viernes, 31 de mayo de 2013

Cabeza del Valle por Miñances y descenso por Tajadura

04/05/2013
Macizo de Peñas Cabriegas
Concejos de Cabrales y Peñamellera Alta (Asturias)

En esta ocasión, nos reunimos un grupo majo de amigos, 15 personas en total, para realizar un circuito sencillamente increíble, recorriendo alguna de esas sendas ya casi perdidas, que servían para comunicar antiguas majadas y atravesando algunos de los lugares más salvajes de la zona de Peñas Cabriegas, y de paso aprovechar para ascender a la máxima altitud de los Puertos de Era o Portudera, el Cabeza del Valle, subienbdo por Vierru y Tordín y bajando por el valle del Mildón.


Distancia: 18 Km
Desnivel máximo: 1.350 m
Desnivel acumulado: 1.490 m
Tiempos: 10 y 1/2 horas
Nota: La ruta discurre en gran parte por sendas muy perdidas y poco o nada perceptibles. Sin existir pasos técnicos, hay algún punto con sensación de vacío y varios vadeos de ríos complicados. Asimismo, la ruta discurre por terreno muy agreste donde en caso de perder la senda correcta podemos vernos en serios problemas.


Salimos del kilómetro 35 de la carretera Arenas de Cabrales - Panes, para empezar a subir por el valle del arroyo Miñances (110 m).

La primera parte de la ruta era vieja conocida. Hace ahora un año, os contaba AQUI un "coitus interruptus", en el que quise ascender por el Saltu Caleyu a Vierru y Tordín para bajar luego por la Senda de Caoru, así que no me extenderé en esta primera parte. Aquel día la niebla me impidió pasar de Tordín. Hoy no tendríamos ese problema. En esta ocasión el problema sería el agua. Como este primer vadeo nada más empezar la ruta.


Esta parte está suficientemente detallada en la anterior entrada, de manera que pongo pocas fotos. Primero el paso del Escobio.


Cuidadín aquí. El paso no es complicado, pero no es el mejor sitio para resbalar.


Luego toca seguir subiendo río arriba, con varios vadeos. Ninguno sencillo, dada la cantidad de agua que bajaba.



Llegamos así a la cascada del Saltu Caleyu. Increible como venía de agua. Impresionaba tanto a los que la visitaban por primera vez, como a los que ya la conocíamos. Dicen que es la cascada más alta de Asturias. Alrededor de 100 m de caida.



Seguimos río arriba, con los dos últimos vadeos, como este, puede que el peor de todos y donde parte de la gente decidió quitarse las botas para cruzar.


Una vez alcanzamos la parte baja de unas fincas (a mano derecha según subimos), ascendemos por ellas, con tendencia a la derecha hasta salir a las inmediaciones de la majada de La Pernal (350 m).


Una vista valle arriba, hacia la collada donde se asienta la majada de Vierru. Próximo objetivo del día.


Desde la Pernal tomamos por el cómodo y perfectamente marcado sendero que sube a Vierru, pasando junto al impresionante manantial del Caleyu La Pernal, que forma el arroyo que da lugar a la cascada del Saltu Caleyu. Buen chorro salía de la cueva.


Seguimos valle arriba, cruzando el hayedo de la Mata los Maconeros y pasando junto a la cascada que forma la riega Justatorio. Preciosa también.


Continuamos subiendo por medio del bosque.



Y llegamos así al inmenso argayo que se forma en la cabecera del Miñances. Otro punto de esos que, no por conocido, deja de resultar sobrecogedor.


Cruzamos el argayo y el río Miñances y comenzamos a ganar altura por medio del Monte la Quima en dirección a Vierru.


Por fin alcanzamos las preciosas praderías de Vierru (637 m).


Hoy, a diferencia de mi anterior visita, pude disfrutar de las vistas que se nos presentan desde aqui. Allí paramos un buen rato a picar algo y cargar agua en la fuente. Luego subimos hasta la cabaña de Fernando y Manolo a charlar un rato con ellos. Al fondo la mole de Cabeza Legua, al otro lado del Barranco de Tajadura, por donde bajaríamos después.


