lunes, 26 de enero de 2015

A Peña Michu desde Villarín

07/01/2015
Cordal de la Mesa
Concejo de Somiedo (Asturias) 

Durante la presentación en Oviedo del libro de Victor Orbayu "Somiedo. Entre osos, brañas y pastores", y sobre el que solo hace unos días publiqué una entrada AQUI, surgió la idea de celebrar el nacimiento del libro con una de las rutas que vienen en el mismo. Y lo haríamos con la que podríamos denominar como la Directísima al Michu, subiendo por su cara sur desde Viḷḷarín. Dicho y hecho. Nos reunimos un grupo majo de amigos y para allá que nos fuimos.



Inicio/Fin: Viḷḷarín
Distancia: 9,5 Km
Desnivel máximo: 940 m
Desnivel acumulado: 965 m
Tiempos: 6 y 1/2 horas


Nos fuimos a Viḷḷarín, en el valle de Saliencia, aparcando en la carretera a la entrada del pueblo, en el que había una buena helada, con un día que se presentaba frío, muy frío, pero sin una sola nube. En Viḷḷarín destaca, por su tamaño respecto al resto de viviendas, la casa del Conde de Viḷḷarín y Vizconde de Torata. Ahí es nada.


Una foto sacada hace meses desde la cumbre del Chan de Cabaḷḷos, encima de Vaḷḷe de Lago, puede que sirva para dar una mejor idea del recorrido del día.


Subimos unos metros por la carretera de Saliencia para al poco tomar por una ancha caleya que sube entre fincas. En un primer cruce, nosotros a la derecha para alcanzar los últimos prados, con la entalladura de la Ḷḷerona ya a la vista.


Y tomamos contacto con la Ḷḷerona que es, pues eso, un ḷḷerón, un llerón, una canal atacada de piedra suelta por la que tendremos que subir por donde a cada uno mejor le parezca. En la parte baja, hay resto de senda por la izquierda.


Más arriba la senda parece pasar a la derecha, pero aqui ya cada uno subía por donde mejor le parecía. Al otro lado del valle de Saliencia, la entalladura del río de Bobia, por donde discurre la pista que une La Ḷḷamera con Vaḷḷe de Lago. A la derecha el monte Tiblós, zona restringida.


Cuando ya llevemos un buen trato subiendo, hasta el punto de que pese al frío, a nosotros ya nos sobraba ropa, veremos varias salidas. Debemos tomar la de la izquierda, donde ya daba el sol.


La Ḷḷerona no tiene nada que envidiar a alguna canal de Picos. Se ganan 450 m en un respiro. Tal es así que cuando nos dimos cuenta ya llevábamos más de 300 m de desnivel en apenas media hora de ruta.


La salida de la Ḷḷerona. Por encima de ella discurre el camín de Arbellales, que es al que tenemos que salir.


El lado contrario de la Ḷḷerona con sus contrafuertes. Por encima discurre el camín de Arbellales a Los Suerdios.


Dejamos la piedra de la Ḷḷerona para ganar los últimos metros por entre las hayas hasta salir al sendero. Pese a lo que pueda parecer, este tramo es el peor. La pendiente es muy fuerte y el suelo agarra poco.


Pero por fin, con mayor o menor esfuerzo ganaremos el camín, saliendo a él justo en un punto donde discurre sobre espectaculares armaduras, que le ayudan a cruzar un crestón.


Seguiremos desde aqui el camino que se dirige a Los Suerdios, disfrutando del único tramo llano de la jornada.


El camino nos lleva a un pequeño bosque que tendremos que atravesar más o menos en llano.




Salimos del bosque próximos a una vaguada que nos separa de las brañas de Sieḷḷas, más abajo y los Suerdios, más arriba. El resto del ascenso lo haremos por el centro de esta vaguada.


La espectacular ubicación de la braña de Sieḷḷas, sobre el crestón de las Cuḷḷiellas (las cuchillas).


Nosotros para arriba. Ya se ve en lo alto el crestón calizo que cierra la cresta del Michu, pero no hay que dejarse engañar, nos separan más de 550 m de desnivel de la cumbre aún y ya no habrá más terreno llano hasta que lleguemos a la cima. Así que, calma y a disfrutar del entorno.


Al otro lado del valle van abriéndose las vistas poco a poco. Por detrás del valle del río Bobia aparece el entorno de la Salgada, ya encima del puerto de Somiedo.


