jueves, 8 de enero de 2015

Fotografias 2015

Tiempo de fiestas, tiempo de paz, tiempo de buenos propósitos.
Tiempo, en fin, de Navidad. ¡Felices Fiestas!




¿Quieres hacerme felíz?
Déjame escuchar el silencio de un fayéu durmiendo el largo invierno.


Dicen que está ahí desde el Siglo VII.
Y sin embargo, el fuego de la Ferrería de Compludo, sigue calentando el hierro.


Siempre lo digo. Si tengo que reencarnarme, yo quiero ser gato. 
Para dormir a pata suelta en cualquier sitio. Incluso en el corredor del hórreo.

Los tesoros suelen estar ocultos y no siempre es sencillo llegar hasta ellos. 
Como este rincón en las profundidades del valle del río Monasterio.

Que menos que una vela por Todos los Santos

Imposible pasar frente a él y no tirarle una y cien fotos. 
El Naranjo. El Urriellu. Simplemente, el Picu.

No se que es lo me llamó más la atención en aquella casa,
si el tamaño de sus ventanas, realmente diminutas, o el trabajo de sus pequeñas contraventanas.

"A la gueta". Tarde de cosecha. Un pequeño paseo con la cría por la Sierra del Naranco. Y para acabar una bonita puesta de sol en el Pico Paisano. Mañama más.

Otoño. Seronda. Viento fuerte. Aire caliente. Tiempo de de castañas. Tiempo de setas.
Tiempo, en definitiva, de disfrutar de nuestros bosques.

El viejo mazo bullía en chispas. De fuego en su interior. De agua, afuera.

¡¡Vaya, vaya!!. Aquí no hay ... ¡¡montaña!!
Las Landas. Aquitania. Francia

Porque no todo va ser en monte.
En verano también hay que aprovechar para ir algún que otro día a la playa.

Tapia de Casariego suele regalar unos atardeceres preciosos, pero el que tuvimos la suerte de disfrutar mientras cenábamos allí mismo, son de los guardar en la memoria mucho, mucho, tiempo.

Un día de mucho calor buscamos la sombra, casi diría que oscuridad, del cada vez más impenetrable
 Bosque del Mofusu.

Primer día de verano, primer día de playa. Ya había ganas. No fue en Frexulfe, la foto es de hace un par de años, pero sin duda volveremos por la zona, como todos los veranos.

¿Sabeis de algún lugar donde las fuentes nazcan bajo los cabazos? Yo si. En Los Oscos.

La facilidad de la Sierra del Aramo para envolverse en nieblas es realmente sorprendente. Incluso en días con una excelente predicción meteorológica, como era este. Lo que no evito descubrir un interesante itinerario que habrá que repetir con mejor día.

Como si el mundo se hubiera parado a mitad del Siglo XX.
Así nos encontramos aún algún viejo pueblo de nuestras montañas.

Dos días de sol y ya se ponen los ciruelos blancos de tanta flor. Primavera.

Dicen que los Puertos de Agüeria son el vergel de Astrias. En mi opinión La Cardosina es el vergel de Agüeria. Vergel al cuadrado.

Una tarde bastante triste de invierno, nos dedicamos a buscar tesoros por los bosques de Cabranes. 
Y aparecieron. Hasta a pares los encontramos.

Este día el Requexines no se veía reflejado en las cristalinas aguas del Ausente.
Y sin embargo el lago se mostraba más hipnótico que nunca.

Aún recuerdo cuando la Senda del Oso era, a tramos, una simple senda de pescadores y los más de sus túneles estaban cerrados por vecinos de la zona, como almacenes o incluso establos.

Mañana de ñublu y orpín para disfrutar en soledad de los preciosos hayedos de los montes del Inierno, a caballo entre Piloña y Caso

Un día feo de narices, al menos dió para perder una tarde por la braña del Rebel.lón y tirar alguna foto a las cabañas y teitos

Mañana de Nochebuena. Había que gastarse un poco para los excesos de la noche, así que tocaba paseo mañanero con la peque por la Sierra del Naranco

No hay comentarios:

Publicar un comentario