lunes, 2 de noviembre de 2009

Visita exprés al Monsacro

31/10/2009
Sierra del Aramo
Concejo de Morcín (Asturias)

Pues eso, que el sábado después de comer me senté delante de la tele a ver El Tiempo y parecía que se confirmaba lo que ya hacía días que andaban avisando. A saber: que el domingo y lunes iban a caer chuzos de punta, así que ante la imposibilidad de salir el lunes como tenía pensado y aunque tarde, preparé ruta sobre la marcha y claro, ¿a donde ir a las 4 y pico de la tarde, ahora que se hace de noche a las 6 y media?, pues nada, a la Sierra del Aramo, y el Monsacro es lo que queda más cerca.

Subí el coche hasta el pueblo de la Collada (395 m) y a las cinco menos veinte ya estaba andando. Privilegios de vivir en un sitio en el que tienes sierras como la del Aramo a veinte minutos de casa.

Distancia: 6,2 Km
Desnivel máximo: 660 m




La ruta habitual al Monsacro no tiene mayor historia, está perfectamente señalizada y el camino es amplio y cómodo en todo momento.



Se toma primero por una caleya por medio de un castañar, donde por cierto había gente apañando para un buen amagüestu, a juzgar por el volumen de las bolsas. El camino sale al rato a zona más depejada y empieza a subir en amplios zig zags por toda la Cuesta la Magdalena, dejando bien abajo el valle del río Caudal.







El pueblo de La Collada, de donde vengo


Abajo Santa Eulalia, detrás la Termica de Soto de Ribera y al fondo la Sierra del Naranco con Oviedo debajo, aunque no se veía bien por la bruma que había


En un momento dado el amplio camino se convierte en un estrecho sendero que corta a la izquierda para meterse en otra canal por la que ya se sale a la zona alta. Aunque el camino es cómodo, iba rápido para aprovechar el tiempo y a estas alturas ya llevaba una sudada de las que hacen época. Supongo que haber salido de cena la noche anterior no ayudaba demasiado. De hecho yo creo que el sudor era puro destilado de Quinta de Tarsus.









En la zona alta la pendiente se suaviza y el sendero se convierte de nuevo en un amplio camino que sale por fin al Mayau les Capilles, las vegas del Monsacro, con la primera de las capillas a la vista.

Llegando al Mayau les Capilles




La primera capilla está dedicada a Santa María Magdalena (855 m). Ermita del Siglo XIII, declarada Monumento Histórico Artístico en 1992.







Luego bajé unos metros para acercarme a la lagunuca que hay allá arriba (845 m), con la segunda capilla al fondo.





Vista atrás hacia la capilla de la Magdalena





La segunda capilla está dedicada a Santiago Apostol y Santo Toribio (920 m). Igual que la anterior del Siglo XIII y tal, pero esta, además de preciosa, es muy original y todo lo relativo a ella tiene un cierto aire de misterio. Presenta planta octogonal y en origen parece ser que tenía un pilar central, un Axis Mundi o Arbol Vitae, y una segunda planta hoy desaparecida, con lo que era una buena muestra de arquitectura templaria. Además parece haber sido construida sobre una antigua necrópolis. Dentro tiene un pozo, la cueva de Santo Toribio, de donde los fieles extraian "tierra curativa", que en realidad parece ser el verdadero hueco de la necrópolis.











Desde la segunda capilla tomé ladera arriba buscando una estrecha horcadina, la Horcada la Muezca, por la que se puede bajar hacia la zona de Viapará, por la zona de Covariella y salir a la carretera del Angliru.





Desde la horcada (970 m) se continua a la derecha por un tramo un tanto incómodo de andar y tras una primera cota se alcanza la cumbre del Monsacro (1.054 m) o Cuetu Romiru.



Las vistas desde cumbre son preciosas ... si se alcanza a una hora prudente, claro, no como en mi caso. Pero bueno, como era un pico ya conocido no me lo tendrá en cuenta.

