sábado, 1 de mayo de 2010

Integral de la Sierra del Cuera. Mitad Oriental

24/04/2010
Sierra del Cuera

En octubre pasado Jose Manuel (Turbina), Pepe y yo intentamos, sin éxito, realizar en el día la integral de la Sierra del Cuera entre Les Xarreres, cerca de Buda, en el valle del Mazucu y Alevia, encima de Panes. Al final acabamos recorriendo la mitad occidental hasta el Turbina, bajando posteriormente a la majada de Piedra del Oso y descendiendo a Arangas en una jornada de 11 horas y 24,5 kilómetros que os relaté AQUI. Quedaba por tanto recorrer la otra mitad y conocer la parte oriental de la Sierra.



Punto de salida: Alevia (Peñamellera Baja)
Punto de llegada: Arangas (Cabrales)
Distancia: 22 km
Desnivel máximo: 820 m
Desnivel positivo acumulado: 1.280 m (sin la subida al Pico Paisano unos 1.175 m)
Tiempos: 9 horas
Observaciones: en toda la sierra del Cuera hay muy poca agua, por lo que debe llevarse en abundancia. El escaso desnivel no es indicativo de la dificultad de la ruta. Se trata de recorrer una zona karstica especialmente comprometida y exigente, como lo demuestra la baja velocidad (22 km en 9 horas). Por lo mismo hay que tener un buen sentido de la orientación y saber leer convenientemente los mapas.



En esta ocasión Pepe no nos acompañaba, pero si que se animó Roberto. Dejamos los coches en Alevia, precioso pueblo colgado literalmente encima de Panes y a las 7 de la mañana saliamos de la plaza de la bolera hacia la zona alta del pueblo para salir junto a su lavadero, por una pista hormigonada que con tendencia a la derecha va cogiendo altura y ampliando horizontes rápidamente, mientras el valle del Deva se desperezaba.





Se llega así una bifurcación en la que tomamos la pista de la izquierda, que estaban ampliando (en estos momentos), y que cruza la ladera sur del pico Llueres, con una instalación de telefonía en su cumbre y alcanzamos las primeras fincas perfectamente cercadas por buenos muros de piedra. Desde este punto disfrutamos de una panorámica perfecta del amanecer sobre los Picos de Europa. La primera postal de las muchas que tendríamos durante todo el día. Al otro lado, el sol se refleja sobre el Cantabrico. Un mirador increible.





La zona alta de la sierra tiñéndose de rojo


La Pica de Peñamellera asomando


En este tramo vamos siguiendo las marcas del PR.AS-191 en ruta al Pico Paisano desde Alevia, de manera que seguimos los postes que nos acaban llevando hasta los restos de la Mina del Pilar, antiguas minas de hierro y manganeso.

Abajo los restos de la mina


Un antiguo camino carretero sale de la mina por la izquierda y va zigzagueando entre las fincas cerradas por buenos muros de piedra. Desde un punto elevado antes del descendo a la mina, se ve la dirección que llevamos, totalmente hacia el oeste, buscando una especie de valle que se abre en dirección a la mole del Cerro Liño, allá donde Cristo perdió la alpargata. Más valía no pensar lo que nos quedaba aún.



El pico de la izquierda es el Pico Paisano


El camino alcanza finalmente la braña la Pipa, donde hay un par de paneles explicativos de la ruta del PR.AS-161 hacia el Pico Paisano, por lo que me caliento y mientras mis compañeros continuan por el sendero (aqui ya ha desaparecido el camino carretero por el que veníamos) yo asciendo el cercano Pico Paisano, que la verdad es que parecía estar más cerca y ser más bajo, ¡el condenao!.

En cumbre una minúscula capilla dedicada a San Antonio, edificada por un indiano y placa homenajeando a éstos y unas vistas de escándalo hacia los cuatro vientos, con unos impresionantes cortados sobre el valle del Cares.

Ermita de San Antonio


Vista hacia el Liño


La Pica de Peñamellera a vista de pájaro


Urrieles, con el Picu presidiendo


Cornión


Andara


Desciendo por la cara oeste y enlazo con el sendero que llevan mis compañeros a la altura de una balsa de agua, una de las muchas que hay por todo el Cuera.



El sendero, bien marcado en este tramo recorre todo el valle que habiamos visto desde cerca de la mina hacia el oeste, en Los Eraos pasa cerca de un abrevadero (seco) y alcanza una nueva vega con otras dos pozas de agua, en lo que parece llamarse braña Cuerres.



