jueves, 19 de marzo de 2015

Peña Gradura desde Fabar

07/03/2015
Sierra de Gradura
Concejos de Proaza y Teverga (Asturias)

Sábado. Buena predicción. Grandes nevadas por los altos. Un pecado quedarse en casa. Sin embargo, la necesidad de estar en Oviedo a medio día, obligaba a buscar algo corto y necesariamente cerca Algo que esta temporada parece estar convirtiéndose en costumbre. Tiempo de tirar de pendientes, como esta ruta ya mirada hace tiempo, para acercarse a las cumbres de Peña Gradura y Peña La Sala, en la Sierra de Gradura.



Inicio/Fin: Fabar
Distancia: 10 Km
Desnivel máximo: 700 m
Desnivel acumulado: 860 m
Tiempos: 5 horas


La Sierra de Gradura es vieja conocida. Sin embargo, siempre le había entrado desde el oeste, por los Puertos del Maravio, o llegando desde el norte, por Cueva Llagar. Hoy lo haríamos desde el este. En pleno Desfiladero de Valdecerezales, a mitad de camino entre Caranga y Entrago, arranca a la derecha una carretera que conduce a los pueblos de Bustiello y Fabar. Podríamos subir por buena pista desde Bustiello, pero nosotros vamos a hacerlo por el Camín de la Braña, desde Fabar.


Total, que aparcamos a la entrada de Fabar (530 m) y subimos por entre sus casas hasta la zona alta del pueblo, pasando junto a su depósito de aguas para tomar por un buen camino de herradura que sube con fuerte pendiente por la margen derecha del valle del arroyo de la Texera.


Se trata del Camín de la Braña, un viejo camino que conserva buena hechura y no se ve especialmente abandonado. En su parte baja discurre al lado de varias fincas.


Más arriba la senda se interna ya totalmente en el bosque del monte la Texera. La pendiente es fuerte, eso no se puede negar. El camino conserva amplias zonas de buen empedrado, de esos que casi es mejor subir que bajar, sobre todo si está mojado.


En un momento dado la senda se aproxima mucho al cauce, pasa junto a una fuente que dejaremos a la derecha y da un cerrado giro a la izquierda, para seguir subiendo ya con menor pendiente.


Llegamos así a las cabañas del Llanu (870 m), que en general se conservan en buen estado.


Supongo que el nombre, el Llanu, vendrá de que son las únicas fincas sensiblemente llanas en aquel mundo de desventíos. Al fondo a la derecha, al otro lado ya del valle del río Teverga, la cumbre de La Collada, sobre el pueblo de Santa María.


El Desfiladero de Valdecerezales, entre la Sierra de Sobia, al fondo y Peña Gradura, nuestro objetivo de hoy, a la derecha.


El buen camino que traíamos desaparece en El Llanu, para convertirse en una estrecha senda que sube, de nuevo con fuerte pendiente, hacia las fincas de la Braña del Cogollu (930 m), con nuevas cabañas, también bien conservadas. Toda esta zona sorprende por las buenas fincas que conserva y lo soleada que resulta. Al fondo vemos la collada que se abre sobre El Vallín y que nos permitirá acceder a la Vega Castro.


Hacemos una breve parada en una de las cabañas, antes de retomar el camino.


Subimos por entre las fincas del Cogollu con tendencia a la izquierda, para pasar al Vallín, una pequeña vaguada que se forma justo bajo los escarpes calizos de la Sierra de Gradura. Por encima de El Vallín localizamos la tenue senda que a la izquierda, se encamina a la collada que habíamos visto desde abajo.


La senda entre en una pequeña canal por la que sube con varias zetas a ganar la collada, que constituye un precioso mirador sobre la braña del Cogollu y las fincas de El Llanu. Al fondo, la Sierra del Aramo.


Ya damos vista a la recogida planicie de la Vega Castro (1.005 m), que sin duda vió tiempos mejores, pues está muy tomada de maleza y ofrece poco pasto. Aquí observaríamos varias cagadas (con perdón) de lobo.


