lunes, 1 de julio de 2013

El Cueto Arbas y las Fuentes del Narcea

15/06/2013
Concejo de Cangas del Narcea (Asturias) y Villablino (León)

Una de esas rutas que suelo programar en función de las fechas. En esta ocasión la idea era tanto ascender a la cumbre del Cueto Arbás, como recorrer las diferentes vegas existentes en el entorno del nacimiento del río Narcea, con varias lagunas como las de Chauchinas, la Veiga´l Palo o Laguna Seca, junto con el propio Lago Arbas y poder verlas ahora, en primavera, bien cargadas de agua. Además, en esta ocasión llevaba de guía a Manuel, gran conocedor de la zona, así que simplemente me dejé llevar, que para mi todo esto era nuevo.


Inicio/Fin: El Puertu. Leitariegos
Desnivel máximo: 800 m
Desnivel acumulado: 1.180 m
Tiempos: 8 horas y 1/4.
NOTA: En estos momentos (2013) el Parque Natural de Fuentes del Narcea está derogado por sentencia, pero en el futuro el IGI (Instrumento de Gestión Integrado) podría definir una zona por la que discurre la ruta como de Uso Restringido, para lo que sería necesario obtener el oportuno permiso.


Pues dejamos el coche en el pueblo de El Puertu, en el alto de Leitariegos, con la mole del Cueto Arbás ya bien a la vista y cercana. Allí mismo tomamos por la pista que conduce al área recreativa existente cerca de la laguna de Arbás.


Pronto ganamos altura, mientras El Puertu va quedando atrás. El sol todavía muy bajo, alargando las sombras.


Acercándonos al Cuetu que aún conservaba neveros y eso que estábamos a mediados de junio. Alcanzamos una primera zona con alguna lagunilla.


Y poco después llegamos a la Laguna de Arbás. Precioso rincón.


Una vista general de la laguna. El día acompañaba y lo haría durante toda la jornada.



Seguimos en todo momento el marcado sendero que desde la laguna asciende con tendencia a la izquierda y que conduce a la cumbre. Alcanzamos así la Collada Fanetina o de la Gobia, desde donde tenemos una vista de la crestería que tenemos que recorrer.


Al lado contrario damos vista al valle del arroyo Fleitina que baja hacia Caboalles de Arriba, en tierras leonesas ya y cuya zona alta recorreremos por la tarde. Se ven las instalaciones de alguna de las minas de carbón existentes por la zona, que contrastan con las inmensas zonas de bosque que aún se conservan  por aquí.


Ya vemos a lo lejos las antenas de la cumbre del Cueto Arbás.


Una preciosa vista sobre la laguna de Arbás y el pueblo de El Puertu. Merece la pena deleitarse con esta vista desde aquí, ya que no la tendremos en cumbre.


Recorriendo la zona alta hacia la cumbre.


Y hacemos cumbre en el Cueto Arbás. Una cumbre bastante fea dicho sea de paso. Demasiado amplia, con postes, una desvencijada chavola, y diversa parafernalia. En cambio ofrece unas vistas de infarto. Hacia el norte, todo el valle del río Naviego y la carretera de Leitariegos. El pueblo que se ve bajo ella es Brañas d´Arriba, por donde acabaremos saliendo por la tarde. El cordal que se ve sobre el pueblo continua al norte hacia el Santuario de El Acebo, encima de Cangas del Narcea, y cuya blanca capilla incluso se adivina en la lejanía.


Al este el pueblo de El Puertu, de donde venimos. La picuda silueta del Cornón en el centro y a su izquierda el Cogollu Cebolledo. En medio de los dos asoma el Mocoso.


Y a la derecha de los anteriores, difuminados entre las brumas, las Ubiñas.

Hacia el suroeste cumbres que parecen caer ya sobre el valle de Valdeprado, más allá del valle de Degaña. El Boquín o El Miro, encima de la laguna de Pozo Cheiroso. Poco conozco por ahí, la verdad.


Y más al oeste aún, hacia la zona alta de Degaña e Ibias, la zona de Peña Rogueira, el Miravalles, ... que se yo, si de por ahí soy un ignorante. Pues no me queda monte ni nada que andar por aqui.


Y hacia el oeste, en primer lugar el valle que recorreremos hacia Laguna Seca. Por detrás, la zona de Peña Roguero.


Un par de panorámicas desde cumbre, una hacia la vertiente de Leitariegos, ....


... y otra hacia la vertiente de Cerredo.