Se continua por una zona de grandes jous - Jous de Macabrero -, dando vistas unas veces a la costa de Llanes y en otras a Picos de Europa y pasando junto a otra fuente (con poca agua) para bordear por la izquierda (cara sur) dos picachos. El segundo es el Coteru el Espino. En las faldas de éste paramos a picar algo disfrutando de las vistas sobre Picos.

Vista a Llanes ...


... y a Picos


Panorámica hacia Picos de Europa








Se bordea el Coteru y se busca el collado que se abre por el oeste entre éste y la mole que conforma ya las estribaciones del Cerro Liño, dando vista de nuevo a la vertiente llanisca. Si se traspasa el collado, en la ladera norte del Coteru se aprecia una fuente, aunque no nos acercamos hasta allí para ver si tenía agua.

Llanes


Desde este punto el sendero pasa a bordear por la cara norte en vez de la sur, a la vez que se empieza a difuminar mucho la senda, por llamarlo algo, que veniamos siguiendo y hay que empezar, más aún, a tirar de intuición. Las trochas de ganado se multiplican apareciendo y desapareciendo. La idea es bordear por la cara norte un primer morro, Pico Morea, pasando junto a una nueva fuente (tambien seca, pero tras ella se abre una cueva donde parece manar algo al fondo) hasta alcanzar un nuevo collado y continuar sin ganar ni perder mucha altura hasta una nueva balsa de agua en La Serna.





Desde ahí hay que remontar la ladera cogiendo altura. ¿cuanta?. Como después nos comentaría un pastor que encontramos, lo ideal es subir practicamente hasta la cima del Cerro Liño, tanto que se podría hacer cumbre, sin embargo nosotros tomamos por una senda bastante marcada que a media ladera parecía cruzar la mole del Liño. ¡¡¡Meeeeec!!!. Error. La senda acaba por desaparecer y nos mete de lleno en una zona de espino y brezo, con algún ejemplar suelto de haya. Un verdadero infierno para andarlo, penoso a más no poder sobre todo si, como Jose Manuel, se va en pantalón corto. Con mucho lo peor del día.

En este tramo perdimos mucho tiempo, ya que la marcha se ralentiza bastante, pero por fin alcanzamos una zona un poco más despejada y un poco más alla, la mole del Liño empieza a curvarse hacia el sur, dejándonos ver lo que nos queda por recorrer del Cuera hasta el Turbina. A cambio se va todo el rato sobre la rasa costera de Llanes con amplias vistas sobre el Cantábrico.

Panorámica de la costa de Llanes


Vistas hacia el Turbina, en el centro


Alcanzamos así una buena vega, con nueva balsa, en la zona de Cueva Coteru, en el extremo oeste del Cerro Liño, se bordea un último cerro por la derecha y se abre ante nosotros una buena perspectiva del siguiente tramo a recorrer.





Ahora toca perder una buena pila de metros hasta las Brañas de Liño que se forman en el punto bajo. Desde aqui la cosa ya está un poco más clara. Todo este tramo de la sierra se tiene que recorrer por su extremo sur, cerrado por un muro de piedra para evitar que el ganado se despeñe. Paralelo al muro discurre un buen sendero. Con todo no es ni mucho menos un sendero cómodo. Los sube baja son continuos y el desnivel se acumula rápidamente, por lo que aprovechamos para una hacer una parada y comer.

Vista atrás hacia la mole del Cerro Liño




Se alcanza así la abandonada majada de Braña Hileras, con una pequeña poza de agua y poco después se bordea por la cara norte un picacho para un poco más alla llegar a la preciosa vega de Braña Jorada, prácticamente a los pies de Cabeza Ledesma y con una nueva poza de agua.

Braña Hileras




Braña Jorada




Bordeamos Cabeza Ledesma por el sur y pasamos sobre la vega de Braña Mancornudo, colgada sobre los desventios que caen hacia el valle del Cares.



Braña Mancornudo


En este tramo ya estamos prácticamente a la altura del Turbina y las vistas sobre él son perfectas. A la vez ya tenemos delante nuestro la cónica silueta de Peña Llacia. En caso de querer continuar recorriendo la sierra podríamos encaminarnos directos a la majada de Riaña que quedaría detrás de Peña Llacia, hacia el oeste, bordeándola por el norte, pero nosostros vamos a la braña de Peña del Oso, al sur de la misma.



Turbina




En el último tramo el sendero se aparta del muro, para continuar un poco al norte del mismo, hasta enlazar con los senderos que bajan desde la zona del Turbina y que acaban por llevarnos a la braña de Peña del Oso, donde encontramos los primeros montañeros de todo el día.

Al fondo la cónica silueta de Peña Llacia




Braña Piedra del Oso


Desde aqui ya es terreno conocido. El sendero continua hacia el oeste, pegado al cierre hasta alcanzar la portilla que da paso al vertiginoso descenso. Arangas queda unos 700 metros más abajo.