Pasamos junto a la pequeña laguna que se forma en el centro de la vega, de nuevo con el Aramo como telón de fondo.


En vez de subir directos a cumbre, a la izquierda, vamos a rodear su base, acercándonos primero a los restos de la pequeña braña que aquí había, para subir por una amplia canal con menor pendiente y más cómoda. A la izquierda la cumbre de Peña la Sala, a donde iríamos después.


Subimos por la canal hasta ganar la cresta por la que hacemos el resto de la ascensión, con las vistas ampliándose a medida que ganamos altura. Al fondo a la izquierda Peña Cruzada, sobre los Puertos de Maravio y a la derecha, asomando tras Peña la Sala, el Caldoveiro.


La amplia y plana cumbre de Peña Gradura, ya muy próxima.


Y cumbre (1.159 m), coronada por una cruz y un pequeño buzón. El día estaba precioso, buena temperatura, sin aire y sin una sola nube en el cielo, así que tocaba tomárselo con calma, picar algo, tomarse un café con pingarates, o dos, que nos iban a cobrar lo mismo, y sobre todo disfrutar de las vistas.


Y lo primero era mirar "para casa", para la Sierra del Naranco con Oviedo a sus pies y al fondo, al fondo, la costa, la zona de Quintueles debe de ser, a la derecha de Gijón y la línea del Cantábrico, claro.


La Sierra del Aramo en toda su extensión y delante de ella, la Sierra de Caranga, a la izquierda y la Sierra del Gorrión a la derecha.


Al norte sigue la Sierra de Gradura, con el Obiu en el centro, cumbre que ya he visitado varias veces y Peña la Sala a la derecha, por donde pasaremos más tarde. Abajo, en la Vega Castro, la laguna por donde acabamos de cruzar.


Debajo de nosotros, La Plaza, la capital de Teverga, se ve solo a medias.


Pero las mejores vistas son las que se dan sobre la Cordillera y el Cordal de la Mesa, como esta hacia el Puerto Ventana, entre el Ferreirúa, a la derecha y las Ubiñas a la izquierda.


Los Bígaros, sobre el Puerto de la Mesa. Se ve perfectamente la traza del Camino Real de la Mesa. Al fondo a la derecha, yo creo que lo que sobresale es el Albo Occidental.


Siguiendo por el Cordal de la Mesa, a la izquierda Peña Negra y a la derecha el Michu.


El valle de Teverga. Al fondo, debajo del Ferreirúa, Peña Vigueras por donde anduve hace unas semanas y que os conté AQUI.


Y una panorámica desde cumbre, desde la Sierra de Sobia al Ferreirúa, el cordal de la Mesa y acabando en el Picu Redondu (pinchad en ella para verla en grande).

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_graduras%20%2828%29.jpg?attachauth=ANoY7cqGGM9fwR4sNu642UqcrRBzpcZbdwSDvbU-p_D090onkKoxneZx6RL-QxpOrYIoJyA3v5U6pikANyrY9U6PsUXPLgWRibLggPBE59rIGLKVY12DqhTk4ZPQ-1tWQeoaS6Vi800vR_M47aTz3T4p-pPgvP76sWekBulaNECXbUFHp6XA_RakOEMGaOeXWJKZIbBP-iKgCNk5MjLctXxBp5OMfFKxMsZx-wibZz57VsAR9dFIx-byH2XCpXFiGBD54NYWGxv2&attredirects=0

Estando en cumbre llegó una montañera. Resultó ser una de las integrantes del grupo Les Nenes y con la cháchara con ella ni nos acordamos de hacer foto de cumbre. Un desastre. Total, que desde cumbre perdimos unos metros hacia el Desfiladero de Valdecerezales, para visitar las fincas de La Rebollosa, colgadas literalmente sobre las verticalidades del desfiladero.


Y después tomamos rumbo al norte, a recorrer parte de la sierra, intentando no perder demasiada altura para alcanzar así la collada que separa la Vega Castro de la del Fondón de Pandiella, dejando a nuestra derecha la colladina por la que accedimos aquí (flecha).