Sierra del Aramo desde cumbre, con el sol poniéndose por detrás de la sierra


Justo debajo la zona de Covariella y la pista que llega desde el área de Viapará


Por cierto en cumbre hay cruz de mi grupo de montaña, El Civilu. Debe ser la que se colocó cuando nos tocó organizar la festividad de San Bernardo de Menthón. En aquella ocasión unos balizaron la ruta que iban a seguir al día siguiente los distintos grupos, otros colocaron la cruz de cumbre y otros montaron la barra del bar que nos tacaría atender al día siguiente. Como no podía ser de otra manera, atendiendo a mis cualidades sobre el tema, fuí de los que montó el bar y al día siguiente estuvo detrás de la barra. Desde entonces tengo una paciencia con los camareros realmente increible.



Bueno, a lo que iba. Una vez en cumbre me dispuse a disfrutar de lo que en realidad había ido buscando en tan cercana montaña. Un bonito anochecer.









Por desgracia justo después de alcanzar unas tonalidades rojizas realmente increibles, en cuestión de minutos se difuminó y perdió todo colorido.



Finalizado el espectáculo recogí los bártulos y para abajo. En la capilla de Santiago me encontré con un montañero con el que había coincidido en cumbre, Juan Carlos, que se había acercado a la segunda cumbre del Monsacro, mientras yo me quedaba en la primera. La Fayona creo que me dijo que ponía en la cruz de cumbre, aunque yo creía que era el Llanu Villar de Arriba.

Junto a él retomé el camino hacia La Collada mientras el día perdía luz a marchas forzadas y los distintos pueblos y ciudades encendían sus farolas.

Al fondo: Oviedo


Por cierto que me tengo por buen bajador, vamos que soy de los que me gusta bajar alegre, se me cargan menos las rodillas que si voy más despacio, pero este hombre me hizo descender a velocidad de vértigo, más si tenemos en cuenta que acabamos la ruta ayudados por el frontal que yo llevaba en la mochila y que llegamos a los coches cuando ya era noche cerrada.

Un saludo si lee esto y por supuesto a todos vosotros.
Cienfuegos

17 comentarios:

  1. ¡¡¡Cómo molan esas sobremesas montañeras express!!!... y vaya sitio más guapo ese monsacro, me suena de haberlo visto en el "Top 100" de montañas asturianas... lo apunto en la agenda para nuestra próxima escapada, a ver si Paula quiere subirlo, je, je, je... Y vaya atardecer más guapo!!!... Es lo que tiene "vivir a 20 minutos de...", no veas si mola!!!... Saludos Esgalleros!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo sin molan. Cuando tenía menos compromisos familiares eran más habituales. Pero bueno, todavía cae alguna de vez en cuando. Lo de las 100, si te refieres al libro, no está entre ellas, aunque bien podría estarlo. No es que sea un pico llamativo por altura o dificultad, de hecho, como ves se sube en hora y media y no se si merece una visita expresa desde Palencia, pero si andais por la zona si que puede ser una opción para una ratillo porque un día despejado ofrece unas vistas preciosas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Aupa Cienfuegos!!! la verdad es que, a día de hoy, es el tipo de ruta que mejor nos viene, porque si duran más Paula se nos revela, je, je, je... y esas ermitas tienen una pinta muy guapa... Remiro el libro de las 100 y el que sale es con el nº 38 el Romiru, y creo que al que subiste tú lo llama Fayona, y no pone Monsacro por ningún lado sino que llama a todo el conjunto Sierra de Monsacro... esto de la Toponimia, ¡vaya lío!... bueno el caso es que seguro que nos acercaremos algún día porque nos encanta bajar pa Asturies!!!... Saludos Esgalleros y Gracias por el peazo reportaje!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡joer, que empanada!! Vidal. No me había fijado. Sí, es el Romiru. Remirando parece ser que a la cota máxima de la "sierra" del Monsacro la llaman Romiru, aunque ya ves lo que dice en la placa de cumbre. El Monsacro no está pegado a la sierra del Aramo, pero yo siempre lo he considerado como integrante de la misma. En la cumbre secundaria, cuando yo subi no había buzón, ahora parece ser que si y pone La Fayona, que no lo había oido nunca, pero bueno,...

