domingo, 1 de febrero de 2015

Peña Vigueras desde Alesga

10/01/2015
Concejo de Teverga (Asturias)

La ascensión más cómoda a la modesta, pero vistosa cumbre de Peña Vigueras es, sin duda, desde el pueblo de La Focella o La Foceicha. La más habitual posiblemente sea desde Cueva Huerta, siguiendo el PR.AS-156 Ruta a la Braña de las Navariegas. Sin embargo, a mi no se me apetecía ni la una ni la otra. Retorcido que es uno, que se le va a hacer. Yo saldría desde el pueblo de Alesga, más lejos y desde luego más bajo, pero eso me permitiría conocer el último tramo que se ha habilitado hace una temporada de la Senda del Oso, aprovechando el recorrido del viejo Camino Real de Teverga, ascender a Peña Vigueras y regresar siguiendo el PR.AS-271 Ruta del Castillo Medieval de Alesga. Y si todo iba bien, me daría tiempo a hacerlo en una mañana, volviendo a tiempo para comer en casa, por lo que tocaba madrugar. De hecho madrugué tanto que paré a tomar un café en La Plaza a esperar que amaneciera del todo.

Inicio/Fin: San Salvador de Alesga
Distancia: 13,6 Km
Desnivel máximo: 840 m
Desnivel acumulado: 910 m
Tiempos: en mi caso 5 horas, pero apurando bastante en el regreso, la verdad.
NOTA: La vertiente norte de Peña Vigueras se ha convertido en los últimos años en una pieza fundamental en la expansión territorial del oso pardo, lo que ha propiciado su catalogación como Zona de Uso Restingido, por lo que a día de hoy, no sería posible reralizar el recorrido tal y como yo lo he efectuado, por lo que desaconsejo repetirlo. 


Total, que dejé el coche en el barrio de La Puente de San Salvador de Alesga (563 m) y con las primeras luces del día y una buena helada, enlacé entre las casas con la pista que hoy día ya forma parte de la Senda del Oso y que aquí aparece balizada como PR.AS-259 Ruta de la Braña de Cuevas.


Desde el pueblo ya tengo una buena vista del objetivo de hoy, la Peña Vigueras que cierra junto con la Sierra de Sobia, el Desfiladero de la Estrechura. En los prados del fondo del valle, se apreciaba la helada.


Salgo siguiendo la pista que hoy ya forma parte de la Senda del Oso y que llega hasta Cueva Huerta. En esta zona voy dejando atrás las fincas de La L.lama y Cutiel.los.


No conocía este tramo de la senda que en esta zona aprovecha lo que en tiempos fue el Camín Real de Teverga, aunque aqui aparece bastante "desnaturalizado" y me decepciona un tanto. Pasaremos junto a la Fuente de los Perdones.


Sin embargo el desencanto dura poco. Pronto la buena pista de cómodo andar deja paso al viejo camino que empieza a ganar alura por medio del bosque.


El nuevo puente que permite cruzar El Regueirón.


Viene a continuacón el tramo más guapo de la senda, a su paso por Castideiros, y donde el camino aún conserva un buen empedrado.


A la izquierda dejaremos las fincas y cabañas de L.lamera. Al fondo las estribaciones de la Sierra de Sobia, al otro lado del valle del río Valdesampedro o Páramo.


El tramo más guapo para mi, en el que la senda gana altura con fuerza en Quintaniella, dirigiéndose a enlazar con el camino que llega desde Cueva Huerta a La Foceicha.



Salimos así a una buena pista que sube desde Cueva Huerta (788 m). Por aquí bajaré después, pero de momento toca remontarla hacia arriba, en dirección al pueblo de La Foceicha, siguiendo el recorrido del viejo Camino Real de Teverga. Este bajaba desde el puerto Ventana a Páramo, para subir después a La Foceicha ante la imposibilidad de atravesar, como hace hoy día la carretera, la Foz de la Estrechura. La Foceicha era un buen cruce de caminos. Hasta allí llegaba otra comunicación con la meseta a través del Puerto de las Navariegas que enlazaba a su vez con el Camín Real de la Mesa. Por su parte el Camino Real bajaba a Alesga, siguiendo el trazado que hoy recorro. Un camino más comunicaba con Torce y Barrio.


Poco después de pasar unas colmenas del FAPAS tiro esta foto a Peña Vigueras a través de una portilla sin saber aún, que acabaría bajando precisamente por aquí.


El valle por el que subo sigue a la sombra y hace frío, pero en la ladera de enfrente ya empieza a dar el sol.