Pasamos así por Xuan Pedroso (1.057 m), entre las Peñas de Gradura y de la Sala con la zona de los Altos del Orral al fondo, sobre el pueblo de Villamayor.


Sin llegar a entrar en el Fondón de Pandiella, acometemos la ascensión a Peña la Sala, pasando junto a las peñas de la Mucheirina.


En vez de subir directos, fuimos cortando hacia la derecha, por terreno más cómodo, pasando sobre la vega del Fondón de Pandiella, con la verde collada de El Estrecho por donde pasaremos luego, bajo la mole del Oubiu.


Y cumbre de Peña la Sala (1.226 m) con vistas parecidas a las de Peña Gradura, si acaso mejores hacia el valle de Taja/Taxa y la zona del Picu Redondu.


Peña Gradura, de donde venimos, por delante de la Sierra de Sobia.


Lo que si se ve bien desde aqui es la zona del Caldoveiro, en el extremo norte de la Sierra de Gradura, a la izquierda del Oubiu.


También se ve mejor Oviedo.


Y la Ermita de Santa Ana, en los Puertos de Maravio a vista de pájaro. Estaba concurrida la zona. La verdad es que el día animaba a salir de casa.


Nos vamos que se nos hace tarde. Recorremos parte de la cresta de Peña la Sala, hacia la Collada la Sala, el acceso habitual desde Maravio para, sin llegar a ella, dejarnos caer a la derecha, a la vega del Fondón de Pandiella.


La Vega del Fondón de Pandiella (1.046 m), con otra pequeña laguna en su centro.


Desde el fondo de la vega, vemos la collada a donde tenemos que subir a continuación por el Estrecho.


El nombre de El Estrecho, ¿será por este paso en la senda de acceso?


Atrás se queda la Peña la Sala. Con esta doy por visitadas todas las cumbres de la Sierra de Gradura, al menos todas las que merezcan tener tal consideración.


La llegada a la collada de El Estrecho (1.099 m) resulta espectacular, con la Sierra del Aramo emergiendo en el horizonte.


Al otro lado de la collada empezaremos a perder altura por la amplia loma que se forma.


Alcanzamos así las cabañas de El Pandiellu (1.033 m) edificadas en una especie de promontorio en donde está catalogado el antiguo Castro de Combo, del que sin embargo no quedan restos. Al otro lado del valle, en las laderas de la Peña Collada está catalogado otro más, el de Mingoyo.


Hasta el Pandiellu llega una buena pista desde el pueblo de Bustiello. Por ella haremos parte del descenso, así que nos despedimos de la zona alta de la sierra, donde destaca la cumbre del Oubiu y tomamos pista adelante.


La pista pierde altura hacia la cabecera del arroyo de San Martín, que cruza, para continuar bajando por la Sierra de la Peña y con un par de zetas dirigirse a una especie de collada que separa el valle de San Martín del de El Escalón.


Al llegar justo al punto donde se dividen dichos valles, debemos estar atentos. Allí, en Fontesteya (818 m), nosotros abandonamos la pista que sigue bajando hacia Bustiello, desde el que ya por carretera podríamos regresar a Fabar. En su lugar, nosotros tomamos a la derecha una estrecha senda.


La senda pasa por encima de unos prados para internarse poco después en un tupido bosque.


Estamos haciendo el descenso por Pandu. La senda, aúnque estrecha, aparecía muy marcada, pero al poco de entrar en el bosque ésta parece perderse. Si nos fijamos bien, se ve seguir la traza, recta y siempre próxima al filo del cordal por el que vamos bajando, pero muy tomada de maleza, lo que la hace imposible de seguir. Lo mejor es continuar a la derecha y unos metros por debajo de ella, por la vertiente del arroyo San Martín, el que baja hacia Fabar.


Poco más adelante saldremos de nuevo a una senda ya mucho más marcada y limpia por la que discurre una manguera. Solo tenemos que seguirla.


