sábado, 5 de mayo de 2012

El Salto del Nervión

18/04/2012
T.M. de Amurrio (Alava)

Tengo el blog totalmente abandonado. Entre que últimamente apenas tengo oportunidad de salir de monte y que el tiempo - el mal tiempo, entiéndase - se encarga de jorobar las pocas posibilidades que se presentan, no tengo demasiado que contar.

Con todo, hace unas semanas anduvimos por el Pais Vasco, un poco lejos de mi habitual zona de caleyeo, y aunque no llevábamos en mente hacer grandes cosas y el tiempo, una vez más, tampoco ayudó a ello, aún pudimos darnos alguna vuelta, como algún paseo por el Parque Natural del Gorbea o éste, para conocer la Cascada del Nervión.



Apenas 3 km después de nacer, el río Nervión se descuelga en una espectacular cascada de cerca de 300 m de desnivel que, precisamente debido a la cercanía a su nacimiento, no siempre tiene agua. La forma más cómoda de verla es subir en coche el puerto de Orduña entre Alava y Burgos y acercarse al mirador que allí existe. Sin embargo nosotros queríamos verla desde otro ángulo, así que dejamos el coche en Delika, un guapo pueblo de Amurrio. Atravesando el mismo se pasa bajo la línea del ferrocaril. Poco después una pista, cerrada por una valla, sube hacia la derecha. Podemos dejar el coche aqui mismo o unos metros más allá por la pista por la que veníamos, en el aparcamiento de un bar.

Distancia: unos 9 Km
Desnivel: 250 m
Tiempos: 3 horas



El valle de Orduña sigue la tónica general de los valles altos de la cuenca del Nervión, en los que la llanura de las mesetas de Burgos o Alava, a la cota 800 o 900, se descuelga de repente alrededor de 500 m hasta el fondo de los valles. Sucede en el Cadagua, en el Herrerías, en el Altube, y sobre todo en el Nervión, dndo lugar en épocas de aguas altas a espectaculares cascadas. Visto desde el norte, el cierre de estos valles es especialmente llamativo, con enormes cortados que parecen encerrar el valle.



Los primeros metros son de plácido caminar, por una buena pista junto al río Nervión. El día no acompañaba. Nublado. Plomizo. Por momentos incluso dejando caer alguna gota.


Pronto alcanzamos la primera de las cascadas. Aunque la vegetación no ayuda demasiado a verla.



Seguimos río arriba. Por momentos la senda se separa del río, ganando altura sobre él.


Para bajar después a un puente, que no hace falta cruzar, aunque si lo hacemos, ....



... tendremos una perfecta visión dle fondo de valle al que nos dirigimos y si nos fijamos bien ya se aprecia la cascada del Nervión, en el extremo superior derecho del fondo del valle.


Regresamos a la margen izqueirda y seguimos río arriba. Ahora unos metros por encima de él. La pista ha ido perdiendo entidad y se ha transformado un ancho sendero.




Poco después nos internamos en un precioso bosque, por el que empezamos a perder altura buscando de nuevo la compañía del Nervión.




Por la derecha llega un afluente. Se descuelga en preciosas cascadas desde la zona alta del valle.



Alcanzamos así la orilla del Nervión. Aqui tendremos que vadearlo por primera vez. En total habrá que vadearlo al menos una docena de veces hasta alcanzar la zona alta. Y claro, otras tantas para bajar. Si venimos en verano, con poco agua, no habrá problema para cruzar, pero la cascada estará seca. En pleno invierno la cascada estará preciosa, pero será complicado vadear tantas veces el río. Cuestión de prioridades. En nuestro caso se pasaba, más mal que bien y haciendo equilibrios para no mojarse (demasiado), pero se pasaba.


A partir de este primer vadeo el valle cambia completamente. Hasta ahora veníamos recorriendo un valle ancho. Ahora nos internamos en un estrecho cañón por el que el río serpentea cambiando constantemente de margen y obligando, en cada curva, a un nuevo vadeo.



Los arroyos y pequeñas cascadas que se suman al río son constantes.



Las paredes comprimen cada vez más el río. No puede faltar mucho.


Solo un poco más.


Y de repente aparece ante nosotros la Cascada del Nervión.


No hemos elegido bien el día. A pesar de las copiosas lluvias de las últimas semanas la cascada no está en su mejor momento. Además el fuerte viento que hace, sobre todo por arriba, rompe el penacho de la cascada, restándole belleza.


El sitio resulta impactante. El ruido, la humedad. Incluso a la distancia a la que estamos el agua de la cascada nos empapa, mojando la lente de la cámara y a nosotros mismos.



A la derecha de la cascada se ve la plataforma del mirador del Puerto de Orduña.


Un par de panorámicas que intentan dar una idea de la magnitud del sitio.



El regreso por el mismo sitio. Os dejo un par de enlaces a otras páginas donde se pueden ver espectaculares fotos de la cascada con más agua, sobre todo las de las muchachos que la rapelaron desde arriba.


Un saludo
Cienfuegos

12 comentarios:

  1. Guapo recorrido que al menos te habrá quitado algo el "mono" de montaña. Lástima que la cascada principal bajase con tan poco agua pues a tenor de lo visto en los enlaces, debe ser espectacular. Ánimo que ya queda poco de "exilio forzado" y en 4 días estás por aquí. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ésta es otra de las múltiples actividades pendientes que tenemos por allí, preciosas las fotos a pesar del día tan gris que os salió... parece que ahora está cayendo toda el agua del pasado invierno, caprichos de la meteo, mucho ánimo y no desesperes... :)

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hace ya un tiempo que estuve en el Gorbea y la zona me encantó, aunque nunca he estado en esa cascada y que apunto para un posible retorno. Un precioso reportaje Javi y la música (tenías razón mejor esta versión de Itoiz). Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Aupa que bonito camino...este norte nuestro es espectacular...me lo apunto para cuando vuelva por esas tierras también hermosas, el del rio cabra es más modestito pero hermoso igualmente, nosotros vinimos encantados había agua a raudales.
    Abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
  5. Ya había oído hablar del salto, pero no sabía que el camino tb era tan bonito.Tendré que ir a visitar más a mi primo de Vitoria ;-)

    La panorámica como siempre: fantástica

    ResponderEliminar
  6. Como dices, un paraje impactante. No había oido hablar de la zona. Siempre es una delicia los entornos singularesa que nos descubres. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Como dices, un paraje impactante. No había oido hablar de la zona. Siempre es una delicia los entornos singularesa que nos descubres. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Espectácular, me parece un sitio precioso. Qué pena no ser Busgosu!!

    ResponderEliminar
  9. Pues aún tuviste suerte de ver esa cascada con algo de agua, porque lo más habitual es que esté seca, aún así, el paisaje es una pasada.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. Qué preciosidad¡¡¡ Se te echaba en falta ;)
    Pronto vendrá lo bueno y te vas a hartar de caminar jejeje

    ResponderEliminar
  11. Parece que el mes de Abril ha causado estragos entre casi todos los blogs montañeros que conozco. De todas formas, gracias por descubrirnos rincones a lo largo de toda la geografía nacional, espectacular paraje!!

    ResponderEliminar
  12. Mui guapa la ruta collaciu y d'otra miente, ánimu que de xuru que vien un mes de mayu bonu pa la montaña.

    Ya va siendo hora, jeje

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.