martes, 8 de diciembre de 2015

Los dólmenes del Monte Areo

20/11/2015
Sierra de Monte Areo
Concejo de Carreño (Asturias)

Paseo mañanero cómodo y sencillo para visitar los dólmenes del Monte Areo en compañía de Olaya. Tan cómodo y tan sencillo que por poder, podría hacerse casi enteramente en coche. Pero en nuestro caso, tras mirar la web del Ayuntamiento de Carreño en la que ofrece mucha información sobre el yacimiento arqueológico del Monte Areo como podeis ver AQUI, incluida la descripción de hasta 5 rutas diferentes para visitarlo, decidimos hacer un batiburrillo de todas ellas para cerrar una circular que nos permitiera no solo visitar los dólmenes, sino también algún mirador, lavadero, ermita y molino del entorno.


Inicio/Fin: Iglesia de Nuestra Señora de Santolaya. El Valle
Distancia: 10 Km
Desnivel máximo: 250 m
Desnivel positivo acumulado: 290 m
Tiempos: 3 y 1/2 horas


Total que nos decantamos por salir desde la Iglesia de Santolaya del Valle, reconstruida en varias ocasiones pero que ya aparece en escritos datados en el año 905.


Toca recorrer por la carretera CE-6 unos 700 m en dirección a Tabaza hasta un cruce en el que, a la izquierda nos indica uno de las posibles ascensos a la Sierra de Monte Areo.


Enlazamos con uno de los circuitos que jalonan toda la sierra. Por este en concreto accederemos a la citada sierra por el Mirador de la Peña´l Carru.


Una estrecha pero guapa carreterina sube con fuerte pendiente hacia lo alto de la sierra...


...alcanzando así el Mirador de la Peña´l Carru, con buenas vistas sobre la rasa costera del extremo norte de Asturias, entre Avilés y Gijón, con el Cabo Peñas enmedio.


Así, hacia el oeste vemos la zona de la Ría de Avilés, con la siderurgia de Aceralia.



Y hacia el norte o este la zona costera de Carreño y Gozón, aunque en nuestro caso, la bruma nos impide una mejor vista.



Pero el interés de la Peña´l Carru no está solo en sus buenas vistas, sino que este crestón de cuarcita parece haber sido la cantera de donde salieron las piedras que se utilizaron en los dólmenes existentes a lo largo de la sierra y que visitaremos a continuación.


El Monte Areo es una sierra perfectamente plana en su cima, cosida a  pistas que dan servicio a las incontables plantaciones de ocalitos, como no, que han sustituido total y completamente al bosque autócotono. Con todo esas pistas permiten un paseo cómodo y tranquilo que nos conduce hasta la ubicación de los dólmenes del Cierru los Llanos.


El dólmen de Los Llanos es un dolmen clásico de en torno al 3.000 a.C. que ha llegado hasta nuestros días en bastante buen estado y aunque es el que mejor se conserva, es solo una de las alrededor de 30 de estas construcciones que se han datado a lo largo y ancho de la sierra.


De hecho, a escasos metros del anterior, se conserva otro, derrurido y un poco al norte de estos, otros dos túmulos en lo que se ha dado en llamar, la Casa de los Muertos, al tratarse de túmulos sin cámara interior y con restos de algún tipo de construcción de madera.


Nos despedimos de los dólmenes del Cierru los Llanos y del "arboreto infantil" en medio del que hoy día se ubican, una parcela perfectamente urbanizada y mantenida con varios paneles explicativos.


Tomamos por una de las pistas, mientras vemos las evoluciones de un helicóptero por la zona.


Nos acercamos así al área recreativa de Monte Areo, entre las dos áreas dolménicas. Un área grande, con bar (en fines de semana) y un estanque en el centro, hasta la que teníamos venido en alguna ocasión hace tiempo.


Pero es pronto para el pincho de media mañana, así que seguimos ruta, buscando una finca en el centro de la sierra, una finca que permanece libre de ocalitos y que está dedicada a prado y en la que en uno de sus extremos, ...


...se ubica un vértice geodísico, el de Monte Areo, que es el techo del concejo de Carreño. Otra de las razones para la ruta de hoy, aún cuando resulte el techo más feo de cuantos llevo hechos y ya van unos cuantos.


Y donde Olaya me tira una foto con su propia cámara para dejar constancia de que me he subido al punto más alto de Carreño.


Volvemos a una de las pistas principales y nos dirigimos hacia el extremo este de la sierra, donde se ubica el área dolménica de Les Huelgues de San Pablo.


Seguimos paseando entre ocalitos y pinos y entre pinos y ocalitos, unos plantados y otros ya cortados.



Llegamos a la segunda área dolménica. Esta está igualmente urbanizada, con buen manenimiento y asimismo dispone de paneles explicativos.


Aqui destacan tres túmulos. Dos de ellos permanecen con su volumetría original, mientras que en uno de ellos, el conocido como Dolmen de San Pablo, ....


