viernes, 9 de diciembre de 2011

La Gamonal por la ruta de los neveros

26/11/2011
Sierra del Aramo
Concejos de Riosa y Quirós (Asturias)

Hace una temporada recibí un correo de Ivo. Había visto la entrada en mi blog de los Pozos de la Nieve del Naranco que había contado AQUI y sabía que yo había hecho la Ruta de los Neveros por el Aramo. Me pedía información sobre ella y bueno, como tampoco es muy dificil convencerme para salir de monte, quedamos en repetir ruta un día. Al final se vinieron también Santos y Jose para cerrar, aprovechando la cercanía a Oviedo, una guapa circular un sábado por la mañana.

La Ruta de los Neveros es una ruta que sigue el camino por el que se bajaba la nieve desde la Sierra del Aramo, pasando por la majadas de Castrupín, Ortigales, Covachos y Ories hasta el pueblo de La Vara, desde el que en carretas se llevaba hasta Oviedo para almacenarla en los pozos del Naranco y posteriormente comercializarla por boticas y heladerías.

Distancia: 11 Km
Cota mínima: 720 m. Aparcamiento de Vega Bobies
Cota máxima: 1.710 m. Cumbre de La Gamonal
Desnivel acumulado: 830 m
Tiempos: 6 horas y 1/4


Salimos del aparcamiento de Vega Bobies cuando el sol acababa de levantar por encima de las montañas y teñía el paisaje de naranjas.


Vega Bobies es un lugar que merece la pena la visita por si solo. A los pies de la mole del Mosquil, ofrece una vistas espectaculares sobre el Monsacro, Oviedo y las sierras centrales de Asturias, llegando en días despejados hasta los Picos de Europa.


Desde vega Bobies sale un sendero que tras ganar altura hasta la Guente Gües va ladeando hacia el bosque de la Mata del Trapón.


Dejamos atras Vega Bobies. Por debajo de ella y hacia el lado de La Vara parece existir un pozo de la nieve de idéntica construcción a los del Naranco, seguramente servía de almacenamiento intermedio, pero buscarlo en aquella ladera sin saber su ubicación exacta es poco menos que imposible.


El sendero va ganando altura poco a poco por medio del bosque.


Tras un repecho se alcanza una portilla con un singular sistema de cierre.



Aunque todavía no hemos ganado mucha altura, las vistas van abriéndose poco a poco.


Unos metros más adelante salimos a una vega. Es la antesala de la majada de la Fonfría. Allí pasaremos junto a una buena fuente. Es la de los Neveros, topónimo de claras reminiscencias a la ruta que estamos realizando.


La majada de la Fonfría es para muchos la majada más guapa de cuantas hay en el Aramo. Yo no me atrevería a decir tanto, pero sí que tiene unas vistas impresionantes, dominando hasta los Picos de Europa. Por cierto que las primeras fotos de la mañana dejaron bastante que desear. Había estado rabilando con la ISO de la cámara y no fue hasta más tarde cuando me di cuenta de que la llevaba muy alta, de ahí el granulado. En fin.



Sobre la vega de Fonfría se abre el corredor del Trapón, que permitiría un rápido acceso a la vega del Fontazán. Otro sitio a visitar en el futuro.



Dejamos la Fonfría y seguimos ruta. Desde la majada salen varios caminos. Para tomar el más cómodo lo mejor es perder unos metros al final de la vega. De todas formas a partir de este punto el barro suele ser habitual, más en estas épocas.


El camino acaba por ganar una especie de colladín donde el sendero parece seguir de frente, sin embargo si nos fijamos otro sendero sale a la derecha, ganando altura con fuerte pendiente. Es el que debemos tomar. La última vez que estuve por aqui seguí el que va de frente y acaba saliendo a la carretera del Angliru a la altura de la curva de Los Picones, mientras que el otro nos llevará directamente a Covachos.

El sendero atraviesa el bosquete de la Acebera, un terreno muy incómodo por la vegetación y el barro, como bien demuestra la foto de Jose.


A medida que ganemos alturta el terreno se vuelve más despejado y más cómodo, hasta alcanzar una fuente ya junto a las cabañas de Covachos.


Salimos así a la majada Covachos, al abrigo de una pequeña elevación y junto a la carretera del Angliru.


Alli paramos un rato a descansar y picar algo. Por cierto, que los acebos estaban bien cargados.


Sin necesidad de pisar el asfalto, por detrás de la construcción que hay justo en la curva, continua el sendero de la Ruta de los Neveros, que trazando amplios zigzags va ganando altura por la ladera, dejando abajo Covachos.


La posición del sol no estaba para florituras, pero se ve como en este tramo vamos dejando a la izquierda la carretera del Angliru, justo en la zona de la Cueñe les Cabres, con su 23,5 % de pendiente.


Por fin alcanzamos la majada de Ortigales, en la vertical de la de Covachos pero en una zona mucho más despejada.


Desde Ortigales el sendero sigue ganando altura hacia la izquierda, buscando el paso hacia la cercana majada de Castrupín. El roquedo empieza a predominar sobre el barro, lo que lo hace más cómodo en esta época, pero recuerdo haber sufrido lo mio en este tramo con nieve blanda varios inviernos pasados.


Castrupín está bien resguardada, de tal manera que casi no las ves hasta que estas encima de la íunica cabaña que en ella hay.


Salimos de Castrupín buscando una especie de valle que se abre a la derecha, en el que han constuido la balsa del Toyu Veguellina, para el almacenamiento de agua con destino al abastecimiento del ganado de la zona.


Desde la balsa ya vemos lo que nos resta hasta la cumbre de la Gamonal (flecha). Tan solo resta ir subiendo aquella ladera por donde mejor nos parezca a cada uno hasta ganar su cima.


Y una vez arriba a descansar y disfrutar de las siempre espectaculares vistas, sobre todo en un día tan despejado como el que nos tocó a nosotros. La verdad es que la Gamonal es la cumbre que más veces he subido y siempre me sorprendo descubriendo nuevas montañas desde ella.

Justo al lado, el Monrasiellu. Entre este y la Gamonal iniciariamos poco después el descenso.


El Monsacro y Peña Manteca encerrando entre ellas la Foz de Morcín. Con la flecha señalada la ubicación de la Mina Esperanza por donde anduve hace solo unas semnas y cuya ruta conté AQUI. La columna de vapor de la Central Térmica de Lada y al fondo la costera Sierra del Sueve.


La esplanada del Angliru, y detrás las cumbres del Barriscal y el Gamoniteiro con sus antenas.


El Moncuevu sobre el valle Xiniestru, con la redondeada cumbre de Peña Rueda y a su izquierda las Ubiñas, asomando por detrás.


La Sierra de Gradura y detrás la de Peña Manteca


Oviedo a los pies del monte Naranco, Gijóncon el espigón del puerto de El Musel a la izquierda y las columnas de humo de la Ccentral Térmica de Soto Ribera en primer pano y de la planta de Arcelor en Veriña al fondo.


Y un par de panorámicas. Una al norte y este, desde el Monrasiellu, Mostayal, Naranco y Oviedo, Gijón, Monsacro, Sierra del Sueve, Sierra de Peña Mayor, Picos de Europa y en el extremo derecho el Torres y el Toneo, en San Isidro.


Y otra al sur y oeste desde el Gamoniteiro, Peña Rueda y Ubiñas, los Bígaros, Peña Orniz, el Cornón, Peña Manteca y a la derecha las Sierras de Begega y Courio.


Nos despedimos de La Gamonal con una foto de grupo y otra del buzón de cumbre e iniciamos el descenso.



Para ello, lo más cómodo sería dirigirse al extremo norte de la sierra, pasando por la cumbre del Monrasiellu o cerca de ella y salir a la preciosa vega del Fontazán, para mi esta sí, la más guapa del Aramo, y desde ella bajar al collado de Pan de la Forca entre la Sierra del Aramo y la cumbre de la Mostayal.

