lunes, 4 de noviembre de 2013

Alto la Texera y Renorios

05/10/2013
Cordal de Murias y Santibañez
Concejo de Aller (Asturias)

Primer fin de semana de octubre y tiempo para lo que ya es casi, casi, que un clásico, el Encuentro del Foro Asturmet. Y van cuatro. Después de haber hecho los anteriores por Lena, Caso y Teverga, le tiramos los tejos a Félix para que organizara el cuarto por su tierra, por Aller. Al final, y tras barajar  varias alternativas, nos decantamos por el ascenso al Alto de la Texera desde la majada Renorios, hoy más conocida por Coto Bello, por el nombre de la explotación minera a cielo abierto que allí hubo hasta no hace tanto y que se ha popularizado por algún que otro final de etapa ciclista.




Distancia: 13 Km
Desnivel máximo: 375 m
Desnivel acumulado: 485 m
Tiempos: 5 horas (con toda la calma del mundo)


Tras reunirnos todos en Santa Cruz de Mieres, contiuamos hacia la explanada del alto de Coto Bello, donde aparcamos y empezamos a prepararnos. Este año el encuentro estaba un poco mermado de personal, pero aún así nos reunimos un grupo majo, con la mayor parte de los habituales. Buenos amigos ya, después de cuatro años y muchas rutas compartidas. Además este año sería un poco más especial si cabe para mi, ya que Olaya se había decidido a venir, pese a que le había dicho que no iba a haber más críos.


Alguno fue bajarse del coche y empezar a sacar fotos. El día no era para tirar cohetes, pero al menos no llovía y la previsión era que fuera a mejor.


Poco a poco todos vamos acercándonos hasta el mirador existente en la explanada mientras alguno intenta localizar entre la niebla el objetivo del día, el Alto de la Texera.


De momento lo único que alcanzamos a ver es esto, el valle de Bello, con el pueblo en lo más profundo de él y las estribaciones de Peña Mea, la que al final sería la verdadera protagonista del día, al otro lado del valle del Aller.


El Cordal de Murias aparece cubierto de niebla y del Alto de la Texera solo podemos intuir su zona baja.


Empezamos a caminar por la buena pista con dirección sur. La verdad es que aún cuando son fácilmente reconocibles las huellas de la explotación minera, tengo que reconocer que aqui se ha hecho un gran trabajo de restauración. Amplias zonas de las laderas aparecen hoy recubiertas de preciosos bosquetes de abedules, mientras que en otras zonas, la minería respetó buenos ejemplares de hayas.


Vamos subiendo poco a poco por la ladera que cae hacia el valle del Aller. Los grupos se hacen y se deshacen mientras charlamos con unos y con otros, aunque de momento son "les muyeres" las que tiran del resto.



Aún es pronto para el otoño, y sin embargo los árboles ya empiezan a mostrar los primeros tonos.


Félix y Mari son buenos conocedores de la zona, así que proponen realizar una pequeña circular ascendiendo primero por la ladera este y regresando luego por el alto del cordal, cuando esperamos que ya la niebla se haya retirado y poder disfrutar así de las vistas.


A medida que ganamos altura empezamos a meternos en la niebla, que lejos de abrir parece ir a más.


Así que a falta de grandes vistas, nos dedicamos a fotografiar setas que hay muchas y de todos los tipos, no en vano estamos en otoño.


La pista por la que vamos da una cerrada curva a derechas y gana una especie de colladín. Desde aquí ya tendríamos que ver perfectamente el Alto de la Texera, pero la niebla continúa muy cerrada.



Pues nada. Seguiremos un rato más con las setas.


Poco más arriba llegamos a una especie de vaguada. En realidad un antiguo tajo minero al que bajamos para luego subir por el lado contrario, y evitar así la amplia vuelta que da la pista. Como diría Félix, el falso llano asturiano.


Continuamos subiendo y llegamos a lo que queda de otro tajo, este perfectamente visible. La cumbre queda justo encima, pero aún se esconde entre la niebla.


Pues nada. Máaaaas setas.


De repente los cielos se abren. ¡¡Venga chavales!! que ya estamos arriba.


En los últimos metros Olaya coge la cabeza. Le gusta lo de llegar la primera a cumbre. El resto tampoco se lo ponemos difícil. El ritmo de la lengua supera ampliamente al de las piernas.