Y es entonces cuando me fijo que en esa ladera hay un grupo de venaos (ciervos). Cuando estoy tirándoles unas fotos tengo la oportunidad de ver, en vivo y en directo, algo que todavía no había visto nunca, dos machos enfrentándose a cuernazo limpio. Lo raro es que sigan dándose de "cornadas" a estas alturas del año. Lo normal es que lo hagan durante la berrea, en otoño. Las fotos no se ven muy allá porque estaban realmente lejos y el zoom no daba para más.


Un buen rato estuve allí viéndolos, pero había que seguir ruta o se me haría tarde, así que sigo camino adelante.


Cuando el bosque deja ver algo puedo observar que las vistas se abren ya sobre buena parte del valle de Teverga, con la Sierra de Sobia al fondo.


Guapo el camino, con buena hechura, en medio de un hayedo precioso, como comprobaré más tarde.


En la parte alta conserva una caja perfecta y continúa valle arriba, buscando la collada de Pando.


Ya cerca de la collada salgo del bosque en Canqueiriz y observo la Sierra de Cruces, el cordal que cierra por el lado contrario el valle de Presories por el que acabo de subir.


Por fin alcanzo la collada de Pando (1.148 m) que me saca a la vertiente de La Foceicha. Da gusto salir al sol. Aqui hago una parada para quitar algo de ropa.


Mala, muy mala luz hacia la vertiente contraria, con el sol muy bajo. A La Foceicha solo le da el sol a la mitad del pueblo, de manera que la otra mitad no se debe quitar la helada en todo el invierno. Al fondo las Ubiñas.


Y una vista hacia el valle de Teverga, desde la zona de la Cugurueza y el Vaxinas a la izquierda, la Sierra de Gradura al fondo y toda la Sierra de Sobia a la derecha.


Subo por la pista hasta un repetidor de televisión que hay y desde el que veo lo que me queda a cumbre. Un buen tramo todavía, pese a lo que pueda parecer.


La Foceicha justo debajo mio.


El repetidor (1.282 m).


Desde el repetidor se pierden metros por medio de una zona muy tomada de escobero. Hay senda marcada, pero es incómodo de recorrer.


Desde la collada (1.275 m) toca remontar primero por un tramo de bosque y luego ya sobre grandes bloques de caliza.


Y cumbre de Peña Vigueras (1.380 m). Una cumbre rara, con grandes bloques y profundas grietas, que la hace incómoda de recorrer. Quedan restos de lo que en tiempos debió ser un buzón de cumbre. Al fondo, al otro lado de la Foz de la Estrechura, la Sierra de Sobia, desde Peña Siella a Peña Saleras.


Valle arriba, una vista sobre las Ubiñas y el Puerto Ventana, con muy mala luz. Justo debajo el pueblo de Páramo y a la izquierda el de Villa de Sub.


El Puerto de las Navariegas, con la hoya en la que se asienta la braña del mismo nombre y abajo a la izquierda de la foto, ....


... la Cascada del Xiblu. Una foto horrible, pero es lo que hay con aquella luz y abusando de zoom.


También tirando de zoom, me acerco a los Fontanes y Peña Ubiña.


Al fondo, nevados, los Bígaros. Por delante, Las Piedras, el Aguil, ..


El cordal que baja desde la Cugurueza, a la izquierda, hasta el Vaxinas.


La parte baja del valle de Valdesampedro a vista de pájaro. Uno de los tres que junto al de Valdecarzana y al de Taja/Taxa, conforman el valle de Teverga.


Tirando de zoom veo el barrio de La Puente, desde donde vengo. Parece que se va quitando la helada y ya ha llegado el panadero. ¡Ah!, y mi coche sigue allí.


Para un rato en cumbre. Oteo los alrededores con los prismáticos, por si se ve algún "bicho", pero no logro ver nada. Pico algo y me caliento al sol. Un par de panorámicas desde cumbre, una valle abajo y otra valle arriba.



Y al poco para abajo que me queda mucha tela que cortar y empieza a hacérseme tarde para lo que tengo en mente. Bajo hasta cerca del colladín anterior a cumbre y allí me dejo caer a la derecha, buscando la entrada al bosque. Cerca de cumbre la caliza forma cortados y canales de fuerte pendiente, pero a poco que recorramos hacia la izquierda esta parte, daremos con ua ancha vaguada, ....


... que con una pendiente menos acusada y totalmente colonizada por el hayedo, nos permitirá un descenso más cómodo.


A la derecha iremos dejando en todo momento la zona donde más aflora la caliza.


El hayedo es limpio y se baja bien, aún cuando la pendiente sigue siendo muy fuerte y si el suelo estuviera mojado, podría dar más problemas. A medida que bajaba iban saliendo a derecha e izquierda varios venados, pero a tal velocidad que no pude tirarles ni una foto.


Tropezarte con cosas como esta cuando andas solo por medio de un bosque, como que da mal rollo, la verdad.