No paramos mucho en cumbre. La ruta era larga y nos quedaba mucho tajo, así que en seguida para abajo. Por la vertiente contraria a la de subida, como si fuéramos en dirección al Puerto de Cerredo. En esta ladera no hay sendero, pero la zona alta se deja bajar bien. Muy limpia. A medida que bajamos empieza a aparecer más y más vegetación, sobre todo brezo, pero no es casi hasta abajo cuando de verdad se vuelve un tanto incómodo al aparecer escoberos. De todas formas se deja bajar bien. Mucho mejor de lo que contaba.


Desde media ladera vemos gran parte del recorrido de hoy. Cruzaremos la parte alta del valle de Valdecuélabre subiendo hacia el collado de Laguna Seca y más allá hasta la collada que se abre a la izquierda del Pico del Fraile. La vuelta la haremos por el valle de la Fleitina reentrando en Asturias por donde marca la flecha.


Por fin alcanzamos el collado de la Bobia, límite de Asturias y León, desde el que vemos la ladera que acabamos de bajar.


Salimos del collado por el sendero superior de los dos que caen hacia el lado de Valdecuélabre, aunque luego tendremos que perder altura y prácticamente nos dará igual salir por uno o por otro. Vemos enfrente todo el valle que vamos a subir a continuación.


El valle de Valdecuélabre. De momento lo cruzamos por arriba, pero por la tarde haremos el descenso todo a lo largo de él.


Una vista atrás, hacia el Cueto Arbás, verdadero faro del día, ya que lo veremos durante gran parte de la ruta y prácticamente le daremos la vuelta entera.


Vamos cruzando la zona alta del valle, dirigiéndonos hacia las cabañas de la braña de Valdecuélabre, aunque no llegaremos hasta ellas. Un tramo precioso este, cruzando una mata de serbal de los cazadores. Me llamó la atención la cantidad de ellos que hay, formando auténticos bosques y su envergadura.


Alcanzamos una de las lagunas del Campo de Valdecuélabre, con el Cueto Arbás de telón de fondo.


Seguimos subiendo hacia el collado del fondo.


Y por fin llegamos a la collada de Laguna Seca, con la laguna del mismo nombre. Curiosamente, tal y como me contó Manuel, no se suele secar.



El Cueto Arbás reflejándose en la Laguna Seca.

Traspasamos el collado de Laguna Seca y pasamos a la cabecera del valle de Corros. Seguimos subiendo, ahora hacia el collado de Las Barrosas, al pie del Pico del Fraile.


El valle de Corros, con la zona de tremas o llamargas que dan origen a su río.


Alcanzamos el collado Las Barrosas, desde donde vemos atrás el tramo recorrido, con el collado de Laguna seca y el Cueto Arbás.


Y damos vista al lado contrario, a la zona de Chauchina, segundo objetivo del día. Aquí, una poco perceptible collada divide las aguas, a la derecha hacia el valle de Rimolín y el río Naviego, a la izquierda hacia el río Narcea. Enfrente la mole del Monteiro, pico que me encantó. Cuando vuelva por aquí a hacer el Caniechas, habrá que estirar ruta para hacer cumbre en este también.


Desde la collada vamos bajando hacia la derecha, hacia Cahuchina. Toda la ladera está tomada de brezo y árguma. El sendero está bastante perdido, aunque mejor o peor se sigue hacia la braña.


Y por fin alcanzamos la braña de Chauchina, con una estupenda fuente unos metros por debajo de las cabañas, junto a la que paramos un buen rato a descansar y disfrutar de la tranquilidad de la zona.


Desde aquí el valle baja hacia el pueblo de Rimolín. Esta era otra de las opciones que traíamos. Ni que decir tiene que estamos en zona totalmente osera. Toda la ruta lo es. Pero este lugar tiene un significado un tanto especial. Aquí cerca fue donde mataron a la madre de las osas Paca y Tola, hace ya tantos años.


Una vista de la laguna de Chachina, con el Reconco a la izquierda y el Cueto Roguero a la derecha. El sitio es sencillamente precioso.


Abandonamos Chauchina. Subimos la pequeña collada que se forma sobre ella y que divide las aguas y empezamos a bajar por el amplio valle que se abre al otro lado.


Toda esta zona rezuma muchísima agua, de tal manera que cuando nos queremos dar cuenta estamos andando al lado de un incipiente río Narcea.


Seguimos descendiendo valle abajo. El valle se va abriendo y sigue apareciendo agua por todas partes. El Narcea enseguida coge caudal y se convierte en un buen arroyo.


