viernes, 31 de marzo de 2017

Peña Teyeu desde Santillán

11/03/2017
Cordal de Ponga
Concejo de Amieva (Asturias)

Tanto hacía que Lluis y yo no compartíamos jornada montañera que por medio hubo bodas y hasta bautizos. Había que celebrar su "retonno" a la montaña con una ruta guapa, como esta en la que ascenderíamos a la cumbre de Peña Teyeu o Peña Siña desde Santillán, subiendo por el Camín de la Reina y regresando por el espectacular Beyu Pen. Una ruta preciosa, para la que nosotros por desgracia escogimos mal día, metido en brumas y con humo de varios incendios, lo que arruinó en general las fotografías sobre un entorno, por otro lado, excepcional.


Inicio/Fin: Santillán
Distancia: 17,5 Km
Desnivel máximo: 920 m
Desnivel positivo acumulado: 1.125 m
Tiempos: 7 y 1/2 horas
Nota: El viejo camino a Siña y sobre todo el ascenso del Valleyón avanzada la primavera o en pleno verano, puede ser un verdadero infierno una vez crezca la maleza y sobre todo el "felechal", por lo que es una ruta que recomiendo mejor para otoño o invierno.


Dejamos el coche en Santillán. Allí hay buen aparcamiento y es buen sitio para empezar. Justo al lado una pasarela permite cruzar el río Sella a la margen izquierda.


Entroncamos con el denominado Camín de la Reina, que sube desde el Puente los Grazos y que forma parte del PR.AS-149. Lo tomamos valle arriba y al poco alcanzamos una bifurcación en la que vemos los paneles del camino del Beyu Pen, por el que bajaremos más tarde.


El camino es ancho, llano, cómodo  y está recien desbrozado. Pasamos frente a Precendi, por donde también podríamos haber accedido a él y después junto a las fincas de Les Vegues.



Siempre junto al río Sella, en un tramo catalogado de coto salmonero y en el que se localizan varios buenos pozos de pesca.


Enseguida llegamos al Puente Regueru, sobre el río Carmeneru, que desemboca en el Sella. La senda cruza el arroyo y gira entrando en el valle del Carmeneru, por el que va a discurrir buena parte de la ruta. Sube el primer tramo con fuerte pendiente hacia el cercano Colláu los Gües.


Después suaviza e incluso llanea, mientras pasa sobre la foz del Carmeneru en la que el río se retuerce entre los contrafuertes de la Xerra de Trexeru a la derecha y la Xerra la Gobia que a la izquierda protege Argolibiu, cuando al fondo aparece ya Peña Siña.


Muy guapo el camino en este tramo, que permanece asimismo recien desbrozado.


Dejamos un ramal que a la izquierda sube directo a Argolibiu y seguimos el camino principal que discurre próximo al cauce en un tramo con varias cascadas, pasa junto a una cueva y sale por un tramo que se conserva perfectamente armado.


Alcanzamos la carretera que desde Vega de Cien sube a Argolibiu y continúa hacia Villaverde y Pen. En otros tiempos hubo camino directo entre Argolibiu y Siña, que es nuestro siguiente punto de paso, pero éste está hoy completamente abandonado. Por suerte, justo en este momento nos alcanza un vecino de Argolibiu y nos muestra el mejor modo de alcanzar Siña sin pisar asfalto. Subimos por la carretera hasta una plantación de roble americano junto a una cerrada curva a derechas. Justo antes entra a la izquierda una estrecha vereda.


Se trata de un estrecho sendero que sube hacia la izquierda. Está un poco tomado, pero se sigue bien. Cuando parece perderse, sale a lo que queda de otro camino, del que se observa una buena caja. Se ve que en tiempos fue ancho y sube de izquierda a derecha. Debemos seguirlo hacia la derecha. En los primeros 50 o 100 m está muy perdido y apenas se ve, pero si insistimos en esa dirección volveremos a localizarlo, ya mucho más claro.


El camino sube por el monte Les Cortines trazando zetas entre el castañar y acaba por salir justo tras la casería de Caxigui que, pese a su abandono, conserva casa y horreo aún en pie. Caxigui es un buen mirador sobre Argolibiu y los Picos de Europa, pero nosotros ya vemos que hoy no vamos a poder disfrutar de las vistas. El día es horrible en cuanto a visibilidad. A la intensa bruma se une el humo de los numerosos incendios que hay por la zona.


Desde Caxigui subimos por las fincas hasta las casas de Siña. El pueblo se estira sobre la ladera, con la preciosa Casa de la Torre en la zona alta del mismo. Se trata de una bella construcción del Siglo XVII que, por desgracia, ya amenaza ruina. En ella una labrada piedra nos indica "Año d mil y 671 Hizo esta obra Santiago D Mier por mandato de Joseph De Bega Señor de las Casas de Carmenero".


