miércoles, 3 de diciembre de 2014

Peña Troméu por la braña del Rebellón

22/11/2014
Concejo de Teverga (Asturias)

Cuando hace unos meses colocamos el buzón de cumbre en la cima de Peña Troméu, en recuerdo de nuestro compañero Carlos, el bueno de "Cabralitos", tristemente fallecido en un accidente de montaña, dije que la próxima vez que volviera a visitarlo lo haría por la senda que él mismo me había recomendado conocer, casi un año antes, durante la ruta que hicimos por el cañón de Vallina Armada. Y eso fue exactamente lo que hice.



Inicio/Fin: Kilómetro 5 de la carretera del Puerto de San Lorenzo (AS-265)
Distancia: 10,2 Km
Desnivel máximo: 630 m
Desnivel acumulado: 670 m
Tiempos: 4 y 1/2 horas



La ruta elegida tenía un triple objetivo: volver de nuevo a Peña Troméu, regresar a tiempo para comer en casa y quemar el que tenía toda la pinta de ser el último cartucho de poder disfrutar de los colores de la seronda en un otoño en el que no había tenido mucha suerte con la elección de ruta, con la época escogida o con el tiempo meteorológico. Hoy iba a tener mucha más suerte. Y es que subiendo el puerto ya se veía así de guapo el valle del río Bayu, a su paso por la garganta de Vallina Armada, con el Paxarina a la izquierda, la Coboña a la derecha y el Troméu en el centro. Los bosques presentaban sus mejores galas y el día prometía.


Subí el coche hasta el kilómetro 5 de la carretera de San Lorenzo y allí mismo tomé a la izquierda una caleya que baja buscando el río.


Este tramo hasta el Cantu la Era, es el mismo que seguimos para acceder al cañón de Vallina Armada, cuya ruta tenéis AQUI, de manera que tampoco pongo muchas fotos.


Alli siguen los enormes castaños que pueblan la parte baja de este bosque.


Por fin alcanzo el Cantu la Era, que como su nombre indica, es un "cantu", colgado sobre la unión de los ríos Bayu, que baja desde Piedraxueves y Valdecarzana que viene de San Lorenzo. Desde él, veo la ladera de la Coboña, por donde voy a subir, con el Troméu al fondo.


Justo la colladina sobre la que se asienta el Cantu la Era es un cruce de sendas. A la derecha de la foto (flecha roja), por la que habremos llegado. Esta continúa hacia abajo, a la izquierda, hasta alcanzar el río Bayu y dar servicio a varias fincas. En horizontal hacia la izquierda, se aprecia una tenue senda que es el acceso a Vallina Armada, pero de frente arranca otra que sube por el filo (flecha roja). Es la nuestra.


La senda pasa un pequeño cercado y tras atravesar un bosquete mayormente de roble, sale a una zona despejada. Allí continúa subiendo a plomo por el filo de la cresta durante unos metros (he colocado un par de jitos, ya que no se aprecia bien la senda) hasta que luego gira a la izquierda para seguir subiendo con menos pendiente. Al otro lado del valle, el Paxarina.


La senda que en un primer tramo se mostraba poco evidente pasa luego a mostrarse mucho más clara.


Aquí ya espanté los primeros venados (ciervos).


La senda gana un primer crestón, desde el que tiro una foto hacia el valle de Valdecarzana, al que le empieza a dar el sol. Al fondo la Sierra de Sobia.


Desde aquí continúa subiendo hasta un segundo crestón. La zona alta de Vallina Armada se muestra preciosa en otoño. Al Troméu también le empezaba a pegar el sol.


Aquí espanté otro par de venaos. Este tardó un rato en darse cuenta de que iba tras él.


La senda gana lo alto del cordal en Los Biforcos y allí sigue en horizontal, sin llegar a cruzarlo durante un tramo. Toda la senda por la que estamos subiendo está muy perdida, sobre todo en esta parte, pero por suerte la vegetación es mayormente brezo, no cotoya, y se pasa bien.


En los Biforcos hay que prestar atención. La senda parece cambiar de ladera a la derecha, pero no es así. Esta parte la recorrí hace un par de meses hasta el Rebel.lón y aquí me equivoqué acabando en un mar de escoberos del que me costó salir. Hay que buscar la senda buena por la misma ladera que por la que hemos subido, la de Vallina Armada. He colocado un par de jitos (círculo rojo). La foto está sacada hacia atrás.


Desde un poco más adelante veremos la collada a la que tenemos que bajar, con el bosque ya muy cerca. En la collada lo mejor es internarse enseguida en el hayedo, por los primeros árboles de la derecha.


De la que bajaba espanté a un nuevo grupo de venaos. Poco después me internaba en el hayedo. Efectivamente no había podido escoger mejor día para venir por aquí. Este tramo ya lo conocía del verano y es precioso, pero en estas fechas estaba espectacular.


Desde la collada y a poco de entrar en el bosque saldremos a un marcado camino que llega por la derecha. Por él bajé la anterior vez que vine por aquí. Permite un descenso cómodo por una zona muy despejada hasta cerca del río, donde sale junto a varias fincas.