Tuvimos suerte. Manolo tenía que subir a la majada de Tordín a ver el ganado, así que se ofreció a subir con nosotros y hacernos de guía por medio del Monte La Tabla. Lo de suerte es un decir. Manolo se puso a tirar en cabeza con un ritmo que, a pesar de sus 60 años, descojonó el grupo entero, incapaz de seguirle.

Salimos de Vierru, por encima de las últimas cabañas, subiendo con ligera tendencia a la derecha y tras cruzar la riega Asomadoriu. Por suerte, de vez en cuando Manolo paraba para que nos pudiésemos reagrupar. La primera parada en el Collado la Cuesta que se forma encima de Vierru y desde  la que disfrutamos de esta vista sobre el valle Miñances, con la majada de La Pernal (círculo rojo) ya muy lejos.


Seguimos subiendo, ahora hacia la izquierda y cruzando de nuevo la riega. La senda se retuerce subiendo por entre el bosque y salimos así a un pequeño claro en medio del bosque, los Hondos del Monte, que cruzamos con tendencia a la izquierda, para volver poco después de nuevo a la derecha.




El sendero sube con fuerte pendiente por la Concha el Millán.


Alcanzamos un nuevo punto con magníficas vistas hacia el valle de Miñances y el Monte la Quima. Al fondo la Sierra del Cuera, con el Turbina, nevado, en el centro.


A nuestra derecha dejaremos una riega cuyo nacimiento veremos poco después.


Llegaremos a una especie de planicie en medio del bosque. En realidad ya estamos en Tenebréu de Abajo. Allí tenemos dos opciones. La senda más evidente (todo esto de evidente dentro de lo que cabe) sube a la derecha, pasando por Tenebréu de Arriba. Un atajo, mucho menos marcado, pero más directo, sube casi a derecho. Por él nos lleva Manolo.




Por fin salimos del bosque. Allí observamos una cueva de grandes dimensiones de la que sale un arroyo. Es el mismo que habremos visto unos metros por debajo. Creo recordar que Manolo me dijo que se llamaba el Toyu el Agua.


La cueva tiene buen tamaño. En otros tiempos se usaba para guardar el queso. A la entrada conserva parte de un muro. Nos cuenta Manolo que hoy ya no se utiliza, aunque en verano, el ganado se refugia del calor en su interior.


Un pequeño repecho y por fin alcanzamos la majada de Tordín (1.200 m), que se nos presenta nevada. En realidad Tordín se reparte en tres zonas. Esta primera es el Jou, con una cueva en su extremo izquierdo. Al fondo ya tenemos la que será la cumbre de hoy, el Cabezu el Valle o Alto el Valle, máxima altitud de la Sierra de Portudera.


Un poco más arriba alcanzamos la zona de la Cotinosa, con la primera visión del Urriellu como telón de fondo. Increibles las vistas desde esta balconada.


Allí nos separamos de Manolo que se dirige a la tercera zona de Tordín, la Grayera. Nosotros, giramos para acometer los últimos metros a cumbre, que a quien más, a quien menos, se harán duros. No en vano ya llevábamos más de 1.300 m de desnivel.


Por fin alcanzamos la cumbre del "Cabezu´l Valle" (1.391 m). Las vistas son de las que hacen afición. Cabeza del Valle en una cumbre amplia, con dos cotas separadas por una amplia zona en la que hay instalados dos repetidores que tal parecen unas canastas. Comentaba Manolo con sorna, que las habían puesto para que los pastores se entretuvieran jugando al baloncesto.


Haciendo un 360º disfrutamos de las vistas sobre la Sierra del Cuera, con el Turbina, en el centro de la foto, y el Cantábrico detrás...


... la zona que asciende hacia Peña Vigueras. A fondo, el extremo oriental del Cuera...


