20 noviembre 2019

Peña Blanca desde la cueva Deboyu

Algo me barruntaba yo sobre que este otoño no iba a durar. Así que adelanté una escapada exprés a una tarde no especialmente buena, pero mejor que nada, y recordando lo mucho que me había gustado el ascenso a Peña Blanca desde Coballes y los robledales y hayedos tan espectaculares que se cruzaban, decidí repetir cima, pero en esta ocasión saliendo desde Les Llanes, junto a la Cueva Deboyu a orillas del Nalón, para cerrar una pequeña pero preciosa circular. Al día siguiente entraría la primera de un largo tren de borrascas, que de un plumazo iba a borrar el cromático orgasmo de un otoño que apenas si lo fue.

DATOS DE LA RUTA
  • Fecha: 27/10/2019
  • Zona: Cordal de Ranero
  • Concejos: Caso (Asturias)
  • Inicio/Fin: Cueva Deboyu - Les Llanes
  • Distancia:  10,5 Km
  • Desnivel máximo: 720 m
  • Desnivel positivo acumulado: 750 m
  • Tiempos: 4 horas
  • Dificultad: Moderada. En el último tramo a ganar la cresta del cordal la senda no es evidente y hay que orientarse un tanto. El descenso desde cumbre por cara sur puede presentar mucha maleza.


Aparqué junto a las casas de Les Llanes, en el tramo en el que el Nalón desaparece en la cueva Deboyu, cuya visita dejaría para luego, intentando aprovechar al máximo la tarde.


En un primer momento tomo la pista que se interna en el valle de La Biciella, pero recorridos apenas un centenar de metros, la dejo para seguir la que cruza el río y empieza a ganar metros por la margen contraria.


Guapo este tramo, a la sombra de castaños.


Poco a poco voy ganando  altura sobre el fondo del valle. Al fondo, en el centro de la foto asoman las casas de Campu Casu bajo la Sierra de Cárdenas.


Alcanzo el colláu Valdeorru, donde el camino pierde pendiente.


Continúa un buen tramo en llano hasta el final del valle en el que se asientan varios prados. Allí, en un cruce, tomaré la senda que asciende a la derecha.


La senda sube ahora por una ladera con arbolado disperso, una zona en la que se pierde un tanto y puede costar seguirla. La idea es seguir ascendiendo con tendencia a la derecha, hacia el siguiente collado.


Una vista atrás con el valle del Nalón, Campu Casu y a la derecha asomando ya totalmente las Peñas del Casar.


Alcanzo el segundo collado, que se asoma a la vertiente que cae al Nalón y desde el que doy vista al Busllar y el cordal de Trapa.


Corto ahora a la izquierda, en un tramo en el que la senda se pierde nuevamente, hasta que la localizo de nuevo. Asciende por el centro de una vaguada muy tomada de felechu (helecho) buscando un tercer collado, el colláu Colines, desde el que veo las Peñas del Casar (izda) y Peña Blanca (dcha). Sobre la Foz de Cebatón se eleva el Picu Cuervu.


En este tercer collado salimos a la cumbrera de todo el cordal de Peña Blanca. Desde este punto ya solo tenemos que dejarnos llevar, inmersos en un denso bosque y buscando siempre la zona alta. Por aquí ya ascendí cuando vine desde Coballes, tal y como os conté AQUI.



Ya solo me queda desconectar. Disfrutar de los colores, sonidos y olores del bosque en completa soledad. A qué otra cosa, si no, he venido hasta aquí.



A medida que ascendamos por el cordal vamos a ver dos zonas claramente diferenciadas en el bosque. En la primera predomina el roble. Algunos ejemplares son realmente impresionantes, aunque sobre todo es roble joven.


Aún cuando también veremos mucho haya, sobre todo en la ladera oriental.


Un marcado sendero recorre junto la cumbrera del cordal, guiándonos en todo momento.


También alguna faya (haya) quiere competir con los impresionantes robles.



Fayas y robles, robles y fayas.




Me sorprendió ver lo adelantados que estaban ya los robles.


Desciendo al colláu Caneyu. Al oeste veo el Retriñón y a su derecha Peña Riegos.


Vuelvo al bosque. A partir del collado el hayedo pasa a monopolizar el terreno. Además a esta altura el bosque presenta ya mucho más colorido.



También empieza a aflorar la caliza con pequeños crestones que la senda va a ir sorteando.



La pena es que el anunciado frente frío va llegando y la tarde se ha quedado envuelta en una luz oscura y triste, muy mala para la fotografía.




Por fin alcanzo las paredes que caen desde la cresta cimera de Peña Blanca. Paredes calizas. Blancas. Que dan nombre a la peña.


Asciendo por una canal para luego cruzar a la izquierda. Se puede subir por varios sitios. Yo creo que la vez anterior también había subido por aquí.



Luego cruzo a la derecha, buscando la horcada que me da paso a la cara sur de Peña Blanca, desde la que veo el valle de La Felguerina con el Visu la Grande al otro lado de él. Al fondo del todo se recorta la Sierra de Corteguero.


A mi me queda por recorrer un buen tramo de cresta aún, que se hace mayormente por la vertiente sur.


Las casas de Peréu bajo las paredes de Peña Blanca.


Poco a poco voy negociando la cresta y disfrutando de los colores de su cara norte.



Y por fin alcanzo la cumbre de Peña Blanca.