Ya asoma la cumbre del Mocosu


Después de subir un buen tramo la vaguada se difumina en la ladera del Michu. Toca atravesar una línea de árbolado, donde la senda que traíamos se pierde totalmente. De todas formas, la dirección es clara: hacia arriba.


Una vez atravesemos los árboles, el terreno cambia radicalemente. Aparece la caliza que irá tomando protagonismo poco a poco en los metros finales.


Las características bandas horizontales de caliza de la parte superior del Michu ya están cerca.


Ya habíamos visto agún venao a lo largo de la mañana, pero es aqui donde localizamos los mayores rebaños, que no nos quitan ojo.


Las vistas siguen abriéndose ...


... y ya aparece el inconfundible Cornón.


En los últimos metros aprieto un poco el paso. No habíamos picado nada en toda la mañana y voy con hambre y se lo que me pasa cuando tengo hambre. Pájara. Así que tiro fuerte para llegar arriba cuanto antes y comer. Cumbre del Michu (1.785 m).


Mi relación con el Michu era un poco de amor/odio hasta ahora. Cuatro intentonas en las que la niebla, la nieve o el viento, habían sido protagonistas, de tal manera que en realidad, solo una vez había hecho cumbre como tal, y solo por poder decir que había subido, ya que no había podido disfrutar de sus vistas. Hoy será distinto. La primera vista sobre el Xuegu la Bola, con la cumbre de Peña Negra y al fondo las Ubiñas.


Al fondo el Aramo y por delante de él, la Sierra de Sobia, con la Canal de Faya o Canal de Botorru. Justo debajo de nosotros el Tromeu, el Paxarina y el Cuernu Llamas.


Abusando de zoom Oviedo, bajo la Sierra del Naranco y al fondo Gijón.


La Sierra de Peña Manteca.


El tramo de cordillera que va de la Salgada al Cornón. El valle que se ve es el de Bobia, por donde discurre la pista de La Ḷḷamera a Vaḷḷe de Lago.


Una más al Cornón. A este le tengo ganas en invernal, que solo lo tengo hecho en verano.


Penachana


Zona de Orníz


Los Bígaros y detrás Peña Ubiña


Una pequeña panorámica de las vistas hacia el occidente (pinchad en ella para verla en grande).

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_michu_villarin%20%2837%29.jpg?attachauth=ANoY7crwPefrGRQIuCMRz2tbZ3a4d9APGrdurmzez1yzhOb0AQSV5LPpD1Prjwg9IsKf7t7R7REu4sRDUYm3Th4vCB0DRKeHOeVeYAqjfd-wNOTQhrnLdTbvTO5o-i3L2dnqeY0Fk1HxiC5qwxRR38azFRLSAKJDjm4JBAMCW6mNrotDvGlRcfyOuLzrBquvqV2ZVVbwlYF8MS8pq5Hqbqa17H7HkGhwUfXGI45xkpxLZIT2zM7lUTkLwizSG0Je99EXEWey0FwO&attredirects=0

Y lo más parecido a la foto de cumbre. Un desastre. No estamos todos, y cada uno a su bola. Yo ni me di cuenta de hacerla, la verdad. Por no sacar, no tiré ni fotos a Picos, que se veían perfectamente.


Total, que nos vamos. Nos despedimos del Michu. Poca nieve tenía el día que lo visitamos, a pesar de ser enero. Solo unos días después llegaría el primer temporal serio del año.


Vamos a recorrer toda la sierra por arriba hasta la Coḷḷá de la Fuexa



Pijadillas de camino.


Una vista atrás


Pasamos por encima de Piedraxueves, con su antigua venta y su buena fuente.


Hasta que alcanzamos la Coḷḷá de la Fuexa, en el que nos despedimos de las vistas hacia el norte, con el Puerto San Lorenzo a la derecha, la Mirandiella en el centro y el Monegru a la izquierda.


Iniciamos ahora el descenso por la cara sur del Michu, con tendencia a la izquierda, tomando el camín alto de la Fuexa. En la zona alta la senda va muy difusa, pero al poco reaparece ya mucho más marcada.


Por debajo de nosotros iremos dejando una amplia vagüada que baja hacia Veigas.


La senda cada vez más marcada a medida que perdemos altura, cruzando la ladera del Michu en dirección a la collada nevada que se ve al fondo, y en la que se asienta la braña del Cuḷḷao de la Cogoḷḷa.


