sábado, 20 de diciembre de 2014

Libro recomendado: La Garganta del río Dobra y las Sierras de Vis y Amieva

La Garganta del río Dobra y las Sierras de Vis y Amieva
Francisco Ballesteros Villar
Fudación María Cristina  Masaveu Peterson


Este nuevo libro de Paco Ballesteros es una vuelta de tuerca más en su afán por desvelar hasta los últimos recovecos, sendas y por supuesto topónimos del oriente asturiano. En esta ocasión su interés se traslada al entono del Dobra y más concretamente al cañón que forma en su parte baja entre las Sierras de Vis y Amieva y la Montaña de Covadonga.


Tengo el libro desde hace unos meses y había pensado subir la entrada cuando ya lo tuviera medianamente mascado, pero si al autor le llevó cuatro años de duro trabajo conseguir recopilar la información que precisó para escribirlo, a los lectores no nos llevará mucho menos conseguir desentrañar toda la información que contiene el libro, y hacernos así una idea de la realidad de la Garganta del Dobra, de la cantidad de sendas, majadas, topónimos y demás que llegó a haber en un territorio que, en principio, podría parecernos un desierto por lo intratable del mismo.


A poco que nos  hallamos asomado a la garganta desde las alturas del Primiello, los Gurbiñales, o los altos de Covadonga, o nos hallamos acercado a su cauce por la Hoya de San Vicente o el valle de Angón, ya habremos observado que la Garganta que se abre entre Angón y la Hoya es un mundo salvaje donde parece increible que los pastores de los pueblos de alrededor buscaran y encontraran pasos que les permitieran sacar el mayor provecho de unos territorios tan indómitos. Allí hubo sendas, se hicieron majadas, se aprovecharon pastos y bosques. Aunque hoy nada queda.









El libro se estructura en cuatro apartados: en el primero "El Agua", trata sobre el origen del nombre de Dobra, sobre el lugar de nacimiento del río, y  hace un primer recorrido por el río, desde su nacimiento hasta su confluencia con el Sella. El segundo apartado"La Tierra", repasa las sendas, canales, cuevas y majadas y en fin cada recovedo de la garganta, dividiéndola en La Sierra de Vis, los Valles Cueries y Angón, La Sierra de Amieva, El Entorno de los Pueblos y el Margen derecho del río Dobra. El tercero, "La Vida, repasa las majadas, las cuevas, que también se aprovechaban para hacer majada, y los pastores que por ellas pasaron. Por último el cuarto, "Las Rutas" desentraña diversos itinerarios para visitar alguno de los lugares reseñados, ninguna fácil.


Es un libro denso, un exhaustivo tratado sobre  historia, etnografía y toponímia de la zona. De hecho,la cantidad de topónimos que contiene, puede que unos 4.000, hacen que se eche en falta algún tipo de plano que acompañe al libro, ya que si bien cuenta con no pocas láminas a modo de panorámicas con la ubicación de muchos de ellos, una visión más general de la cuenca del Dobra para poder situar de un solo vistazo los principales asentamientos, majadas y/o canales y trazar así los diferentes itinerarios, no habría estado de más, siendo este el único pero que se le podría encontar al libro.

Resumiendo, un libro muy recomendable, del que a quienes gustamos de recorrer viejas sendas y visitar ancestrales majadas, deberíamos intentar dar buena cuenta. Con él y no poco tiempo, ya solo faltarán las fuerzas y la decisión para adentrarse en las salvajes profundidades de la Garganta del Dobra. Un mundo por descubrir.

Un saludo
Cienfuegos

1 comentario:

  1. Soy un gran seguidor y admirador de la obra del insigne Paco Ballesteros. Siempre nos aporta luz allí donde hay oscuridad con sus trabajos donde incluye numerosa y valiosísima información de lugares bellísimos y recónditos de nuestra geografía. De especial interés es la cantidad de topónimos aportados. Gracias por recomendarnos este libro, creo que ya sé lo que voy a pedir a los Reyes (je, je). Un fuerte abrazo y Felices Fiestas, Cienfuegos

    ResponderEliminar