martes, 27 de diciembre de 2016

Cerru Niañu por La Escosura y Sobañéu

03/12/2016
Sierras de Pesquerín y Abedular
Concejo de Piloña (Asturias)

Hace unos años ascendimos al Cerru Niañu desde El Pedrosu, cruzando luego la Foz del Foceyu, como os conté AQUI. En esta ocasión haría un nuevo recorrido por el valle de Espinaréu, en el que saliendo desde La Villa, visitaría los abandonados caseríos de La Escosura y Sobañéu, para continuar hasta el collado Pendedor y ya por el GR-105 hacer cumbre nuevamente en el Cerru Niañu, regresando después por La Muda y Porciles. Y es que no importa las veces que me acerque a este valle. Da mucho juego y siempre quedan cosas pendientes.


Inicio/Fin: La Villa. Espinaréu
Distancia: 18,50 Km
Desnivel máximo: 830 m
Desnivel positivo acumulado: 1.070 m
Tiempos: 7 horas


Total que dejé el coche junto a la iglesia de Espinaréu y tras charlar con un grupo de cazadores, para saber hacia qué mano iban a ir a pegar tiros, me encaminé a la pista que sube hacia el cementerio, con una mañana fría, pero radiante.


A la derecha del cementerio sube una vieja senda junto a la linde de las fincas de Les Escalaes. Se la ve con poco uso, pero se pasa bién.


Alcanzo la zona alta de las fincas, saliendo junto a una cabaña. Por encima de ella discurre una ancha caleya. Y aquí la lío. Me obsesiono con subir ya hacia La Escosura y abandono la caleya para subir por donde puedo hacia la Peña el Ortigosu. No lo veo claro, pierdo cerca de media hora y acabo por volver a la ancha caleya desde la que tengo una preciosa vista de Espinaréu en el fondo del valle.


Así que sigo la caleya, pero poco después esta empieza a perder altura y temo que baje de nuevo a Espinaréu, así que la abandono, cruzo una finca por encima de alla y salgo a otra senda que discurre entre esta finca y otra superior.


La senda bordea por la derecha las fincas, pegándose a las paredes calizas de la Peña el Ortigosu. Está en claro abandono.


De todas formas alcanzo unas viejas cabañas en Solasenda. La pista que lleva a La Escosura está muy cerca por encima de mi, pero tengo que subir por una ladera muy, muy sucia, en un tramo que no recomiendo para nada.


Peor que mejor salgo a la estrecha pista que se dirige a La Escosura. Hablándolo luego con Pancho, parece ser que debería haber seguido la ancha caleya en el tramo que pierde altura. Esta me hubiera llevado a otra que sube a Solasenda, enlazando con esta pista. Mucho más sencillo.


Desde la pista veo la zona de Porciles, por donde espero volver por la tarde.


La pista alcanza una horcadina entre la Peña el Ortigosu y la Peñerina. Allí salen a darme los buenos días un par de esguiles (ardillas).


Atravieso el abandonado caserío de La Escosura. Las cuadras aún están en uso. Al fondo la colladina por la que acabo de pasar.


A la derecha la ladera se precipita hacia el fondo del valle de Espinaréu.


Desde La Escosura sale una buena senda, perfectamente trazada que corta en horizontal el valle Tronquiellos.


Guapa la senda, incluso algo armada en el cruce de la riega.


Paso junto a la buena Fuente Tronquiellos, en la que echo un trago


Atrás se queda La Escosura, en la que ya da el sol.


La senda dobla un crestón, entrando al valle de La Castañar, que culmina en la collada Pendedor. Desde este punto tengo una buena vista de la zona alta del valle de Espinaréu, pudiendo ver la Sierra del Trallán, o el Cuetón de les Travieses.


Abajo, las casas del barrio de El Sotu, en Espinaréu y bajo el Cerru Roblosa.


La senda empieza a internarse en el valle de La Castañar.


Y alcanza las casas de Sobañéu, en las que - despistado que es uno - no tiro ni una foto. Me daría cuenta más tarde.


En cambio en el siguiente tramo tiro muchas. La senda atraviesa un precioso robledal que pillo en el punto justo de color otoñal.



