viernes, 11 de septiembre de 2015

Cascada de Cioyo

23/07/2015
Concejo de Castropol (Asturias)

Aprovechando que estábamos pasando unos días de vacaciones en Tapia de Casariego, programé alguna ruta por la zona para visitar alguno de esos lugares que dende el centro de Asturias, suelen quedar muy a desamano. Entre ellos, casi que el que más se me apetecía, estaba la cascada de Cioyo sobre el río Porcía, de la que solo puedo decir que lo más complicado es alcanzar el punto de inicio de la ruta como tal, por lo que alejado que queda del "mundanal ruido".


Inicio/Fin: Antiguas escuelas de Villarín y El Arco
Distancia: 2 Km
Desnivel máximo: 160 m
Tiempos: Como suelo decir en estos casos, unas 2 horas o las que se quiera.


El acceso hasta el punto de inicio es complicado. Desde Vegadeo, por la AS-22 podemos ir hasta Balmonte, donde  en un cruce a la derecha tomaremos en dirección a Añides y Penzol y donde ya deberíamos ver alguna indicación de la Cascada de Cioyo. Saliendo de Balmonte junto al cementerio, alcanzaremos el collado del Campo del Couselo, sobre el pueblo de Penzol, en el que tomaremos dirección Villarín. Un poco antes de llegar al cruce que, a la derecha, sube a los pueblos de El Arco y Leirio, deberíamos haber pasado frente al edificio de unas viejas escuelas, a nuestra derecha. Ahí deberíamos dejar el coche. En mi caso, llegué hasta aquí desde Tapia, por A Roda y A Veigía, todo el río Porcía arriba, hasta Balmonte.


Una vez aparcado el coche  junto a las escuelas, recorreremos unos 50 m carretera adelante en dirección Balmonte hasta que veamos un sendero internarse ladera abajo, a nuestra derecha. La única indicación existente son unas letras escritas sobre el asfalto que señalan "Cascada".


La senda está muy marcada y es evidente en todo momento.


Enseguida vemos como se forma una especie de cañón al que tendremos que bajar. Al fondo los molinos del extremo norte de la Sierra de La Bobia.


Tras un primer tramo de senda protegida con una cuerda llego a un cruce en el que veo el río ya muy cerca y tomo el ramal de la derecha que me baja hasta él, pensando que la cascada estárá cerca ya.


El río Porcía no trae mucha agua. Ya sabía que no era la mejor época para visitar la cascada, pero aún así ofrece guapos rincones. Primero lo remonto unos metros por una estrecha senda que sube por la margen izquierda hasta que ésta parece perderse.


Pues va a ser que la cascada está más abajo, ...


... así que media vuelta. Aguas abajo continúa otra senda, siempre por la margen izquierda. El río en este tramo va más encajonado.


Y a partir de aquí empiezan a aparecer las cascadillas. Las primeras pequeñas.



Luego ya alguna un poco mayor, como esta que cae sobre el llamado Pozo de la Señora, porque al parecer aquí un resbalón le costó caro a la pobre mujer.



Por cierto que de la que bajaba había adelantado a una pareja con un crío de unos 4 años. Sin ser complicada, la senda que baja junto al río presenta algún punto donde hay que poner atención. Mal sitio para tropezar y acabar como "la señora". No me parece buena para meter críos pequeños.


De pronto el río da una curva a la derecha y desaparece. Estamos sobre la verdadera cascada de Cioyo.


La senda aquí no sigue el río. Remonta unos metros y cruza el crestón que cierra el valle por la margen izquierda para bordearlo por ese lado.


La senda pierde altura con fuerte pendiente, gira a la derecha y nos deposita en la base de la preciosa cascada de Cioyo.


La cascada de Cioyo, o Fiollo, como parecen decir por la zona, es un salto de unos 20 m de altura en los que el río Porcía se precipita hasta una poza de considerable tamaño. Pese a que la época no parecía propicia me encuentro la cascada con bastante más agua de la que contaba.


Tengo la suerte de disfrutar de la cascada en completa soledad. No solo eso. Un ejemplar de Cormorán Grande también anda por allí y se deja fotografiar tranquilamente.



