domingo, 27 de mayo de 2012

El Saltu del Caleyu

12/05/2012
Macizo de Peñas Cabriegas
Concejo de Cabrales (Asturias)

Uno de los sitios que me había marcado para conocer esta primavera era el Saltu´l Caleyu. Imprescindible visitarlo en época de aguas altas, no quería posponer la ruta demasiado, así que a la primera oportunidad que tuve para allá que me fuí, sin importarme demasiado que la previsión meteorológica no fuera precisamente buena.

La ruta inicialmente trazada era bastante más ambiciosa e incluia el ascenso a algunas de las cumbres de Portudera (Puertos de Era) y el descenso por la Calzada de Caoru. Una palicilla, vaya. Pero el tiempo, como no, se encargó de facilitarme las cosas recortando ruta rápidamente.


Distancia: 10 Km
Desnivel máximo: unos 470 m
Desnivel acumulado: unos 700 m
Tiempos: 5 horas con toda la calma del mundo, como podreis ver.
Dificultad: el ascenso a la majada del Vierru por la senda habitual, no ofrece complicación alguna, no obstante si se asciende por el río Miñances, hay que cruzar el paso del Escobio, sin dificultad aparente pero no apto para gente con vértigo. El paso está preparado para equiparlo con un pasamanos (cuerda) en caso necesario.


La idea original era haber dejado el coche en Arenas de Cabrales para quitarme por la mañana los 4 km de carretera que me separarían del inicio de la ruta por el río Miñances al final de la Calzada de Caoru, pero al llegar a Arenas, el aspecto del día era este.


Dudé por un momento que hacer. Podía subir hasta Sotres y probar suerte por arriba por si estuviera despejado, pero al final, opté por seguir la idea inicial. Al menos visitaría el Saltu´l Caleyu. De manera que llevé el coche hasta el km 35 de la carretera Arenas-Panes donde lo dejé. Justo donde el río Miñances desemboca en el Cares asciende río arriba y por la margen izquierda un camino por el que hay que tomar.


Poco después de pasar una cabaña, la Casa de la Mina, tenemos que vadear el río a la margen derecha. Alli, el ancho camino que traíamos gira y asciende hacia la izquierda, hacia la cabaña de La Jabariega, pero un estrecho sendero sale a la derecha subiendo por la margen del río.


Allí el río Miñances se descuelga en una preciosa cascada. Para superarlo el sendero gana altura pegándose a las paredes. No existe problema de paso, pero el trazado resulta espectacular.


Enseguida volvemos a la altura del río, que tendremos que vadear de nuevo a la margen izquierda.


Estamos en el paso del Escobiu. Allí una piedra de enormes proporciones ha quedado encajada en las estrechuras del desfiladero. El río se descuelga en una preciosa cascada: la cascada del Escobiu. El sendero gana altura para superar el obstáculo por su derecha.


No es un paso complicado. Hay buena huella para poner los pies y siempre hay presas para las manos. De todas formas es un punto donde hay que estar atento. El suelo suele estar húmedo y la caida sobre el río puede rondar los 8 o 10 m. En caso necesario hay anclajes a la entrada y la salida, para colocar un pasamanos si hiciera falta.


Nada más superar el Escobiu debemos vadear el río una vez más. El sendero, apenas perceptible va ascendiendo por la garganta que ha formado el río Miñances.



Poco a poco el ruido del agua va ganando intensidad y entonces, de repente, veo aparecer ante mi lo que venía buscando: la increible cascada del Saltu´l Caleyu.


El Saltu´l Caleyu es una cascada de unos 100 m de altura. La forma el arroyo del Caleyu la Pernal, que nace en el manantial del mismo nombre y que visitaría poco después, al caer sobre el río Miñances en la proximidad de la majada de La Pernal. El sitio no puede ser más espectacular, encajado en las estrecheces del río Miñances. La vegetación es tal que dificulta poder apreciar completamente la cascada y la sensación de soledad es absoluta.





Estuve un buen rato sacando fotos y disfrutando del lugar. Os dejo un cutrevideo (marca de la casa) que creo puede dar más idea de como es la cascada.




Desde la casada el sendero continua, vadea una vez más el río y alcanza la parte inferior de unas praderías en la margen izquierda, por las que asciendo con tendencia a la derecha. Arriba a la derecha alcanzo a ver una cabaña. Estoy en las fincas de La Redondina.


Nada más superar la primera cabaña veo el arroyo del Caleyu la Pernal. El mismo que forma la casada.

Lo sigo hasta el borde mismo de la cascada pero no hay mucha manera de verla desde arriba, la verdad.