Yo lo tomé en sentido ascendente, alcanzando al poco un par de cabañas junto a un abandonado prado que se abre en medio del bosque, en El Llanón.


Al otro lado de la finca, alguien me observa.


Continúo subiendo camino arriba. El bosque en ese tramo presentaba un colorido increíble.




Aqui perdí bastante tiempo, la verdad. Imposible no tirar mil y una fotos. La senda continúa subiendo por medio del bosque, muy evidente en todo momento.



Por fin, la senda alcanza un punto donde gira a la derecha y se vuelve casi horizontal. Otra senda le llega de la izquierda. Estamos ya en las fincas del Rebel.lón.


Y así desembocamos en la parte inferior de la braña del Rebel.lón. Hasta esta braña llega una cómoda pista desde la braña de Tuiza, pasando por la braña del Tronco, y que forma parte del PR.AS-176 "Ruta Vaqueira". Una pista tan cómoda, como fea e insulsa. Cuando hacemos ese PR, normalmente seguimos hacia L.lamaraxil dejando el Rebel.lón debajo nuestro y no se suele visitar. Es una pena, porque esta braña es una maravilla.


La parte inferior cuenta aún con un par de teitos en buen estado y otro par de ellos ya medio derruidos. Por suerte, la mayor parte de las cabañas están en uso y arregladas.


Cargué agua fresca en la fuente y di una vuelta por esta parte de la braña, visitándola con calma.



En vez de seguir hacia la parte alta de la braña, salí de ella por una caleya que discurre por encima de la que me había traído hasta aquí y que sabía me acercaría a otro par de teitos, uno en estado de abandono y otro perfectamente conservado.


Desde aquí ya si, seguí hacia arriba, buscando la salida de la braña hacia la Campa Troméu, la collada que se abre a la derecha de la cumbre.


Subí por el antiguo camino, hoy muy abandonado, al existir una buena pista que llega hasta la collada.


Y así alcancé la Campa Troméu. La cumbre ya estaba cerca, pero el acceso es un tanto incómodo. Intenté recordar por donde habíamos bajado cuando colocamos el buzón, subiendo un poco a la derecha de la foto.


Y por fin cumbre. Allí sigue el buzón del bueno de Carlos, con su libro de cumbre llenándose poco a poco.


El día era espléndido, así que me lo tomé con calma para disfrutar de las vistas.


El Puerto San Lorenzo, la Mirandiella y el cordal de Santa Marta, con la braña de La Veiciecha que visitaría unos meses más tarde y cuya entrada teneis AQUI.


El Rebel.lón a vista de pájaro.


Las cumbres de la Berza y el Picu Redondu, por encima del valle de Taja/Taxa.


Y una vista del cañón de Vallina Armada con las Sierras de Gradura y Sobia al fondo.


Por fin había dado con un verdadero día de otoño para disfrutar de sus colores.


Vallina Armada una buena pila de metros por debajo de la cumbre.


Y las vistas hacia la zona alta del valle, hacia Piedraxueves y el Michu.


Al rato llegaron un par de montañeros. Eran del Grupo Andecha e iban en ruta desde Tuiza al Cuernu Llamas para bajar a Vixidel. Un rato de charla con ellos y luego para abajo. Hasta la próxima, Carlos.


La idea que traía en mente era haberme acercado hasta la braña de L.lamaraxil, pero me lo había tomado con mucha calma, tanto subiendo por el bosque, como en cumbre y se me haría tarde, así que directo para el Rebe.lón, ahora por la pista.


Aunque la dejé para acercarme a la laguna de La Canalada y tirar unas fotos. La Forcada al otro lado del valle.


Y el Troméu que se queda atrás.


Alcancé así la zona alta de la braña del Rebel.lón.


Otro teito en buen estado. De hecho parecía haber sido teitado no hacía demasiado.


Pero la joya de la corona de esta braña está por debajo de este grupo de cabañas, un teito de planta circular. De estos se ven pocos.


Justo enfrente de este último teito sale una senda que pierde altura hasta internarse en el bosque, hayedo mayormente, pero con mucho roble también.


Estamos bajando por Les Carrueces. Pasaremos junto a una fuente y allí la senda gira a la derecha. Precioso todo este tramo.



Más abajo la senda gira a la izquierda y acaba bajando a un pequeño colladín en mitad del bosque, el Cuvil.lón.


En el Cuvil.lón el bosque cambia y se convierte en robledal. Allí la senda parece perderse. Ésta sale del collado por la izquierda.


Salimos así a una zona despejada que nos deja ver la zona alta del valle de Valdecarzana, la que sube hacia el Puerto de San Lorenzo, con la carretera al otro lado del valle.


La senda va a ir girando a la derecha, bordeando una pequeña cota y luego sigue bajando por terreno despejado de arbolado.


Hasta que se interna de nuevo en el bosque. Poco después cruzará una pequeña vaguada.



A partir de aqui seguiremos perdiendo altura por medio de una caleya de mucha mayor entidad que la que traíamos, dejando ya varias fincas con algunas cabañas a derecha e izquierda.