Tiro fotos desde varios encuadres, pero la verdad es que la vegetación no ayuda a sacar fotografías más que a pie de río. La cascada es sin duda guapa y el rincón una maravilla. Durante más de 30 muinutos me dedico a grabar video sin apenas moverme y en completo silencio. Ni un ruido de coches, o gente. La pareja que había adelantado no han llegado hasta aquí. El cormorán anda a lo suyo, intentando pescar algo y yo a lo mio, grabando y tirando fotos.



Tras un buen rato de disfrutar del rincón, decido que es hora de irse, no sin cierta pena. Apetece quedarse allí a comer, bañarse o echar una siesta. Pero no será hoy. Así que autofoto y para arriba.


Dejo a la izquierda la senda por la que he llegado hasta aquí y tomo otra que sube más a la derecha (sentido de la marcha). Poco más arriba vuelvo a encontrame un tramo - bastante más largo en esta ocasión - de maroma, que ayuda a subir, ya que la senda presenta una pendiente considerable. Esta es la senda que permite el acceso directo a la cascada, sin pasar por donde yo había ido. Es más asequible en caso de venir con críos, aunque como digo, la pendiente no es poca.


Y es en este tramo donde me encuentro un par de señales que indican la dirección a la cascada, precisamente en donde no parecen tener mucha utilidad.


Y tras recoger el coche, para Tapia, que el día estaba de playa y había que aprovechar. En Penarronda, mismamente.



Os dejo un pequeño video grabado en la propia cascada. La calidad del mismo, ya sabeis, es marca de la casa. También os dejo el track, aunque no creo que sea de demasiada utilidad.





Un saludo
Cienfuegos

12 comentarios:

  1. Muy bonita y muchas gracias, yo la tengo muy cerca de casa y fui un par de veces a ella, y la segunda no la encontré. Las imágenes del cormorán en la poza son una preciosidad. Le echaré otro vistazo a la ruta antes de repetir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coño Germán, pues teniéndolo tan cerca, pena es no ir alguna vez más a tirar unas fotos en invienro o primavera, cuando por ahí baje agua a mansalva. Y ya ves que parece buen sitio para observar cormoranes. Igual garzas también.
      Por cierto, fue un placer tropezarte en Tapia.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Muchas fotos buenas, pero me quedo con la de la maroma.

    Un buen baño procedía en esa poza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Para un dia de paseo , has escogido una zona preciosa, seguro que en primavera debe de ser aun mas bonita con el rio algo mas crecido, estoy con Pepe en que un baño no habria estado mal, aunque en Peñarronda tampoco esta nada mall,
    Guapo reportaje de una zona parece que poco conocida para los de la zona centro, yo al menos no sabia ni de su existencia.
    UN Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las rutas de cascadas esta era la siguiente que quería conocer. De las más grandes y conocidas, ya me van quedando pocas. Precisamente las que pillan más lejos, como esta, así que había que aprovechar que andaba por la zona.
      Un saludo y a mejorarse.

      Eliminar
  4. Guapa, guapa y no la conozco, así que a ponerla en lista de espera. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes. Pillar, pilla un poco lejos, pero si andas por la zona o puedes enlazarla con alguna otra ruta corta por la zona, pues como que merece la pena.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Preciosa Javi, vaya rincón de ensueño.
    El vídeo muy guapu también
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. IMPRESIONANTE Javi, yo también me la apunto, las cascadas tienen para nosotros algo de magia, son lugares que purifican, estar un rato en ellas a mi me da mucha energía positiva, ya entiendo porque a algunas es tan complicado llegar desde el inicio de la ruta jjjjjj, son lugares especiales y tus imágenes hoy muestran con creces la magia de este sitio ( me la apunto bien apuntada) y tendré en cuenta ese paso de la señora...yo después de ver a tantos pequeñines en Picos de Europa ya no comento nada de nada uffff.
    Mi abrazotedecisivo, y yo también vuelvo con asiduidad a los blogs amigos que la época estival es de parón total, volver por aquí siempre es un placer auténtico, y lo que hicisteis en El Cortés fue brutal uafff que canal...yo ni con las Financiers de Carlos jjjjjjjjj. Lo dicho Abrazotedecisivo Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mi también me gustan mucho y disfruto mucho de las rutas "de cascadas". Son sitios especiales. Y no me recuerdes lo del Cortés, que aún me tiemblan las piernas, ja, ja.
      Un abrazo

      Eliminar