Los tres "sufridos" montañeros


Jose Manuel en pleno descenso


Arangas muy lejos todavía


Para evitar la incómoda pista que nos espera en la zona baja y que es el acceso habitual al Turbina, así como el tramo de carretera que nos quedaría hasta Arangas, en esta ocasión tomamos el sendero tradicional, que desde aproximadamente la mitad de los zig zags del descenso, sale a la derecha hacia el valle que se abre a esa mano y que acaba por llevarnos directos a Arangas, tan bien trazado que tras pasar junto al cementerio y la iglesia con su centenario texu, termina a las puertas del bar, donde nos hidratamos convenientemente.





Zona del descenso, con la flecha indicando la ubicación del inicio de éste


Poco después nos recogería un taxista que por 25 euros (me pareció barato, la verdad) nos dió una clase de prehistoria, geología, geografía, toponimia, etc, etc - el hombre sabía de todo, o por lo menos de todo opinaba - y nos devolvió a Alevia, en cuyo bar continuamos la rehidratación.

Precioso recorrido por una de las zonas seguramente menos visitadas del Cuera para cerrar la integral de dicha sierra.


Un saludo
Cienfuegos

18 comentarios:

  1. ¡¡¡Peazo alpargatada compañeru!!!... Enhorabuena a los premiados!!!... ¿habéis pensado ya en hacerla entera para el año que viene, je, je, je... Que guapa ye la Sierra del Cuera, oiga!!!... Saludos Esgalleros!!!

    ResponderEliminar
  2. Menuda paliza Cienfuegos, lo que se dice un paseo con vistas. Una sierra preciosa, le muchas tengo ganas, me compré un librito donde la explica y con eso, tus fotos y tus comentarios se me están poniendo los dientes largos. Felicidades por la estupenda excursión. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Vaya expedición!!!. Sin ninguna duda la sierra del Cuera es uno de los lugares mas subyugantes de todo Asturias. Entre el cantábrico y Pipcos de Europa, le confieren una situación espcial. Mucho de lo que nos anima a volver cada año al Concejo de LLanes, es encontrarnos con esta maravillosa cordillera. Enhorabuena por la ruta y por el reportaje.
    Saludos y aupa Asturies!!!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa travesía ¡Que envidia me das!
    Un saludo. Juan

    ResponderEliminar
  5. Pero que me traes hoyyyyyyyyyyyyyyyyy, ains...pero que alegría. La sierra del Cuera, mi LLanes adorado, esos Picos de Europa, Cabrales, El mazucu ( que le tengo unas ganas, pero como está tan mal señalizada , el poeta y yo que somos unos expertos en perdernos, le tenemos miedo) pero todo se andará jejejeje...
    Hoy he disfrutado un montón con tu proeza...que rutaza!!!¡que imágenes!pero uffffffffffff! que cansancio verdad????,aunque por ver esas imágenes, merece la pena cualquier atisbo de sofoquina.
    Abrazotes inmensos

    ResponderEliminar
  6. Cienfuegos, solo tengo que decir dos cosas u tres: Excelente reportaje y fotografrias. Esto me recuerda que tengo que volver al Turbina, me dejó muy buen sabor de boca. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Ni que lo jures Vidal, más de lo que parece por el kilometraje, menudo terreno más malo para recorrerlo. Y lo de hacerla entera, la idea original era hacerla en el día, y no creas que descarto del todo intentarlo algún día, aunque habrá que estar de darle fuertemente, je.

    JG, pues si que es una de las sierras más espectaculares que tenemos por estos lares, sobre todo si se tiene suerte con la niebla, que para eso el Cuera le tiene un apego especial.

    Javier, no se si llega a expedición, pero larga es un rato, ja, ja, aunque la ozna bien merece el esfuerzo.

    Juan, envidia dice, anda que no te pegas tu rutazas ni nada, ja, ja.

    Saraaaa, me acordé de tí cuando se veía Cué allá abajo, ja, ja. Y no le tengais miedo que las rutas más habituales, por ejemplo al Turbina son fieras pero no tanto, ja, ja. A menos que se os metiera la niebla, no tiene mucha historia y en cambio la recompensa es increible.

    Jfcamina, ¿como va compañero?, no se si conoces algún otro pico de la sierra, pero habiendo subido ya el Turbina, yo te recomendaría el Cerro Liño, facil, pero con unas vistas espectaculares.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  8. Ostras, ostras, ostras... pedazo rutaza que os habéis marcado. En estas rutas se demuestra a quién le gusta la montaña o no... ya que la gente para hacerse esas kilometradas suelen escoger rutas conocidas y más o menos cómodas... pero vostros casi nada... 22 km, 9 horas y por terreno bastante, bastante peligroso.
    Sobre las fotos qué decir... nos vuelves a descubrir nuevas zonas de la vecina Asturias. Muchas gracias por mostrarnos el reportaje y hasta la siguiente entrada.