Tras descender un buen tramo en dirección sureste, el valle del Narcea, da de repente un cerrado giro hacia el oeste. Se precipita hacia Monesteriu d´Ermu y de hecho ya se vislumbran los bosques del extenso Hayedo de Monesteriu d´Ermu.


Sin embargo nosotros no vamos hacia Monesteriu d´Ermu, de manera que justo cuando se inicia ese giro, abandonamos la buena senda que sigue valle abajo para tomar otra, que a la izquierda, sube a ganar el Collado Alto.


Es una buena caleya. Casi una pista que no ofrece dudas ni pérdida posible. Unos metros por debajo del collado paramos a comer tranquilamente a la sombra de un árbol. Cosa que se agradece, ya que el día estaba siendo bueno de verdad.


En el collado traspasamos una portilla. Abandonamos Asturias y entramos en tierras de León. Vamos a ir bajando por el valle del Palo, la cabecera del valle de La Fleitina, que baja hacia Caboalles de Arriba.


Alcanzamos así la zona alta de la veiga´l Palo, con una nueva zona de turberas. La verdad es que es increíble la cantidad de agua que nace en toda esta zona.



Seguimos bajando, ahora junto al arroyo de la Fleitina.


Abedules, alguna haya, pero sobre todo serbales. Muchos serbales también en esta zona.


Y salimos así a la inmensa Veiga´l Palo, con nuevas charcas y bastante ganado.


Aquí abandonamos el camino que sigue valle abajo, para tomar otro que, a la izquierda y por encima del que llevamos, parece retroceder, pero que enseguida busca El Gargantal, un amplio valle que sube hacia la divisoria con Asturias.


Una vista atrás, de la zona por la que estamos subiendo, con las minas al otro lado del valle de La Fleitina.


Alcanzamos la collada de las Chamas de Boucín, en donde entramos de nuevo en Asturias. Allí el momento simpático de la jornada. Vimos venir un pastor a caballo, de manera que ya que teníamos que abrir la portilla, esperamos a que pasara para que no se tuviera que bajar. Al llegar a nuestra lado y tras darnos las gracias, le preguntamos si iba a ver el ganado. Pero no. Sin pararse apenas, dijo "No. Voy a tomar unos cacharros a La Collada". Y es que no todo va a ser trabajar.

Volvemos a entrar en la zona alta del Valle de Valdecuélabre y de nuevo vemos el Cueto Arbás.


Empezamos a bajar por el centro del valle, para tomar al poco un sendero que a la izquierda cruza el arroyo y sube a salir a la pista que llega hasta la braña de Valdecuélabre y por la que bajaremos.


Una más hacia el Cueto Arbás. Y van, ....


Todo el valle de Valdecuélabre que tenemos que recorrer. Se ve la carretera de Leitariegos y bajo ella el pueblo de Brañas d´Arriba, a donde tenemos que llegar.


El descenso es cómodo. Una buena pista nos conduce sin más problemas que los derivados del calor de la tarde.


Ya vemos el valle del río Naviego, al que entrega sus aguas el arroyo Valdecuélabre.


La pista pierde altura, para luego remontar un poco por el valle de Naviego, cruzar a la vertiente contraria y subir hasta Brañas d´Arriba. Es entonces cuando nos damos cuenta que no hará falta ir hasta Brañas de Arriba. Podemos cortar por las fincas de la margen derecha del río Naviego a ganar un marcado sendero que se ve por debajo de la carretera.


Las fincas tienen una pendiente tremenda y casi, casi, nos dan la puntilla después de más de 20 km, pero merece la pena. Nos ahorramos una buena vuelta.


Una vista atrás, a la confluencia de los valles de Valdecuélabre y Naviego, con la pista por la que hemos descendido a la izquierda de la foto. Impresionantes los bosques que hay por toda esta zona.


El camino al que hemos acabado por salir es, en realidad, el Camino Real de Leitariegos. Por él recorremos el último kilómetro hacia el punto de partida.


Y por fin, ya muy cerca del pueblo y del alto del puerto salimos a la carretera.


Una última foto hacia el Cueto Arbás y a refrescarse en la fuente de Leitariegos, que "la caló" era mucha.


Y luego a rehidratarse convenientemente con un par de cervecillas de camino hacia Cangas del Narcea, por gentileza del amigo Manuel, eso si, ya que yo no había tenido mi mejor día y me había olvidado el pan en casa, y la chaqueta (que gracias a dios no hizo falta), el móvil y la cartera en mi coche, que dejamos en Cangas del Narcea. Así que la próxima, corre de mi cuenta. Hoy no publico el track, por lo que comentado arriba de que en el futuro una parte de la ruta podría discrurrir por zona de uso restringido.

