domingo, 16 de octubre de 2016

Junciana, Rasa, Valdominguero y Cuetu Tejao

04/10/2016
Macizo de Ándara. Picos de Europa
Municipios de Cillórigo de Liébana (Cantabria) y Cabrales (Asturias)

Pancho quería despedirse por este año de Picos de Europa con algo por el macizo de Ándara y yo ya llevaba tiempo con el antojo de la cresta del Valdominguero al Cueto Tejao. Esa sería la disculpa para una ruta en la que la idea era hacer una circular por casi todo el macizo, aunque ya desde el principio recortamos cimas, en la que visitaríamos las cumbres de La Junciana, La Rasa de la Inagotable, el Valdominguero y el Cueto Tejao, y en la que contamos con la compañía de David.


Inicio/Fin: Jitu Escarandi
Distancia: 19 Km
Desnivel máximo: 993 m
Desnivel positivo acumulado: 1.555 m
Tiempos: 8 y 1/2 horas


No pudimos madrugar en exceso por mi culpa y ya en el coche nos pareció que íbamos a meter en la boca más de lo que podríamos revolver, así que ya antes de empezar habíamos acordado saltarnos el Samelar. Total que salimos del Jitu Escarandi (1.291 m) con un día espléndido, aunque la previsión era la de la llegada de un frente frío para la tarde.


Subimos un tramo por la pista que se dirige al Casetón de Ándara.


Aunque pronto la abandonamos. Queremos ir tachando algunos pequeños tramos que nos faltan por conocer en este macizo, así que la idea es subir por la Canal de la Jazuca por lo que dejamos la pista para tomar por la senda que baja por la Concha Apretada, con la Pica Macondiu al frente.



Pasamos bajo las cabañas de la majada de La Jazuca (1.380 m) y empezamos a subir por la Canal de la Jazuca.


En la zona alta de la canal nos liamos un poco. No queríamos ir al Casetón sino bordear el Macondiu por el este. Perdimos un tramo de la senda y cortamos a la izquierda por donde mejor vimos (aviso por si os descargáis el track).


Las vistas se van abriendo sobre las cumbres de Portudera y la Sierra del Cuera al fondo.


Toda la Sierra de Cocón con el Cuetu la Cerralosa, cuyo recorrido os conté AQUÍ.


Alcanzamos la pista que bordea la cara norte del Macondíu y la seguimos hasta el cruce donde otra pista sube a ganar la collada de Ándara.


Atrás vamos dejando el valle de Urdón, con la pista que se dirige a Bejes a la derecha.


En la collada de Ándara (1.829 m) damos vista a las vegas del mismo nombre, donde nos recibe un buen rebaño de ovejas guardadas por al menos cuatro mastines.


Las vegas de Ándara están totalmente horadadas y plagadas de escombreras y antiguos casetones de la intensa actividad minera que arrasó algunas zonas del macizo. Minas de la Providencia, Mina de las Arredondas, Mina Evangelista, Minas de Mazarrasa, .... De aquí se sacaba sobre todo esfalerita y galena. Zinc y plomo. Pero también cinabrio, barita, fluorita, pirita,... Las cicatrices de las explotaciones son perfectamente visibles. Aquí se gastó muy poco en restauración. Al frente ya tenemos las cumbres de La Junciana (izda) y La Rasa de la Inagotable (dcha).


Hacemos una breve parada junto a la buena fuente de La Escalera para pìcar algo y después tomamos el marcado sendero que nos ha de llevar al collado de San Carlos.


Alcanzamos el collado donde culmina la Canal de San Carlos (2.052 m), en el que damos vista al valle de Potes. A la izquierda tenemos el Samelar. A la derecha el Pico del Sagrado Corazón.


El pobre David hoy no tiene su mejor día. Viene sufriendo desde que salimos del Jitu y aunque apenas si acabamos de empezar la ruta ya llevamos 700 m de desnivel, así que optamos por no ascender al Sagrado Corazón e irnos directos a por La Junciana, para lo que seguimos el marcado sendero que corta la ladera norte del Sagrado Corazón.


Pasamos frente al alguna de las antiguas bocaminas de la concesión San Gregorio, de Minas de Mazarrasa y la Providencia allí existentes.


Las vegas de Ándara ya quedan muy abajo, cerradas al norte por la Pica Macondíu.