Poco más arriba visitamos la Capilla de San Antonio. Por debajo de ella una senda debería habernos servido para continuar nuestro camino, pero nosotros nos la saltamos y seguimos ascendiendo hacia el cementerio.


Una pena el día, porque ya desde aquí las vistas sobre los Picos son preciosas.


Antes de alcanzar el cementerio tomamos una senda que entra a la izquierda. El camino pierde una pila de metros hasta salir al que deberíamos haber tomado antes de la capilla. Se trata de la Senda´l Sedu, un aéreo camino que va a ir bordeando la cara oriental de Peña Siña, subiendo en sus primeros metros hacia el colláu Miradoriu.



El colláu Miradoriu hace honor a su nombre y es un buen balcón sobre el valle, con el pueblo de Siña ya a lo lejos.


Cruzando el collado damos vista a la zona donde el valle vuelve a comprimirse. La senda va a iniciar un descenso hacia Cuenye Mala.


Durante el descenso la senda atraviesa un pequeño robledal.


A la izquierda dejaremos unas cabañas y al fondo, la casería de Palombierga.


La senda baja hasta aproximarse al río y entra por Cuenye Mala en la foz que se forma entre la Peña Teyéu a la derecha y la Peña Braniella a la izquierda, que forma parte ya de los desplomes norteños del Carria.


La foz es corta, pero forma un pasaje muy guapo.


Tras Cuenye Mala, el valle se abre y podemos ver ya la escarpada cara norte del Picu Pierzu.


La senda nos conduce hasta lo que queda de una finca con restos de un muro. Allí se divide en dos. A la izquierda continúa una senda que parece llevar a la ubicación del antiguo Puente Valluengu, que cruzaba el río Carmeneru o Villar a la margen derecha. Otra sube a la derecha y por ella tomamos. 


La senda sube con fuerte pendiente junto a las lindes de antiguas fincas, hoy hechas monte, de las que solo son visibles las viejas murias.


Alcanzamos lo que queda de una antigua cabaña en la zona alta de una finca cerrada por muro de piedra. Una senda sigue ascendiendo hacia la izquierda para cruzar la riega Llaminu y continuar hasta la majada de Cornieru, asentada en una collada entre los valles de Llaminu y Carmeneru, pero vemos otra que gira hacia la derecha, pasando sobre la finca y entrando en el valle del Valleyón. Tomaremos por esta.


La senda se dirige hacia  el centro de la vallina donde muere. Desde este punto habrá que buscarse la vida para ascender, como mejor podamos, todo el Valleyón arriba hasta su salida en el colláu La Valleya.


Nos aupamos a un crestón que divide la parte inferior del Valleyón en dos, desde donde tiro una foto a la parte inferior de las dos vaguadas y al valle del río Carmeneru o Villar, con el Carria sobresaliendo ya al fondo a la derecha.


A la derecha vemos la majada de Cornieru en la zona alta de varias fincas.


Ascender el Valleyón supone superar unos 450 m de desnivel con una fortísima pendiente y sin un solo respiro, así que nos lo tomamos con calma. Subimos a ratos por el centro y a veces por la margen derecha. Hay multitud de trochas, pero ningún sendero claro. En verano esto debe ser un infierno de "felechal".


Por fin alcanzamos la parte inferior de una vieja mina de cobre, como nos demuestran las rocas moteadas de malaquita y azurita que encontramos. Quedan restos de un viejo cabrestante por el que debía subirse el mineral desde las bocaminas inferiores hasta los cargaderos que había en el colláu La Valleya.


Alcanzamos el collado, con más restos de minería, y nos paramos a ver toda la zona alta del valle del Carmeneru, con el Carria a la izquierda. Definitivamente el día no puede ser peor para tomar fotos.


Al otro lado de la collada damos vista a las fincas de Cardano y al valle que desagua por el Beyu Pen, con la inconfundible silueta de la Mota Cetín a la izquierda.


Desde aquí ya casi vemos la cumbre, aunque la cima como tal queda aún más atrás. Haremos el ascenso por la ladera oriental, bordeando por la derecha el primer contrafuerte.


Vamos ascendiendo por su cara este hasta ganar la cresta por la que haremos la última parte hasta la cima. A nuestras espaldas vamos dejando la cara norte del Pienzu, que impresiona vista desde aquí.


Y finalmente ganamos la cumbre del Pico Teyéu, aunque en el buzón pone Peña Siña, si bien esta parece ser el extremo norte de esta pequeña sierra.