El valle del río de Bobia y al fondo la Salgada. Una vez más.


Llegando al Cuḷḷao de la Cogoḷḷa.


El precioso teito del Cuḷḷao de la Cogoḷḷa.


Seguimos bajando siempre con tendencia a la izquierda y ya por ancho camino carretero, hacia una casa de llamativo tamaño.


Y tú, ¿que miras?


Arriba queda el Cuḷḷao y a su izquierda el teito del Conde de Viḷḷarín.


Alcanzamos lo que queda de la Casona de la Cogoḷḷa, que también pertenecía al Conde de Viḷḷarín, como no.


Por debajo una nueva vista de la braña de Sieḷḷas.


Abajo queda la entalladura de la Güergola de Veigas.


Y llegamos a la braña de Los Suerdios. El camino la bordea por arriba, pero nosotros bajamos por entre sus teitos y cabanas para visitarla con calma.


Salimos de Los Suerdios por el camino que desemboca en la misma vaguada por la que subimos por la mañana. Aquí podríamos seguir por el camín de Arbellales, pero en la vaguada misma nosotros giramos para perder altura por la senda que baja por el centro de la misma, directa a Viḷḷarín.


Pasaremos así, a la altra de la braña la Sieḷḷa, al otro lado del valle.


La senda está un poco perdida por arriba, pero a medida que bajemos la encontramos más y más marcada hasta conformar un buen camino.


La pista que sube a La Falguera desde Veigas.


Ya bajando por entre fincas, muy cerca de la carretera.


Y así retornamos a Viḷḷarín, donde no se había comido la helada. De hecho ya estaba cayendo otra.


Cambio de ropa y a buscar un chigre donde tomarse la correspondiente cervecilla, que aunque el día estaba más para caldo, no ibamos a romper una tradición así. Os dejo el track.



Un saludo
Cienfuegos

10 comentarios:

  1. La subida por la Tcherona...espectacular, como bien dices poco que envidiar a las de Picos, y todo el recorrido espléndido. El Michu es una cumbre con unas vistas increíbles a pesar de su altitud porque está supercentrada y sin grandes cumbres alrededor. Siempre un placer ver tus reportajes. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma. Os animo a conocer la Tcherona. Es espectacular y no tiene pérdida posible. Y si, el Michu (por fin pude disfrutar de sus cumbres) es un mirador privilegiado.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. El Michu es uno de esos picos que los que aún no lo hemos subido, sabemos que tarde o temprano lo haremos. Tu descripción de la ruta, como siempre minuciosa y con buenas fotografías, no hace sino acelerar nuestro deseo de subirlo.
    Esperamos que pronto pueda formar parte del "haber" de Cotoya Pindia.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si aún no lo conoceis, os animo a ello. Yo siempre había subido desde el Puerto de San Lorenzo o desde la Braña de Tuiza, en Teverga. Esta ascensión es más esforzada, pero igualmente recomendable.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Muy guapa Cienfuegos, ya tengo otra disculpa para volver al Michu por enésima vez, quizá completándola con la zona que sube de Veigas a La Felguera. Estupendas fotos.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, ya ves como es la Tcherona, que dejasteis debajo vuestro cuando bajasteis desde los Suerdois por el camín de Arbellales. Merece la pena conocerse esa canal, de verdad.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Bueno Cienfuegos, aunque con mucho frío pero con un día magnífico a la cuarta fue la vencida, menudo día espectacular cogisteis aunque menuda helada, pero con una luz preciosa, como las fotos, cualquiera sigue tus pasos cuando tienes fame ja,ja,ja..... Saludos.
    Pablo Lara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, ja, Pablo, es que se que me conozco y cuando me entra hambre, como no pare a picar algo, malo. Como ya no quedaba mucho a cumbre, preferí tirar para arriba y esperarlos ya en cumbre comiendo algo. el día era frío, si, pero como subimos por cara sur, fue dándonos el sol buena parte de la jornada.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Pues habra que conocer esa canal, ya la has hecho famosa, jajjaj, ademas tiene muy buena pinta, nosotross el Michu lo conocemos desde San Lorenzo, pero para la proxima la tcherona sera nuestro objetivo, vaya xelada la de Villarin puff.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Tcherona es preciosa, pero reconozco que la ascensión al michu por aqui es mucho más dura que desde San Lorenzo. De todas forma, animaros.
      Un saludo

      Eliminar