Por fin, después de perder unos 300 m de desnivel por el hayedo, localizo un camino que parece llegar desde la izquierda. Lo seguiré hacia la derecha durante un buen tramo.



Por fin, cuando estoy sobre las fincas de Presories, la senda que traía parece perderse, así que bajo a derecho hacia ellas.


Salgo al sol en las buenas fincas de Presories.


Menuda vega hay aqui, llana y preciosa en medio del hayedo.


Una vista a Peña Vigueras. A la derecha la amplia canal por la que acabo de bajar.


Aunque en un primer momento intento salir de las fincas por la derecha, los caminos que veo están muy abandonados, así que bajo por las fincas hasta esta cabaña, bajo la que pasa el Camino Real por el que subí hace un rato.


Salgo así al Camino Real muy cerca del cruce al que llegué desde Alesga. En él, en vez de volver por donde vine, sigo bajando en dirección a Cueva Huerta.



Ua vista más hacia Peña Vigueras.


La pista baja, muy arreglada hacia la entrada de la foz de la Estrechura.


Casi llegando abajo veo, al otro lado del valle, el pueblo de Fresnéu, a donde iré a continuación.


La pista atraviesa el crestón que cierra la entrada a la foz de la Estrechura por un par de túneles.


Y salgo así a la carretera del Puerto de Ventana, por la que subo solo unos metros para echarle un ojo a Cueva Huerta, de buenos recuerdos, ya que tuve la oportunidad de visitarla hace años, cuando aún no hacía falta pedir permisos.


Desde Cueva Huerta bajo por carretera hasta el cruce de Fresnéu. Allí dudo que hacer. Por un lado se me apetece acercarme al resurgimiento del río Páramo bajo Cueva Huerta, que ya visité hace tiempo y que os recomiendo si no lo conoceis. Os pongo una foto de aquel día. El río brota de una cueva totalmente inundada.


Pero no sabía que tal se me daría pasar desde aqui al Camino Real, de manera que opté por seguir con el plan original, no siendo que se me hiciera tarde. Ya en casa comprobaría que hay buen paso. De manera que subo hasta Fresnéu, aprovechando el viejo camino, en vez de la actual caretera.


Entro en Fresnéu que tendré que recorrer de parte a parte y que haré escoltado por medio docena de perros que se encargaron de que no perdiera más tiempo del estrictamente necesario. Tal es así que hasta me salté la Ermita del Santo Angel.


Desde el canto de La Sienra le tiro una foto al pueblo, con la Foz de la Estrechura detrás y la mole de Peña Vigueras a su derecha.


Sigo por ua estrecha carreterina que me sorprende. Pensaba que la vuelta sería por camino.


Pero la carretera muere junto a esta casa, la Casona de Alesga, una vieja mansión de 1896 con capilla y todo, que se ha rehabilitado como hotel de cuatro estrellas, aunque no parece haber entrado en funcionamiento.


Desde la casa sigue un buen camino de tierra por entre las fincas de La Corredona y Llaneces.


Abajo voy viendo, ya cada vez más cerca, las casas de Alesga, a donde acabaré por bajar.


Alcanzo un cruce, donde el camino de Alesga baja a la izquierda. El Castillo de Alesga queda cerca, siguiendo de frente y ya que estoy aqui no voy a dejar de echarle un ojo.


No veo manera fácil de subir hasta él y se me hace tarde. Total que desisto de subir hasta las ruinas. Con todo es de mayor tamaño de lo que contaba. Normalmente aqui en Asturias llamamos "castillo" a lo que no fue más que un torreón, pero a este se le veía un tamaño mayor de lo habitual.


Vuelvo al cruce y bajo por la senda que me saca a la carretera del Puerto Ventana entre las casas de Alesga.


Ya solo quedaba bajar por la carretera hasta el barrio de El Puente, donde tenía el coche y desde el que le tiro la última foto a Peña Vigueras, una cumbre que no conocía y que me ha gustado, la verdad.


Recojo el coche y para casa. Han sido 5 horas justas. El límite que me había marcado. Me lo tomé con calma durante la aproximación y tuve que apurar un poco en el descenso, pero llegaré a tiempo a casa. Debido a lo que he comentado en la NOTA superior, he retirado el track de wikiloc.