Un saludo
Cienfuegos

12 comentarios:

  1. Joer, 8 horitas y pico... y pala.
    Menudo palizon.
    Como se nota el cambio de cacharrin, ya lo creo. Y poco peso, no?
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peso parecido. un poco menos por la batería (la Olympus iba con pilas). Tamaño un poco más, pero no tanto como para molestar. Lo que me va a llevar más tiempo es hacerme con los RAW de Panasonic. Son extensión RW2 y no los abré los programas que solía utilizar. Así que ajo y agua y a volver a empezar a aprender a usar nuevas herramientas.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Espectacular recorrido por una zona totalmente desconocida para mi. Ya que tengo entre mis pendientes la subida al Cueto Arbás ya de paso aprovecharé a copiar entero o en parte, tu fantástico circuito y aprovechar bien el viaje. Gracias por tu explicación y buenisimas fotos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasaba algo parecido. Tenía pendiente el Cueto, pero es que ir hasta Leitariegos solo para ascenderlo, era muy corto. El circuito permite disfrutar de una jornada completa y la verdad es que las lagunas merecen la pena.

      Eliminar
  3. Eyyyy Javi hay fotones de exposición y el lugar impresionante...que bonitas rutas. Vengo a desearte un feliz verano, anduve totalmente desaparecida agobiadisima por tanto evento y responsabilidades...¿resultado? que me ha pegado fuerte el vértigo y con las vacaciones a la puerta misma a si es que a ver si recupero mi ritmo normal y podemos marchar...ahora si ya relajados y haciendo reset a mi disco duro.
    Lo dicho abrazotedecisivo y muy buen verano montañero, nos vemos a la vuelta...¿alguna rutita sin vértigo? jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, pues a reponerse de ese vértigo. Yo estoy aterrizando ahora mismo de mis vacaciones. De manera que llevo todo el mes casi, casi, desaparecido. A ver cuando volvemos a vernos. Un saludo

      Eliminar
  4. Menuda pateada, puff. al menos el tiempo te acompaño, para sacar eses fotos tas esplendides, por lo que veo por otros comentarios son con maquina nueva, pues cuidala que estan muy biennn.
    No conozco esa zona del Cuetu Arbas, y aunque la dificultad es minima, tiene por tus fotos unas vistas que merecen conocerse, asi que tomamos nota, hay que reconocer que el verde que tenemos este año por las lluvias ayuda mucho al paisaje.
    Excelente reportaje como siempre. Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Sanclagones. No se cuando aguantará el verde con estos calores de julio, pero la verdad es que cuando fuimos nosotros por la zona, llamaba la atención. Parecía irreal. Solo puedo animaros a conocer un poco la zona. merece la pena. Un saludo

      Eliminar
  5. Hola Javi, preciosa ruta que tampoco conozco. Tendré que decidime a patear un poco por esos magníficos paisajes. Les fotos son una maravilla. Un abrazu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te digo lo mismo que al resto, Jorge. Anímate a conocer un poco la zona. Los desplazamientos hasta Cangas ya no son lo que eran y por ahí queda un mundo por conocer. Un saludo

      Eliminar
  6. Una palabra, ENVIDIA (sana) pero ENVIDIA.

    Qué pedazo ruta Cienfuegos y que fotos, se me ha caido la baba, y más ahora que me encuentro temporalmente en el extranjero...

    Yo como tengo el pueblo algo más abajo de Villablino y me cuelo de vez en cuando en Asturias por el puertu de Valdeprau en tan solo 15 minutos, me voy bastante por Degaña y Alto Narcea. Estas navidades me acerqué a esas lagunas que miran al Cueto Arbás desde la veiga l palu y fue uno de mis mejores días del invierno. El Cueto de Arbas es una montaña preciosa y la naturaleza que la rodea de lo mejor de la cordillera.

    Te recomiendo que te vayas un día al Miro de Valdeprao y las las lagunas de Fasgueu, aprovecha que este año estarán con mucha agua.

    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Alejandro. Pues menuda suerte tienes de tener a la puerta de casa semejantes paisajes. La verdad es que esa a zona de Degaña, le tengo muchas ganas. Lo malo es que desde Oviedo, es una tiradilla en coche, por lo que siempre se va quedando "para otra ocasión". Tomo nota de la recomendación. Ya miré algo de esas lagunas y tienen una pinta estupenda. Un saludo.

      Eliminar