miércoles, 5 de noviembre de 2014

El Corteguerón y la Pasada la Tayada

25/10/2014
Sierra de Cortegueru
Concejo de Caso (Asturias)

Había que hacer la última calcetinada del año antes del cambio de hora de octubre y la ruta ya estaba decidida desde hacía tiempo, un circuito por el valle de Caleao para conocer la Pasada de la Tayada. La ruta obligaba a cruzar varios hayedos y qué mejor época que en otoño. En el blog ya teneis una ruta hasta cierto punto parecida, aunque más asequible AQUI, con el ascenso al Corteguerón tras visitar el lago Ubales. Para repetir lo menos posible la anterior, preparé el ascenso por una vía diferente, que nos permitiría conocer alguna majada más del valle de los Arrudos.



Inicio/Fin: Caleao
Distancia: 24 Km
Desnivel máximo: 1.225 m
Desnivel acumulado: 1.350 m
Tiempos: 9 horas


Dejamos los coches en el aparcamiento del área recreativa de Caleao (650 m) a hora temprana, y tomamos por la conocida senda del Desfiladero de los Arrudos.


Poco que contar de esta primera parte por los Arrudos, como no sea recomendar a quien  no lo haya visitado aún, animarse a recorrer el PR.AS-61 y conocer lugares como la siempre cuidada cabaña de Puente Corones.


Nos encontramos los hayedos más verdes de lo que esperábamos, pero a mayor altura parecían tener más color. Poco despues del Puente de Agualmayu dejamos a la izquierda la pista que sube a Cases d´Abaxo, por donde acabaríamos bajando.


Alcanzamos el Puente la Fuminosa, en una de las zonas donde más se estrecha la, todavía, pista.


Y si, parecía que por arriba los árboles tenían más color.


Ya por senda continuamos subiendo hasta alcanzar, ...


... el siempre espectacular puente de la Calabaza d´Abaxu.


Y ya metidos de lleno en el desfiladero, un nuevo puente, el de la Calabaza d´Arriba, en donde arranca la Escalerona. Por cierto que el nombre de los Arrudos, viene de una vara, normalmente de acebo, con la que se confeccionaba una rústica escalera para poder ascender por sitios escabrosos. Como este, sin duda.


Precioso el tramo de la Escalerona, practicamente tallado en la roca.


Por fin alcanzamos el Collaín (1.068 m), donde hacemos una breve parada al sol. El día iba a ser bueno, pero hasta el momento habíamos subido a la sombra. Total, que seguimos ruta, pasando por encima de la Fuentona de los Arrudos, donde toma aguas Gijón y seguimos valle arriba.


Nos internamos en el hayedo de los Arrebellaos. A este aún le faltarían un par de semanas para alcanzar la plenitud otoñal, pero ya ofrecía rincones bien guapos.




Por fin alcanzamos la mayada de Roxecu (1.280 m), donde paramos a picar algo, que ya apetecía. Mientras subimos, habremos ido dejando a la izquierda (derecha, en la foto) la Sierra del Cortegueru, que vamos a recorrer en parte poco después.


Abandonamos Roxecu, una guapa majada con todas sus cabañas en ruinas y por encima de las últimas, cruzamos el arroyo, seco en estas fechas, a la margen derecha.


Valle abajo ya se perfectamente Cabeza d´Arcu.


Seguimos subiendo por las ladera de la Sierra de Cortegueru en un tramo mucho más despejado de arbolado y en el que predomina la escoba, pero que nos permite ir disfrutando de las vistas sobre la la vertiente contraria. A esta altitud los hayedos ya mostraban el color otoñal.


Alcanzamos una especie de colladín e inicimos un leve descenso hacia la majada de Llede.


Llede (1.420 m) es una mayada grande, dividida en dos barrios, el inferior, en la margen derecha del arroyo y el superior, en una planicie sobre la margen izquierda del mismo.


Nosotros aqui dejaremos la senda del PR.AS-61 que continúa por los Moyones hacia el lago Ubales. Así, a la altura de las cabañas del barrio inferior de Llede, giramos a la izquierda para iniciar el ascenso a la mayada Les Verdes, por la encajonada riega de la Vega el Texu.


Era este uno de los tramos en los que tenía dudas de como sería, pero el fondo del barrranco permite un tránsito cómodo, con restos de senda en el mismo.


Se ganan metros con rapidez y ya en la zona alta, nos salimos de la vallina a la derecha, para subir a la mayada Les Verdes (1.570 m). Me sorprende la cantidad de cabañas que llegó a haber aquí en una vega más bien pequeña. Por desgracia ya están todas en ruinas, pero el sitio merece la pena conocerse.


Estamos ya en la vertical de la cresta del Cortegueru que tendremos que recorrer. Aqui miramos por donde continuar y lo más cómodo nos pareció seguir subiendo a la izquierda, todo el valle del Texu hasta el collado de Braña Sapera, desde donde alcanzar la cresta sería mucho más corto.


