miércoles, 18 de enero de 2017

Collargayos y valle del Nozalín

09/12/2016
Sierra Bermeja
Concejo de Sobrescobio (Asturias)

En el blog ya teneis otra entrada, muy vieja y con poca información sobre el PR.AS-63 "Ruta al Collargayos" que podeis consultar AQUI. Sin embargo, en esta ocasión la ruta no iba a ajustarse totalmente al itinerario del PR, ya que para el regreso habíamos programado darle la vuelta completa a la cabecera del valle del río Nozalín, pasando bajo Peña Riegos hasta Les Morteres y llegando a continuación hasta la mayá Fresnos, desde la que haríamos el descenso por la Foz del Nozalín.


Inicio/Fin: Agues
Distancia: 18 Km
Desnivel máximo: 950 m
Desnivel positivo acumulado: 1.105 m
Tiempos: 6 y 1/2 horas


En vez de aparcar en Soto de Agues, dejamos el coche en el barrio de Agues, en la pequeña plaza que se abre frente a la ermita de Santa Ana y en la que hay un panel explicativo precisamente del PR.AS-63.


Salimos de Agues con una mañana despejada pero sumamente fría de momento, subiendo valle arriba junto al arroyo Argayades, mientras vamos dejando a nuestra derecha la entalladura de la Foz del Nozalín, por donde bajaremos por la tarde.


La primera parte se asciende por una caleya con buena caja, pasando junto a varias fincas. Arriba al fondo del valle, ya vemos las casas de Llaiñes/Ladines.



La ruta está perfectamente balizada. Y falta hace, ya que el PR abandona poco después la ancha caleya para continuar por un poco evidente sendero que atraviesa un frondoso castañar.


A estas alturas ya habremos ganado algo de altura sobre el fondo del valle y podremos ver al otro lado del mismo la Sierra del Crespón, recibiendo los primeros rayos de la mañana.


Entramos en Llaiñes/Ladines por la zona baja del pueblo, debiendo subir hasta la iglesia de San Pedro frente a la que se alza un buen ejemplar de texu.


Guapas casas en Llaiñes. Muchas arregladas. Otras no tanto, pero no por ello menos interesantes. Más bien al contrario. En esta me llamó la atención la puerta y su trabajado dintel, que incluso conservaba restos de haber estado pintado de añil.


Una nueva vista sobre la Foz del Nozalín, entre las cumbres de Peña Llagos (dcha) y el Collargayos (izda). Entre ambos asoma el Pico Fresnos.


Desde Llaiñes sube hacia las cabañas de Faidiellu una buena pista, hormigonada en gran parte y ganando metros por la Biesca Rionda y desde la que pronto damos vista al valle del Nalón, con la redondeada cumbre de La Xamoca sobresaliendo en el cordal.


Por encima de las fincas de Faidiellu alcanzamos un cruce en el que seguimos el ramal de la derecha, con el sol al frente y atravesando un guapo robledal.


Guapa cabaña con buenos truébanos de abejas en La Collá.


Poco después alcanzamos Les Collaines, una despejada zona de amplias praderías que constituye un precioso balcón hacia el valle del Nalón, con el embalse de Rioseco abajo y la cumbre de La Xamoca y a la derecha de esta la del Triguero, ya en la Sierra de Peña Mayor.


Buenas vistas sobre el valle de Agues y la Sierra del Crespón enfrente, del Guanalón (izda) a Peña Escrita.


Subimos solo un poco más y damos vista al embalse de Tanes y la zona alta del valle del Nalón.


Recorremos la zona de Les Collaines hacia la derecha, buscando la entrada a la pequeña vaguada que se abre en la vertiente de Tanes, la cabecera del arroyo Caón y que está ocupada por el hayedo del Monte´l Turnu, cuando  ya vemos claramente la cumbre del Collargayos, aunque bastante lejos aún.


Nos internamos en el hayedo del Monte´l Turnu. La senda puede parecer perderse por momentos, pero la ruta sigue estando bien balizada en todo momento y sube por el fondo de la vaguada, a la izquierda del crestón que forma el Xerru Piqueru.


La zona alta de la vaguada está más despejada de arbolado y sube encajonada entre el citado Xerru Piqueru (dcha) y el crestón de Los Rubios (izda).


Ya bastante arriba dejaremos a nuestra izquierda una oquedad. Se trata de una vieja bocamina de una antigua explotación de cobre y poco después atravesamos el estrecho paso del Escobiu.


Alcanzamos la despejada collada Imblenes con restos de antiguas cabañas, a la izquierda de la cresta que conduce a la cumbre del Collargayos.


En la collada Imblenes damos vista a la zona alta del valle de Caleao, con la cumbre del Torres, ya lindando con el puerto San Isidro.


