al este, o hacia La Encruceyá al oeste y los que al sur suben hacia la collá Incós, punto de paso hacia Belerda.


Nosotros en la collada tomamos el camino que empieza a perder metros hacia La Encruceyá, pasando antes por el grupo de casas de Peréu, que ya vemos a la derecha, con los pueblos de La Felguerina y La Infiesta enfrente, al otro lado del valle.


Sin embargo, nosotros no llegaremos a Peréu. Antes paramos a charlar con una pareja que vive en una cabaña por encima de las casas y que nos orientan para dar con la fuente El Sagredal. Bajamos así hacia Peréu hasta alcanzar un cruce, junto a un bebezón, en el que tomamos el camino que sube a la derecha.


La senda nos conduce casi en horizontal hasta la fuente El Sagredal. Por su derecha le llega otra senda desde la zona alta. Por ella también podríamos haber llegado hasta aquí. A su izquierda continúa una tercera senda que será la que tomemos.


La senda, muy marcada al principio, se dirige casi en llano contra los contrafuertes de Peña Blanca, para después empezar a ganar metros hacia ellos.


La senda se difumina mucho en la zona alta, pero seguimos un rastro que parece dirigirse a una marcada horcada y que identificamos como el paso del Fueyu la Vaqueriza, aunque luego analizando la zona, opinamos que el paso correcto nos lo habremos dejamos más a la derecha y por encima de este.


Cruzamos la horcada. Al otro lado se abre un embudo con muchísima pendiente que no ofrece garantías de descenso, pero nos fiamos de un rastro de animales que lo cruza por encima hacia su izquierda. Deberíamos habernos fijado en un precario muro de piedras que cierra la horcada aparentemente para impedir el paso del ganado y que nos hubiera aclarado que el paso correcto del Fueyu la Vaqueriza, no era este.


Por la izquierda del embudo empezamos a perder metros, con mucho cuidado, ya que la pendiente es sumamente acusada y el terreno muy falso.


La ladera sigue con muchísima pendiente y no lo vemos claro, así que a través de una providencial horcada que se abre en mitad de la pared que tenemos a nuestra derecha, cambiamos hacia esa mano, pasando a una ladera de pendiente más amable.


Estamos en un hayedo puro que se deja caminar bien, por el que perdemos metros poco a poco, con tendencia a la derecha.


Hasta que damos con el viejo camino del Fueyu la Vaqueriza que conserva algunos tramos con buenas armaduras. Aquí ya tenemos claro que nos hemos dejado el paso a la derecha de por donde hemos cruzado. El nombre parece indicar que era paso de vacas, por lo que el camino no podía ser especialmente malo.


La senda va a ir bajando hacia la derecha hasta cruzar una riega, junto a la que sigue bajando.


Salimos así a lo que queda de las fincas de Vegafelguera, muy abandonadas y con alguna cabaña en ruinas. Por el collado superior hemos pasado tan solo hace un par de horas, de camino a Peña Blanca.


Desde aquí la idea era remontar metros por medio del bosque para pasar a la cabecera del valle de Cuevas, pero se está haciendo tarde y no sabemos como será el paso y su descenso, así que decidimos acortar ruta y bajar por este hasta la carretera.


Nos cuesta un poco dar con el viejo camino, mientras literalmente vamos espantando jabalíes a nuestro paso, pero por fin lo localizamos en la zona baja de las fincas, próximo al cauce. Está muy perdido, pero aún se deja caminar.


A medida que perdemos altura, la senda se muestra más clara y en mejor estado. Tras cruzar por la margen derecha un tramo donde el valle se estrangula, esta cruza a la margen izquierda, por la que bajará ya en todo momento.


Un buen bebezón nos recibe en la zona baja. Podría ser la fuente Canete.


Salimos a la carretera de Caleao solo unos metros por encima de las casas de La Pontepiedra.


Desde aquí nos restaban unos 2 Km de carretera hasta el punto donde teníamos los coches. Y de allí para casa que ya era tarde. Una buena escapada exprés. Os dejo el track.




Un saludo
Cienfuegos

14 comentarios:

  1. Me la apunto. La subida la conozco y es muy guapa así que ahora intentaré encontrar el paso correcto para descenso. Precioso recorrido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, repasé tu reportaje cuando busqué información para la ruta que ibamos a hacer. YYa quedé con Pancho en que había que volver para dar con el paso correcto del Fueyu la Vaqueriza e intentar conocer el inferiro, que si aún se puede cruzar, seguro que es bien guapo.
      Saludos

      Eliminar
  2. A mí también me lo parece. Una zona preciosa y con espectacular panorama en cualquier ángulo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es una zona bien guapa, tires para donde tires y subas por donde subas.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Preciosa Javier (soy Mar), diferente y como bien dices ese bosque en estado puro deslumbrante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mar, si, la ruta no fue hecha en estas fechas por nada. Sabía que ese bosque estaría precioso en estas fechas y me imagino como será subir por él en otoño. Me pensaré lo de volver en esa época.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. No conocía (hasta ahora), nada de ese extraordinario recorrido. Un placer su contemplación. Muy buen reportaje. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una ruta especialmente habitual, pero se de varios grupos de montaña que tienen subido por ahí, sin ir más lejos el mio hace unos meses. Lo normal es bajar luego a La Encrucijada, o regresar por el valle de la Viciella a Les Llanes, junto a la cueva Deboyu. Anímate a conocerla, Viti
      Un saludo

      Eliminar
  5. Que verde se ve esta zona de Caso, y las vistas nunca defraudan , para mí es la zona que nunca me cansa de ir, tengo una especial debilidad por ella.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que pillamos los bosques en el momento justo de primavera, con ese verde tan brillante. No me extraña que te guste la zona. Para mi Redes también es una debilidad.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Esta todo precioso, nada como la tierrina. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Olina. La verdad es que ahora en primavera está todo precioso.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Desconocemos esa cima y como le dices a Mar, seguro que en otoño la subida por el bosque es espectacular, así que la dejamos apuntada para entonces.
    Preciosas imágenes como de costumbre Javier.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente no es de las cimas más conocidas de Redes, pero a medida que vas tachando empiezan a quedarte pendientes este tipo de cumbres y no creas, a verces sorprenden.
      Un saludo

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.