martes, 20 de octubre de 2009

Bosque de Peloño

17/10/2009
Parque Natural de Ponga
Concejo de Ponga (Asturias)

El pasado sábado me acerqué al bosque de Peloño con idea de disfrutar de los colores del otoño, peeeeero .... el hayedo estaba muy atrasado aún, y le faltaban una o puede que dos semanas todavía para coger ese color rojizo tan característico, aunque no por eso iba a dejar de disfrutar de un bonito paseo.

Me llevé la BTT y en vez de subir el coche a Les Bedules, punto habitual de salida para acceder al bosque o a alguna de las cumbres que lo rodean, lo dejé en la collada Llomena, para recorrer un tramo de pista que desde aquí, va directa a Les Bedules y que no conocía.



Vista del Recuencu desde cerca de la collada Llomena


Inicio/Fin: Collada Llomena
Distancia: unos 30 km
Desnivel:  300 m



Por la pista que sale de la collada Llomena se llega a Les Bedules donde han montado un tinglado de la leche con una enorme pasarela de madera y dos miradores. Los miradores en sí, no están mal. Uno mirando al Tiatordos y el otro a Picos, con buena ubicación y sendos paneles de las panorámicas que se ven, con las cumbres principales rotuladas y tal, pero la pasarela ...., sobre el resto de la "infraestructura", vamos a pensar que se trata de una senda habilitada para dispacacitados, porque si no, aquello no tiene sentido, aunque también forma parte de la nueva política tan de moda (hormigonado de la Ruta del Alba, pasarelas en la Foz de los Arrudos, cables en el desfiladero de Les Xanes, …, en fin).

Mirador que da hacia Picos de Europa


Picos de Europa. A estas horas no se veian con claridad, en cambio el cielo estaba espectacular




Mirador que da vista hacia Ponga


Panorámica desde el mirador


Tiatordos, con la foz de le Escalada a su derecha, la Llambria a continuación y el Campigüeños enmedio y detrás. El pueblo que se ve en el extremo derecho es Taranes


Tiatordos


Desde Les Bedules, pista adelante pasando por la Biforcadera hasta alcanzar el collado Granceno, verdadera puerta de entrada al bosque de Peloño. La verdad es que Peloño es un hayedo realmente precioso. Ya lo había recorrido en varias ocasiones, en travesías desde la Uña a Puente Vidosa, o para acceder o descender alguna de las cumbres que lo rodean: Collau Zorru, Recuencu, Sen de los Mulos,... pero no por eso me canso de venir aqui de vez en cuando.

Collada Granceno


Desde Granceno seguí la pista hasta el punto donde el camino principal empieza a subir buscando la collada Guaranga - en la que se encuentran varias fortificaciones de la guerra civil - y el acceso a los puertos de Arcenorio.



El Sen de los Mulos asomando entre el bosque






La verdad es que el bosque estaba mucho más verde de lo que contaba








El Collau Zorru asomando también por lo alto






Niajo y Pozalón cerrando el bosque por el extremo sureste








Ten y Pileñes, vigilando desde lo más alto


Una vez me cansé de sacar fotos por la zona, volví a la collada Granceno para tomar por la senda que sube a la derecha (sentido de la marcha) hacia el collado Viances, con espectaculares vistas sobre la montaña pongueta.


Collada Viances con el Collau Zorru detrás


Panorámica desde la collada Viances


Pierzu


La Roble o Carria


Peña Salón


Allí dejé la bici y seguí por la senda que bajo los murallones del Sen de los Mulos busca la entrada del valle de Tolivia, ruta habitual para coronarlo, buscando tener una mejor vista del bosque.

Casi llegando al punto donde la senda da la vuelta y sobrepasa el murallón paré a sacar unas panorámicas de la hoya, porque eso es lo que es Peloño, una enorme hoya con una más que comprometida salida por Llue, que con un poco de suerte espero poder recorrer algún día.

Sendero que conduce a la entrada al valle de Tolivia


Panorámica del bosque de Peloño


Collau Zorru


Ten y Pileñes


bosque


Collada Viances


De vuelta a Viances recogí la bici y baje hasta Granceno para retornar a la collada Llomena parando una vez más en Les Bedules. A esta hora el sol me ofrecía una mejor vista de Picos.

Panorámica de los Picos de Europa desde Les Bedules




Un precioso y recomendable paseo.

Un saludo
Cienfuegos

5 comentarios:

  1. Preciosas tus fotos, una vez que se pulsa en ellas y se amplían. Qué pena que los colores intensos del otoño duren tan poco y haya que esperar otros once meses para volver a disfrutarlos.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito es Ponga!!!!
    Y todabvía le queda un poco para que el otoño esté en todo su esplendor... a ver si me da tiempo a acercarme...

    ResponderEliminar
  3. Buenas, Alto Sil, gracias y tienes razón. Para ver un bosque en el momento justo tienes poco tiempo de margen, enseguida se pasan los colores. Intentaré pegar otra vuelta este fin de semana. Ya veremos.

    Que hay Borja, Ponga no ye que sea guapo ye que ye guapísimo, ¡¡juas!!. Anímate y pasea con el resto de los mortales, que no todos podemos irnos al Himalaya.

    Un saludo a los dos

    ResponderEliminar
  4. Cienfuegos, cada día te superas con la fotos, precioso bosque...
    Por cierto, no tiene perdón que aun no hayamos subido al Espiguete...eso habrá que solucionarlo, a ver si Vidal se ofrece como guía y pisamos su cumbre hombre....

    ResponderEliminar
  5. Gracias sherpa. Pues si, lo mismo acabamos haciendo una quedada bloguera, je,je.

    Un saludo

    ResponderEliminar