domingo, 9 de octubre de 2011

La Airúa Naval desde Tene

20/09/2011
Sierra de Tene
Concejo de Quirós (Asturias)

Y así, como el que no quiere la cosa, se nos ha ido el verano y septiembre. Y en todo el mes, apenas si me ha dado para hacer un par de escapadas exprés, como esta misma por la Sierra de Tene en Quirós, una zona alrededor de la que tengo andado mucho (Aciera, Andrúas, Pando de la Mortera,...), pero que nunca me había dado por coronar. Una cumbre que me hizo sudar, ya que la infravaloré o mejor dicho, no calculé bien el desnivel y para hacerla en un rato por la tarde, resultó un tanto larga y me obligó a exprimirme más de la cuenta.


Distancia: 11 Km
Cota mínima: 625 m. Tene
Cota máxima: 1.413 m. Cumbre de la Airúa Naval
Desnivel máximo: 788 m
Desnivel acumulado: 900 m
Tiempos: 4 horas


Dejé el coche a la entrada de Tene, donde hay un lavadero y una buena fuente y recorrí las caleyas del guapo pueblo, buscando la pista que sale por su zona alta hacia la derecha. A la entrada un simpático cartel nos da la bienvenida "Tais en Tene. Bien veníos".



A los pocos metros de dar una cerrada curva a izquierdas, sale un camino que sube hacia la derecha, por el que me meto. Y es que a la Airúa Naval podría subir directamente por las Morteras de Tene, siguiendo la pista, o haber salido desde el pueblo de Bermiego para hacer la subida más habitual, por Pando la Mortera, pero quiero aprovechar para conocer un camino que comunica el valle de Tene con el de Bermiego: la Senda las Bobias.


El pequeño sendero que veíamos a la altura de la pista, pronto se convierte en un buen camino empedrado. Señal de buen uso en otros tiempos.


El camino se pierde en las fincas que hay en la zona alta, pero una senda continua pasando de un prado a otro, pegándose bien a la linde derecha. Se sale así a un pequeño sendero que en horizontal pasa por encima de los prados y que parece venir de la misma pista por la que iba, pero tomándolo más arriba.


Ya desde este sendero se empiezan a disfrutar de unas preciosas vistas sobre Tene, con la Sierra de Caranga detrás. Por su máxima cumbre, la del Cuetu Mar, anduve hace unos meses. A la derecha la mole del Cascorbal y en medio asomando la Forcada.



La Senda de las Bobias continua casi en llano o ganando altura muy poco a poco, bordeando el espolón sur de la Airúa Naval, que corta a cuchillo, entrando en el valle de Bermiego y dando vista ya a las cimas de la Sierra del Aramo.


La picuda cumbre de la Peña del Alba, presidiendo este tramo.


Por fin el sendero pierde unos metros, se interna en el bosque y cruza el arroyo de Remedina, completamente seco en estas fechas. Al otro lado continua muy marcado, por medio de un cerrado bosque y con una huella que en algunos sitios pasa de los 2 m. Esto en invierno tiene toda la pinta de ser un verdadero barrizal.


En este tramo, perdí el que tenía que haber sido el sendero de subida hasta Pando la Mortera y me dejé llevar por otro, seguramente más marcado que empieza a ganar altura por la ladera derecha del valle (sentido de la marcha) hasta salir a las cabañas de la Llinariega, a donde llega una pista. No debemos confundir esta pista con la que desde Bermiego sube directa a Pando la Mortera, que va más alta.


Aquí nuevo lio y es que como no me suelen gustar este tipo de pistas tomé a la derecha por uno de los senderos tradicionales, que continua hacia las fincas a las que da servicio pero que muere, completamente abandonado como suele ser habitual cuando se construye una pista como alternativa, junto a una última finca, en la que no me quedó más remedio que tirarme abajo por medio de ella y salir de nuevo a la pista justo, junto al puente por el que cruza el arroyo de Remedina y alcanza una última cabaña. Al menos libré la mayor parte de pista. Por detrás de la cabaña continua un sendero que poco a poco y sin pérdida posible se dirige hacia la, ya cercana, collada de Pando la Mortera. Por cierto, que por el medio hice una parada a coger un buen puñado de prunos (endrinos), casi un kilo, para preparar un poco de pacharán casero.


En Pando la Mortera una ingente cantidad de ganado. Me sorprendió gratamente ver que todavía hay un numerosísimo rebaño de vacas por aquí. Buenas vistas sobre los Puertos de Andrúas que continúan hacia la zona de Serandi, y más allá hacia Pedroveya.


Desde Pando la Mortera perdí unos metros arrimándome a la peña de la Airúa buscando el sendero de subida. En principio hay que dar con una portilla, que yo no alcancé a ver por ningún lado, subiendo en cambio por un sendero apenas marcado que cruza una alambrada entre dos postes metálicos, y que parece enlazar con el otro sendero un poco más arriba. En todo caso, sin dificultad ninguna.


