viernes, 16 de enero de 2015

Por la Senda de Samuel o de Aguamía y los Bufones de Pría

29/12/2014
Concejos de Llanes y Ribadesella (Asturias)

Vacaciones de Navidad y unos días fríos, pero sin una sola nube en el cielo. Tiempo de hacer alguna ruta corta y sencilla con la peque y de paso visitar alguno de esos sitios que, de otra manera, no suelo animarme a recorrer. Como la preciosa Senda de Samuel que a caballo entre Llanes y Ribadesella, permite recorrer el río Guadamía hasta su desembocadura, y que en nuestro caso enlazamos después con un corto tramo de la Senda de los Bufones de Pría.



Inicio/Fin: Llames de Pría (Llanes)
Distancia: 6,5 Km
Desnivel: 50 m
Tiempos: 2 horas y media


Total que nos fuimos hasta Llames de Pría, en el concejo de Llanes, dejando el coche en la plaza de la bolera, donde está el chigre y donde también puede verse la capilla de San Saturnino.


Allí mismo está el panel de la ruta que vamos a acometer: el PR.AS-264 Senda de Samuel, llamada así en honor a Samuel Cachero, el vecino que luchó por sacarla adelante.


De momento toca desandar un tramo de carretera. La misma por la que llegamos al pueblo, con buenas vistas sobre la Sierra de Cueva Negra, que tuve la oportunidad de recorrer hace unos años, como os conté AQUI.


Llegaremos a un cruce donde vemos a la derecha una estrecha carreterina con la estela del Camino de Santiago. Toca meterse por ella.


La carretera nos conduce hasta el Puente del Mía, sobre el río Guadamía, o mejor deberíamos decir sobre el río Aguamía, que es el verdadero nombre del río, pero que por error - uno más - se traspuso hace años a la cartografía nacional como Guadamía. Por suerte, el Principado en su cartografía 5.000 ha recuperado el nombre correcto.


Guapo el puente. El río hace de límite entre los concejos de Llanes y Ribadesella, de manera que dejamos el primero y entramos en el segundo.


La senda continúa aguas abajo, entrando en un prado, justo al lado del puente. Desde este momento vamos a bajar en todo momento junto al río hasta su desembocadura.


El río Aguamía es un río corto. De apenas 3 km de longitud. Nace bajo la Sierra de Cueva Negra, tras al polígono industrial que allí existe, en una surgencia de esas que merece la pena conocer. Un manantial del que brota todo el río, muy menguado en verano, pero que ahora en invierno llama la atención. Os pongo una foto de hace unos años, cuando me acerqué a conocerlo. Lo que se ve es una poza inmensa de la que brota el agua, completamente transparente.


Precisamente ese nacimiento en un manantial a un kilómetro escaso de donde lo encontramos, hace que el río conserve unas aguas cristalinas como pocas. Sorprenden también el tamaño y profundidad de las pozas en un río que está a punto de alcanzar su desembocadura.


Llegamos a la presa del primer molino, el Molín del Picu. Allí el río se estrangula contra un paredón calizo y coge velocidad.


El Molín del Picu es hoy una vivienda  particular. Da un poco de reparo pasar justo por delante de la puerta de la casa, más si hay gente, como fue nuestro caso - de ahí que no tirara ni una foto - pero por ahí discurre la senda, entrando a la finca sobre el muro del canal de agua del viejo molino.


Poco después cruzaremos el río dejando Ribadesella y entrando en Llanes, para a continuación alcanzar el Puente Arenes, con el que volvemos de nuevo a Ribadesella.



Una nueva pasarela, la de Piedres Amarielles. 



Alcanzamos lo que queda de un segundo molino. Toca ahora seguir durante unos metros junto a lo que fue el canal del mismo.



El precioso Puente de Troskila, que no hace falta cruzar, pero que merece la pena hacerlo.


Y la pasarela del Molín de Troskila. Desde este punto ya no abandonaremos Llanes.


Viene luego el que puede que sea uno de los tramos más guapos.




En el último tramo el río se calma en la zona de La Xatera. Pierde velocidad. Se suceden numerosas curvas, pequeños meandros que  nos conducen a la desembocadura.


La arena de las orillas nos anticipa que la playa está cerca. La senda abandona aqui el río para entrar en el pueblo de Llames, pero nosotros vamos a aprovechar que llegamos en marea baja.