... la Sierra de Cocón, con el Cuetu la Cerralosa, encima ya de Tresviso...


... el valle del Duje, entre los macizos de Andara y Urrieles. A la izquierda la máxima altitud que se aprecia parece ser la de la Pica´l Jierru y a su derecha el Cortés. En los Urrieles se aprecia la palona de Peña Castil y al fondo Peña Vieja....


... y el macizo del Cornión, desde las Peñas Santas al Cabezo Llerosos, en el extremo derecho.


Una panorámica desde cumbre.


Y la foto de grupo en cumbre. Allí estuvimos un buen rato, comiendo y disfrutando de las vistas. Se estaba a gusto, la verdad, con muy buena temperatura.


Por fin iniciamos el descenso. Primero nos vamos hasta la cumbre secundaria, que queda más al sur y desde ella, tomamos a la izquierda por una especie de valle que se va formando, con la zona del Cuetu la Cerralosa, siempre al frente. Muchísma nieve la que encontramos en este tramo.



Cuando llegamos a lo que parece el límite de este valle, veremos a la izquierda una gran cueva, donde se sume el arroyo que baja por él. Es el momento de tirarnos un poco a la derecha para entrar en una canal por la que bajaremos hasta el fondo del valle llamado la Piedra la Garganta, por el que discurre la riega Entrejano.


Junto a la riega enlazamos con el sendero que viene desde la majada Entrejano y más allá desde la majada Valfrío y Tielve (1.090 m).


Tomamos el sendero en dirección noreste recorriendo la Piedra la Garganta. Primero junto a la riega. Luego se va separando poco a poco de ella, por la Cuesta la Garganta, ganando un poco de altura, mientras la riega se descuelga en varias cascadas. Alcanzamos así el Coterín del Descanso, donde la senda gira a la izquierda. Buenas vistas desde él.


Seguiremos así, bajando poco a poco y girando a la izquierda hasta que veamos bajo nosotros la explanada de la vega de Prao Bos a donde tenemos que bajar.


De camino a Prao Bos, tenemos esta perspectiva sobre el collado Les Cuerres y detrás las vegas de la majada de Vierru, por donde pasamos hace unas horas. Estamos dándole la vuelta a la zona alta de Cabeza del Valle.


Alcanzamos Prao Bos (875 m), donde hacemos otra parada para recuperar. Hasta aquí veníamos siguiendo un sendero suficientemente marcado, pero desde Prao Bos se hace más difícil localizarlo. Nosotros salimos desde la parte baja de la vega, con tendencia a la izquierda, reencontrando poco después un difuso sendero que va perdiendo altura siempre hacia la izquierda.


Por si perdemos el sendero tenemos que tener muy claro que debemos ir perdiendo altura poco a poco, siempre hacia la izquierda y por medio del bosque. Tendremos que atravesar dos riegas. La primera es la del Peyu la Leche, aunque a esta altura aún lleva poca agua.


Poco después cruzamos la segunda riega, la de los Veneros, por la Pasá Grande.


Poco después y ya cerca del collado Les Cuerres alcanzaremos la tercera riega, la de las Lavanderas. Junto a ella localizamos algunos jitos. Toca ahora iniciar un descenso "a pico" siempre por la margen derecha de la riega.


Según bajamos, tendremos que cruzar de nuevo las riegas que hemos pasado antes, a medida que éstas se unan a la de Las Lavanderas. La idea es bajar en todo momento por la margen derecha de ellas.



Bajamos en todo este tramo sin rastro alguno de senda. Tan solo algún jito de vez en cuando confirman que vamos por buen camino. De todas formas, aunque muy pendiente, el bosque es lo suficientemente limpio y la dirección es clara: río abajo.



Llegamos por fin a la solitaria cabaña de La Redondina (405 m), unos metros por encima del punto donde la riega Las Lavanderas desemboca en el río Tajadura o Mildón, como se le conoce en su parte baja. Por cierto, que hemos salido de Cabrales y entrado en Peñamellera Alta.


