lunes, 4 de enero de 2016

Fotografias 2016

¡¡Feliz 2017!!
Que os traiga, al menos, todo lo que deseabais y no os dejó el 2016



Felices Fiestas desde Santa María del Naranco. Oviedo (Asturies)

La idea hoy era ponerme con alguna de las múltiples entradas atrasadas que tengo, pero es que cada vez me da más pereza mantener el blog. 
Asi que si vais a teren que perdonarme y contentaros con "un ventanu".

El Pico la Forcada culmina en su extremo norte en una espectacular arista por la que no obsante, discurre un perdido sendero. Aunque si quieres recorrelo deberás ir dispuesto a pincharte.

Brindo por esa vena lunática que muchos llevamos dentro

¿Otra más de setas?
Pues si. En otoño, es lo que hay, ...

Otoño. Seronda. Le época del añu que más me presta salir de monte.
Y la que peor lo pasa la cámara. Esti día, echaba fumu la probe de tanta semeya.

En otoño, ya se sabe, tiempo de setas. 
Aunque estas me da a mi que deben saber a madera.

Ni aquello es el Cervino, ni esto mares lejanos.
A veces no hay que irse muy lejos para visitar paisajes espectaculares.

- Gigantes, ¿que giganes?
- Aquellos que allí ves, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas.

Camino de Collado Jermoso me encontré con los rebecos más tranquilos que vi en mi vida.
Sin duda alguna, allí, en aquel entorno, el extraño, era yo.

Es dificil explicar la satisfacción de lograr una cima a quien no comparte tu afición. 
Por eso, cuando me preguntaron que hacíamos al llegar a la cima, yo que no soy de dar respuestas grandilocuentes a lo Lionel Terray, solo me salió decir: 
"Pues soltar una meada y para abajo"

Solemos decir que la naturaleza es un regalo. A veces lo es literal.
Por ejemplo como un simple ramo de flores.

Hay días de playa y días de playa. Y este fue de los de enmarcar. 
El agua perfecta, la gente justa y el día espectacular.

Branu. Dies de sable. D´aquí o d´acullá. Alón

Para que no digan que en las cumbres solo nos fijamos en los amplios espacios y  lejanas cimas

Vamos a pensar que siempre hay luz al final del túnel.
Y si no es por nosotros, habrá que seguir intentándolo. Por los que vienen detrás. Yo me entiendo.

Como Ulises en busca de Itaca. 
Así nos perdimos por los hayedos sajambrinos tras la pista de escondidos manantiales.

Nubes de tormenta se arremolinaban sobre la Mostayal.
Por suerte nuestro camino no se alejaba mucho más de los cerezos en flor.

Porque sesenta y cinco años no son nada.
Los que median entre la foto superior, mía, y la inferior, del maestro JR Lueje.
Y es que algunas cosas no cambian. Pocas, pero alguna hay.

Un puentín tan prestosu tien que llevar a dalgún sitiu perguapu. ¿Que non?

Que nadie lo dude. Llevo lo de ser asturianu a orgullo. 
Y sin embargo, a veces, cuando se juntan todos los tópicos
¡menudu empachu de asturianía!

La suerte de trabajar en lo que trabajo, es que en ocasiones, te permite visitar lugares increibles.
Cueva Caldueñín

Y después de una mañana de nieve en Valgrande, 
nada como parase a tomar algo en El Ruchu, disfrutando de las vistas.

A veces toca renunciar a la soledad de la montaña paa disfrutar de la nieve con los más pequeños. Un buen día en Valgrande-Pajares

Dicen que "al iviernu non lu come 'l llobu". Y debe ser verdad.
Cuando ya casi que no contábamos con ella, ...zas. ¡¡Nieve!!

Brañas Negras.
Oscuro nombre para un sitio tan guapo de cabañas tan arregladas. 
Más aún si lo visitas al amanecer

Desde mi ventana. 
Un poco de niebla y la iluminación de la Catedral hace 
que parezca levitar sobre el resto de la ciudad.

Las Landas nos gustarían más o nos gustarían menos, 
pero no podemos negar que cada atardecer era una nueva y maravillosa acuarela

Ventanas, puertas y cementerios.
De mis viajes siempre vuelvo cargado de fotos de ventanas, de puertas y de cementerios.  
El más pequeño hasta la fecha, me lo encontré en Compludo, en el Bierzo

Dicen que las navidades nos vuelven nostálgicos, así que para empezar el año en vez de una foto nueva, una foto vieja. Uno de los mejores desayunos que recuerdo. En Collada Blanca, en Picos. 
Brindo por alguno así en 2016.

4 comentarios:

  1. Es que te buscas cada sitio para desayunar de escándalo!!! Ojalá se cumpla tu deseo y puedas repetir desayuno en algún lugar que te guste...recuerdo que el último de Los Oscos no estaba nada mal!!! Sigue cuidándote tanto . Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estuvo mal aquel sitio para vivaquear. Dos noches pasamos allí mientras aprovechabamos para conocer toda la zona, ya que era nuestra primera vez por Cabaña Verónica y alrededores. El desayuno de Los Oscos ampuco estuvo mal y mira, ese es más sencillo de repetir.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Momentos que no se olvidan con el paso de los años.
    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de verdad porque años ya pasaron unos cuantos.
      Un saludo

      Eliminar

Deja un comentario. Un blog se alimenta de ellos. Gracias.