A medida que vamos subiendo, se amplían las vistas hacia los puertos de Pando la Mortera y las majadas de Llinares.



A mitad de subida se cruzan unas pequeñas vegas. El resto de la subida se hace por donde mejor se pueda evitando en la medida de lo posible el cotollal.


Alcanzo por fin la amplia, amplísima, cumbre de la Airúa Naval. En realidad se aprecian tres puntos altos, dos hacia la vertiente del Aramo y otro, el principal y más alto, hacia la vertiente de Proaza. Desde el primero de ellos fotografío la zona de los Puertos de Andrúas, la collada de la Canal Seca, la Mostayal y al fondo Oviedo al pie del Naranco. Incluso se apreciaba Gijón al fondo.




Me acerco al segundo punto alto y tiro una panorámica de toda la Sierra del Aramo. Menudo balcón es este para apreciarla perfectamente.


Al fondo del valle de Quirós se divisan las Ubiñas, con la mole de Peña Rueda por delante y el Tapinón y el Siegalavá a su izquierda y la zona de los Fontanes a la derecha.


Ya desde la cumbre principal, y pese a la mala visibilidad por la posición del sol (ya era tarde) fotografío la Sierra de Caranga, con La Hoya y La Forcada, ...


... y la Sierra del Gorrión con el Pico Mayor, sobre el Embalse de Valdemurrio.


Una panorámica de la amplia cumbre con la Sierra del Aramo de fondo.


Una autofoto y pequeños detalles de pueblos y montañas.






Por fin, desde cumbre me dirijo al extremo norte de la sierra y poco a poco empiezo a dejarme caer hacia la izquierda, hacia la vertiente de Proaza.


Poco después, sobre una zona de vegas, cambio radicalmente hacia el sur, buscando las vegas de la Mortera de Arriba de Tene, con la mole del Cascorbal bien visible sobre ellas.



En la Mortera de Arriba paro a charlar un rato con un pastor. Me invitaba a una cerveza, pero tuve que declinar la oferta, y no por falta de ganas (hacía un calor de la leche), sino porque se me hacía tarde. El sol ya empezaba a estar bastante bajo.


Salgo de la Mortera de Arriba y enlazo con la pista que llega hasta la Mortera de Abajo y que desciende dando grandes revueltas hacia Tene.


No me importaría tener una cabaña como esta aquí. Menudo sitio y menudas vistas.



De todas formas apenas si sigo la pista unos cientos de metros. Al llegar a esta cabaña la dejo, saliéndome por una caleya a la izquierda.



El sendero, empedrado, me baja directo hacia Tene, pasando por varias cabañas, mientras que la pista da una gran vuelta. Además no hay color. Donde esté un camino empedrado y a la sombra como este.


Enlazo con la pista ya muy abajo, y solo unos metros más arriba de donde la dejé a primera hora de la tarde.


Bajo los últimos metros disfrutando de las vistas sobre el Gorrión y Peña Rueda.



Por fin llego de nuevo a Tene. Poca gente en el pueblo. De hecho no veo a nadie, así que recojo el coche y para Las Agüeras a tomarme una cerveza.


Ya de camino a casa, paré en Proaza a sacar una última foto. Esta de la Sierra de Tene con la cumbre de la Airúa Naval.



Un saludo
Cienfuegos

18 comentarios:

  1. Precioso recorrido, oye ya tengo yo a macerar una botelluca de este año de prunos, haber que tal sale el patxaran, jajajaja. A lo de la cabaña vaya que si me apunto, ya he visto unas cuantas a las que he echado el ojo. Un saludo y precioso reportaje.

    ResponderEliminar
  2. Mira que tengo visto la Peña Tene, mil vegaes de dir a esguilar al L.lano, y la verdá ye qu'apetezme un montón caleyar penriba d'ella.

    Gracies por enseñála.

    P.d: Como sabrá la cota másima de la Peña Caranga, ye la Hoya. El cuetu mar, ye un picachín que ta a la so mandrecha. Ya sabes, cagaes fines del IGN

    Un abrazu

    ResponderEliminar
  3. Señor caleyero mayor del reino....nuevamente chapó por tu decisión, que rutaza más bonita...me la apunto nuevamente...que comienza el otoño y que razón tienes...desde esa cabaña tiene que ser uno muy feliz viviendo allí y bajando a la ¿civilización? cada vez más poquito...como necesito yo una estancia en una cabaña similar...

    abrazotedecisivo y buena semanita que hoy comenzamos.