Poco a poco vamos aproximándonos a La Junciana, por delante de La Rasa.


Alcanzamos la collada del Alto del Hoyu Oscuru (2.104 m), entre el Sagrado Corazón y La Junciana, en la que damos vista al valle de Deva, pero sobre todo vemos por primera vez el Coriscao, Peña Prieta o el Curavacas.


Luego acometemos el ascenso a La Junciana por la cómoda ladera.


La cresta la ganamos con una sencilla trepadina por una tumbada canal.


Una corta, pero guapa cresta nos conduce a la cima.


Y cumbre de La Junciana (2.267 m), con el Samelar y el Sagrado Corazón detrás. Hace tiempo os había contado AQUI la visita a estas tres cimas.


Inmejorables vistas hacia el núcleo duro del macizo rodeando el circo del Jou del Evangelista, Silla de Caballo Cimeru, Morra de Lechugales y Pica´l Jierru, entre otras. Ya asomaba el Valdominguero a la derecha, pero anda que no faltaba nada aún.


Los valles de los ríos Bullón, Quiviesa y Deva, con la Sierra de Peña Sagra a la izquierda.


Y en el centro, ... Potes.


El Macizo de Fuentes Carrionas, con el Curavacas, Peña Prieta, Tresprovincias y Espigüete.


Una panorámica desde cumbre de las vistas hacia el sur.


Al norte lo que se veía era la Pica Macondíu y al fondo del todo, la Sierra del Cuera por delante del mar Cantábrico.


La que es preciosa vista desde este lado es la Rasa de la Inagotable. Increíble que por el lado contrario sea una cuesta de vacas. El próximo punto de paso iba a ser la collada verde que se ve a su izquierda.


No paramos demasiado en cumbre. El día iba a ser largo, así que foto de grupo y para abajo.


Descendimos por el lado contrario, teniendo que perder unos metros de más para evitar por la vertiente de las vegas de Ándara unos gendarmes que nos impiden alcanzar directamente el collado de La Rasa (2.202 m), debiendo remontar luego unos metros hasta él.


Y es que podríamos bordear La Rasa por el norte, pero en mi última visita a la zona una inoportuna tormenta me dejó con las ganas de ver como era el paso por el sur, por la cabecera de la Canal de las Arredondas, así que hacia allí vamos, perdiendo metros a la verde collada que veíamos desde cumbre.


Un cómodo descenso nos deposita en la collada, ....


...que resulta ser un incomparable balcón sobre la Canal de las Arredondas a la vez que vemos la cara más agreste de La Junciana (izda).


La vistas sobre la zona alta del macizo, mejores casi que desde la propia cima de La Junciana.


Bordeamos la base de La Rasa, dirigiéndonos hacia el Collado del Mojón (2.208 m). En la ladera de enfrente vemos las señales de la vieja explotación minera de la Mina de las Arredondas de la concesión Santa Ceclinia, con restos de varios casetones por debajo.


Y ya que estamos en el collado del Ronzón y desde aquí es un simple paseo, nos aupamos a la cumbre de La Rasa de la Inagotable (2.284 m). Años hacía que no venía hasta aquí. En concreto desde mi visita a La Morra de Lechugales, que os conté AQUI.


Buen balcón La Rasa de la Inagotable sobre el Samelar, Sagrado Corazón y La Junciana.


El central asoma sobre el collado Valdominguero, a donde aún tendremos que llegar.


Hacia la costa y abusando del zoom, apreciamos Unquera y la desembocadura del río Deva en la Ría de Tina Mayor.


Seguimos ruta. Bajamos al Ronzón y subimos a la horcada que separa el Grajal de Abajo del Grajal de Arriba (2.193 m). Recorremos unos metros hacia este por el acceso habitual a la Pica´l Jierru o La Morra, aunque nosotros no vamos a ir tan arriba. La idea es buscar un descenso a la derecha, hacia el Jou Lleroso, para enlazar en él con la senda hacia el collado Valdominguero.


Y es que ya tenemos a la vista el pico Valdominguero y la escarpada cresta que lo une con el Cuetu Tejao, que en realidad es el plato fuerte de la ruta de hoy.


Acabamos bajando por una ladera que nos pareció factible, aún cuando se trata de un terreno muy descompuesto e incómodo, en el que hay que prestar atención.