La senda llanea, muy marcada en todo momento. Al frente veo el cercano collado Caneyu hasta el que tengo que ir, sobre el primer crestón casi horizontal, que se aprecia en la foto.


A la derecha el valle Caneyu, tapizado por un precioso robledal que se mostraba espectacular.


En el collado Caneyu tiro una foto atrás, a Sobañéu y sus fincas.


Y otra foto adelante hacia el, lejano aún, collado Pendedor, a la izquierda del Picu la Rasa.


Todo este tramo va a resultar el más placentero de la ruta. El bosque está precioso y la luz, con el sol a la espalda, es perfecta. Tocaba difrutar de los últimos coletazos del otoño.



De todas formas en los tramos en que toca salirse del bosque, la senda entre Caneyu y Pandu`l Osil se muestra muy tomada de escobero y algo de cotolla. En estas fechas el felechal no me da probelmas, pero en verano puede ser un suplicio. Yo llego sin mayor complicación a las cabañas de Pandu´l Osil.


El collado Pendedor, ya más cerca.


Desde el Pandu´l Osil podemos perder altura hasta salir a la pista que sube valle arriba o, como en mi caso, seguir por una senda que casi en llano corta la ladera. Al menos en estas fechas, se sigue sin problemas y permite disfrutar de pequeños rincones como la vaguada de La Carricera.



En las cabañas de La Carricera salgo, ahora si, a la pista que sigue valle arriba.


Aunque no se si llamarla pista. Es más bien un camino carretero con guapos rincones.


Por fin alcanzo la zona baja de Pendedor, las buenas fincas de Les Mates, por las que subo hacia el cercano collado, disfrutando de las vistas sobre todo el valle de La Castañar que acabo de recorrer.


Llego así al collado Pendedor, con alguna cabaña en ruinas y un par máas arregladas, junto a las que paro a picar algo.


Desde este punto sigo el GR-105 "Ruta de las Peregrinaciones" en su Sector 5º, entre Espinaréu y La Vega, ya en La Matosa.


La senda está balizada con numerosas marcas amarillas, incluso en exceso, y se dirige al collado Sotrapeña, a la izquierda del Picu la Rasa, que voy a bordear.


A la izquierda vamos a ir dejando el valle del río Valle sobre el que se destaca la cumbre del Cantu Cobil, del que os propuse una ruta AQUI.


En el collado Sotrapeña doy vista al valle del río Pequeño y al otro lado de él, al collado Tebrandi, por donde pasa el GR-105. Sobre éste sobresale la Mota Cetín y más allá los Picos de Europa.



Pero yo no llegaría a Tebrandi. Sigo el GR un tramo más para luego ascender hacia la cercana collada Llerañes, entre el Cerru Niañu, a la izquierda y el Picu la Rasa a la derecha. A su izquierda, ya muy cerca de la cumbre, se aprecia perfectamente la llamativa roca de El Diente.


Bordeo así la cabecera del río Pequeño, con Tebrandi a la derecha.


Y llego hasta las sombrias fincas de la antigua majada Llerañes, cerradas por viejos muros entre los que discurre la senda y con sus cabañas en ruinas.


Gano el collado Llerañes, en donde pasta un buen rebaño de caballos y en el que me asomo al valle de La Felguera que baja hacia el de Espinaréu. Al fondo, a la derecha se destaca la cumbre de La Xamoca. Al fondo deberíamos ver ya la zona de la cordillera entre Pajares y Vegarada.


Desde la collada restan unos 150 m de desnivel hasta alcanzar la cumbre del Cerru Niañu. Allí sigue la cruz.


Y sus buenas vistas, de las que guardaba un gran recuerdo. La primera foto hacia la cumbre de Les Vízcares.


Los Picos de Europa, entre la Mota Cetín y el Pierzu.



Llambria, Campigüeños, ...


El Cunio. A este tengo que prepararle otra visita, pero por esta cara.


El sector más occidental del Cuera, con las cumbres de Cabeza Bubena y Peña Blanca.


La zona del Mofrechu, ya sobre Ribadesella.


La Sierra del Sueve. Con los prismáticos se veía incluso algún barco en el Cantábrico.