Desde la vega de La Redondina tenemos esta vista de la zona baja del Barranco de Tajadura, por donde tendremos que bajar. No parece terreno cómodo, la verdad.


Y esta otra vista hacia la zona alta, hacia Collantes.


Casi en la perpendicular de la cabaña tenemos que buscar el descenso hasta el río Tajadura o Mildón, varios metros más abajo y cuando lo alcanzamos lo que nos encontramos es esto:


El único "puente" existente en un trozo de bionda de carretera. Cruzar por ella requiere ciertas dotes de equilibrista, por lo que algunos directamente cruzamos sentados. Quizás resulte menos elegante, pero sin duda más seguro. La riada que bajaba no hacía que apeteciera mucho un baño. Otra cosa que nos llamaría la atención, sobre todo viendo donde estábamos aún y lo que faltaba y como era el recorrido, sería el esfuerzo de llevar hasta allí, aquel tramo de bionda (Nota: se que en 2015 el puente estaba reforzado con troncos, siendo máss seguro de cruzar).


Pues una vez alcanzada la margen derecha del río, la dirección es clara. Rio abajo y siempre por la orilla del mismo. La senda no es cómoda y hay varios puntos donde hay que poner atención, pues un resbalón nos haría caer varios metros al cauce. En el mejor de los casos un buen remojón. En el peor,... mejor no pensarlo.


Hay un par de puntos donde sencillas trepadas requieren ayudarse de las manos para cruzar un par de espolones rocosos y otro par de cruces a media ladera donde puede tenerse cierta sensación de vacio. Las cotollas tampoco ayudaban demasiado a separarse del patio, la verdad (Nota: en 2015 el punto de la foto contaba con una rudimentaria escalera de madera que ayuda a hacer más seguro el paso).



Más adelante la senda, por llamarla algo, discurre junto al río, justo en el punto donde este más se encañona. Alcanzamos la zona de Las Mestas. En caso de aguas altas, como fue nuestro caso, puede haber problemas para cruzar un par de tramos sin mojarse los pies. Justo en este tramo se encuentra el único punto donde podemos equivocarnos de camino. Una senda sube con fuerte pendiente y varias revuletas a nuestra derecha. Se dirige a una cabaña y comunica con la Senda Collantes. No debemos tomarla. Tenemos que seguir en todo momento junto al río.



Por fin salimos de la zona más encañonada. El sendero empieza a ganar altura por medio de una escalinata de piedra, el llamado Callejón de las Mestas, y comienza a recorrer la ladera ganando altura para superar los contrafuertes del Pico Salvoso, el último crestón que encierra el río Tajadura antes de su desembocadura en el Cares a la altura del núcleo de Mildón.


Llegando a la Concha Armada, un tramo donde el camino conserva armaduras.


Una vista atrás, hacia el barranco de Tajadura desde la Senda de la Concha Camarina.


La senda gana un último colladín y gira a la derecha perdiendo algo de altura, hasta salir junto a las cabañas de Obrazaos (310 m), ya junto a la carretera que sube al pueblo de Oceño.


Desde aquí ya solo nos quedaría bajar por la carretera hasta Mildón, donde habíamos dejado un coche. Cervezas varias para recuperar en el bar de Mildón y luego para casa. Os dejo el track:


Un saludo
Cienfuegos

28 comentarios:

  1. Muy guapa Javi,ya se la había visto a Juan Carlos, pero vale la pena volver a verla ahora comentada por ti. Las fotos estupendas y los pasos a veces un tanto complicados.
    Si no recuerdo mal, hubo un incidente con una cámara no?.
    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Monchu. Si, la cámara de Carlos, acabó en el agua. Afortunadamente un par de días después consigiuó "reanimarla" y en la siguiente ruta que fui con él, funcionaba perfectamente. En este grupo parece que estamos gafados con las cámaras, ja ja. Un saludo