... se la ha mantenido, tras su excavación y estudio, un estrecho pasadizo que permite visualizar la disposición de la cámara funeraria dentro del túmulo.



Tras el túmulo de San Pablo son visibles los otros dos, que solo destacan como meras zonas alomadas en el terreno, que no llamarían la atención de no ser porque los paneles nos explican lo que realmente son.


Tras hacer una parada en el área de San Pablo para picar algo, seguimos ruta, bajando ya desde la alto de la sierra y pasando entre postes indicativos de nuevos túmulos documentados que no visitamos para enlazar más abajo con el recorrido del Camino de Santiago.


Vamos bajando ahora por una estrecha carretera que nos permitiría alcanzar Guimarán en la CE-6, pero antes de llegar a ella, tomamos a la izquierda una pista para dirigirnos a La Carbayera.


Pasamos así junto al viejo lavadero de La Reguera, en medio de un bosque autóctono en el que predominan los castaños.


En algún punto nos saltamos el molín del Estanco, del Siglo XVIII y que parece conservarse en buen estado. Nosotros no lo vimos. Creí que estaría junto al arroyo, pero parece que nos lo habíamos dejado atrás.



Así que nos conformamos con seguir ruta y acercarnos hasta la Ermita de los Remedios cuya parte más antigua parece datar del Siglo XVII.


Junto a la ermita tenemos una nueva opción de bajar a la CE-6 y regresar a por el coche, pero de nuevo también, optamos por seguir ruta, ganando metros otra vez hacia la Sierra de Monte Areo, por el itinerario del Camino de Santiago.


La disculpa era acercarnos hasta la Fuente de Les Xanes, en la que nos llevamos la desilusión de encontrárnosla seca.


Desde ella bajamos por la Cuesta los Ramos hasta el barrio de Sopeñes.


Y en el barrio de Sopeñes tendríamos que haber visto un nuevo molino, el Molín de Sopeñes, pero en esta ocasión yo creo que está un poco por encima de la carretera y.... efectivamente, tampoco lo vimos. Tras esto bajamos, ahora si, a la carretera CE-6, saliendo justo enfrente de la Iglesia de Santolaya del Valle, donde teníamos el coche y junto al que dimos por acabada la corta ruta de hoy. Todavía tendríamos tiempo de ir a tomar algo antes de comer. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

12 comentarios:

  1. Un interesante paseo que seguro repetiremos con Silvia...y además con vértice que tanto le gustan... Ya se la ve mayorota Javier, el tiempo va pasando. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que le gusta, tiene muchas "paradas" diferentes que hace que los críos no se "cansen". Y si, ya va para arriba, cualquier día me dirá que salga yo solo.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Un guapo pasein para estirar la piernas una mañana, no todo vas ser acumular kms y desnivel... un abrazo Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Un paseuso de estos con la cría, también presta y si además es para visitar unos sitios asi de originales, pues mejor aún.
      Saludos

      Eliminar
  3. Interesante entrada. Conocía dólmenes en Galicia, pero no sabía por Asturias.
    La cámara de Olaya no se ve de la misma calidad que la tuya jejeje, o es un desenfoque artístico?

    Saludos Caleyero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos Pepe, no todos así de conservados, pero si que hay. El más típico puede que sea el de Merillés, pero hay más. Y la cámara de Olaya no es mala, no creas, lo que pasa que la cría no se está quieta y la sacó desde bastante lejos.
      Saludos

      Eliminar
  4. Hace una temporada que hicimos la excursión y coincido en mucho de lo que dices. Tiramos para hacer el techo del concejo, y como comentas...no es para recordar mucho, pero bueno, había que hacerlo y la baja altitud y comodidad de la zona, suplen otros detalles.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cuando preparé la ruta, vi la vuestra. El techo, ... bueno. Porque hay que hacerlo, que si no, ... feo a rabiar.
      Saludos

      Eliminar
  5. Hola, nosotros tampoco conocíamos de la existencia de esos dólmenes.
    La excursión parece una buena alternativa para uno de esos día en los que no te apetece irte muy lejos ni "trallarte" demasiado.
    Tomamos nota para conocer el techo del concejo con Dardo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podeis inlcuso dejarlo para un día de verano ir a comer una tortilla al área recrativa y acercaros desde allí dando un paseo. Está al lado. Mira que nosotros habíamos estado hace tiempo en el área y no nos acecamos a los dómenes. Igual de aquella no estaba tan urbanizado el entorno, no se.
      Saludos

      Eliminar
  6. Pues si que es chula e interesante si Javier...yo tampoco conocía la existencia de estos dólmenes...la tendré en cuenta...a veces apetece mucho pasear y si es por sitios chulos pues se agradece.
    Abrazotedecisivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que si, Sara. No todo van a ser altas cumbres. Un paseo de vez en cuando también presta.
      Un abrazo

      Eliminar