domingo, 1 de diciembre de 2019

Pedro García desde Congostinas

Una de las últimas escapadas exprés de la temporada en compañía de Pancho, iba a servirnos para coronar una cumbre de curioso nombre en uno de esos cordales de la zona del Caudal por los que no solemos dejarnos caer demasiado. El Pico Pedro García me había llamado la atención en su día visto desde el Cordal de Longalendo y había quedado apuntado como futurible, ya que parecía ser buena atalaya para disfrutar de las vistas. En nuestro caso saldríamos de Congostinas para cerrar una circular bastante apañada por el Cordal de Ranero en una tarde de buena temperatura y visibilidad.


DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 26/09/2019
  • Zona: Cordal de Ranero
  • Concejos: Lena y Aller (Asturias)
  • Inicio/Fin: Congostinas
  • Distancia:  15 Km
  • Desnivel máximo: 910 m
  • Desnivel positivo acumulado: 950 m
  • Tiempos: 4 y 1/2 horas
  • Dificultad: Fácil. No obstante hay que tener en cuenta el abandono de alguno de los caminos y que en determinadas épocas la maleza podría dificultar algún tramo.


Dejamos el coche junto a la iglesia de Congostinas para tomar la pista - casi diría carretera - que asciende hacia Linares de Abajo.


Poco a poco vamos dejando Congostinas bajo nosotros mientras ascendemos por la pista, mayormente asfaltada.


Sobre la cabecera del valle de Congostinas vemos el Picu Pedro García, el objetivo de hoy.


Alcanzamos Linares de Abajo cruzando sobre la línea de tren de Pajares. Linares es un pequeño núcleo sin ningún interés, pero en el que llaman la atención los viejos y abandonados "cuarteles", no se si de antiguas minas o del mantenimiento de la línea del ferrocarril.


A la entrada del núcleo arranca una pista terrosa que asciende a la derecha. Es la que tenemos que tomar para subir hacia Linares de Arriba. Pronto da paso a un simple camino que en nuestro caso y ya cerca de las casas nos encontramos tan tomado de maleza que no nos quedó más remedio que subir por los prados.


Subiendo por los prados, con el valle de Congostinas por detrás nuestro.


Alcanzamos Linares de Arriba. Contrasta con Linares de Abajo. Hoy más parece una braña, pero sin duda fue pueblo. Conserva interesantes casas y sobre todo, su ermita de Los remedios. Un sitio muy, pero que muy guapo.



Dando la espalda a Linares de Abajo seguimos el ancho camino que se interna en el valle, casi en llano.


Como nos pasó más abajo, pronto la senda está muy tomada de maleza y no nos queda más remedio que volver a subir por una de las fincas. En la cabecera de ellas salimos por fin a un nuevo camino que ya aparece transitable.


La senda asciende por una zona muy tomada de felechu (helecho), pero siempre se muestra lo suficientemente clara como para que no nos de problemas seguirla. Tenemos que dirigirnos a la collada que se aprecia sobre las fincas del fondo del valle y a su izquierda.


Alcanzamos los Prados de Calaverdás, en la cabecera del valle, desde donde ya tenemos buenas vistas sobre el macizo de las Ubiñas.


Subiendo por Calaverdás alcanzamos la collada en la que damos vista a la cara norte de la Sierra de Ranero, y en donde pasaremos junto a una pequeña laguna.


A la derecha el Altu la Cerrá. Al fondo la Sierra del Aramo.


En nuestro caso habíamos decidido acometer el ascenso final al Pedro García por su cara norte, ya que habíamos visto que la cara sur presentaba mucha maleza, así que perdimos unos metros desde la collada para salir a una amplia pista.


Los serbales están en pleno apogeo, plagados de frutos.


Pasamos sobre una cabaña en la braña La Potrera.


La pista forma parte de la antiquísima Vía de la Carisa, comunicación de origen romano, que tras cruzar la cordillera por la Coḷḷá Propinde se dirige al norte recorriendo el Cordal de Carrocéo y la Sierra del Ranero para acabar descendiendo hacia Carabanzo.



