jueves, 15 de septiembre de 2011

Torre de los Horcados Rojos

ESTIRANDO LAS PIERNAS POR LOS URRRIELES

24/08/2011
Picos de Europa
Macizo de los Urrieles

Hace unas semanas había quedado con Carlos, hasta la fecha "amigo virtual", para hacer algo por Picos aprovechando que él iba a estar unos días de vacaciones en Tielve. La ruta que teníamos en mente era ascender los Tiros Navarros por la Canal del Vidrio. Sin embargo el pésimo día que se presentó, con una cerrada niebla por arriba, obligó a improvisar sobre la marcha.

Tras las presentaciones y después de tomar un café en Tielve para ver si el día mejoraba algo y viendo que no se iba a poder hacer gran cosa, Carlos propuso dar un simple paseo por la pista de Aliva “para al menos estirar las piernas”. Joer, como estiran las piernas estos de Madrid. Con una ruta de 32 km y 1.800 m de desnivel.



Inicio/Fin: Invernales de Sotres
Distancia: 32,5 Km
Cota menor: 900 m. Invernales de Sotres
Cota máxima: 2.506 m. Torre de los Horcados Rojos
Desnivel máximo: 1.606 m
Desnivel acumulado: 1.810 m
Tiempos: 10 horas y 1/4
Dificultad: La Torre de los Horcados Rojos está catalogada como SD/F


Pues salimos de las Vegas de Sotres con un día feo de narices, con niebla cerrada y un tanto fresco por la cómoda pista de Aliva, por donde al menos sabíamos que no nos íbamos a perder, esperando que a medida que fuéramos ganado altura y discurriera el día, los cielos acabaran por abrirse.



En las Vegas del Toro la niebla era más espesa si cabe. Una pena. La vista del El Escamellau presidiendo el valle del Duje siempre me gusta.

Entre la niebla iba comentándole a Carlos por donde estaba la entrada al valle de las Moñetas, por donde tendríamos que haber bajado en caso de haber podido hacer la ruta original.


Llegamos a La Raya, límite con Cantábria, con el pequeño refugio de la Casa de la Llomba un poco más arriba, recién rehabilitado, o al menos no estaba así cuando pasé por aquí hace un par de años. Huele a humedad, pero está limpio.



Poco más arriba empezamos a recorrer la largísima morrena glaciar que conforma la Llomba del Toro hasta alcanzar, tras algo más de 8 km, el refugio de Aliva.


La entrada a la Canal del Vidrio, con las Minas de las Mánforas, desde luego se presentaba bien fea a aquellas horas.


En el Refugio de Aliva la niebla seguía estando cerrada. Eran las 11:30, de manera que nos sentamos en una de las mesas que hay tras el refugio a picar algo y decidir que hacer.


Yo tenía antojo de seguir hasta los Joyos de Lloroza, así que le propuse a Carlos seguir hasta la collada de Covarrobres. Si el día seguia estando feo siempre podiamos arrimar hasta El Cable y tomar un café antes de volver a bajar. Así que para arriba y de repente, nada más dejar atrás el refugio,....


El espectaculo de ver aparecer de repente la mole de Peña Vieja delante de uno es de los que estremecen. Por arriba seguia estando revuelto pero parecía que iba a abrir, así que para el collado de Juan Toribio.



Y al llegar a la Horcadina de Covarrobres, lo que se nos mostró fue esto,...


Intercambio de sonrisas. Pues ahora hay que hacer algo. Peña Vieja, Horcados Rojos, Tesorero...

- Carlos, ¿a donde vamos?
- A Horcados Rojos. Quiero ver la Sur del Naranjo.

Pues nada, para Horcados Rojos. Después de todo él era el invitado y yo quien hacía las veces de anfitrión, por decir algo. Además, hacia tantos años que no subia Horcados Rojos que iba a ser como si fuera la primera vez.


Así que para la Vueltona y camino de Cabaña Verónica. A esas alturas ya sabiamos que la ruta iba a ser una calcetinada de las buenas.


La verdad es que las caidas de los Horcados Rojos hacia este lado invitan a izarse en su cumbre, ¿o no?. Parece increible que tenga una subida tan cómoda, viendo como es desde este lado.


Subiamos a buen ritmo, adelantando a gente que venía desde El Cable.



Pasamos de largo el refugio de Cabaña Verónica y para los Horcados Rojos y yo buscando el agujero donde vivaqueé hace ya un montón de años por aqui.


En la Horcada primeras vistas sobre la sur del Naranjo y yo que ya me empezaba a hacer cábalas sobre la posibilidad de volver por los Boches y el Jou Sin Tierre a Urriellu y bajar a Pandébano. Esa si que sería una ruta guapa como pocas.



Pero por lo pronto a hacer cumbre. Hay que reconocer que la cara oeste de la Torre de los Horcados Rojos está cosida a senderos. Para que luego digan que los montañeros no degradamos el medio.