En la base de la ladera damos con una senda que creemos nos llevará ya sn problemas al collado Valdominguero. Aquí David decide no seguir. Esta claro que no tiene un buen día y viene sufriendo más de lo necesario. Decide que se vuelve desde aquí, parando por el Pozo de Ándara donde se localizaba el antiguo lago desecado como consecuencia de la actividad minera en la concesión San Gregorio de Minas de Mazarrasa y que nos esperará en el coche.


Pancho y yo seguimos la senda solo para darnos cuenta de que esta se dirige a la Pica´l Jierru. La nuestra va más baja aún y tenemos que perder metros por una ladera con algún tramo un tanto expuesto, aunque conseguimos enlazar con el camino sin problemas.


Luego ya solo queda remontar metros hacia la collada Valdominguero. Aquí Pancho aprieta el paso. Habíamos acordamos comer allí y debe tener hambre. Casi me saca de punto.


Por fin alcanzamos el collado Valdominguero (2.144 m), en la cabecera de la Canal de Jidiellu y paramos a reponer fuerzas comiendo algo.


También vemos la ladera por la que hemos bajado, cruzando las Traviesas del Grajal, hasta enlazar con la senda que nos trajo hasta aquí.


Después de comer iniciamos el ascenso al Valdominguero. Cortamos la base del mismo durante un corto tramo, subiendo después unos metros hasta dar con la marcada traviesa que sube con tendencia a la izquierda y que yo recordaba de mi anterior visita.


La traviesa gira en la zona alta a la derecha y sale a la cresta. Un corto recorrido por ella nos deposita en la cumbre del Valdominguero (2.265 m), que nos regala una perfecta visión del Macizo de los Urrieles. Por cierto que el día había ido cambiando y el anunciado frente parecía que llegaba.


Bajo la cumbre se abre el Jou Lleroso que pierde metros hacia el Pozo de Ándara. De nuevo la Pica Macondíu en el centro.


Apenas si paramos en cumbre. Hacemos una estimación de lo que puede llevarnos la cresta y no nos va a sobrar mucho tiempo. De momento recorremos la cresta al norte hasta un punto donde esta se corta.


Toca un primer destrepe. Más sencillo de lo que pueda parecer en la foto, aún cuando hay que poner atención, como en todo el recorrido de esta cresta.


Este destrepe nos deposita en una horcada. No vemos claro como seguir ya que no localizamos jitos, pero optamos por perder metros por una inclinada canal en la vertiente del Jou Lleroso.


Esta canal nos deja en la base de una segunda canal por la que subimos sin mucha convicción. Se trata de una canal sencilla, pero muy larga y pendiente en la que hay que poner cuidado.


La salida de la canal nos devuelve a la cresta donde reencontramos una línea de jitos que nos devuelven la tranquilidad.


Seguimos la cresta hasta el pie de un muro. Lo recordaba de haber visto alguna foto. Impresiona más en vivo. Serán unos 10 o 12 m muy verticales y con mucho patio a la derecha.


Pancho no lo ve del todo claro, pero no le doy opción a buscar algún Plan B, así que me meto en el muro y  subo sin problemas. Así y todo, no lo considero especialmente sencillo. Es largo, con pasos de III, y se está un buen rato con mucho patio bajo los pies. No lo recomendaría a gente no habituada a este tipo de trepadas.


Os dejo un video que vi en internet, donde se aprecia mejor la subida, aunque no se ve el patio que hay a la derecha del protagonista. Se corresponde con la segunda parte del video.



Tras este paso se acaban las complicaciones. Hemos salido de la vertiente del Jou Lleroso y entrado en la del Jou sin Tierre. Desde aquí la cresta suaviza y perdemos metros pasando bajo las Picas del Jou Sin Tierre a las que no subimos. Una vista atrás.


Y es justo aquí cuando nos damos cuenta de que, sin saber de donde viene, la niebla está subiendo a toda velocidad, por lo que apuramos el paso para hacer cumbre cuanto antes en la cima del Cueto Tejao (2.159 m) cuando ya no vemos el Pico Boru, la que debería haber sido nuestra última cumbre hoy.


Hacia atrás la nebla sube por la vertiente de las Vegas del Toro, envolviendo la cresta que acabamos de cruzar hace solo unos minutos. Prefiero no pensar lo que habría pasado de pillarnos a mitad de la misma.