Un saludo
Cienfuegos

26 comentarios:

  1. Precioso recorrido por tierras teverganas y con buen bosque aunque desnudito pero que mola igual . Siempre te apañas para hacernos disfrutar con tus reportajes. Qué estupendo!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma. El bosque no está mal, no. Y la ruta es sencilla, pero muy "apañá".
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy gupo Cienfuegos. Un recorrido muy original, además no conozco nada de esa zona. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoni, es una ruta sencilla, pero muy guapa y si no conoces nada por ahí, pues te la recomiendo.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Nos sumamos a las palabras de Paloma. Vaya día bonito que pillaste!! Por cierto, está claro que cuando hay algo por medio, por lo que merezca la pena pelear, los ciervos no entienden de otoños ni de berreas jajaja!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo lo de los venaos. Para mi que estaban al sol y con el calorcillo se pensaron que era otoño, ja ja.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Muy guapo Javier. Un pico que tengo en mente hace tiempo. Con respecto al castillo si que sorprende su "porte" para ser una fortaleza asturiana. Una pena que fueses con el tiempo justo porque se sube bien. Ya te pasaré unas fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David, pues cuando vayas, ya verás commo te gusta. El pico tienen unas vistas preciosas. Tengo que arrimar otro día al castillo con más tiempo para verlo con calma.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Preciosa ruta en la zona central asturiana y que, además, supiste complementarla con un itinerario algo más largo que si salieses de Cueva Huerta o, por supuesto, de la Fociecha. Saludos y gracias por las afotos....je je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Angel, de eso se trataba de alargarla un poco y conocer "algo más".
      Y a mandar. ya te pasaré alguna foto más.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Buena ruta Javier, un recorrido para tener en cuenta. Es una cumbre que sólo he subido una vez hace muchos años, no recuerdo muy bien si desde la Fociecha.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no la conocía, Manuel y me gustó. Buenas vistas y entretenida la ascensión. Por ese valle por el que subí tengo que volver que me gustó lo que vi por esa zona.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Una cumbre modesta pero con unas vistas que merecen la pena, nosotros subimos desde Cueva Huerta . con un dia de nieve, que nos hizo enterrarnos en las escobas despues del repetidor hasta la cintura,
    Muy guapo reportaje Javi y esos venados en plena batalla, muy anecdotico para estas fechas.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, recuerdo vuestro reportaje. La verdad es que esa zona de escobero con nieve tiene que pasarse mal. Una ruta guapa con nieve, por cierto.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Guapas fotos y reportaje, por una zona preciosa. Me la apunto, que no estuve nunca en el pico, y por duración y recorrido, es de las que me gustan para esta época del año.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que es perfecta para hacer en invierno, aunque me imagino que en otoño, con todo ese bosque, también sea buena época.
      Un saludo

      Eliminar
  9. Bonita ruta que hace tiempo realicé desde el hayedo de Montegrande, pero esta versión tuya y tan distinta es una buena opción para conocerla desde otro punto de vista, un saludo.
    Pablo Lara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una cumbre de esas que vas dejando, ya que no suele ser muy habitual, pero para matar un día que no te quieras complicar la vida, es bien guapa. Combinarla con Montegrande y el Xiblu, tambien es buena opción, si.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Muy guapa, no conozco esa cumbre, pero sin duda es una opción muy guapa para época primaveral o en otoño. Eso si, mejor acompañu!!!
    Que suerte con los venaos.
    Las fotos como siempre estupendas
    Un sludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Monchu. Esa zona en otoño tiene que ser preciosa y la cumbre, pues merece la pena, oye. Guapas vistas tiene.
      Un saludo

      Eliminar
  11. Muy montaraz el recorrido.
    A los ciervos se le fue la pinza.
    Me gusta la foto del barrio de La Puente, la vista desde la altura.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ruta cómoda, peor no muy habitual. Y si, lo de los ciervos que se yo. Aquellos días hacia calor. Igual se pensban que era otoño todavía.
      Un saludo

      Eliminar
  12. Vaya recorrido chulo que te salió. Me vino a la memoria parte del mismo cuando estuve por la zona hace unos meses, sobre todo, de la buena fuente Los Perdones. Lo que no conocía era la bajada desde Fresneo. Como bien dices, una peña modesta pero con muy buenas vistas sobre el entorno próximo.
    Un fuerte abrazo, Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Victor, no es una cumbre muy visitada en Teverga, pero ofrece buenas vistas. El recorrido puede que sea mucho más vistoso en primavera o en otoño. También acabo de ver unas fotos del mismo, pero con la nevada de estos días y está impresionante.
      Un saludo

      Eliminar
  13. Es verdad que desde les antenes es un poco incómodo, pero una vez que arriba te sientas a picar algo te olvidas de les incomodidades.
    La bajada por el bosque nos encantó, el sol se filtraba entre los árboles y los colores hacian que nos tuviesemos que parar a contemplarlo, y a poco que parabamos y dejábamos de hacer ruido un rato aparecía algún rebeco cruzando delante de nosotros.

    Un gran día.

    Como siempre, muchas gracias. Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que os gustara Sergio. Si, es un poco coñazo el último tramo, pero como bien dices, una vez estás arriba, solo queda disfrutar. Ese bosque es una pasada. Un poco lio salir ya abajo pero bueno.
      Saludos

      Eliminar