La cresta que une Peña Teyéu y Peña Siña. Tiene una pinta bárbara, un tanto aérea en su primer tramo, pero  muy apetecible, aunque hoy no toca recorrerla. Se quedará para otro día.


Bajo nosotros el pueblo de Siña, por donde pasamos hace un par de horas.


Y unas pocas fotos de lo que se intuye, más que se ve, desde cumbre. No dejo de echar pestes del día, porque la cumbre de Peña Teyéu constituye una espléndida atalaya. Al este la Sierra de Amieva, desde la Porra Bescoba al Priniello. Se aprecia la tubería forzada de la Central de Camporriondi, a la izquierda de la Peña La Corona.


Al sur se nos van los ojos al Pierzu. Por esa cara discurre la llamada Senda del Gatu, un espectacular itinerario para alcanzar su cima, que algún día habrá que conocer.


El Campigüeños o Becerrera de San Pedro y La Llambria entre las densas brumas y humos de la jornada.


Al fondo la Mota Cetín y bajo ella el pueblo de Pen, a donde tendremos que dirigirnos a continuación.


El Carria. Si hace solo unas semanas lo veía desde el oriente, desde la cumbre del Canellín, ahora lo veo desde el occidente.


Y por fin los Picos de Europa. La foto horrible y tratada digitalmente para poder distinguir algo.


Picamos algo rápidamente ya que temíamos que acabara lloviendo, de hecho habían caido cuatro gotas al llegar a la cima. Después foto de cumbre y para abajo, justo cuando parecía que quería salir el sol.


Desandamos la cresta, pero en vez de regresar por la cara oriental al colláu La Valleya, buscamos una canal en la Xerra Yandra que nos sacara directamente por la cara occidental más abajo del collado.


La tarde parecía mejorar, pero la falta de viento hacía que en los valles quedara asentado el humo de los incendios.


La canal que se abre en la Xerra Yandra y por la que hicimos el descenso, con mucha pendiente pero sin problemas. Nos deposita en una senda que baja desde el colláu La Valleya hacia las fincas de Cardano.


La senda alcanza una zona encharcada en lo que se llama precisamente la Llamargona y sale a una buena pista por la que continuamos bajando, mientras vemos las escarpadas laderas de Peña Siña.


Pasamos por las fincas del Cubillín y seguimos bajando.


En Braña Pañizu nos sorprende una amplia finca plantada de pomares en la que pasta un buen rebaño de ovejas. Por las laderas de Peña Siña campan cabras y por todas partes se ven vacas. Mucho aprovechamiento ganadero en este valle.


La pista se retuerce en varias revuletas mientras baja hacia La Romaliega, en un tramo con mucha pendiente, mientras vemos Pen asentado bajo la cumbre de Peña Dulce, aproximarse poco a poco.


Seguimos la pista hasta cerca de la carretera, sin embargo, antes de alcanzarla la dejamos para tomar por un ancho camino que desciende a la izquierda.



Se trata de un viejo, pero cómodo camino que se mantiene en buen uso, estando desbrozado en toda su extensión, Cruza el arroyo de Jogoza y que discurre paralelo a la carretera bajo el Xerrón de Valloséu.



El camino se dirige hacia El Cuetu en el que destaca un depósito de aguas y un repetidor. Justo antes de alcanzarlos, otro camino baja a la derecha y nos deposita en el pueblo de Pen, entrando por el barrio de Talenti.


Cruzamos Pen a lo largo pasando junto a la Ermita de San Roque y disfrutando de sus casonas. Pen es un pueblo con vida, con casas arregladas, con ganado, con bar, ... con gente.


Un último vistazo a Peña Siña, con el Pierzu detrás.


Junto a las casas de El Barreru tomamos la senda que baja hacia el Beyu Pen. Esta parte constituye una ruta que en estos momentos tiene mucho tirón. A lo largo del desfiladero se han representado diversos seres mitológicos aprovechando las formas de las rocas o los árboles y se le ha dado mucha publicidad. Ello hace que la senda esté sumamente pisada y clara en todo momento. Primero desciende con varias zetas entre las fincas de Pen, buscando la cercanía del río.


En un momento dado se pega a las paredes de Peña Dulce y baja junto a un alargado paré.


Una vez alcanzamos el río, lo cruzamos a la margen derecha por un pequeño puente de madera.


Nos internamos así en el pequeño pero precioso desfiladero del Beyu Pen, formado entre la Sierra de Trexeru a la derecha y Peña Dulce a la izquierda.

No pongo muchas fotos, ya que en el blog  teneis otra entrada de una visita anterior que os conté AQUI. Ya solo quedaba dejarnos bajar disfrutando de sus rincones, ....




... y de alguno de sus seres mitológicos.


