sábado, 7 de julio de 2007

El Siete

07/07/2007
Macizo de Ubiña
Concejo de Lena (Asturias)

Que mejor día que el 7 del 7 de 2007 para ascender hasta la cumbre del Siete en las Ubiñas. Ya si quedas en oviedo a las 7 de la mañana para salir, la conjunción estelar es de libro. La verdad es que era un picacho al que le tenía ganas desde hacía tiempo, aunque por amigos que ya lo habian hecho le tenia un pelín de miedo por una supuesta trepada final. Al final no sería para tanto y se dejaría hacer bastante bien, resultando una cumbre muy disfrutona con unas de las mejores vistas del macizo de Ubiña.



Inicio/Fin: Tuiza de Arriba
Distancia: apenas 8 km
Desnivel máximo: unos 1.130 m
Tiempo: unas 6 horas



Madrugamos bastante ya que teníamos que estar de vuelta en Oviedo temprano, así que salimos poco despues de las siete de la mañana. El día no prometia demasiado, nublado, mucha bruma, incluso a mitad de camino empezó a llover ligeramente. Al poco de empezar a subir el puerto de la Cubilla nos metimos en una espesisima niebla, lo que nos dío la esperanza de que estuviera despejado por arriba.

Así fue, justo a la altura de Tuiza de Abajo salimos de la niebla y en Tuiza de Arriba (1.230 m) hacia una mañana espectacular. De hecho así se veía hacia la Mesa y compañía ...



... y así hacia el interior del Macizo de Ubiña, desde el aparcamiento de Tuiza



A las 8 y cuarto empezabamos a andar en dirección a la vega del Meicín. El mar de nubles por debajo nuestro, con la Almagrera, la Mesa y la Tesa sobresaliendo era precioso.



A llegar a la portilla vemos ya en todo su esplendor al rey de Ubiña



Subiendo tranquilamente nos plantamos en el Meicin en unos 40 minutos (1.549 m). Allí paramos un rato a disfrutar de las vistas y a visitar el nuevo refugio.

Peña Ubiña y los Portillines. En medio al fondo los Castillines. Nuestro objetivo del dia aún se ve a medias ya que lo tapa en parte el Portillín.


Una panorámica del Circo del Meicín



Estando en la vega aparecieron (como no) los mastines de turno a ver si caia algo. Por un momento pense que nos acompañarian en la excursión, pero parecieron estar más dispuestos a pasar el dia tirados disfrutando del sol que prometía pegar de lo lindo, a juzgar por la mañana tan espectacular que estábamos teniendo.

Desde el Meicín tomamos en dirección a la Forqueta del Portillín, para al poco desviarnos a la izquierda y por debajo del Portillín oriental acometer el ascenso al valle de Covarrubia.

Vistas hacia atrás a la altura del Portillín Oriental



Cruzando los pedreros que hay en esa zona se va subiendo, siempre por la derecha del valle y bien pegados a los Portillines hasta salir a la collada que queda justo debajo de los Castillines y desde la que se da vista a los Joyos de la Cabra.

Vista hacia los Castillines desde uno de los pedreros que se cruzan


Andrés con el valle del Meicín abajo



Desde aqui se sigue a la derecha, continuando por el fondo del valle en dirección ya al Siete que se ve ya completamente a la derecha del tercer Castillín.




Poco antes de llegar a un gran pedrero que hay a la izquierda y ya bastante arriba, se ve la pared final del Siete, donde esta desciende hacia la Pasada del Siete, hay que subirse al crestón que desciende con tendencia a la izquierda casi desde la cima.




Se van superando las sucesivas terrazas por terreno muy descompuesto y bastante incomodo de andar. Aquí hay tal barullo de jitos que lo más probable es liarse, como nos pasó a nosotros, que seguimos una línea de ellos que nos acabó metiendo justo debajo del Tercer Castillín, donde se junta con el Siete, en una zona bastante jodidilla y de la que salimos, como pudimos, con una travesía más o menos horizontal hacia la derecha, a retomar la zona buena para seguir ascendiendo hacia la base del Siete.




Desde la zona de terrazas que ya si, nos conducen hacia la base del Siete, se sigue subiendo, pasando de terraza a terraza, ayudandose en ocasiones de las manos hasta alcanzar una grieta o una canaluca que se ve ascender hacia la izquierda, con bastante inclinación. Hay que subir por ella, con bastante cuidado pero sin grandes dificultades en una entretenida trepada. No es una zona especialmente aerea pero puede dar canguelo a gente con un poco de vértigo, no en vano aqui un tropezón tonto te puede dar un susto bueno.

Se sigue por la canaluca hasta que esta muere, para salir de la misma a la derecha, superando una llambria (puede que el paso más complicado por decir algo de la subida) desde la que ya se pasa a dar vista a la vertiente leonesa. Desde aqui una corta canal, mejor que lo que ya hemos superado, nos conduce a la cima (2.357 m).





Llegamos a cumbre a las 11:45 y eso porque perdimos casi media hora en el lío de jitos que nos llevó al Tercer Castillín.

Disfrutamos como enanos de las vistas (por cierto que ya habia gente en Ubiña y en los Fontanes). Los Fontanes, los Joyos de Cueva Palacios con Peña Rueda al fondo. Fariñentu, Tapinón y Siegalavá, Portillines, vega del Meicin y los Castillines y Ubiña, por citar solo las cumbres más inmediatas. A pesar del buen día que hacia, había algo de brima que no dejaba ver con demasiada claridad otras cumbres más lejanas, hacia la zona de Asturias. Hacia León en cambio estaba más limpio.

Fontanes


Joyos de Cueva Palacios


La impresionante cresta de los Portillines


Al fondo el refugio del Meicín


Vistas hacia Babia y Somiedo


Andrés con Babia detrás


Os pongo unas panorámicas de las vistas desde cumbre hacia el norte, abarcando unos 180º.




Por supuesto, las mejores vistas que se pueda uno imaginar sobre Peña Ubiña


Y en primer plano el Tercer Castillín. Parece que con un simple salto te puedas llegar a él



A las 12:15 tiramos para abajo, con bastante cuidado, sobre todo para pasar la llambria que da paso a la grieta y la parte final de esta hasta salir al pedrero. Ya bajando vimos que la niebla habia subido por encima del Meicín. Nos costó un poco encontrar el refugio para echar un trago en la improvisada fuente que tienen montada alli.

Un último vistazo a la pared del Siete

Una de esas grietas que suben con tendencia a la izquierda es el paso bueno hacia cumbre


Luego ya para abajo hasta Tuiza a donde llegamos a eso de las 14:00 horas y para casa.

Total, un dia genial con una cumbre preciosa que a diferencia de otras, no me importará repetir. Os pongo una panorámica desde cumbre y par de videos, uno con las panorámicas anotadas y otro un videomontaje de las fotos.







Saludos
Cienfuegos

PD: En 2016 repetí cumbre en El Siete, pero recorriendo la cresta que lo une con Los Fontanes. Se trata de un itineario muy aéreo, con continuos pasos de hasta II+ y que podeis ver AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario