jueves, 26 de enero de 2012

Un paseo por el río Latarmá

29/11/2011
T.M. de Herrerías (Cantabria)

Me temo que en una temporada me va a ser imposible salir de monte y es que ando con mil y un líos o a lo mejor es que dejo que me lien con mil cosas. No sé. Así que hoy tiro de archivo y recupero un corto y sencillo paseo a la vera del río Latarmá. Una ruta denominada T.I.2 "Los Paisajes kársticos: el río Latarmá", que recorrimos aprovechando unos días que anduvimos por la zona, y que a nosotros nos sirvió para abrir las ganas de comer en algún restaurante cercano.


Distancia: 6 Km abundantes (ida y vuelta)
Desnivel: unos 200 m
Tiempos: El panel explicativo existente al inicio de la ruta, indica una (1) hora que entiendo que es solo la ida hasta el denominado Pozo del Agua, ya que a nosotros nos llevó precisamente 50 minutos llegar solo hasta el Nacimiento del Agua y eso que subimos a buen ritmo. Calculo que la ruta entera, ida y vuelta, llevará unas 3 horas.


El río Latarmá es un río curioso. Nace en el municipio asturiano de Peñamellera Baja, pero al poco se sume en el denominado Pozo del Agua para reaparecer, ya en el cántabro concejo de Herrerías, en la cueva del Nacimiento del Agua. Unos metros más abajo vuelve a sumirse parcialmente en el Sumidero del Toyo, para descargar por fin sus aguas en el río Lamasón, afluente a su vez, del río Nansa.


Casi en el km 5 de la carretera que va de Puente del Arrudo a Sobrelapeña, arranca a la derecha una pista, en realidad poco más que una caleya, que comienza a internarse en el valle del río Latarmá. Las fotos no son nada dle otro mundo. Lo siento. Me había llevado la cámara compacta y el día tampoco ofrecía muy buena luz.


Los primeros metros discurren lejos del cauce, por medio de una zona de prados de siega ofreciendo una bonita panorámica del valle y de la mole calcárea del Macizo de Arria, en la foto a la izquierda, sin duda un sitio a tener en cuenta cuando preparemos nuevas visitas por esta zona, porque en su interior oculta numerosas majadas en un oceano calizo que hará las delicias de cualquier amante de Picos y alrededores.



La pista por la que vamos subiendo aprovecha en algunos tramos y sustituye en otros, al primitivo camino, hoy totalmente tomado por la maleza, pero en el que se aprecia una honda huella, señal de la importancia que tuvo en otros tiempos.


Por fin el camino se acerca al río y aunque aún por encima de él, su sonido nos acompañará en el resto del trayecto.



Tras un par de revueltas, el camino se aproxima al río. Si bajamos hasta él veremos una de las zonas donde se sume parcialmente. Bonitas pozas con las rocas recubiertas de "mofu" (musgo).


Continuamos subiendo y de nuevo el camino gana altura sobre el río. Las laderas del Macizo de Arria siempre a nuestra izquierda.


Unos metros más alla, alcanzamos una bifurcación. La pista principal continua valle arriba, pero a la izquierda baja un buen sendero por el que tomamos, escoltados por espléndidos robles.


Llegamos así de nuevo junto al río. Pasamos una caseta de captación de aguas y nos aproximamos al cauce. Un sitio realmente guapo.



Algunos recordareis esta foto que subi hace unas semanas. Ya sabeis donde fue tomada.


Pero la verdadera joya de este punto está un poco más arriba. Para verla tendremos que continuar un poco por el cauce. Llegamos así a una pared que parece cerrar completamente el valle. El río se seca y desaparece. Arriba a la izquierda vemos la entrada de una cueva. Es el Nacimiento del Agua.



Una trepadilla y aprovechando que el río trae poca agua nos subimos hasta la entrada de la cueva. En el fondo de la misma vemos discurrir el río Latarmá


Una pena que el dia que visitamos el lugar el río llevara tan poca agua. Esto con una buena crecida tiene que ser impresionante. Aunque por el otro lado, con mucha agua no podríamos haber alcanzado la cueva. El lugar es una selva pura y dura, con troncos de árboles me atrevería que decir centenarios, atrvesados en el cauce.


No teníamos tiempo para más, por lo que no seguimos hasta el Pozo del Agua. De todas formas, por lo que he podido ver de él, no parece tan espectacular como el Nacimiento del Agua. Así que nos volvimos tranquilamente por el mismo sitio, disfrutando de las vistas sobre el valle del Lamasón. Sin duda habrá que volver por la zona, porque es preciosa y ofrece muchas, muchísimas posibilidades.


Un saludo
Cienfuegos

13 comentarios:

  1. IMPRESIONANTE la foto del roblón y las setas

    ResponderEliminar
  2. Bonito reportaje como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Parece asequible y desde luego preciosa, la ruta.
    Me la quedo con tu permiso, ya sabes que yo soy de temporada otoñal para estas cosas...por aquello de los colores.
    Espero seguir viendo tus reportajes, aunque no puedas subir al monte.
    Un abrazo Javier,

    ResponderEliminar
  4. Pues si que es guapa la ruta, me encanta esos paisajes de las Peñamelleras y no conozco ni la ruta ni el río así que apuntado quedad. La música que acompaña la ruta es una delicia. Un enorme saludo Javi.

    ResponderEliminar
  5. Una preciosidad, nosotros como este fin de semana estaremos muy cerquita de esa zona...quien sabe...puede que aparezcamos por allí...¡como el río!Que fotos más preciosas

    abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  6. No está mal tirar de hemeroteca de vez en cuando. No desesperes que todo llega y todo pasa...ánimo y vuelve pronto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Un sitio de pelicula,no conozco nada de la zona y sería un buen sitio para empezar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Parece que todos estamos tirando del "disco duro"... no desesperes, que todo pasa y todo tiene remedio, por aquí nosotros también andamos "apagando incendios"... preciosa ruta y me encanta la foto multitudinaria!!

    Un fuerte abrazo desde Panamá.

    ResponderEliminar
  9. Javier, es un paseo guapo para hacerlo sin prisa. Hay mil rincones donde tiras fotos.

    Anonimo, gracias.

    Jorreto, hombre, asequible es poco. Esta es fácil, fácil, ja, ja. Buen sitio para ir en otoño, sin duda y mejor si tienes garantia de que el río venga crecido.

    Carlos, ese macizo de Arria m ellama la atención muchísimo. Tendré que volver por la zona. Pilla un poco lejos, pero yo creo que merece la pena. Y el viejo Compay, siempre es un valor seguro.

    Sara, pues si estais por la zona, aprovechad a conocer el sitio, que es un paseo pero merece la pena.

    sherpa, el problema no es tirar de hemeroteca, sino el no saber cuando voy a poder dejar de tirar de ella, ja, ja.

    fosi, como comenté no es más que un simple paseo, pero bien guapo.

    Sarita, hombre, en vuestro caso tirais de hemeroteca por razones de fuerza mayor, y eso que también están saliéndote reportajes bien guapos por Panamá

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Veremos cuando tengo la oportunidad de volver a salir para hacer algo decente. De momento hay mil cosas pendientes que me lo van a impedir durante varias semanas, me temo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Bonito lugar.. espero que pronto puedas volver a disfrutar del monte ;)

    ResponderEliminar
  11. Ánimo!!!!
    Y... Tranquilo.
    La montaña siempre estará ahí, quieta, esperándote.

    Tómate el tiempo que necesites... y vuelve cuando puedas, con ganas, con rábia, con furia...
    Y sobre todo, con tu cámara de fotos... ¡¡ME ENCANTAN TUS FOTOS!!

    Un beso grande!!! ♥♥♥

    ResponderEliminar
  12. Gracias Daniel, Toñi, a ver cuando me puedo escapar. Lo peor es la poca paciencia que tengo, ja, ja. Menudo mono. El lado bueno es que este parón coincide con mal tiempo y me contento pensando que mientras estoy sin salir, la nieve se acumula por esos montes, de manera ue cuando vuelva a escaparme quizás sea para calzarme las raquetas por primera vez este invienro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Hola Cienfuegos...
    Pedazo de ruta express que nos muestras. La típica para hacer en una mañana y pasar un buen rato después en una taberna existente en algún pueblo vecino... ja, ja, ja...
    Impresionante la foto del roblón... puff... si hasta mete miedo. Y que verde está todo por ahí!! qué diferencia a lo que tenemos al otro lado del puerto.
    Un saludo colega y enhorabuena por tu nueva actividad.

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.