De manera que vuelvo hacia el sendero que llega a la cabaña y continuo hacia arriba, cruzando el arroyo por un rústico puente.


Hasta salir junto a las cabañas de la majada de La Pernal. Hasta ellas llega una buena pista desde la carretera Arenas-Panes, unos 2 km antes del cruce con el río Miñances.


La zona alta del valle del Miñances, donde se sitúa la majada del Vierru y hacia donde debo seguir, está envuelta en niebla. Esta claro que el día me va a jorobar la ruta, pero de todos modos sigo hacia arriba.


Paso así junto al nacimiento del Caleyu la Pernal en la fuente del mismo nombre. Menudo chorro salía. Aqui toma agua Arenas de Cabrales para su abastecimiento, como bien se puede ver por la cantidad de mangueras que salen del manantial.


El sendero se interna en este punto en el Monte los Ríos de Vierru, un precioso bosque que en vista de que el día no está para otra cosa, me dedicaré a disfrutar con calma.


Atravesamos primero la mata de la Redonda los Maconeros, donjde conseguían su materia prima los que se dedicaban a hacer maconas (una especie de cestos de tiras de madera).


Luego el sendero pierde altura por la Cuesta Medio, ...


.. hasta alcanzar la riega Justatorio, que unos metros por encima del sendero cae en una preciosa cascada.


Luego el sendero comienza a ganar altura poco a poco,...


... hasta salir a otro lugar del que había leido. Un enorme argayo lleva años cayendo cada vez que hay lluvias y se ha llevado por delante el sendero. Sin embargo lo que creo que es el argayo como tal, no es sino la primera de las vaguadas argayadas.


Lo "gordo" está en el fondo del propio cauce del río Miñances y en la siguiente vaguada, la del Vao la Quima, que ha desaparecido completamente  bajo toneladas y toneladas de escombros.



La panorámica no da idea real de la magnitud del desprendimiento. Calcular que son unos 120º de foto. Cruzar este tramo no es sencillo. Allí donde el agua todavía circula, convierte el terreno en verdaderas arenas movedizas en las que las botas se hunden hasta los tobillos.


Tras cruzar el argayo, el sendero continua subiendo en cortos zigzag por el Monte la Quima.



Por fin alcanzo la majada del Vierru, justo en el límite de la niebla. Una pena. No puedo disfrutar de las vistas. Allí, más mal que bien consigo orientarme y dar con la cabaña de Manuel y Fernando, dos hermanos, pastores que viven aquí de continuo. Uno de sus gallos me facilita la labor. Con ellos me quedo alrededor de media hora charlando de todo un poco. Gente maja. Admirable su apego a vivir en un lugar tan aislado como este. Manuel acaba de bajar de Tordín, a donde ya han subido todo su ganado (obligatoria la trashumancia del ganado en esta zona, suben las cabras, ovejas y vacas a los puertos altos de Portudera el 1 de mayo) y me dice que por arriba el día está igual sino peor. No me recomiendan demasiado subir sin conocer el camino, así que no me lo pienso demasiado y renuncio a la ruta que traía en mente.


Sabiendo que ya no voy a hacer nada más, tras la animada charla, vuelvo por el mismo sitio, disfrutando con toda la tranquilidad del mundo, del indescriptible espectáculo de cruzar en soledad un hayedo entre las nieblas, que han ido bajando y espesándose en el rato que he estado por arriba.








Llego de nuevo a la majada de La Pernal y me asomo a la especie de mirador que tiene sobre los cortados del Miñances para sacar una última foto hacia la zona alta del valle donde la niebla se ha agarrado para no levantar en todo el día.



Desde La Pernal bajo unos metros por la pista, pero al alcanzar unos prados que caen hacia el Cares, tomo por un sendero que por entre ellos, me lleva hacia la derecha.


Al otro lado de la vaguada observo la cabaña de Cogoma, al pie del Cantu Cogoma. Aquí corto por entre las fincas para salir a un marcado sendero que desciende hacia el fondo de la vaguada.



Y salgo así a una ancha caleya que junto al arroyo me llevará hasta la carretera, solo unos 400 o 500 m antes del punto donde había dejado el coche.


La ruta había sido corta, de manera que allí mismo, junto al Cares, muy crecido esos días, dí buena cuenta del bocadillo y luego para casa.


Os dejo el track de la ruta



Un saludo
Cienfuegos

14 comentarios:

  1. Pues a pesar de que no pudiste hacer toda la ruta que tenias in mente, estoy seguro que lo pasaste como los indios por lo que nos muestras en unas hermosas imágenes de la cascada y del resto del recorrido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Esta me la guardo Cienfuegos, pero para el otoño, que ya la estoy viendo con los hayedos en color...
    Además, no parece complicada, no??
    Me ha gustado, si señor.
    Un abrazo,



    PD. Lo de la identificacion es un coñazo, Javier.