Y cumbre. Alto de la Texera (1.557 m). Guapa cresta la que cae hacia la vertiente de Conforcos. Por desgracia la niebla no acaba de abrir.


Olaya parece un poco desilusionada, ya que en cumbre no hay buzón. Con lo que le gusta a ella recoger y dejar tarjetas.


Permanecemos un buen rato en cumbre. mientras picamos algo esperamos a ver si la niebla acaba por abrir. Pero lo más que conseguimos ver es esta vista sobre el valle de Murias, el del río Negro. Al fondo deberíamos ver la zona del Tresconcejos, en plena cordillera.


Hacia el lado contrario vemos el valle de Conforcos que baja hacia el Aller. De las cumbres de la zona alta de San Isidro, ni rastro.


El Cordal de murias y Santibañez continua desde la Texera ascendiendo en dirección sur hacia el Cuaña y más allá, hasta el Estorbín de Valverde, pero hoy tampoco lo veremos.


Mientras Chema nos da una clase magistral de la forma correcta de pelar un plátano (sic), el día va abriendo poco a poco por debajo nuestro y hacia el norte, de donde venimos.


Nos damos por vencidos. El día no tiene pinta de abrir mucho más, así que foto de cumbre y para abajo.


Sin embargo a medida que bajamos el sol empieza a ganar terreno.


Al menos despeja lo justo para que podamos ver gran parte del recorrido con la explanada de Coto Bello, donde aparcamos a la derecha y la cumbre del Renorios, próximo objetivo, con sus antenas en el centro.


Bajamos un tramo por donde subimos, peor en seguida, nos desviamos por otra pista que a la izquierda continúa dando vista a la vertiente de Murias.


Una vista atrás, hacia el Alto la Texera que, ahora si, se deja ver.


Por fin empezamos a poder disfrutar de parte de las espléndidas vistas que ofrece este cordal, con Peña Mea destacando sobre el valle del Aller.


Pasamos sobre el depósito de La Xugosa. a la ida habíamos pasado por debajo de él.


Preciosos pastos los que se abren en toda esta zona.


De regreso parecía que Olaya cansaba un poco. Era más aburrimiento que otra cosa. Una botella de agua vacía y el reto de llenarla de moras solventaron el resto de la ruta. De hecho al final hubo más "crios" que se dedicaron a ello con tanta gana o más que la peque.


En este tramo se conservan, pese a la actividad minera, buenos ejemplares de hayas, que parecen enmarcar la Peña Mea, así como Pelúgano, Levinco o Bello. Esta sería sin duda la estampa de la jornada. Aquí casi hasta hubo que sacar número para tirar la foto.


Nos izamos a lo más alto del cordal, dando vista totalmente al valle de Murias, por donde discurre el río Negro.




Santibañez de Murias.


Continuamos recorriendo el filo del cordal. Puede que el tramo más guapo de toda la ruta, al menos en un día como este en el que parte de ella la hicimos entre la niebla. La cumbre del Renorios empieza a estar cerca.


Una vista atrás, con la Texera al fondo.



Por fin, cuando ya estamos realmente cerca Olaya sale como un volador hacia cumbre. Otra vez tiene que ser la primera. Allí, junto al vértice geodésico, se quedará a esperarnos.


Y, como no, a él se tuvo que subir. Alguno quería engolarla en lo más alto, pero la cría no estaba muy convencida y el padre menos.


La cima de Renorios es inmensa, como una planicie, de menara que bajamos unos metros hacia la vertiente de Coto Bello, para hacernos la foto de cumbre.


Estamos en la vertical del aparcamiento. Solo resta descender por entre los bosquetes de abedules hasta llegar a los coches.


Y una vez allí, una última visita al mirador, ahora ya con el día bastante más despejado. Una zona bien guapa que no conocía y a la que seguramente vuelva, pues puede dar mucho juego para alguna escapada express, un rato de footing o alguna ruta en BTT. Como decía Félix, buen sitio para entrenar en altura.


Y de allí a Cabañaquinta, al Restaurante Villablanca, donde teníamos reservada la comida, que no fue precisamente ligera, como suele ser habitual y donde una vez más hubo lio con los cafés, como también empieza ya a ser habitual, ja, ja.