De hecho en la zona baja la caleya aún conserva tramos con un buen empedrado.



Ya cerca del río, la pendiente se suaviza. Los castaños toman el relevo a hayas y robles, lo que me dió la oportunidad de coger cerca de un kilo de castañas.



Por fin alcanzaremos el río en La Ponte. Allí parte una senda por la margen derecha que dí por sentado que se uniría a la que baja desde la zona de Los Biforcos y por la que bajé la anterior vez. Mi idea era haber vuelto por ella, pero justo entonces empezaron a caer algunas gotas, de manera que crucé el río para bajar por la margen izquierda, por donde sabía que había una pista.


La idea de volver por la pista no fue del todo buena. No os podéis imaginar la cantidad de barro que había. Además no había llovido nada, apenas cuatro gotas. Tras pasar junto a una nave ganadera de buen tamaño, le llega un camino de la derecha. Es la senda por la que bajé la anterior ocasión y a donde supongo que también desemboque la senda que dejé a la derecha en La Ponte. Poco después se alcanza la carretera.


Salí a la carretera apenas 500 m por encima del punto donde tenía aparcado el coche. Así que lo recogí y para casa que, efectivamente, aún llegaba a tiempo de comer. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

19 comentarios:

  1. Como siempre maravillosamente bien documentado y vaya fotos de los ciervos mirando a la cámara!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graicas. Las fotos de los ciervos, bueno, ventajas de ir solo por el monte. En esas ocasiones y sabiendo que es buena zona para ver bichos, procuro ir en silencio y asomarme con cuidado en los puntos altos. Casi siempre ves algo.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Una guapa ruta y un bosque bien colorido aunque supongo nostálgica por tu compañero fallecido. Desde Madrid un abrazo de una triabuela por fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, antes de nada, enhorabuena. Me alegro que todo fuera bien y ya tengais a esi tercer nietín ¿o era nietina? en casa. La ruta muy guapa y recomendable, incluso a pesar de los recuerdos.
      Un saludo

      Eliminar
  3. ¡¡¡Espectacular el bosque!!! Y ni que decir de los encuentros con los venados. Seguro que Carlos los entretuvo para que pudieses acercarte. Ruta fenomenal. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose, el bosque estaba justo en su mejor momento. Una pasada, más con aquel día tan buenbo que pillé.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Si que fue un verdadero día de otoño. El primer ciervo aunque de cuerna pequeña, parecía muy potente.
    Y menudo día!!! Menuda racha llevamos de nublados y lluvia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, si, el primer ciervo no tenía una cornamente espectacular. Estaba bastante mejor otro que se me escapó a la entrada del bsque, pero bueno, siempre gusta verlos así de cerca. Y no me digas nada, que ya se me escaparon un par de días de monte por agua.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Preciosa ruta y fotografías. No estuve en el pico nunca, sólo lo conozco de la triste noticia del año pasado con la despedida de vuestro compañero, pero no creo tarde mucho en hacerme una pasada por él.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues os adelanto que la Peña Tromeu es una cumbre modesta, pero con unas vistas preciosas y unas caidas sobre el río Bayu espectaculares. Merece la pena acercarse a conocerlo. De verdad.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Hoy anduvimos por allí, como sabes, y coincidimos en la cumbre con los amigos de Rutas Montaña Asturias. Todo un placer.

      Eliminar
    3. Jose, me alegro que os gustara la ruta y saber que se está desbrozando la senda del descenso.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Otoño en estado puro Javier, que delicia de imágenes...hay alguna de verdadero concurso y obtención de premio...lo mejor lo que has disfrutado, el repor que nos has regalado y los recuerdos maravillosos que me has traido.Esa zona por la que subiste es más salvaje que por donde subimos el día del buzón verdad? así lo parece.
    Nuestro abrazotedecisivo Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, si, por donde subi en esta ocasión, no tiene nada que ver con la del día del buzón. De todas formas, tampoco es una zona comprometida, en absoluto. Al contrario, es una ruta muy recomendable y a mi modo de ver mucho más guapa que el acceso desde Tuiza por la pista.
      En cumbre, el rato que estuve solo, me acordí mucho del día que colocamos el buzón y de todos los que subimos hasta allí a ponerlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Espectacular itinerario Javi. Coincido contigo en que, subir al Tromeu por la pista desde Tuiza es un coñazo. Por tanto, los del bajo Nalón, "copiamos" tu ruta y la haremos como despedida del presente añu montañeru. Estás invitao....!!! Saludos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Angel. Os va a gustar, ya vereis. No se, A ver si puedo acompañaros. Aunque si estuviera un poco nevado por arriba, que no sería raro, no me importaría repetirla con algo de nieve.
      Nos vemos

      Eliminar
  8. Que buena Javier, que guapo pillaste los bosques, además con esa luz tan limpia de esa época del año.
    La brña el Rebellón preciosa y vaya suerte ver tanto venao.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Monchu. Lo de ver venaos en ese valle no te creas que tiene mucho misterio. Por ahí siempre los tengo visto.
      Un saludo

      Eliminar