Las Ubiñas. Parecía que en la vertiente leonesa el día no era tan bueno.


Los valles que bajan hacia el de Espinaréu. Al fondo la Sierra de Peña Mayor.


Una panorámica desde cumbre.


Paré un buen rato allí arriba. Se estaba bien. Buena temperatura, sin aire y con una visibilidad excepcional. Después de disfruar como se merece de esta cumbre, autofoto y para abajo.


La llamativa roca que sobresale en la zona alta del Niañu y que llaman "El Diente". Según una leyenda local, el diablo quiso llevarse este pico para incluirlo en sus dominios, atraido por sus maravillosas vistas. En su infructuoso intento por conseguirlo dejó las costillas marcadas en la roca y un diente clavado en la crestería, encontrándose éste todavía allí para que los incrédulos lo contemplen. Tras él la sierra vuelve a alzarse en la cumbre de La Piedra.


Tocaba desandar parte de la ruta, bajando de nuevo a Llerañes (abajo en la foto) y luego seguir a Sotrepeña (a la derecha).


Y regresar por el GR-105 de nuevo hasta Pendedor (centro de la foto). Luego tocaría remontar la ladera de enfente hasta la collada La Espina para bordear por el norte la cumbre de Sopiedra o Picu La Muda.


Aún quedaba otoño para disfrutar.


Alcanzo de nuevo Pendedor, ahora con mejor luz que hace un rato y cruzo el collado de parte a parte, saliendo por la vertiente contraria.


La senda sigue formando parte del GR-105 y se muestra muy pisada en todo momento. Atrás se queda Pendedor.


Casi en la collada Espina llego junto a una buena fuente de 1967. Es un lugar perfecto para parar a comer, con agua fresca y una preciosa vista sobre los Picos de Europa, ...


, ... o Les Vízcares


Después de comer sigo hacia la cercana collada Espina, en la que doy vista al valle del Piloña.


Desde la collada sigue la senda cortando en horizontal la cara norte del Picu La Muda, en un tramo donde paso junto a un rebaño de cabras guardadas por un mastín al que parece que le molesta más que le estropee la siesta que otra cosa.


Guapa la senda en este tramo, tallada en algún punto, asomándose como en pequeñas balconadas hacia el fondo de los valles.


Bastante abajo aún empiezo a ver ya la amplia collada de La Tayada, por donde pasa la pista que sube desde el pueblo de Porciles y a donde tengo que bajar.


En una nueva vuelta de la senda, esta de nuevo se asoma al precipicio, en una preciosa atalaya desde la que tengo una estupenda vista de Infiestu.


La Tayada ya más cerca.


Poco antes de alcanzar la collada, la senda desemboca en una amplia zona de pastos a la que accede por un tramo soportado sobre armaduras.


Alcanzo la collada La Tayada y salgo a la pista. En ella tomo a la izquierda, empezando a perder altura hacia el cercano pueblo de Porciles, repartido en varios barrios.


Paso así por las casas de La Vega la Fuente, La Cruz de Cruz de los Caminos o L´Escobal. Abandono la idea inicial de bajar por el viejo camino y acabo descendiendo por la carretera por la que llego a las fincas del Llerón, a la vera del río Espinaréu, accediendo por fin de nuevo al barrio de La Villa.


Y en Espinaréu aún tendría tiempo de dar una vuelta y visitar algunos de sus muchos horreos antes de llegar al coche para cambiarme algo de ropa y después acercarme a tomar una cerveza en el bar de la plaza. Y luego ya para casa con una nueva ruta en las botas. Os dejo el track.