Al otro lado del Jou sin Tierre vemos el Pico Soriano. Por el jou también está subiendo a toda velocidad la niebla. Tenemos el tiempo justo para trazar el rumbo de descenso.


A duras penas podemos ver ya las cumbres del central al otro lado del valle del Duje. Una última foto al jito de cumbre y para abajo.


Apenas perdemos unos metros nos internamos en la niebla. Toca tirar de GPS en un par de puntos, pero enseguida damos con una buena línea de jitos y entre ellos y el GPS bajamos sin mayores problemas.


Más abajo el sendero está muy pisado. Bajamos rápido. Sin pararnos. Aunque nos desviamos un momento para acercarnos hasta la fuente Soles en la vega Soles. Nos llevamos un chasco. La fuente sale a ras del suelo y está de meterse el ganado. No podemos cargar agua.


Poco después nos dejamos caer a la derecha hasta enlazar con la pista que baja al Jitu Escarandi, saliendo a ella justo por encima de la majada de La Jazuca. Un poco más abajo salimos de la línea de niebla.


El Jitu Escarandi estaba cerca y David ya nos estaba esperando allí. Tocaba cambio de ropa, intercambiar detalles de la ruta a partir del punto donde nos separamos y luego para Sotres a tomarse la correspondiente cerveza. Os dejo el track.

Powered by Wikiloc

Un saludo
Cienfuegos

10 comentarios:

  1. Estupenda ruta y también arriesgada, algunos pasos son de vértigo... Como siempre estupenda la narración, las fotos y los datos técnicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Germán. Si, la cresta no es para ir sin saber lo que te vas a encontrar. Además no hay mucho escape posible una vez estás metido en ella.

      Eliminar
  2. Gran actividad Javi!! Aunque hemos estado en varias ocasiones por la zona, nunca hemos hecho el canal de las Arredondas, la vez que unimos la Rasa con la Junciana, lo hicimos por un paso intermedio entre el Castillo del Grajal y la Rasa...
    La cresta del Valdominguero al Cueto parece intensa.. aunque al final se os metió la niebla, os quedó un rutón.
    Un abrazo, gran repor como nos tienes acostumbrados!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la canal de las Arredondas tampoco la tengo hecho entera, desde abajo, pero debe ser una "fartura" de desnivel de la virgen. La cresta muy guapa y entretenida, pena la niebla que nos dejó sin el Boru que tiene una vista preciosa sobre Sotres. Para otro día. Es bueno para hacer en invierno.
      Saludos

      Eliminar
  3. Menudo ruton que habeis hecho, aunque un poco apurados diria yo debido a la niebla. Pero aun asi la ruta fenomenal.
    Mi mas enhorabuena a todos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La niebla nos pilló por sorpresa. El día había estado en todo momento muy despejado y la verdad es que no la vimos llegar hasta cerca del Cuetu Tejao. Me jorobó sobre todo porque quería haber siguido al Boru, epro bueno. Razón para volver.
      Saludos

      Eliminar
  4. Vaya envidia...menudo día, a pesar de la niebla final....Como ya sabes, este verano estuvimos por gran parte de vuestro recorrido, pero divido en dos etapas, y sin poder hacer la cresta por culpa del tiempo.
    Impresionante recorrido el que os habéis metido! La cresta, de miedo!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me acuerdo de que hace poco subisteis al Valdominguero y no pudisteis hacer la cresta por la niebla. También anduvisteis por la Junciana, es verdad. Pues la cresta os va a gustar. Hay que hacerla con calma y asegurando bien, pero es guapa. Para la próxima vez que bordeeis la Rasa, os recomiendo hacerlo por donde nosotros, dando vista a la canal de las Arredondas. Es un tramo muy, muy guapo.
      Saludos

      Eliminar
  5. Que envidia siempre que veo los picos de Europa. La verdad que os salió redondo la ruta, más no pudisteis apurar el buen tiempo.
    Las trepadas esas son de las que te quedas agusto cuando las subes pero las pasas putas mientras estas en ellas. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el buen tiempo duró lo justo. Y las trepadas, efectivamente son de las de soltar adrenalina, para luego disfrutarlas más.
      Un saludo

      Eliminar