      Eliminar
  2. Excelente reportaje por una zona muy desconocida para la mayoría de nosotros. ¡Felicidades "caleyeru"! Y por supuesto a todos los compañeros del grupo. Un fuerte abrazo.
    P.D.: Tenías que haber quedado en primer lugar en las votaciones sobre el mejor blog de montaña. ¡Ellos se lo han perdido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Vitoi. Zona poco visitada y no lo será or que resulte fea, desde luego. Gracias por lo del concurso. La verdad es que estoy más que satisfecho con el puesto que alcancé, gracias a todos vosotros.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Es una ruta preciosa, ya vi la entrada que hizo Carlos de ella y esta no se queda atrás. Ya hace tiempo que se ofrecieron a acercarme a esa cascada pero no se cuando será el día, desde luego muchas ganas tengo y más desde que he visto vuestras fotos, este año con tanta nieve y tanto agua no se seca.
    Buen fin de semana y buenas rutas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ver la cascada nada más, es un simple paseo. Como bien dices este años malo será que seque. solo puedo recomendarte acercarte hasta allí.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Te ha quedao un reportaje perfecto. Las fotos impresionantes y la suerte de ver el Caleyo con tanta agua no tiene precio. Así que Manolo os reventó eh jajajaja, vaya maquina de paisano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que risas con Manolo. Tenías que ver como se estiraba el grupo cada vez que se ponía a tirar, ja ,ja. se ve que el hombre está entrenado. Gente muy maja él y Fernando.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Uffff Javi, que pasada de ruta, y de les fotos, no te digo ná....precioses. Les del ríu me encanten. Y les foces...y todes. Un abrazu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, tú aqui pasarías fácil de las 500, ja ja. A mi me salieron a foinal de día algo más de 200. Vamos, uno de esos días en que tire realmente muchas. Pero es que la zona no merece menos.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Hola Cienfuegos...
    Después de cierto tiempo sin poder acceder a los blogs de los amigos por fin puedo ponerme al día y ver alguna de las magníficas rutas que has hecho.
    Ésta me ha encantado... puff... tanta foz, tanta agua (principalmente vadearla), tanto desnivel y tan poco camino hace de la ruta igualmente preciosa como complicada. Me lo he pasado pipa leyendo la misma, típica actividad clarera.
    Un saludo amigo y a ver si consigo ponerme al día tanto con los blogs como con el mío propio... jajaja. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chema, pues si, tipicamente clarera. Una maravilla de ruta. A ver si te pones al día y nos vas contando algo de tu zona. Y a ver cuando podemos volver a coincidir.
      Un saludo

      Eliminar
  7. No se donde sacas estas rutas , pero desde luego que acojonan (perdona la exprexion)
    de belleza y expextacularidad, tiene de todoo, nieve,agua en abundancia, sol. montaña, disfiladeros, foces, bosques etc, puff de todoooo. que pasadaaa.
    y ademas a Manolo para que nos os aburrierais, y menos al que no os acompaño toda la ruta que si noo¿
    Expectacular el reportaje las fotos y la ruta. Enhorabuena.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿que de donde las saco?, pues de pasarme por muchos blogs y páginas de amigos y de sacarle provecho a mi pequeña biblioteca de montaña, ja, ja. Que de todos los sitios se sacan ideas. A veces rutas completas, a veces trozos que vas enlazando para sacar una guapa circular. Como esta. Razón tienes en que variedad no le falta. Si se viene Manolo con nosotros todo el día, sabe díos por donde nos hubiera llevado. Lo bueno de dar con este tipo de gente, que todo lo conocen y ademas les gusta hablar es que sobre la marcha te van dando mil ideas distintas para nuevas rutas. Estos paisanos no se tenían que morir nunca.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Ya lo había visto en el blog de alguno que hizo la ruta contigo jejejeje y en el facebook pero no por eso he dejado de venir a ver tu reportaje que ha sido excepcional y contado la milímetro, un gustazo pasarse por estas tierras salvajes que recorres...y aquí sentadita en mi sofá sin sedos ni pasos que superar...pues es un gusto jajajaja.
    Abrazotedecisivo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, esta no era para ti, ja ja. Y además la idea también era mia, así que mejor que no te vinieras, que dos sustos por mi culpa ya hubieran sido demasiados, ja, ja. Aunque hasta el Cabeza del Valle, por la Senda de Caoru desde Arenas de Cabrales, si que podrias subir y ya ves que la zona merece la pena el esfuerzo. Yo lo dejo caer, ....
      Un saludo