    ResponderEliminar
  3. El tramo que has hecho te ha salido un impresionante reportaje. Unas fotos preciosas a pesar del mal tiempo. Una pena no nos pudieras acompañar el día que lo hicimos, con tanto manantial y fuente nos acordamos mucho de ti.

    ResponderEliminar
  4. Precioso reportaje Cienfuegos. Lástima no haber podido compartirlo. Las fotos muy guapas e impresionantes las del descenso desde el Vierru a la Pernal. Que juego da la niebla!!!!. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Vaya sitio más guapo, Cienfuegos!!!... enhorabuena por la ruta y por las fotos, fotazas!!!... Verde que te quiero verde, si señor!!! =D...

    ResponderEliminar
  6. ¡¡QUE BONITO!!
    Menudo salto de agua!!!!!
    Éstas rutas, en las que caminas y disfrutas haciendo fotos y observándolo todo.... ¡¡me encantan!!
    ¡¡Que fotos más VERDES!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Sin palabras Cienfuegos, qué envidia!!! Esas nieblas y esos hayedos... qué morriña!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hermosísima cascada y maravilloso entorno; Por cierto..la foto de la puerta y el vídeo chapeau!!.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Precioso rincón Javi, estaba esperando tu reportaje y la verdad que está a la altura de la guapa cascada, realmente una preciosidad. Hace tiempo que queremos acercanos hasta esti saltu pero... ¡algo se cruza en el camino!. Un saludo compañeru.

    ResponderEliminar
  10. Ya tuve la oportunidad de ver alguna entrada por otro blog de la misma zona, pero vaya como ganan esos hayedos envueltos en niebla y con todo tan verde. Una auténtica delicia de ruta.

    ResponderEliminar
  11. Qué MARAVILLA¡¡¡ el salto es precioso y las fotografías INSUPERABLES¡¡¡ Con la niebla has hecho verdaderas obras de arte.. FELICIDADES¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Kai51 no dudes que lo disfruté. Con las pocas veces que he salido este año, hay que aprovechr incluso con mal tiempo.

    Jorreto, si entras por abajo, como yo, hay un paso un poco jodidillo, pero puedes subir por la pista hasta la Pernal y desde ahí bajar a la cascada. Ese itinerario es mucho más cómodo y sencillo. Solucionado lo de la identificción.

    Yoni, era una de las rutas marcadas para esta primavera, pero ya sabes que al final se torció todo. Al menos he podido conocer la cascada.

    Jose, ya ves que al final hubieras podido venirte conmigo. La ruta fue corta, corta.

    Vidal, como para no estr verde. mira que día tan "chisposo" tuve :oDDD

    Toñi, me alegro que te guste. Tengo que reconocer que siento especial debilidad por las rutas con agua.

    Sarita, no ye quejes que menudas rutazas os estais marcando por Panamá y "alrededores" :oDD, aunque reconozco qeu la mezcla de hayedo+niebla es un puntazo.

    Javier, bueno los videos no son lo mio, pero a veces da más idea de como es el entorno.

    Felix, ya ves que la ruta no tiene demasiado misterio y la cascada ten por seguro que te va a encantar.

    D.Nieto, razón tienes.Una auténtica delicia. Solo puedo recomendártela.

    Slow, me alegro que te guste. Lo que tiene de bueno, lo tiene de malo o al revés. No pude hacer la ruta completa pero disfrute de las nibleas en medio del hayedo.

    Muchas gracias y un saludo a todos

    ResponderEliminar
  13. Pues no se si me vas a creer, pero te prometo que me acabo de enterar ahora mismo, (de casualidad en el escritorio de Blogger) que habías publicado éste reportaje. La explicación es porque no suelo entrar a los blogs, a pesar de tener uno, y como no pusiste nada en el foro de AsturMet,no sabía que tu también lo habías hecho, aunque no tuviste suerte con el tiempo y el recorrido fué un poco diferente. Es más, el comentario que pusiste en el foro a mi reportaje, diciendo que pareceía estar de moda, creí que lo decías porque Jonatan (losdelasclaras) lo había hecho recientemente. En cualquier caso, un paraje espectacular el salto del Caleyu. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Astur, crei que lo sabías, por eso puse el comentario así. Tuve mala suerte con el día. Tú recorrido es una maravilla y espero recorerlo para la próxima primavera (la cascada hay que pillarla con agua que sino, pierde parte de su gracia).

    Un saludo

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.