Efectivamente la tarde se ha quedado con una luz mortecina horrible, pero es lo que hay. La primera foto para el cordal recorrido, poblado por el denso hayedo. A la derecha el Piqueru con sus antenas. En el centro el Cordal de Trapa con el Busllar. A la izquierda, empastadas la Xamoca y la zona del Triguero, ya en la Sierra de Peña Mayor.


El pueblo de Tanes y su embalse.


Al otro lado del valle de La Biciella, las Peñas del Casar. Precisamente por esa ladera bajé la última vez que lo visité, tal y como os conté AQUI.


Abajo a la izquierda Orlé. Al fondo sobresalen La Llambria (dcha) y Los Tornos de Pandemules (izda).


La Carasca y Tiatordos


Pileñes y Ten


Picu Cuervu y Visu la Grande


Los bosques de la zona alta del valle, entre el Visu y el Corteguerón, ya se veían muy adelantados. 


Mientras que a la zona baja aún le faltaba algo de color.


Paré un rato a picar algo en cumbre. La tarde avanzaba rápido y no me iba a sobrar mucho tiempo, pero se estaba bien allí arriba.


Pero al rato, tocaba bajar. Me despido de la cresta de Peña Blanca y tras desandar un corto tramo, bajo por una pendiente canal que me saca a la ladera sur.


Mala bajada, por una zona muy tomada de maleza. No lo recordaba tan tomado en mi anterior visita. No se. Igual bajé demasiado a la izquierda. De todas formas, mejor o peor llego a las cabañas de Bustiellu.


El camino que les da servicio está abandonado y no me queda otra que bajar por el prado hasta salir al colláu Les Fuentes.


Amplio cruce de caminos el colláu Les Fuentes. En él tomo la ancha senda que sale a la izquierda y que empieza a bajar hacia el valle de La Biciella, con las Peñas del Casar al frente.


El Visu la Grande se eleva sobre la loma de La Cerra que divide los valles de La Felguerina y La Biciella.


Poco a poco voy bajando.


A la derecha se ven los tornos de la senda por la que bajé en su día de las Peñas del Casar.


Alcanzo el fondo del valle, ...


...y salgo junto a las cabañas de La Biciella. Junto a ellas hay un poste indicador de la ruta hacia Les Llanes.


La senda me lleva ahora hacia la Foz de Cebatón, entre Peña Blanca y las Peñas del Casar.


Viejas murias


Y ya junto al arroyo de La Biciella.



En algún tramo el camino conserva  su buen empedrado. En otros en cambio se ve que cuando el arroyo carga mucha agua se sale hacia la senda y se la ha llevado por delante, dejando el camino como una autentica escombrera.



En el punto más estrecho de la foz escucho como el agua cae formando una cascada. No llego a ver el río. En mis anteriores visitas no me había fijado, pero hoy suena fuerte, así que busco la bajada y lo que veo me sorprende. El arroyo se descuelga en una pequeña cascada justo en la zona donde el cauce se estrangula hasta apenas un metro de ancho. Pero es que además el agua cae en una poza donde directamente se sume. Desaparece. Desde este punto hasta cerca de Les Llanes el cauce aparece completamente seco.


Sigo bajando y hago una breve parada para echar un trago en la Fuente Prao Redondu.


Atrás queda la Foz de Cebatón.


Ya solo me resta seguir bajando por la pista - hormigonada en algún tramo - que pasando frente las viejas instalaciones de la mina de Les Llanes, me devolverá junto al coche.


Y ahora si, ya con poca luz, visito la cueva Deboyu, donde el Nalón desaparece,...


...para reaparecer unos 150 m más aguas abajo.


Corta, pero buena ruta para disfrutar del otoño. La próxima jornada de montaña tardaría en llegar ya que el tiempo no iba a dar muchas oportunidades en unas cuantas semanas. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

6 comentarios:

  1. Guapa ruta y guapes semeyes. Subí el 11 de ochobre desde Coballes. La bajada desde Peña Blanca a Bustiello fue terrible. Taba to tomao por maleza bastante alta. Nun debí encontrar bien el camín. Eso sí, el pasu pol bosque, preciosu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chema, lo mismo pasome a mi. El casu ye que yo baxé por ahí va un par d´años y nun me alcordaba de habelo topao tan malo.

      Eliminar
  2. Años hace que no subo a La Peña el Casar por ahí. Peña Blanca nunca la pisé. Mmuchos boletus tengo cogido por ese valle... Los bosques espectaculares, Javier, pudiste disfrutar de la ruta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coime Mar, pues parez mentira pa tí que lo conoces todo. Ya tas tardando en dir a Peña Blanca.
      Un besu (y vémonos el viernes)

      Eliminar
  3. Quería hacerla este fin de semana? Sabes si habrá mucha nieve en la zona? Y la parte que dices de bajada que esta tomada por la maleza es muy amplia? Tenia pensado llevar tu track y seguir tus pasos! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas. No creo que tengas problema. Lo más alto no llega a 1300 m. El tramo tomado de maleza no es mucho, pero intenta bajar mas a la derecha de por dónde lo hice yo. Casi desde la horcada de salida del bosque. Piensa que abajo, en la linde de la zona de maleza con el bosque, pasa una senda que es a la que tienes que salir.
      Suerte y a disfrutar!!

      Eliminar