lunes, 8 de junio de 2015

Peña Ubiña la Pequeña desde Casa Mieres

22/05/2015
Macizo de Peña Ubiña
Babia
T.M. de San Emiliano (León)

Todos los años me dejo caer por las Ubiñas unas cuantas veces, pero ahora hacía tiempo que no entraba desde la Casa Mieres y la verdad es que se me apetecía arrimar por allí en primavera, y a poder ser antes de que metieran el ganado, para disfrutar de las vegas de Candioches y Riotuerto completamente verdes y aún sin pastar. La ascensión a la "Ubiñina", la Peña Ubiña Pequeña, por esos puertos era, por distancia y desnivel, propicia a una nueva escapada express.



Inicio/Fin: Casa Mieres - Puerto de la Cubilla
Distancia: 11,5 Km
Desnivel máximo: 625 m
Desnivel acumulado: 800 m
Tiempos: 3 horas y 40 minutos


Total que salí de trabajar y carretera adelante a subir el Puerto de la Cubilla por Lena y bajar después, ya en tierras de León, hasta el refugio de Casa Mieres, con un día que de momento se mostraba precioso, aunque ya veía que tiraba un fuerte y frío viento del norte.


Hoy no me complico la vida. Voy a realizar la ascensión más típica a la Ubiña Pequeña, así que tomo por detrás del refugio (1.595 m), por el valle de La Cantarilla, subiendo hacia el embalse, lleno como no podía ser de otra manera en plena primavera.


En Asturias dejaba un día bastante feo por los valles, pero por arriba y de momento, ni una nube.


Salgo del valle de La Cantarilla por la izquierda, subiendo por el valle Angosto. Más tarde volvería por la derecha, por el valle de María Delgado.


Alcanzo así una colladina (1.711 m), desde donde veo la planicie de Los Ollones (1.678 m), con sus meandros y sus sumideros, y que conforma el extremo oeste de la inmensa vega de Candioches. Al fondo ya asoma Peña Ubiña y a su derecha Peña Cerreos.


Dejo a la derecha el buen camino que sube por la Senda del Pan, para acercarme a las paredes calizas que cierran la vega por el oeste, ya que quiero subir por el Estrecho, desde cuya entrada le echo un vistazo a la vega de Candioches, preciosa en estas fechas.


Alcanzo El Estrecho, un característico paso formado por una entalladura entre la caliza, donde es preciso ayudarse de las manos y que en estas fechas tiene el inconveniente de librar un nevero y su rimaya a la entrada y de que el paso como tal tiene agua. Con todo es sencillo y no ofrece ningún problema. Ya empieza a asomar "les oreyes" la Ubiñina.


Y así alcanzo las vegas de Riotuerto, con el objetivo de hoy ya bien visible.


Salgo a las amplias vegas de Riotuerto. Los meandros ya están secos. Llego un par de semanas tarde. Esta zona en pleno deshielo es preciosa con el torrente que se forma en la vega y que baja por ella hasta el sumidero. De todas formas aún aguantan no pocas charcas y lagunillas en las que se refleja Peña Ubiña.


A mitad de vega, más o menos, empiezo a ganar metros por una marcada vaguada que culmina en el collado La Loma (1.893 m), dirigiéndome hacia la base de Ubiña la Pequeña. La senda de ascenso pasa por la derecha del nevero que se ve en el centro de la montaña.


Al otro lado de la vega, Peña Cerreos, otra que tenía en mente visitar hoy.


A medida que gano metros se abren las vistas hacia Asturias, con la Almagrera, la Mesa y la Tesa, a las que les tiro una foto. Y menos mal que me dio por tirarles esta, ya que más tarde no podría tirar otra. El viento también empieza a soplar fuerte cuando me salgo resguardo del fondo de la vega y con él, el frío, que se hace notar.


Subo toda la pedrera que tapiza la base de Ubiña Pequeña buscando el nevero que había visto desde abajo. Al poco empiezo a ver algún que otro jito.


Supero el nevero. A su altura ya hay huella marcada de paso. Esta sube con tendencia al derecha, buscando una canal herbosa que queda a esa mano.


Esta canal. En ella la senda sube por la izquierda para luego cruzar a la derecha, ya bastante arriba.


A mitad de ascenso me doy cuenta de que la niebla está entrando desde Asturias. Verás como todavía me jooo...roba las vistas.