Llegando a cumbre le tiro una foto a Carlos, con el Tesorero de fondo, en el único paso donde hay que poner un poco de atención, justo antes de la cima.


Y cumbre. 2.506 m. La verdad es que cuando salimos de Sotres con aquel día tan feo, no podía ni imaginarme que iba a acabar subiendo hasta aqui.


Hacia el norte el día presentaba su mejor cara, así que a tirar fotos a Torrecerredo, Párdida, Neverón, Urriellu, Tiros Navarro, Santa Ana,..






Y por supuesto foto de cumbre. Esta con Carlos.


De esta otra hace ya 17 años, los que hacía que no subia la Torre de los Horcados Rojos. Anda, que no llovió ya ni nada. El forro polar todavía lo tengo. Salió bueno, si. La mochila, pantalones y demás, ... ya pasaron a mejor vida.


Y una Panorámica de las vistas hacia el norte.


Cabaña Verónica a vista de pájaro. Nunca dejará de sorprenderme este refugio.


Sin embargo la alegría nos duró poco. De repente el día cambio de nuevo. Tan rápidamente como había abierto empezó a cerrarse otra vez. El Llambrión se cubrió antes incluso de poder tirarle una foto, al igual que el Tesorero. Por la Vueltona parecía que también subia la niebla y hacia el Jou sin Tierre y Urriello no se sabía que iba a hacer.



Conclusión: abandonamos la idea de volver por los Boches. El retorno lo haríamos otra vez por la pista de Aliva. Un coñón, si. Pero no estaba el día para experimentos. Así que nos despedimos de los Horcados Rojos y nos fuimos para Cabaña Verónica.



Cuando llegamos estaba Jose, el guarda, solo. Así que allí comimos tranquilamente en la mesa de afuera carlando animadamente con él, mientras le hacíamos algo de gasto. Que si ponen trabas a la ampliación del refugio (aunque puede que para el año que viene ya haya algo nuevo), que si el verano se está dando mal, que si el tiempo es peor, que si la mitad de la gente que llega hasta allí no tiene ni idea de andar por Picos, ... y varias indicaciones de rutas para futuras visitas; que si teneis paso por alli, que si podeis enlazar esto con aquello otro. Y por supuesto unas fotos desde el propio refugio.






Tras un buen rato nos despedimos de Jose y retomamos el laaaargo camino que nos quedaba, primero hacia la Vueltona...



... y luego hacia la Horcadina de Covarrobres, con una última foto a los Pozos de Lloroza, en esta época casi secos.


Nada más cruzarla nos metimos de lleno en la niebla, más espesa aún que por la mañana, y de la que no saldríamos hasta el coche, a donde llegaríamos con una buena mojadura.


La pista de Aliva acabó por hacérsenos eterna, aunque una buena conversación de cine ayudó a sobrellevarla. Un tio majo este Carlos. Seguramente habrá futuras rutas compartidas, aunque espero que la próxima vez no tenga tantas ganas de "estirar las piernas".

Un saludo
Cienfuegos

13 comentarios:

  1. Hola Cienfuegos!
    El mismo Carlos me habló el otro día de ti y de tu blog, así que digo...voy a pasarme a ver! jeje.

    Cuidadín con él, que los paseos que se mete no son cosa normal jaja.

    Una ruta muy bonita, así como las fotos. Hace unos meses nosotros hicimos un trozo de lo que habeis hecho vosotros, pero aún quedaba algo de nieve por las zonas altas. De hecho nunca había visto la subida a la Torre de Horcados Rojos así sin nieve, "cosida a senderos" como bien dices...

    La foto de Peña Vieja apareciendo entre la niebla, me ha traido grandes recuerdos de esa misma vez, cuando llegando a la Horcadina de Covarrobres (casi añoceciendo) desde la Canal de la Jenduda, las Agujas de Tajahierro (creo q se llaman así) se nos aparecieron entre la niebla justo sobre nuestras cabezas. Uff, sobrecogedor...

    Y poco más, decirte que tienes unas fotos preciosas. Voy a darme una vuelta por el resto del blog y a partir de ahora te sigo de cerca. De igual forma, te invito a pasarte por el blog que tenemos un amigo y yo, si quieres jeje.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Buff, nunca me plantearía llegar a H.orcaos Roh.os dende Sotres. Que soba collaciu.

    Picu que tengo ensín facer, y va quedando nel tinteru...

    A ver si quítome la espina un día d'estos.

    Un abrazu y rutón que ficisteis

    ResponderEliminar
  3. Menudo pateo, hubiese salido guapa la circular que apuntas hasta Pandébano.