Ese, al menos, suele ser el recorrido habitual y el que yo mismo hice en otras ocasiones, pero esta vez mis compañeros de ruta me iban a permitir el capricho de conocer una ruta diferente.


Para ello, desde el colladín intermedio entre la Gamonal y el Monrasiellu, giramos a la izquierda para ir perdiendo altura hacia el oeste, por una especie de vallina que allí se forma: la Vallina Felgal. La idea es salir a la amplia vega de la Mortera que se divisa al fondo.


En este tramo no se aprecia sendero y aunque en un punto puede haber dudas de si el descenso es factible, lo es y puede hacerse directo, aunque no es buen lugar para meterse con niebla. Alcanzamos así la parte final de la alargada vega de la Mortera que hemos de recorrer.


Pasamos junto a lo que queda de una de sus majadas, y continuamos hacia la collada que parece formase en su  su extremo oeste.


Una vista atras del tramo que hemos venido recorriendo.


Alcanzamos así el extremo de la vega, que permite la entrada a la Canal de la Mortera ...


... por donde haremos el descenso. Al fondo se aprecia el valle del Trubia, con las casas del núcleo de Proaza. No hará falta llegar tan lejos.


El sendero pierde altura en cómodos zigzags.


Poco a poco la canal se va abriendo dejándonos ver las amplias vegas de los Puertos de Andrúas, por encima de los cuales pasaremos.


El sendero poco a poco va girando a la derecha, siempre en descenso, cruzando sobre los puertos de Andrúas.




Pasamos así bajo los desplomes de las cumbres de Cazona, Castiellu y Glayiru, por donde discurre alguna otra canal de acceso a la zona alta de la sierra y donde, para nuestra sorpresa, pudimos ver un grupo de rebecos, algunos de los ejemplares reintroducidos recientemente en la sierra y que parecen haberse adaptado perfectamente.



El sendero, perfectamente marcado hasta este punto, empieza a difuminarse al introducirse en la acebera que hay sobre los Puertos de Andrúas. Allí, como en casi todos los bosques de acebos, las sendas se multiplican, el barro reaparece y la orientación se complica.



De todas formas, la dirección a seguir es clara y con mayor o menor fortuna acabariamos cruzando toda la acebera mientras veiamos aparecer por debajo de nosostros lugares como los pueblos de la Rebollada y Dosango, con la tajadura del Desfiladero de Les Xanes enmedio.


Por fin, tras una buena dosis de barro, salimos de la acebera y con un pequeño ascenso nos izamos en la amplia collada de la Campa Bildeo, con la Mata Bildeo enfrente y la Mostayal sobresaliendo ya sobre ella.


Desde Bildeo vemos ya la más amplia aún collada de Pan de la Forca a donde tendremos que bajar, con la mole de la Mostayal enfrente.



En Pan de la Forca giramos al este para dejarnos caer por la ladera hacia la Vega de Bobies, dejando la majada de Brañacé, por donde no pasaremos, a nuestra izquierda.


Ya solo restaba el descenso a Ories. El aparcamiento de Vega Bobies estaba a aquellas horas más animado que cuando llegamos, de hecho habíamos visto gente comiendo al sol cerca de Brañacé y es que como comenté al principio, Vega Ories bien merece la pena la visita por si sola.


Esta vez no dió tiempo a la cerveza de rigor, pero aunque un poco más tarde de lo inicialmente previsto, todavía llegaríamos a casa a comer a una hora decente. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

11 comentarios:

  1. Eyyyyyyyyyyyyyyyyy montañero, otro placer de ruta la que compartes y aunque todo es sensacional...la forma en que lo cuentas anima a ir hasta allí...hay una fotaza que sobresale (al menos para mi) de las demás...ese doble sol que has captado...¡que guapa!...encima de bonito el lugar y la ruta...os acompañó el tiempo...también nos traes esos acebos ya preparados para la navidad...Un placer acompañarte por tus caleyes Cienfuegos.
    Abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  2. Hola Javier.
    Preciosa la foto en la que se ve toda la Sierra de Gradura y detrás la de Peña Manteca.
    ¡¡Imponentes montañas!!
    y ¡¡Verdes!!
    ME ENCANTA!!!!!