La senda sale de la canal de nuevo a la derecha, por un paso marcado con un jito (círculo rojo) para entrar en otra corta canal, en el único punto donde hay que apoyar las manos.


Y que nos deposita ya en la cresta cimera por la que se gana la cima.


Y cumbre de Peña Ubiña la Pequeña (2.193 m), con Peña Ubiña la Grande al fondo.


Y los Puertos de Pinos al otro lado.



En cumbre tiraba un viento de la leche y el frío era intenso. Y yo sin guantes, que me los había dejado en casa. Hacia León se mantenía despejado, con buenas vistas hacia la zona de Babia/Somiedo


La carretera del Puerto Ventana y de izquierda a derecha, las cumbres de los Bígaros, Piedras y  Ferreirúa.


El Morro Negro, encima de Torrestío.


Al fondo la zona del Montihuero.


Y una panorámica hacia el sur.


Hacia el norte en cambio, el día era sensiblemente diferente. Asturias permanecía cubierta y las nubes, que de la que llegué se mantenían en el fondo de los valles, subían con rapidez empujadas por el fuerte viento del norte. Ni rastro ya de las cimas que caen sobre Tuiza, ni de la zona de la Mesa. Solo Peña Ubiña y Cerreos se mantenían despejadas.


Peña Cerreos, a la que aún seguía con idea de hacerle una visita.


No paré mucho en cumbre. No había quién se aguantara de frío, así que rápido para abajo por el mismo sitio para luego ir cortando a la izquierda, en dirección al collado del Ronzón.


La razón de acercarme al Ronzón (1.937 m) no era otra que la de subir a la modesta cumbre de La Carba, una tachuela, un pequeño crestón calizo que se eleva en el propio collado y que pese a su insignificancia entre las dos Ubiñas, está en el Club58, la lista de cumbres de más de 2.000 m del Macizo de Ubiña, así que había que hacerle una visita.


Subo por una canal que se abre del lado de Ubiña Pequeña y cumbre, señalada por un simple jito (2.003 m). Con todo es una buena atalaya.


Una buena vista, poco habitual, de la zona alta de los Puertos de Riotuerto, entre Cerreos y Ubiña Pequeña.


Allí tiraba menos aire y había conseguido hacer entrar en calor las manos, que me dolían horrores en el descenso de Ubiña, por lo que paré a picar algo y decidir que hacer. Abrir la bolsa para comer algo y llenarse aquello de grajos fue todo uno. Debe ser que por semana vienen pocos montañeros a los que robarles algo de comida.


La idea era haber seguido hacia Peña Cerreos, a la que hace años que no visito, subiendo desde el Alto Terreos y bajando por el lado contrario, pero al final desisto de ir.


La razón es la niebla. Hasta ahora las nubes entraban y salían, pero ahora veo que un frente de niebla bien compacto está cubriendo todo el valle, subiendo tanto por el Meicín como por Riotuerto. Pronto llegará hasta aquí.


Así que dejo Cerreos para otro día. A todo esto no me doy cuenta de algo hasta llegar a casa. He subido La Carba, pero me he dejado el Solmicho, otro dosmil cuantificable para el Club58 y que se sitúa entre Ubiña Pequeña y La Carba. No sé en que estaba pensado, ya que se me olvidó totalmente. Menuda rabia me dió. Así que habrá que volver por aquí. Para cuando regrese a visitar Cerreos. Total que bajo hasta La Panalona (1.829 m), pasando bajo la "Ubiñina".


Y subo hasta el Chozo de Riotuerto (1.857 m), otro sitio hasta donde hacía mucho que no venía.


En el descenso, en vez de volver por El Estrecho, lo haré por la Senda del Pan, por lo que sigo desde el chozo, subiendo poco a poco bajo las paredes de la cara sur de Peña Cerreos y con vistas a la cumbre del día.


Una vista atrás, con La Carba en el centro de la foto. La niebla que subía desde el Meicín ya está en la vega.


Paso por una zona donde en esta época se forman varias lagunillas, desde donde le tiro la última foto a la Ubiña Pequeña, cuando ya la niebla empieza a envolverme.


Y desde aquí, poco más que contar. Sigo por la Senda del Pan, pero en la niebla me despisto y bajo hacia lo que creo es la senda que continúa hacia Candioches, cuando en realidad ésta, me la he dejado a la izquierda. No me doy cuenta hasta que casi estoy en el fondo de la vega, así que corto hacia la izquierda hasta salir a dicha senda.