El PR continúa faldeando el Collargayos. Hay quien prefiere seguir por él un rato y ascender de forma más directa a cumbre, pero a mi me parece más guapo y entretenido hacerlo por la cresta, por lo que nos izamos a ella, continuando por la linde del bosque.


La cresta nos deposita en una antecima de la que hay que bajar y con una corta y sencilla trepada ganar la cumbre principal del Collargayos, magnífico balcón sobre el valle de Sobrescobio, con los pueblos de Soto de Agues y Llaiñes bajo nosotros y dominando el embalse de Rioseco o las Sierras del Crespón y Peña Mayor.


El propio pueblo de Rioseco, a orillas del embalse.


Las amplias vegas del Cordal de Trapa, por delante de la afilada cumbre del Facéu y al fondo la Sierra del Sueve, ya sobre la rasa costera.


Al fondo de izquierda a derecha, La Llambria, el Campigüeños, el Tiatordos y La Senda.


Una panorámica de parte de las vistas al norte, con la Sierra del Crespón al completo.


Justo bajo nosotros, el cordal que vamos a recorrer a continuación hasta la Peña Riegos. Tras ésta, todo el cordal desde el Torres al Retriñón.


Y tirando de zoom, Retriñón...


... y Torres.


Paramos en cumbre lo justo para picar algo, mirar si había tarjeta en el buzón y sacar unas cuantas fotos, entre ellas la de rigor. "Si cumbre = Si foto". Además, era la primera vez que salía con Alberto y había que inmortalizarlo.


El Alto Nalón. Al fondo a la izquierda se perfila Peña Ten, por detrás de las Peñas del Casar. A la derecha la línea de cumbres de la cordillera que separan la zona de San Isidro, con el Valmartín.


A Soto de Agues ya le daba el sol. Casi incluso podíamos ver el coche.


Descendimos de cumbre por la vertiente contraria, enlazando enseguida con el PR. Desde la collada inmediata le tiro una foto al Collargayos.


Después seguimos el PR, bordeando el Pico La Mezquita por su derecha hasta salir a la mayá Farriondas, la pradera que se abre en la siguiente collada. Al fondo del cordal la Peña Riegos hacia donde nos dirigimos.


En Farriondas, donde quedan restos de alguna antigua cabaña, abandonamos el PR que inicia el descenso por Feleches hacia el río Nozalín. Nosotros vamos a seguir recorriendo el cordal por arriba hasta la siguiente collada, la Campa la Cruz.


Por esta collada tengo pasado llegando desde Caleao tras cruzar el Cantu de Puru Cabreru, como os conté AQUI. Desde la collada la senda llanea, mientras atraviesa un par de vaguadas tapizadas por arbolado.


Entre ellas se abren zonas más despejadas, mientras nos aproximamos a la cara norte de Peña Riegos, tapizada por el húmedo hayedo del Monte Pandu Grande.



Poco después la senda parece perderse. Recuerdo que nos pasó lo mismo la vez anterior. Debemos empezar a ganar metros mientras continuamos cortando la base de Peña Riegos. La idea es aproximarnos a la base de sus paredes justo donde pierden altura para dar paso a la vega de Les Morteres.


Salimos así sin mayores problemas a la vega, salpicada de acebos cargados de frutos.


En Las Morteras quedan restos de varias cabañas pero ninguna en pie. Era una mayá bien guapa, recogida en una pequeña hondonada al resguardo de la Peña Riegos y con buenas vistas.


Salimos de la vega por su extremo occidental, dejando Peña Riegos a nuestra espalda.


Primero seguimos una senda que pierde metros desde la vega hasta que se interna en el hayedo donde la perdemos un tramo.


Muy guapa esta parte del hayedo, puede que la más guapa del recorrido. Poco después damos de nuevo con la senda que va a ir ganando entidad a medida que la recorramos.


En medio del bosque la senda pasa junto a una buena fuente en la que paramos a cargar agua.


Desde ella la senda se muestra más y más evidente, a la vez que empieza a perder altura poco a poco.



Salimos a la zona alta de los pastos de La Gallera, con un buen número de caballos en ellas y la Xamoca enfrente.


Debemos bajar a la izquierda del cordal para dar con el buen camino. Hay que andar un poco listo para dar con el mejor paso ya que está muy tomado de cotoya. Al frente ya tenemos la zona de Fresnos a donde tenemos que llegar.


En las cabañas de La Gallera tomamos contacto con la conducción de aguas de Gijón, la misma que viene desde Los Arrudos.


Seguimos la traza de la conducción a lo largo del cordal en dirección a Fresnos. Los Picos Cogollu y Guanalón al fondo.