Justo cuando la pista alcanza el extremo norte del Pedro García y da una cerrada curva a derechas para tomar rumbo sureste vamos a abandonarla. Al frente tenemos Peña Mea, ...


...y al este las fincas de El Acíu y La Cava, bajo el Picu el Acíu.


Justo en ese punto arranca una marcada senda que sube a plomo por la cara norte directa a cumbre.


Las vistas se abren sobre el valle del Aller, con Moreda al fondo.


Y por fin coronamos el Picu Pedro García, cumbre de curioso nombre tal y como comentaríamos. Arriba paramos un rato a comer algo y beber. Había muy buena temperatura y la verdad es que no apetecía marcharse.


La cumbre en si no es especialmente llamativa, pero sin duda ofrece buenas vistas, tal y como me esperaba. Haciendo un 360º, las primeras fotos las tiro hacia el valle del Lena, con el macizo de las Ubiñas al fondo.


Pena de luz a aquellas horas, con el sol justo encima del macizo.


Al fondo se recorta la Sierra del Aramo, con el Monsacro a su derecha y por detrás del Altu la Cerrá.


Moreda a orillas del río Aller.


La Sierra de Peña Mayor


Peña Mea


Los Picos de Europa, muy desdibujados por algo de bruma que había. Por delante el Cuchu (izda) y Retriñón (dcha).


Zoom al Cornión


Picu Torres a la izquierda y zona del Nogales a la derecha y entre ellos,....


...tirando a tope del zoom, los Mampodres.


Cierro la circular con las vistas hacia la cordillera, desde la zona de Brañillín (izda) al Cirbanal (centro) y La Tesa y La Mesa (dcha).


Al rato, sin embargo, tocaba regresar. Así que nos despedimos del buzón.


Bajamos hacia el sureste. Vamos a recorrer un tramo de la cuerda que desciende hacia esa mano.


Hay sendas y además, en nuestro caso, nos lo encontramos quemado de no hacía mucho tiempo, así que estaba bastante limpio.


Las fincas y cabañas del Acíu.



Enseguida nos dejamos caer a la cara sur para salir a una marcada senda que bordea una última cota antes de alcanzar la marcada Coḷḷá Acíu, por la que también pasa la Vía de la Carisa.


Salimos así nuevamente a la pista que forma parte de la Vía de la Carisa, aunque no la recorreremos mucho rato.


Y es que en el primer cruce la dejamos para tomar otra que baja a contramano y señalkzada como parte del GR-109 Camino Natural de la Cordillera Cantábrica, en la Etapa 12 "antibañez-Campomanes". Al fondo vemos la Coḷḷá Acíu junto a la que acabamos de pasar y la senda por la que llegamos a ella.


Estamos nuevamente en la cabecera del valle de Congostinas por el que vamos a ir descendiendo.


El sol, ya muy bajo, ofrecía guapos contrastes.


Dejaremos a la izquierda las cabañas de Braña l´Oso, hasta las que no nos acercamos dada la hora.



Seguimos bajando, siempre por buena pista.


Pasaremos junto a alguna cabaña más antes de alcanzar un cruce en El Xafré y en el que tomamos a la derecha, si bien justo en él podemos hacer una parada en una fuente.


Una buena instalación apícola ya bastante abajo. La habíamos visto desde arriba y no sabíamos que era, hasta que por fin pudimos verla más de cerca.



La última parte, aproximándonos nuevamente hacia Linares de Abajo, se hace por medio de una zona donde predomina el robre. Un tramo muy guapo.


Y por fin en Linares de Abajo cerramos la circular. Ya solo quedaba descender nuevamente por la carretera hacia Congostinas.


Llegaríamos al coche con las últimas luces del día, cuando el sol ya se había puesto tras las montañas.

Una nueva tarde buen aprovechada. Sería la última de la temporada. Habrá que esperar a que los días empiecen a estirar nuevamente para retomar este tipo de escapadas. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

No hay comentarios:

Publicar un comentario