    El último paso a Horcados Rojos me da siempre que pensar.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  4. Esta vez te has pasado, Cienfuegos.
    Casi que prefiero acompañarte en plan virtual que pegarme semejante paliza, voy mayor.
    Eso si, tus fotos y tu relato transmiten perfectamente la pasión que sientes por lo que haces.
    Y eso es un triunfo, amigo.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Vaya pateada; ya hay que tener fondo... algo mas que para estirar las piernas!!! Fotos espléndidas. Se trata de una cumbre bastante accesible pero con inmejorables panorámicas. Enhorabuena por la ruta aunque yo no estoy para esos trotes... prefiero cada vez las rutas mas cortas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola amigo, buena ruta hicisteis, si señor.
    Pocos días después, pasamos nosotros por la zona también, así que casi coincidimos. Nosotros desde las Vegas del Toro por la Canal de Vidrio ascendimos a Peña Vieja y en la bajada a la Garmona, luego por el Valle de Las Moñetas. Ya me hubiera gustado coincidir con vosotros.
    Una pena que no pudierais cerrar el circuito como llegasteis a pensar. Hubiera sido más corto y bonito sin duda.
    Felicidades a los dos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Vaya Javi, te quedó genial la puesta en escena de nuestro "estiramiento de piernas"... jeje.
    Una pena no haber hecho la circular, porque eso de regresar por el mismo sitio no me gusta nada. Pero es la montaña la que va marcando todo, y ese día estaba con niebla, pues mejor no arriesgar. De todos modos, tuvimos mucha suerte de poder ver todo eso que muestras en las fotografías, porque para como amaneció (y atardeció) el día...
    Genial aquella charla sobre cine en el regreso.
    Y nada, tú también eres genial, qué decirte. Es una lástima que de coincidir sea de año en año, pero bueno, supongo que así es la vida.
    Ahora sabes que tienes un nuevo amigo en Madrid. Cualquier cosa que necesites...
    Un abrazo.

    PD: Joer, sí que se notan esos 17 años entre una y otra foto. Hasta las cumbres parecen algo diferentes.
    El paso de los años no perdona a nada ni a nadie.

    ResponderEliminar
  8. Vaya paseín, casi na!!! simplemente estirar las piernas, pues vaya pateada compañeru. La verdad que el tiempo no acompañó al principio pero luego quedo guapu para el Picu, así que bueno supongo que al menos Carlos se llevaría una buena impresión de Picos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Jodo....si algun dia coincido con vosotros,procurare llevar ya las piernas estiradas ja,ja,ja.Volver por los Boches hubiera sido la guinda eh?pero bueno,dentro de otros 17 años seguro que siguen ahi.....
    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
  10. Hola chicos.
    Me ha encantado leer ésta entrada, ver las fotos, e imaginarme todas vuestras sensaciones y experiencias.

    Esta entrada me dice MUCHO.
    Me dice AMISTAD, además de amor a la Montaña!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Vaya dos...y es que Carlos si es peligroso de verdad con eso de estirar las piernas, menos mal que ya le voy conociendo y a mi ya no me engaña jajajaja, aunque si me engaña en este paseín no me hubiese importado....¡¡matarle digo!! jajajaja. Asi estaba el tío después... que ni pudo acompañarnos a cenar...quedó para pocos trotes jejejeje.Se ve que lo disfrutasteis mucho y eso es lo que importa montañeros, las fotazas estupendas Cienfuegos,un lugar que es un auténtico paraiso.
    Abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  12. jMii, pues encantado de que te pases por aqui. Fichado tu blog tambien. Lo de Carlos, ya me lo tenía que haber temido, viendo sus rutas, ja, ja.

    Berto, ¿soba? nun lu sabes tu bien. Si al´entamu me dixen que voy dir hasta H.ordados Roh.os nun lu creo.

    Jose Luis, pues si que hubiese sido guapa. más que volver por la pista, pero,....

    Jorreto, por esta vez no te digo nada. Fue una paliza de las buenas. Y pasión, no se si será, pero disfrutar ya te digo si disfruto.

    Javier, hay que reconocer que para la kilometrada y desnivel que salió al final, yo creo que fue bastante llevadera. más de lo que pueda parecer a primera vista.

    Monchu, ya vi que anduvisteis por la zona. A ver si algún dia coincidimos por allí arriba. Efectivamente una pena lo del circuito, pero no era el día.

    Carlos, un placer haber compartido ruta contigo. Ya tengo gnas de ver tue entrada al blog, a ver esas fotos con la "camarilla" que llevas, ja, ja. Y ya sabes cuando vuelvas a arrimar por aqui arriba avisa.

    Carlos, tranquilo que el otro Carlos ya se había metido unos buenos paseso días antes y o mucho me equivoco o alguno más cayó después.

    Dron, hombre, espero no tardar otros 17 años en pasar por la zona. Mal vamos si no, ja, ja.

    Toñi, muchas gracias.

    Sara, menudo fichaje este Carlos. Entre que él debe liarse bien y que yo me dejo liar mejor, menos mal que solo nos vamos a ver de año en año, ja, ja.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  13. Vaya caña que le diste a Carlos, jajaja, ya me gustaría tener un entrenador como tu...
    Que recuerdos esa cima, yo creo que hace más de 10 años que la pisé, ya va siendo hora de volver.
    Saludos.

    ResponderEliminar