De manera que bajamos por la pequeña ría aprovechando la bajamar, con tan solo tener que echar la mano en un par de puntos para no mojarnos los pies. En caso de llegar con marea alta, no sería posible o al menos no tan sencillo, bajar por aquí.


Alcanzamos así la playa de Guadamía, es decir, la de Aguamía. Es tan cerrada que en marea alta es como una piscina. Una gozada.


Como es pronto, enlazamos aqui con el PR.AS-57 Ruta de los Bufones de Pría que va desde Llames a Cuevas del Mar, y la seguiremos durante un tramo.


Llegamos al Bramadoriu, el campo de bufones de Pría. La mar está fuerte y bufan a base de bien, pero como es marea baja, solo solplan, no "escupen". Una pena, porque es un espectáculo que yo ya he disfrutado muchas veces, pero Olaya todavía no lo había visto nunca.


La verdad es que este terreno parece un colador.


Nos arrimamos a los acantilados y seguimos ruta.


Una vista atrás.


Seguimos ruta, no vamos a hacerla entera ni mucho menos, pero se me apetece acercarme al menos hasta el Pozo de las Grallas.


Guapos rincones.


Y llegamos al Pozo de las Grallas. Menudo "bujero". El agua entra por una cueva bajo nuestros pies hasta alcanzar esta cavidad. Toda la zona está cosida a agujeros, cuevas, bufones, que hacen que venir aqui en un día de galerna sea todo un espectáculo. Dicen que los pastores de los Picos de Europa tenían un refrán que decía "cuando sientas sonar el Pozu Pría, coge leña pa´l otru día". Por algo sería.


Le damos la vuelta entera al Pozo de las Grallas para ver por donde entra el agua. Dos arcos separados por una columna. Parece una catedral.


Y luego volvemos tranquilamente de nuevo a Llames, para cerrar la ruta.


Alcanzando de nuevo la plaza de la bolera, donde habíamos dejado el coche.


Y de aqui a comer en algún bar de la zona, que por la tarde tocaba sesión de geocaching, localizando alguno de los cachés que hay por Cuevas del Mar.


En donde pudimos disfrutar de un precioso atardecer para cerrar un día bien aprovechado.

Os dejo el track



Un saludo
Cienfuegos

26 comentarios:

  1. Intentaré hacerla algún día, solo conozco la zona de los bufones.
    Es curioso el refrán y parecido a uno de aquí que dice: "cuando oigas bufar al sifón de Oreña,unce los bueyes y ve al monte a hacer leña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los refranes suelen repetirse en muchas zonas, pero siempre tienen algo (o mucha) de verdad tras ellos. Te recomiendo hacer la Ruta de Samuel. Te gustará.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Fotos y zona preciosa. No hice ninguna de las dos rutas que describes, y para días fríos y con nieve muy baja, creo que puede ser una muy buena opción. Sólo por los bufones, ya merece la pena visitar la zona. Es la zona de Llanes una parte que no tengo demasiado caminada, aunque hice hace algo de tiempo un tramo de la senda costera entre Llanes y Torimbia... así que algún día, esta puede ser una buena opción para conocerla algo más.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la zona costera de Llanes la tengo bastante pisada. Aqui casi todo el tramo hasta Cuevas, y desde Cuevas a San Antonio, por la zona de Torimbia y Toranda tambien, y el tramo de Buelna a Llanes. Fueron muchos años veraneando por allí. Lo que no conocía era precisamente la Senda de Samuel, si el nacimiento, pero no el resto del río y me encantó.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Solo conozco la de los bufones y te la copiaré entera para hacerla con Silvia. Es una pasada . Qué mayor se hace Olaya eh? Toda una mocina en estas fotos...aprovecha!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, para hacerla con críos es perfecta. Ya verás como a Silvia le encanta. Y ya si la dejas para el verano y rematais con un baño en la playa, ....
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. De "peque" nada "majete"
    Los chavales se quedan pequeños en nuestros recuerdos, pero se están haciendo mayorines.
    Entre nosotros, sin que nos oiga nadie, algunas veces no soy capaz de seguir al mío en algunas cuestas y tengo que recurrir a lo de: mira ese pájaro.
    Las rutas que acaban o que tienen parte en el mar son una maravilla.
    Estupendo reportaje y fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón tienes Pepe. Esta semana hablaba con un amigo que tiene una cría de 4 años y quiere empezar a sacarla de "pseos" y recordaba mis primeras salidas con Olaya, ya sin mochilita, precisamente por ahí, con 4 años más o menos. Ya llovió, ya.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Es una ruta muy bonita y que conozco muy bien, pero que mejora con tus magníficas fotografías.
    ¡Como pasa el tiempo y la peque es ya una señorita!
    Un saludo
    José Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose Manuel. Si, los críos tiran para arriba que se matan. En cuato días ya no querrá ir conmigo a ningún sitio.
      Un saludo