En definitiva, un estupendo día en compañía de un grupo de amigos que espero volver a ver, en el peor de los casos, dentro de un año, en el que será ya el V Encuentro Asturmet. No os perdáis la genial Crónica Oficial del encuentro redactada por Felíx en Asturmet y que podéis leer AQUI. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

13 comentarios:

  1. Realmente pasamos un buen día, hubiera estado mejor con un poco de sol pero... ¡Ye lo que hay!!, además de lo que se trataba yera pasar un buen rato juntos, sin el streessss de hacer un recorrido complicado, ¿no?. Bueno como diz Xoxerra... ¡no hay quintu malu!, así que... ¡hasta la próxima!!!!, ¡Ah!, pero tiene que venir la nena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos dió para echar unas risas, ja, ja y descubrirnos una zona mucho más guapa de lo que la mayoría esperábamos. Pal añu que vien, ya veremos como ye la ruta y como se da la cosa, pero la verdá ye que Olaya, pasar, pasolo bien.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Que envidia que ruta mas guapa espero poder acompañaros algún día, un saludo a todos.
    Pablo Lara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, estás invitado, faltaría más. Este encuentro está abierto a todos cuantos quieran venir. Se trata de juntarse un grupo de amigos, ya no tan virtuales, después de 4 años y hacer una ruta siempre sencilla y corta, para luego acabar comiendo en algún chigre de la zona. Suele coincidir con el primer fin de semana de octubre, así que ya lo sabes.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Vaya... un alcuentru más que piérdome y ye que por temes de curro, ando más perdíu de los foros que lo que ye davezu. Aún así, un placer alcontrar cares conocíes de los blogues y ver una ruta que ya tenía yo na tiesta pa facer con una bona invernada.

    Un abrazu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berto, la verdá ye que esti añu iguamoslo tarde y hubo casique tirayos de les oreyes a la xente, que parez que taba remolón pa facelu. Pero a la fin salió un díi perguapu y la ruta muncho más prestosa de lo que imaxinábemos. Esi cordal tiene unes vistes ablucantes. Foi pena la borrina que nun se quiso quitar pa la cordillera. Ye bona zona pa raquetear pol iviernu.
      Por ciertu, el sábadu ficimos parte de la ruta por los Puertos de Agüeria, con dos collacios tuyos, Diego y Raúl. Prestome asgalla. Llueu pensámos que igual se yos hubiera apetecío venir con nos que díbemos pa Peña Arpín. Nun se nos ocurrió dicíyoslo antes.
      Un saludu

      Eliminar
    2. La Peña Arpín ye un d'esos cumales que tan na tiesta de Diego, jaja. Creo qu'hubiérense apuntáu, anque Raúl tenía-y ganes a la Pena Ruea.

      Lo de la raquetada va tar na tiesta pa esti añu, l'añu pasáu saliónos una ruta redonda nel cordal d'enfrente xubiendo a la Boya... esti añu conocer Renorios y la Texera sería la cuenta.

      Un saludu

      Eliminar
  4. Que buenos recuerdos de ese día, muy bueno el reportaje Javi. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día fue Carlos y "lo que aprendimos". A pelar plátanos correctamente y a no volver a pedir cafés despues de comer, ja, ja, ja.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Buen grupo os juntasteis, lástima no haberme enterao, seguro que os hubieramos acompañao Esther y yo -si no estaba cerrao el grupo, claro-

    Esa cumbre fue de las primeras que hice por la zona. La foto enmarcada de Mea, muy guapa, no me extraña que hubiera que sacar número pa hacer la foto.

    Un saludo.
    PD. a ver si pa otra vez me entero y os acompaño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monchu, pues fué buena pena no haberte avisado. En este grupo no hay nada cerrao, aunque es verdad que solo se publicita en el foro de Asturmet, que está bastante "apagao" últimamente, pero no te preocupes que para el año que viene ya te lo recuerdo yo. Ya ves que la idea es un simple paseo, cómodo y sencillo y luego una comida por la zona. El primer año subimos la Mesa, el segundo la Frayada desde Orlé, el año pasado el Cuernu Llamas desde Vixidel y este año, pues tocó tierras alleranas.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Hola Javi, guapa ruta pa estirar les piernes y con unes vistes magnifiques, Guapes fotos, y lo mejor un buen grupu en buena armonia. Un abrazu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge. Cómoda, pero preciosa ruta, efectivamente. Un saludu

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.