    ResponderEliminar
  4. Muy guapa opción para una corta escapada mañanera. Me la apunto, como siempre eres una maquina buscando alternativas a escapadas xpres. Saludos Yonatan

    ResponderEliminar
  5. He tenido problemas en los comentarios de blogs de muchos amigos, uno ha sido el tuyo, pero te he comentado en todas las entradas, y misteriosamente se me borraron, creo que ya está solucionado, pero que sepas que no te he perdido los pasos eh!!! asturianin.
    otro abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  6. Muy bonita la ruta, los paisajes asturianos son una preciosidad.
    Precisamente vamos a ir un par de días a tu tierra, a ver si hacemos alguna rutina interesante.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Guapa ruta Cienfuegos,nosotros la hicimos hace años, uniendola con Cuetu Mar, tras cruzar la Collá de Aciera.
    Yo también me apunto a la cabaña, jajaja bueno y al pacharán,
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Guapo recorrido :aplause: :aplause: :aplause: La Airúa es uno de los que tengo en "pendientes" por esa zona así que habrá que ir repasando este itinerario para la época invernal. Las pistas estoy de acuerdo contigo en que son odiosas pero cuando te permiten llegar a un punto como esa portilla y hacer [u]ESA[/u] foto, pues como que parece que mereció un poquito la pena recorrer esos 200 mts de la pista. Las vistas, de primera.Y una cosa: ¿no te fijaste si la cabaña tenía algún cartel de : Se vende?. Ufff amanecer ahí algún que otro día, seguro que recarga las pilas p´al resto del añu Enhorabuena por la ruta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Estamos completamente de acuerdo con los comentarios anteriores, la ruta guapa muuuy guapa y las vistas de primera. A propósito a lo de la cabaña también nos apuntamos, Carmen pone las "casadielles".
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  10. Precioso recorrido y magnífica descripción. Yo ya cogí las endrinas pero seguro que bastante más pequeñas que las tuyas (apenas ha llovido por aquí). Habrá que esperar los seis meses de reposo hasta poder catar el pacharán. Hay excursiones que tenemos clavadas en el corazón. Muchas gracias por tus palabras. Abrazos,

    ResponderEliminar
  11. Qué buen día para las panorámicas... La del Aramo IMPRESIONANTE¡¡¡
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Cada vez que paso por aquí es para darme cuenta de lo poco que conozco. ¿he dicho, poco? quería decir, nada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Qué verde está todo!!
    ¡¡Menudas montañas guapas se ven!! dan ganas de hacer planes....

    A mi tampoco me importaría nada tener una cabaña en ése lugar....
    ¡¡Pasote de sitio!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias a todos. Ya veo que lo de la cabaña cuajaría, ja, ja,ja. Con tanto voluntario tendré que buscar una un poco mayor.

    Carlos, en 6 meses ya estará "pa dai".

    Berto, en esi picu hay un enguedellu nomes de la virxen. Ni los paisanos de Vil.lamexin son quien a ponese dalcuerdu (doy fé).

    Sara, no te preocupes que si algún día no comentas tampoco te voy a poner tacha, ja, ja

    Jonatan, este otoño/invienro tengo la idea de machacar los valles del Trubia con escapadas express. Alternativas no me faltan,

    Valentín, ya vi por donde anduvisteis. Un "poco" más altos que yo, ja, ja.

    Monchu, mi primera idea era haber vuelto tambien por la collada de Aciera, habiendo hecho primero el Cascorbal, pero se me hacía tarde.

    Jose, es buena opción para el invierno, en ralidad toda esa zona lo es.

    Alfonso, si un día coincidimos por el monte, a ver si caen unes casadielles de eses.

    Solw Rider, la verdad es que el día y hacia ese lado, estaba para foto.

    Jose Luis, pues ya sabe, con calma y a ir conociendo la zona

    Toñi, como para no estar verde con el verano que tuvimos. Menos mal que el otoño nos dió un respiro.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  15. Mui buenes, ruta y descripción... ficímosla güei con esta entrada de blog impresa como guía y prestó muncho. Seguiremos tirando d'esti blog pa futures salíes... Un saludu y gracies!!

    ResponderEliminar
  16. Suárez, pues encantau de la vida de que vos prestara la ruta y más todavía de ver que el blogue esti val pa que la xente tire del y dellos idegues pe facer rutes.
    Un saludu

    ResponderEliminar
  17. Me encantó la senda Las Bobias, muy guapo.

    Al bajar seguimos un sendero que pasa bastante a la izquierda de La Mortera de Arriba (está marcado en los mapas) pero es una liada porque el sendero se corta (o lo cortaron, porque está cerrado con alambre y un montón de troncos y aunque lo saltes luego te encuentras una selva), eso me pasa por no seguir al pie de la letra las indicaciones.

    Gracias por descubrirme el paso de Las Bobias, no dejo de sorprenderme de no conocer lo que tengo al pie de casa. Voy a tener que dejate pagada una caja sidra por ahí en algún sitio en el que pares.

    Un saludo, Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La senda las Bobias es una preciosidad, efectivamente. Lo que comentas de la selva, suele ocurrir. Cuando se cierran las sendas o se hace una pista y los viejos caminos se abandonan, es cuestión de tiempo el que no se pueda pasar por ellos. Como siempre digo, poco te quedará ya cerca de casa en el blog. Y oye, no es que quiera yo que pagues nada, pero si un día coincidimos, un culete se bebe, que yo soy muy sidreru, je, je.
      Saludos

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.