      Eliminar
  6. He recordado los paseos con mi hijo pequeño en este mismo entorno...no se que tiene el concejo de Llanes que no podemos pasar mucho tiempo sin volver. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que va a tener, Javier. Que es precioso. Las playas y el monte tan cerca de ellas, con mil sitios para perderse. Anda que no veraneé yo años ni nada en Buelna y no puedo dejar pasar un verano sin volver a dejarme caer por allí.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Hace ya tiempo que no realizamos sendas costeras y hay que reconocer que tu reportaje "abre el apetito". Dardo, que últimamente se ha quedado en casa en algunas invernales de alta montaña, nos ha dicho que a ver cuando la hacemos!! Seguro que no tardamos en darle el capricho.
    Como de costumbre, tus fotos geniales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora en invierno es perfecta para sacar a Dardo, porque luego lo podeis llevar a la playa, que luego por el verano, siempre hay más problemas.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Me has recordado mis dias de pesca por los acantilados de la Iglesia de San Antonio, y Pria, Esa zona tiene un algo especial, no conozco la parte del rio, pero veo por tus fotos que hay que conocerla,
    Aprovecha a disfrutar la neña, crecen demasiado rapido Javi. mas de lo que quisieramos.
    Un Muy Chulo reportaje marinero para variar un poco.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacer un poco de todo. Hoy montaña, mañana costa. Yo lo que tengo visto hace años es pescar dentro de uno de esos bufones, en alguno de los grandes, tipo al de Grallas. Me acuerdo que quedé aojonao viendo por donde bajaban a pescar y donde se ponían.
      Un saludo

      Eliminar
  9. Estupendas fotos si señor y una ruta muy adecuada para estas fechas. La parte del río Guadamía no la conocía y veo que merece la pena.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, de verdad que la ruta del río es una preciosidad. Muy cortina, eso si. Pero se puede enlazar con algún otro de los tramos de la senda costera.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Llanes es magia Javi...es ver estas imágenes y a cualquier atisbo de desánimo, con ellas se me encienden todas las luces...que tendrá LLanes para mi, que preciosidad de imágenes me regalas hoy...ya es necesidad vital un acercamiento a esta tierrina que tanto añoro...ya va tocando.
    Mi abrazotedecisivo y aunque te sigo por facebook , sabes que prefiero el blog, el face es como muy rápido...aquí se disfruta...a ver si se instala ya la normalidad en nuestras vidas y puedo seguir por aquí con la frecuencia habitual.
    Mi abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te falta razón, Sara. Llanes lo tiene todo, mar y montaña. A mi me pasa un poco lo mismo. con lo del face a veces entro menos en algún blog porque lo sigo por allí. Por cierto, nos vemos el sábado, ¿no?.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Preciosa ruta costera que una vez más desconocía por completo y preciosa para hacer con los sobrininos, un saludo y nos dejes de sorprender nunca.
    Pablo Lara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, pues solo puedo recomendártela. A mi me encantó. No me la esperaba tan guapa y para hacer con críos es perfecta. Y te digo lo que a Paloma. si la dejas para el verano, .. la acabas con un baño en la playa.
      Un saludo

      Eliminar
  12. Hola Javi...precioses fotos, que buenos recuerdos de la única vez que estuve...con una marejada de les buenes. y fué la primera entrada de mi blog. Preciosa la ruta. Un abrazu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, el Bramadoriu en plena galerna ye una pasada.
      Un saludu

      Eliminar
  13. hoy hice esta senda...llevo 35 años viviendo en Llanes y lo más cercano lo vas dejando para otra ocasión y pasan los días y pasan los años...pero creo que no será la última vez. Fenomenal tu relato...gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele ocurrir, pero seguro que teniéndola cerca la repetirás.
      Gracias y un saludo

      Eliminar