La senda sigue bajando por el filo del cordal hasta llegar a esta antigua casa en ruinas (650 m).


Junto a ella gira a la derecha para acometer los últimos metros de descenso ya decididamente por el lado del valle que baja hacia Fabar, que ya vemos enfrente. Desde este punto también vemos el valle por el que discurre el Camín de la Braña, por el que subimos unas horas antes, a la derecha de la foto.


Queda un tramo de descenso de fuerte pendiente que se salva con un par de zetas y que nos saca a la carretera a la entrada misma del pueblo, justo al lado del lavadero y fuente de Fabar.


El coche estaba al lado. Nos refrescamos un poco en la fuente y para Proaza a tomarnos algo en una terraza, que la ruta había sido corta pero intensa y el día era lo que pedía. Como habíamos previsto, todavía llegaríamos a tiempo de comer en casa. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

13 comentarios:

  1. Una ruta guapísima y en un día como ese ni te cuento. Tienes razón, no hace falta tanta lejanía ni tanta cumbre para hacer un reportaje realmente bonito. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te voy a contar Paloma. Vosotros ahora teneis vuestras historias y teneis que quedaros cerca de Oviedo y yo exactamente igual. A ver si todo se arregla y que sea para bién, que lo primero es lo primero y eso son los de casa.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Te deseo lo mejor y tienes mucha razón: hay que estar donde uno es necesario y lo demás es secundario. Un abrazo fuerte

      Eliminar
  2. Hola Javier!! hace apenas 20 días que estuvimos por esa zona y también subimos entre otros a Peña La Sala. La verdad es que desconocíamos esa sierra y nos llevamos una grata sorpresa. Aún tenemos las imágenes muy frescas, así que nos ha gustado doblemente ver tu reportaje. La próxima vez que nos acerquemos por esa zona, haremos Peña Gradura, que en la otra ocasión la dejamos pendiente.
    Tuviste un día mejor que el nuestro, así que hemos disfrutado con tus fotos, las vistas que no pudimos disfrutar al natural...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me doy cuenta de vuestro reportaje por una razón y es que fue ese reportaje el que me recordó que tenía pendiente esta ruta, así que cuando me puse a buscar algo cerca y corto, no tuve que romperme mucho la cabeza. Lo tenía muy fresco, je, je. Si no concoeis más de la Sierra de Gradura os recomiendo la zona del pico la Arena, con la laguna de Feslayegua. A mi el entorno de esa cumbre me pareció incluso más guapo que el más conocidoa Caldoveiro.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Precioso! Esta te la copio Javier que, además, creo que a Belén le gustaría.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, es corta y no demasiado dura. Seguro que la disfruta.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Bonitas sendas, brañas y panorámicas. Preciosa esa imagen de la puerta en blanco y negro. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier. La zona es muy guapa. Sobre el B&N casi siempre cuelo alguna así. me gusta como quedan.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Conozco la zona, pero nunca tube un dia tan esplendido como este, que le da unos paisajes que casi me parecen irreconocibles,
    Estupendo reportaje Javier con la comlicidad del buen tiempo, aprovechas el tiempo al maximo aunque no tengas de momento todo el que querrias, espero que se te arregle enseguida.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una pena. Yo al revés. Es una sierra que siempre me ha tratado bien con el tiempo. Creo que siempre que estuve por la zona fue con días despejados y sol. Anímate a repetir por la zona. Sobre lo de disponer de más tiempo. A ver si poco a poco recuperarmos la normalidad.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Otra joya de Asturias, esa Teverga preciosa, que zonas nos descubres y que regalazo de fotografias...lo tengo todo en cuenta para posteriores intentos...una maravilla de entrada Javier...me mondo con tus rutas exprés...ya se como son esas otras que no son exprés jajajajaja.
    Mi abrazotedecisivo montañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, ya sabes. Cuando hay poco tiempo, se apura un poco más el paso, je, je. Teverga da para mucho. Yo es de las zonas que más frecuento.
      Un abrazo

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.