Powered by Wikiloc

Un saludo
Cienfuegos

21 comentarios:

  1. Conozco tramos de esta ruta y espero poder hacerla tal cual la has hecho. Me ha parecido muy interesante el recorrido y sumamente precioso. Piloña ye un concejo de los que más me gustan y le tenemos cerquina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará Mar. Cuidado al principio, donde me lié. El resto de la ruta no tiene mayor complicación
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Felicitarte por la hermosa ruta que has realizado en solitario compañeru. Yo no me atrevería, de no ser acompañado.
    Con respecto a lo que tu denominas como "La Piedra", he de comentarte que su nombre correcto es "El Diente". A lo que si se denomina Piedra, es al pico que está a continuación y que tiene una altitud de 1055 m. Espero haberte podido ayudar con estas denominaciones. Un afectuoso saludo y desearte que tengas un año 2017 cargado de hermosas rutas como esta que nos has ofrecido. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apunte, Viti. Según te lo vi, recordé haber leido algo sobre ese nombre y buscando lo encntré, como no, en el blog de Santos. Era una leyenda sobre el origen del nombre de El diente. La he incluido en mi relato. Un pequeño homenaje a nuestro compañero. Me aordé mucho de él este día, pues la única vez que había subido al Niañu, lo había hecho con él. Lo dicho, gracias y un saludo.

      Eliminar
  3. Guapa zona y ruta que te permite encontrarte con esas cabañas piloñesas tan potentes y en general bien conservadas. Además de ser el Niañu un mirador estupendo. Siempre en tus rutas hay un punto de innovación muy interesante. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ese valle es un no acabar. Cada vez que voy por ahí descubro nuevos rincones y se me ocurren nuevas ideas. Este día ya volví con otro par, ja, ja. Además hay que aprovechar ahora en invierno, que a esa altura, en verano es un infierno de vegetación.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pues tiene pinta de tar guapa, guapa. La zona ya de por sí asegura prácticamente cualquier salida. Hace unos días que anduvimos por allí, pero nosotros subimos al Niañu por la otra vertiente. Ya vi que nos comentabas que habías subido también, poco nos debió faltar pa coincidir!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es guapa. La senda entre La Escosura y Sobañéu es preciosa y el tramo del GR entre La Tayada y Espina también. Y si, no coincidimos por poco, ya te lo había dicho. Para el 2017 hay que preparar alguna salido juntos de una vez.
      un saludo

      Eliminar
  5. Guapa a rabiar, gracias por compartirla Javier...Un saludo....

    ResponderEliminar
  6. Va ser que Piloña nunca defrauda tampoco. Mui, mui guapa la ruta, les vistes, tou en xeneral... pero la semeya del esguil... tela jaja

    Un abrazu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piloña lo que ye, ye infinita. Nun soy quien a acabala. Y si, el esguil simpáticu asgalla y de lo más panchu, oye. Posaba y tou el jodiu, ja , ja.
      Un abrazu

      Eliminar
  7. Veo que taba el tema mucho mejor de Sobaneu a Pandu L'Osil que el día que lo hicimos nosotros. Por lo demás, una ruta bien chula.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo pasé sin mucho problema. Solo me lié un poco pa subir a La Escosura, el resto sin complicación ninguna.

      Eliminar
  8. Una ruta muy guapa e interesante. Siempre enseñándonos, nuevos caminos. Hasta el Niañu no lo conozco, pero me ha parecido guapisimo con sus majadas. La parte de la bajada si que la conozco.
    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sebastián. Pues el tramo de ascenso entre La Escosura y Sobañéu es muy guapa y merece la pena recorrerse.
      Saludos

      Eliminar
  9. Una estupenda opción para subir al Niañu y para conocer ese estupendo entorno. El día inmejorable y seguro que muy disfrutado.
    Nos quedamos con el término "esguil"!!
    Abrazos y Feliz 2017!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je, je, pues ahora ya entenderás mejor la expresión "esguilando", que se usa mucho en escalada.
      Feliz 2017

      Eliminar
  10. Una variante muy interesante, nosotros conocemos el Niañu pero desde Pesquerin, y ya nos parecio una zona preciosa, y esta por tus fotos no le envidia nada. Tienes razon en que hay mucho por ver en esa zona. gracias por enseñarlo, asi podemos volver, a mi la Braña de Tebrandi ya me dejo enganchado, asi que volveremos.
    Estupendo repor Javier.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tebrandi es una pasada, no me extraña que te enganchara. Pues mira, yo desde Pesquerín todavía no tengo hecho nada nunca y eso que se me apetece mucho recorrer toda esa sierra.
      Saludos

      Eliminar
  11. la sierra hermosa se v0ep0o0r0n desde lejos estraño a lauren

    ResponderEliminar