viernes, 8 de agosto de 2014

Sendero de Vela Blanca. Cabo de Gata

Julio 2014
Cabo de Gata
T.M. de Nijar (Almería)

Pues algo tiene que tener el Parque Natural de Cabo de Gata - Nijar para que, contra lo que suele ser habitual en nosotros, repitamos destino en nuestras vacaciones. Hace un par de años di varios paseos por la zona, de los que en el blog, destaqué el ascenso a El Fraile, máxima altitud de la Sierra de Cabo de Gata, que podeis ver AQUI. Este año seguiría conociendo un poco más la zona con otros paseos, como el que me llevaría a recorrer el Sendero de Vela Blanca y ascender al pico del Bujo, en el extremo oeste de la Sierra de Cabo de Gata.



Inicio/Fin: Aparcamiento de Mónsul. San José
Distancia: 10 Km
Desnivel máximo: 383 m
Desnivel acumulado: 525 m
Tiempos: 2 y 1/2 horas


Madrugé (pegando como pega aquí Lorenzo, no queda otra si quieres hacer algo) y me llevé el coche hasta el aparcamiento de la playa de Mónsul, recorriendo los 4,5 km de pista que hay desde San José y así ahorrarme esos 9 km.


No eran las 7 de la mañana cuando salía del solitario aparcamiento, con el sol apenas despuntando y dando en el extremo suroccidental de la sierra de Gata, precisamente la zona que iba a recorrer en parte. De hecho se ve a la derecha y en sombras, el Barranco de Mónsul, por donde volvería más tarde.


De momento a cruzar los Pozos de Mónsul, con su aljibe, hacia el extremo izquierdo de la playa.


Y subirme al cerro que queda entre la Playa de Mónsul y las calas de Barronal. La razón no era otra que poder sacar esta foto del amanecer sobre Mónsul. Y es que pillar esta playa sin gente en pleno mes de julio, es complicado. O no, si no te molesta madrugar un poco.


Durante la primera parte voy a seguir un sendero balizado con marcas blancas y azules. No se ajusta al Sendero de Vela Blanca, ya que éste va en todo momento por la pista y yo quiero ir lo más pegado a la costa que pueda.


Bajo a la playa, que cruzo de parte a parte. Una de las más guapas de Cabo de Gata.


Atras queda la Peineta, el característico morro. ¿No os suena?...


... entonces es que no sois unos frikies de Indiana Jones, je, je.


Bordeo por la derecha el siguiente morro, la Punta de Mónsul, con el sol tiñendo de naranjas y rojos la zona.



Y desemboco en la cala de la Media Luna. Otra playa bien guapa.



Subo el siguiente morro para dar vista al siguiente tramo de costa.


La desembocadura del Barranco de Mónsul.


Y el propio barranco.


Salgo así a Cala Carbón, recogida cala de piedra.


Cala Carbón queda cerrada al oeste por Punta Redonda, a partir de la cual no podré seguir por la costa, por lo que toca remontar ladera arriba.


Curioso este tramo en el que aparecen decenas de pequeñas cuevas y oquedades producidas por la erosión y por el enfriamiento de coladas de lava rápidamente, al contacto con el agua.



Subo hasta que desemboco en la pista de Vela Blanca, desde la que echo un vistazo atrás, con mala luz al estar muy bajo aún el sol.


Desde aqui ya veo perfectamente el Cerro de Vela Blanca y abajo la inconfundible Punta Colorá.


Desde aqui sigo por la pista. En las laderas mucho palmital.


Llego al Barranco de la Parra, que cruzo. Más tarde lo volveré a cruzar por su zona alta.


Y sigo hasta el collado de Vela Blanca, donde se localiza el Mirador de las Sirenas.


Desde los paneles del Mirador de las Sirenas tiro una foto al tramo de costa recorrido, con Punta Colorá abajo.


Me acerco hasta la vieja torre vigia de Vela Blanca, del siglo XV y  luego vuelvo al collado para asomarme, esta vez, hacia el lado contrario, hacia el Cabo de Gata. La idea era bajar hasta la costa, para poder ver la Vela Blanca, el característico dique de bentonita que da nombre al propio cerro, pero al final me da pereza perder toda esa altura, para tener que volver a subirla más tarde.



Así que bajo solo unos metros por la carreterra, para tomar después por la caja de una pista, a la derecha, de la que me saldré enseguida, ascendiendo por donde mejor puedo hacia la cumbre del Bujo.


Terreno bastante incómodo en la zona baja, que mejora a medida que ganamos altura y la pendiente se suaviza, atravesando una ladera cubierta de palmital.


Una vista atrás de la ladera por la que voy subiendo, con el Cabo de Gato al fondo.


Y cumbre del Bujo (374 m), en el extremo occidental de la sierra, dando vista ya a las Salinas de Cabo de Gata.


Las Salinas, buen sitio para disfrutar viendo sus flamencos (y no me refiero a los que dan palmas), y la Iglesia de las Salinas, destacando con su torre. Detrás el Golfo de Almería.


El Cabo de Gata. No se ve el faro, que queda tapado, pero si las casas del Corralete.


El Cerro de Vela Blanca, desde donde vengo.


El valle de Nijar y su interminable mar de plástico.


Una vista hacia el extremo este de la sierra, con mala luz al tener el sol justo defrente.


Bueno, pues aqui ya está todo vendido. Autofoto y para abajo.


Recorro la amplia cumbre del Bujo hasta alcanzar la entrada al barranco de la Parra, a la derecha.


Y empiezo a bajar por él. Sin embargo no bajaré hasta el fondo, que también podría y volver luego por la pista. Yo bajaré pegado a la pared de la izquierda, para salirme de él en cuanto sea posible.


Una vista atrás


Alcanzo así un colladín que me da vista al baranco de Mónsul, que es por el que quiero bajar.


Bajo por aqui, por un terreno muy, muy, incómodo, aunque en el que sorprendentemente encuentro algún que otro jito (hito).


Y que me lleva al fondo del barranco.


Desde aqui sigo bajando siempre por el fondo del barrano, que ofrece algunos rincones cuando menos curiosos.



Grandes marmitas de gigante, algunas conservando aún agua.


Ya en la zona baja, el barranco se abre. Seguir por el fondo se complica por la vegetación. De manera que me salgo por su izquierda, para cortar por un senderillo que localizo a esa mano, hacia la pista.


Ya desde la pista, echo un vistazo atrás, hacia el barranco por el que acabo de bajar, a la derecha.


Desde aqui ya solo me queda alrededor de un kilómetro de pista para volver al aparcamiento, cuando ya empiezan a llegar los primeros coches, con los bañistas más madrugadores dispuestos a tomar posiciones en las playas.


Yo para casa. Ducha, segundo desayuno, esta vez con la familia, y después a perdernos en alguna de las calas de la zona del Playazo.


Os dejo el track



Un saludo
Cienfuegos

1 comentario:

  1. Preciosa uta Javi, con unes fotos magnífiques. Yes un artista. Un abrazu.

    ResponderEliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.