Por fin doy con ella y la sigo ya sin mayores contratiempos, pasando bajo Piedra Nidia. Otra cumbre que de haber tenido mejor día, puede que hubiera visitado.


La senda gira y baja a Los Ollones, bajo El Estrecho, que queda a la derecha de la foto.


Subo a un colladín desde donde doy vista a la vega de Candioches. La entrada al valle Angosto, por donde vine, queda a la derecha de la Cuesta del Caballo (1.794 m), la modesta cima del centro. El regreso lo haré por su izquierda.


Así que recorro la inmensa vega de Candioches, bordeando por la izquierda la Cuesta del Caballo.


Para luego girar a la derecha y encarar el valle de María Delgado (1.701 m), por el que bajo de nuevo hacia el valle de La Cantarilla.


Y por fin llego de nuevo al refugio de Casa Mieres, donde aún sigue dando tímidamente el sol.


Y eso es todo. Una ruta un poco más corta de lo que tenía pensdo, pero no siempre salen las cosas como se tienen pensadas. En realidad, pocas veces. Con todo, otra tarde bien aprovechada. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

16 comentarios:

  1. que bonitas están las Ubiñas y su entorno en primavera. Excelentes imágenes, como siempre. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas Javier. Precisamente por eso preparé la ruta en esta época.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Una ¡ exprés ! muy prestosa, bien relatada y yo -que nunca la he hecho- viendo este precioso reportaje ,creo que voy a animarme. Las fotografías de lujo porque el entorno es superior. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, Ubiña la Grande es seguramente la cumbre uqe más veces he pisado y la Pequeña, ... esta era la primera, ja, ja. Y la verdad es que pensándolo ahora, no se porque tarde tanto.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Las Ubiñas como siempre en primavera con su verde radiante. Las fotos preciosas. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta época es seguramente, la mejor para visitarlas. Esas vegas está ahora mismo preciosas.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Hola Javier,
    Teníamos pensado hacer pronto otra incursión por Ubiñas, así que algunas fotos nos sirven muy bien como referencia de como está la cosa ahora mismo.
    Una ruta clásica con unas fotos maravillosas...la entrada de la niebla amenazante deja unas instantáneas muy bonitas.
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya veis como está de nieve. Por esta parte empieza a haber poca, aunque me imagino que otras zonas, como el Canalón Cimeru y el Joyu Llongu estarán bien petados. Yo también tengo pensado por Ubiñas pronto, que el año pasado se me quedaron un par de rutas pendientes. A ver si caen este año.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Posiblemente la visite este fin de semana si el tiempo es propicio. Muy buen reportaje y seguro que vas a volver más de una vez, porque merece la pena, ademas si bajas hacia el cdo Ronzón ya tienes disculpa para hacer el Solmichu.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, supongo que volveré por la zona y aprovecharé para visitar el Solmichu. Lo del tiempo propicio, ... a ver, poruqe menudo mes llevamos.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Pues es bien bonita Peña Ubiña la Pequeña, a mí su ascensión me parece algo más complicada que la ruta normal a Peña Ubiña "la grande".

    La niebla incordia mucho, pero anda que no quedan bonitas las fotos entre nubes.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, es una ascensión sencilla, peor hay que poner atención por la piedra suelta. Y es verdad que la niebal suele dar mucho juego a la hora de sacar fotografía en montaña.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Tambien la niebla da juego, aunque solo sea en las fotos , ese verde de Candioches en al niebla, esta super bien. Estupenda expres de las tuyas que algunos necesitariamos el dia para hacerla.
    Un Saludo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que pensar que ahora los días son muy largos y las tardes dan para mucho. Y teniendo el tiempo que estamos teniendo, hay que provechar cuando se puede.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Menuda ruta expres! Un monte que a nosotros nos gustó mucho el día que lo hicimos junto a Peña Ubiña. Una pena que el frío y niebla no te dejara subir a Cerreos. Esta la tenemos nosotros pendiente y la idea que tenemos es subir también Ubiña Pequeña, pero desde Tuiza. Veremos a ver si se decide a dejar llover y encontramos el día.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Cerreos tengo ganas de volver. Ya hace muchos años que no voy por allí, peor ahora creo que prepararé la visita subiendo desde Tuiza para hacerla junto con Peña Nidia.
      Un saludo

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.