    Ese libro de las 100 lo cogí con ganas cuando salió, pero ahora hace tiempo que no miro de hacer cumbre en alguna de las pendientes (unas 20 más o menos).

    Ah! oye y si te acercas avisa y tienes pagadas unes botellines de sidra.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Jodo!, nada más te quedan 20!!!, bueno claro, con las peazo de pateada que te marcas las harías de cinco en cinco, ja, ja, ja... nosotros también lo cogímos con ganas... pero solo tenemos 35, je, je, je... bueno, poco a poco, es que hay muchas que pillan un poco a desmano desde "Cazurrilandia"!!!... Que bien suena eso de les botellines de sidra, ¡cada vez me está gustando más el Monsacro!... y además sabiendo que tienes experiencia detrás de la barra, je, je, je... Cualquier día caemos por ahí, muchas gracias por la "motivación-invitación" compañero!!!... Saludos Esgalleros!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy bonita ruta Cienfuegos... Ojalá tuviese yo esa suerte... Tener a menos de 20 minutos una ruta tan guapa como la que nos expones.
    Con tu reportaje queda completamente demostrado que no es necesario tener que ascender dosmiles para disfrutar de la montaña. Con poco más de mil metros nos has enseñado una ruta que mezcla perfectamente la cultura asturiana y su historia con el disfrute de la montaña, y eso en poco más de 2 horas. Enhorabuena por la ruta y me la apunto para posibles escapadas por tu tierra.

    ResponderEliminar
  7. Hombre vidal, es que ya sabes que yo soy muy de pueblo y me cuesta salir de la tierrina y aunque no sea más que "a pocos" se van haciendo cumbres, je.

    Que tal Gordones, no te quejes, que por tu tierra buenas montañas hay también. Por cierto que por tu zona tengo muchas ganas de arrimar a la foz de Ciñera que tengo visto fotos y tiene una pista estupenda. Además puede ser buena ruta para hacer ahora en otoño/invierno que los días son cortos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Para ser una escapada tan precipitada, no esta nada mal...si hubieses salido antes te habrías perdido ese atardecer!
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Que hay sherpa, bueno, es que ya llevaba la idea de ver anochecer. La primera opción fue subir a la Gamonal (más alta y con mejores vistas), pero tuve miedo a que se me hicera de noche antes de llegar. De hecho la idea era quedarse hasta más tarde. Iba preparado de frontal para bajar y ropa de abrigo, pero al final hubo un coitus interruptus justo en lo mejor y empecé a bajar cuando aún había algo de claridad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Que putada el " coitus interruptus" eso no debe ser nada bueno...pero viendo el resultado de las fotos, seguro que fue semiorgasmico...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. ja, ja, ja,...si como la gaita de Hevia, que era multiorgásmica... ¿o era multiorgánica? ....

    ResponderEliminar
  12. Gracias Maria, los paisajes no son mérito mio...si acaso alguna foto, pero el paisaje ayuda mucho, ja, ja.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Que preciosidad de ruta, me encanta!!!, siempre nos tiramos para las cumbre "más altas", y sin embargo nos perdemos maravillas como esta.
    Por cierto, la frase de José ramón Lueje es de las de recordar...

    ResponderEliminar
  14. Hey, Valentín, ¿recuperado de la paliza a Los Fontanes?. Pues tienes razón, a veces tenemos al lado de casa montañuques que no tienen (casi) nada que envidiar a otras más afamadas. Y lo de la cita de Lueje, decidí hacerla mia desde el día en que la lei en el libro sobre su vida y obra. Creo que describe perfectamente lo que nos define y diferencia a los escaladores/montañeros/pisapraos/o simplemente enamorados de la montaña.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Qué maravilla de ruta!! Estas expres no las podemos hacer los que vivimos en el centro... me tendré que conformar con alguna carrerita pero no con esas vistas!!

    Gracias por contárnoslo y lo dicho, en cuanto organicemos una visita te aviso para hacer algo o para tomarnos unas sidras!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Que hay Sarita, no te quejes que vosotros tampoco os quedais en casa precisamente, ja, ja. Cuando querais perder unos dias por el norte, avisa y ya veremos.
    Un saludo

    ResponderEliminar