      Eliminar
  9. Perguapa ruta... conocéislo too ya, jeje. Dalgún día tendré que conocer esi Saltu'l Caleyu y facer dalgo paecíu a vosotros.

    Mui prestosu, si señor.

    Un saludu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berto, too, too non. Que hay abondu y ni Manolo debe conocelo, pero ahi tamos, cambiando de fastera de tantu en tantu. Del Saltu´l Caleyu solo pueo dicite que ye una maraviella. ties que dir a conocelu.
      Un saludu

      Eliminar
  10. Habré visto las fotos un montón de veces en el facebook, pero es que no me canso de ello. ¡Qué lástima no haber podido estar allí con vosotros, porque es todo realmente espectacular!
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te habría encantado, pero no te preocupes. Para cuando subas la próxima vez buscamos algo parecido por la zona, que por ahí me queda mucho terreno pendiente.

      Eliminar
  11. Viendo esas cimas nevadas parece que el verano no quiere llegar, pero el acontecimiento se antoja inevitable, y con él, vuelven las calcetinadas made in Cienfuegos, una ruta con mayúsculas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, ja, ja, pues si, aunque esta primavera se me quedaron en el tintero alguna que otra calcetinada por culpa del mal tiempo. Un saludo

      Eliminar
  12. Que espectáculo de ruta, esto lo mandas a una agencia de viajes de Madrid y te forras llevando a la gente.
    Me ha encantado, a ver si tengo oportunidad de hacerla...eso si con el track en la mano porque es para perderse!!!

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguramente Jose Luis, aunqeu no se si quiero empezar a encontrarme montones de madrileños por esos lares. Casi que prefiero que se quede como está. Solo puedo recomendarte que la hagas si tienes oportunidad Es una maravilla. Un saludo

      Eliminar
  13. Una pena que esa zona me quede tan lejos. Tengo que decir lo que todos, guapa, guapa.
    Me encantan ese tipo de recorridos y si es con gente mejor. Para ir comentando, ayudándonos unos a otros y haciendo unas risas. (Los que de vez en cuando salimos solos, sabemos que hay una cosa que no se hace; reírse. A menos que seas ton…)
    Si estuviera más cerca el sábado me pasaba, la hayas han sacado las hojas y brillan de una manera especial.
    Menudas fotos, las del agua!!!!
    Y larga, es bueno hacer una larga de vez en cuando. De esas que te dejan los tendones como el chicle después de pasar por las muelas de una cabra.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Konico lo de salir solo es verdad, aunque a veces, yo "necesito" salir solo. Desconecto de todo. Pero si que se agradece en estas rutas ir en grupo. En primavera siempre me gusta escoger rutas por bosques. Como bien dices las hayas brillan de forma especial.
      Un saludo

      Eliminar
  14. Una ruta que tenemos que hacer de forma inexcusable, a ver si este otoño sacamos tiempo para acercarnos.
    La verdad es que muchas veces te centras en subir montañas y dejas de lado excursiones como esta que son más bellas que muchas cumbres renombradas.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valentín, la verdad es que yo hace tiempo que dejé de escoger las rutas por las cumbres. Prefiero los caminos que llevan a ellas. Esconden muchas más maravillas. Aunque si de paso alcanzas una cumbre, en principio modesta, como el Cabeza del Valle, pero con unas vistas como estas, ... la ruta es sencillamente perfecta. Un saludo.

      Eliminar