La senda nos acabaría por depositar en el Camín de la Reina por el que subimos por la mañana, muy cerca de la pasarela de Santillán. Ya solo quedaba cambiarnos de ropa y buscar algún bar por la zona donde celebrar la ruta con la correspondiente cerveza. Os dejo el track.

Powered by Wikiloc

Un saludo
Cienfuegos

18 comentarios:

  1. Precioso reportaje. Esa misma ruta, la hice yo con el G.M. "Picu Urriellu" hace ya unos cuantos años. Una zona espectacular. De aquella yo no tenía G.P.S., por lo que me viene muy bien que tu hayas puesto el trazado en Wikiloc. Gracias por compartir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es creas que es muy buena para meter una colectiva. No se como se os daría el tramo para salir a Siña, pero según en que época meter ahí a una colectiva puede servir para que el guía se gane una bronca del demonio, je, je.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy guapa la ruta Javier, perfecta descripción. Conozco el Beyu Pen y la otra zona de subida parece igual de bella. Un saludo. Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy guapa en su conjunto. El camino de Cuenye Mala es precioso y la cumbre es chula también. Me quedó pendiente la cresta a Peña Siña, pero tiene una pinta tremenda. Seguro que tú le sacabas partido.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Interesante ruta. Conozco la primera parte hasta Argolibio y la segunda la del Beyu Pen.Asi que me viene muy bien para comnocer la Peña Teyeu o Siña.
    He estado viendo la ruta del Beyu Pen y quede asombrado. Nunca he tenido la suerte de verla con tanta agua.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sebastián. La otra entrada sobre el Beyu Pen fue de una visita en enero, una semana que había llovido mucho, así que bajaba con bien de agua.
      Saludos

      Eliminar
  4. Una zona que tenemos muy poco escudriñada y que vamos conociendo poco a poco, gracias a los reportajes tan estupendos que hacéis.
    El día con poca nitidez, pero un buen regalo para el cuerpo igualmente!! Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el dia era horrible, pro la zona lo merece. Ese límite entre Pknga y Amieva es una pasada.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Precioso reportaje de una ruta perguapa, un saludo Javi....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ye muy guapa Diego y ya si pillas un día bueno, no como nosotros, la zona es espectacular.
      Nos vemos

      Eliminar
  6. Una zona realmente guapa y por la que lograsteis cerrar una exigente e interesante salida. Y la subida por el Valleyón, damos fe que no deja un segundo de sosiego.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Valleyón revienyta a un burro. Y eso que en esta época se deja hacer. Eso en pleno mes de junio tiene que ser un infierno, peor la verdad es que la zona lo compensa.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Pues mira, que igual ye más cómodo subir por Cornieru y Llaminu; claro, ahora que lo tenemos controlao después del fozamiento modo jabalí que nosotros nos metimos jejeje.
    Muy guapu el reportaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser y de hecho mi idea después de ver vuestros reportajes, era haber seguido hasta Cornieru ya que veía que íbamos por el camino correcto, pero nos pareció que ir hasta Cornieru para luego subir al colláu La Valleya era dar mucha vuelta y como vimos esa otra senda que entraba al Valleyón, pensamos que sería mejor. Ahora no sabría que decirte. Más corto es, pero mas duro, también.
      Nos vemos

      Eliminar
  8. Hoy hemos hecho esta ruta, copiando tu track, y..... pufff el Valleyon se nos atraganto de veras, con 26 grados de temperatura llegar al Collado la Valleya se nos hizo interminable y alguno terminó con una pájara de cuidado, sin poder subir luego al Telleu o Siña.
    No obstante la ruta es preciosa a pesar de su distancia, menos mal que en Pen el bar estaba abierto y conseguimos engullir alguna cerveza para mitigar el calor.
    Gracias por tus descripciones tan exactas que nos permitieron seguir la ruta sin pérdida alguna.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese valle con calor, tiene que ser infernal. Yo si vuelvo por ahí, seguiré hasta Cornieru para entrarle ya más alto. Es más largo, pero seguro que más llevadero. Espero que el ascenso a Siña se os diera bien. Nosotros con las indicaciones del paisano, subimos genial.
      La zonz como dices, es preciosa,
      Un saludo

      Eliminar
  9. Vaya panzada esa vallinona. la primera vez que subí con Santos hace años lo hice por ahí y por eso esta vez cambiamos a intentarlo por la izquierda que creo que es mas llevadera. No obstante tanto una como otra en verano debe de ser un infierno de helechos. Guapisimo reportaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ese valle se hace largo de narices. En verano prefiero no pensar como se puede poner toda la zona. Esta subida, la vuestra, ... y el acceso a Siña, que ya está malo de por si en todo momento.
      Nos vemos

      Eliminar