    Hicisteis bien en dejar la cervecita para otro momento y acudir en hora a la comida....
    Que para éso las mujeres nos molestamos un montón!! jajajaja

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Guapisima y original forma de subir a la Gamonal. Esta me la apunto para hacer un día de estos.

    ResponderEliminar
  4. Perfecta descripción de una ruta muy guapa y de un día de montaña inmejorable.
    Saludos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Me parece una rutaza, por un camino histórico, cuantas veces bajarían y subirían por el arreando los mulos en ese traginar de traer nieve a Oviedo. Buenas fotos en un estupendo día y en buena compañía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Qué tal estamos Cienfuegos??
    Cuanto tiempo sin pasarme por tu blog, pero obligaciones varias no me permiten actualizar el mío ni pasar por el de los amigos... eso sí... tengo rutas para subir a aburrir...
    Con respecto a tu actividad de nuevo gracias por volver a enseñarnos rincones de esa Asturias que los que estamos "al otro lado" no disfrutamos, tal vez por cabezonería... a ver si pronto...
    Por cierto... siempre me han encantado los buzones de cumbres que ponéis por allí. Aquí somos bastante monótonos en ese sentido.
    Un saludo y hasta pronto montañero.

    ResponderEliminar
  7. Preciosa actividad, Cienfuegos, las fotos hablan por sí solas, menudas vistas ofrece La Gamonal desde la cima y durante todo el recorrido... la primera panorámica me encanta... No me extraña que ésta sea la cumbre que más veces has ascendido, y además cerquita de casa...

    Lo de la cerveza no tiene perdón y lo siento si alguien se siente ofendido pero esa es otra de mis grandes pasiones... :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy chula. Te acabo de conocer...m e gusta..te edejo yo una que hice por Alicante..seguimos...un abarzo desde Murcia...

    ResponderEliminar
  9. Sara, ¿Como va ese camino del Salvador?. Ya ves, aqui al lado mismo de casa, tambien se puede dar una vueltina.

    Toñi, ese par de sierras también merecen la pena ser recorridoas. Lo de la comida, no creas que a alguno lo recibieron de morros por la hora, ja, ja,

    Yoni, yo creo que más que la subida, lo original estuvo en la bajada. A esa mano se abren varias canales que quiero ir conociendo poco a poco.

    Jose, una mañana bien aprovechada, sin duda. Acuerdate de que aún tengo tu bastón en el coche

    Carlos, pues si no la conoces, esta si que te pilla al lado de casa. No hay disculpa

    Gordonés, cuanto tiempo. No me digas nada ue yo creo que andamos muchos igual. Yo apenas tengo tiempo ni para salir de monte. Y sobre lo de "el otro lado", que me vas a contar si yo estoy igual peor a la inversa, que apenas si paso el puerto. Los buzones van poco a poco desapareciendo, no creas, parece que está de moda quitarlos.

    Sarita, ¿como va la vida por Panamá?. Menudas fotos nos pone Juan de "la obra". Lo de la cerveza ya lo se ya, pero bastante tuvimos con llegar a aquellas hora a comer

    alp, pues encantado de que te pases por aqui y animarte a seguir visitando el blog.

    Muchas gracias a todos y un saludo

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. ¿Que hay Emilio?. Pues a Vega Bobies se llega desde el pueblo de La Vara, encima del embalse de Los Alfilorios, por una carreterina muy, muy estrecha, pero por la que está pemitido pasar hasta el aparcamiento de Vega Bonies. Un saludo

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.