Alcanzamos la ventilada mayá de Fresnos en lo más alto del cordal y con una pequeña laguna. Una majada preciosa que aún no conocía y en la que hacemos un alto para comer al sol que, por cierto, calentaba más de lo habitual para las fechas en las que estábamos.


Desde Fresnos baja una estrecha pista por la que tomamos, buscando el fondo del valle del río Nozalín, mientras vemos al frente el Collargayos, el pico La Mezquita y Farriondas por donde acabamos de pasar hace solo unas horas.


La salida del valle se estrangula en la Foz del Nozalín que habremos de cruzar poco después.


Perdiendo altura, mientras seguimos viendo las fincas de Feleches por donde transita el PR.AS-63, al otro lado del valle.


Crei que nunca diría esto, dada mi aversión por las pistas, pero esta resulta muy guapa, con el hormigón enterrado bajo una buena capa de hojarasca.


Finalmente a la altura del río nuestra pista desemboca en otra de mayor envergadura, justo a la altura del Pontón de Fresnos y por la que seguimos bajando valle abajo.


La pista pierde altura con fuerza junto al río.


En realidad la Foz del Nozalín consta de varios estrechamientos. El primero se forma entre unas agujas cuacíticas que forman parte de los contrafuertes de la Peña Llagos y la Peña Xende Lacéu. Junto a ellas cruzamos el río para pasar a la margen izquierda.


Poco después el río empieza a descolgarse en sucesivas cascadas, separándose de la pista rápidamente.


El punto más estrecho de la foz se forma entre altas paredes calizas, con el río discurriendo ya muchos metros por debajo de la pista que transita literalmente colgada sobre el vacio.



Una vez salimos de la foz la pista suaviza la pendiente mientras cruza el Monte Cobellón. En poco tiempo alcazaremos un cruce en el que tomamos el ramal de la izquierda, aunque ambos nos servirían por igual.


Cerca de las fincas de La Rotella nuestro camino inicia un pronunciado descenso que habrá de llevarnos finalmente a la pista por la que salimos por la mañana, junto al arroyo Argayades. El pueblo de Agues ya está muy cerca.


Sin mayores problemas regresamos a Agues por donde paseamos sin prisa, fijándonos en el tamaño de los pegoyos de piedra que gastan aquí los horreos. Ya en el coche, cambio de ropa y para Soto a tomarnos algo antes de que se fuera el sol y empezara a enfriar. Os dejo el track.

Powered by Wikiloc

Saludos
Cienfuegos

12 comentarios:

  1. Una cumbre altiva que nos ofrece una visión de espectáculo total. Pero qué fotos más chulas haces que muestran esa belleza que rezuma toda la ruta. Felicidades siempre por tus reportajes Javier. Son preciosos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma, la verdda es que el día estaba para tirar fotos. Había una luminosidd en cumbre, brutal.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Preciosa ruta, con vistas y paisajes grandiosos. De la cual guardo gratos recuerdos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una zona preciosa, Sebastian. Yo es un valle que tengo muy andado y no canso de ir por allí.
      Saludos

      Eliminar
  3. Conozco gran parte de vuestro recorrido y no tardaré mucho en volver a visitar esa cumbre. Estupendo reportaje (como siempre). Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues solo desearte que el día que vuelvas tengas tanta suerte con el tiempo como nosotros. Ya ves que cielo más despejado disfrutamos.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Cima muy prestosa. Esa variante de bajada parece muy entretenida y no la conocemos. La subida final, mira que dos veces estuvimos arriba, y nunca fuimos por la cresta....aunque la última vez íbamos con esa idea pero subimos con un trancazo considerable, y preferimos ir por lo "segao"
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La variante es muy guapa. Les Morteres es una mayá preciosa y el bosque que sigue una pasada. Y si no conoceis Fresnos, tambien merece la pena. Y la cresta a mi me parece más entretenida con un par de puntos donde apoyar las manos.
      Saludos

      Eliminar
  5. Muy interesante la circular, con tramos por lo que nos muestras muy bellos como la Foz de Nozalín, que tendremos en cuenta, cuanto confeccionemos la ruta para subir al Collargayos. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La foz es muy guapa y Les Morteres y Fresnos también. Cerca anduvisteis no hace tanto, cuando subisteis a Peña Riegos.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Que zona mas guapa, la conocemos en las dos subidas a el Cullargallos y a Peña Riegos. Muy guapa la Mayada Fresnos, nosotros la cojimos nevada y estaba preciosa.
    Guapo el repor Javier.
    UN Saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Fresnos nevada tiene que ser una pasada, estando donde está. Menudo balcón.
      Saludos

      Eliminar