    ResponderEliminar
  9. Menuda pateada Cienfuegos.La zona no la conozco pero después de contemplar tu estupendo reportaje, seguro que cualquier día me acercaré a ella.

    ResponderEliminar
  10. Siempre me ha atraido la Sierra de Cuera: en medio del mar y los picos de Europa, vistas espectaculares a ambos lados.
    Buena calcetinada pardiez!!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Gordonés, pues ganas si que las hay que tener, si, ja, ja, ja. No se si es peligroso, no en cuanto al terreno, aunque hay que tener cuidado si se mete la niebla. Uno de los problemas de la ruta es que una vez pasada la mina, no hay posibilidad (mínimamente practicable) de descenso hasta que llegas a la braña de Piedra del Oso. Bueno, pasando cerca de la cumbre del Liño se podria bajar a Alles, pero vamos, que es verdad que hay que ir mentalizado para una buena calcetinada.

    Carlos, me extraña que no os hayais arrimado nunca hasta el Cuera. Pues tiene varias rutas que encajan perfectamente con las cosas que soleis hacer vosotros: Turbina, Cabeza Bubena, Liño, y la primera parte de la que hicimos nosotros hasta el Paisano. Animaros.

    Sherpa, en Asturias hay varias sierras de este estilo, pero es cierto que el Cuera es la reina de todas ellas. Y si, no estuvo mal la calcetinada, no.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. ¡Vamos bien Cienfuegos!, muchas salidas y poco tiempo para poner las cosas en orden en el PC y en la Web pero no vamos a quejarnos por ello, sería un ingrato. Del Cuera conozco lo gusto, me gusta ir picando un poco de cada paraje, tengo ganas de volver porque cuando fuí me dejó muy buen recuerdo, especialmente el atardecer sobre Los Picos y como hace poco unos amigos me ha propuesto volver no he dudado mucho en decir...¡cuando queráis!

    ResponderEliminar
  13. Impresionante la ruta que os marcasteis Cienfuegos.Una pasada!!!.
    Y que decir de las fotos. Las hay de concurso!!.
    Gracias por compartirlo .
    Un saludo maquina!!!!!.

    ResponderEliminar
  14. Un placer compartir ruta Javi, estais invitados a la integral oriental del sistema central para este mes de julio, 200 km y 7 dias de riqui-raca. :-))

    un abrazo,

    Turbina

    ResponderEliminar
  15. Jfcamina, pues nada a volver. Pero de verdad que conociendo el Turbina, piensate lo de hacer algo más Cabeza Bubena dicen que el más visitado dle Cuera, más incluso que el Turbina. Las vistas son mejores desde Peña Blanca que está al lado, y el Liño, como te comenté es muy guapo. A mi me ha sorprendido gratamente este piquín, el Paisano, menudos cortados sobre la Pica d ePeñamellera y la aproximación desd eAlevia muy entretenida.

    Sito, estuvo bien, si y guapa como pocas, la verdad. Las fotos, digamos que el paisaje ayudaba mucho, je

    Turbina, igualmente y lo del Central, .... riqui-raca me iba a dar a mi mi mujer si me voy 7 días, ja, ja. Pero ya sabes , si quieres volver a hacer la de Fuentes Carrionas, hablamos, je. Y si te arrimas por estos lares avisa y se hace algo.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  16. Interesante recorrido y de grato recuerdo para mi, pase mas sed que pepe el gatu, encontramos dos fuentes una gracias a las vacas y otra gracias a un pastor con un rana muerta, si no creo que a estas alturas estariamos muertos, hicimos todo el cuera en dos días preciosos, eso si llegamos medio desidratados al final.... 20 cervezas con limón nos tomamos en un bar de un tirón. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Carlos, si que hay poca agua en el Cuera, si, por eso lo he puesto directamente en observciones, para que a nadie le pille desprevenido. En la primera mitad conseguimos reponer las cantimploras en un depósito de esos de PVC lleno de agua de lluvia del tejado de una cabaña. En la segunda mitad, la verdad es que llevábamos más agua y nos llegó, justa, pero llegó.

    Florindo, bienvenido a este blog y gracias por tus palabras. He visitado tu blog. Muy guapo. He visto las fotos de Sintra y me han traido buenos recuerdos de un viaje hace ya unos años.

    Un saludo

    ResponderEliminar