Así pues remontamos todo el valle hasta la collada (1.677 m), desde la que vemos abajo la mayada Les Verdes por donde acabamos de pasar, bajo la cresta de la Sierra del Cortegueru, que tendremos que recorrer a continuación.


Mientras mis compañeros se toman un respiro en el collado, yo subo en un momento a la cumbre de  la Peña´l Texu (1.702 m), desde donde veo todo el valle de los Arrudos y una panorámica desde el Torres (izda) al Retriñón (dcha). Justo en la vertical de la peña, la mayada Roxecu, donde habíamos parado a picar algo un rato antes. Por cierto, que la zona alta del Texu está formada por varios jous con una profundidad increible y que parecen llamarse los Llagos del Texu. Agua no tenían, pero seguramente en invierno sean unos ventisqueros perfectos.


Toca ahora "comerse" un tramo un tanto incómodo por una ladera tapizada de brezo hasta alcanzar la cresta. Por suerte es un tramo corto y aparece recorrido por trochas de rebecos y venados, de los que a estas alturas ya habíamos visto varios ejemplares, tanto de unos, como de otros.


Ganamos la cresta (1.740 m) y damos vista a la vertiente norte de la misma. El día, espectacular, se mostraba limpio, permitiendo ver hasta las sierras costeras. Si de algo teníamos queja, era de que estaba haciendo demasiado calor.


Desde arriba le tiro una foto al tramo más comprometido de la ruta, ya que no sabía muy bien como sería. Tendriamos que bajar a la mayada Castiellu (flecha infeiror) y desde ella buscar una senda que, bordeando el Picu Castiellu, nos permitiera alcanzar la horcada de la Pasada la Tayada (flecha superior). Desde arriba vimos algún tramo de senda que parecía comunicar ambos puntos.


Pero de momento tocaba remontar la sierra hasta alcanzar su punto más alto, la cumbre del Corteguerón.


La sierra se nos atragantó hasta cierto punto. Ya hacia verdadero calor, y tenía un par de cortados de esos en los que toca perder altura para recuperarla a continuación. Así pasamos por la cima de los Coyones (1.775 m) y bordearmos por el sur la escarpada cumbre de la Quemaona (1.808 m).


Pero por fin, alcanzamos la ansiada cima, la del Corteguerón (1.881 m), marcada por un simple mojón, sin buzón ni nada parecido. En mi anterior visita se me había echado la niebla justo antes de llegar a cumbre, impidiéndome disfrutar de las vistas, pero hoy no sería así.


La primera foto para el Torres, al otro lado del valle de los Arrudos.


El Cascayón y asomando por detrás la Peña´l Vientu. Abajo a la izquierda la verde collada de Ubales, por donde pasa el PR.AS-61 que habíamos venido siguiendo, hacia el lago del mismo de Ubales.


Retriñón con Cabeza d´Arcu delante de él.


Espléndidas vistas hacia oriente, con el Recuencu y el Maciédome por delante de Picos, aunque casi que lo que más llama la atención es la espectacular cresta que culmina en el Cantu´l Osu, por delante de Pileñes y Ten.


Tiatordos, Recuencu y Maciédome, por delnate del Cornión.


Abusando de zoom y con mala luz, Brañagallones.


Y una más a Pileñes y Ten asomando por encima del Cantu´l Osu.


En cumbre paramos a comer tranquilamente. El día era espectacular y apetecía quedarse allí, mientras veíamos el siguiente tramo a recorrer, el descenso a la collada La Canalina, a donde llega la pista desde La Infiesta. Por encima de ella y formando un ángulo de 90º, las Sierras de Brañapiñueli a la derecha y la de la Canalina a la izquierda, que se unen en la cumbre de La Pelacera, cumbre que hicimos hace unos años, junto con la del Visu la Grande, en otra guapa circular.


Os dejo un par de panorámicas desde cumbre (pinchad en ellas para verlas en grande).

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_cortegueron%20%2841%29.jpg?attachauth=ANoY7coeY4Mdu-BW5U_b4YCmhQ5zkNIlYJPbdb7SUa99kItuJ-b8lMS-uhq7piAD-5shh3kmPqobsPNO1dEXSMMDTmimgmeNGEp-4VGVHcSixsgnqybVre9JGf7mLUGaEgVfVaYVS0ziKO9sk9LYgQyGhq_3LbJjjNN7gwyYkjAphD_UzuI3LSq63FNUiao_q3cYOdNGmXh3sghMuXf0Dyr0B9VhdPRUVlyI_JnoldqQ1Wgsu7G575ndQcYvn3k-bqXmWVidvSnW&attredirects=0

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_cortegueron%20%2842%29.jpg?attachauth=ANoY7couV0pW5NxX9VzOm_Z9mGCfHGfgYg9s2YetOD8HW7h_gQ_e0d9QI4mWDz5EUpRp25QYkuRsLGZioaRezQoTNi5NqNuPLDk6nmBW_UIawwOzOUuI2mxtM-9Th7Y_R-J-K61NELyJX0yaJusAJ02EHCSt_RE8ulL7bhdDh4nV3gr5ID7Ks7uyf5dU5CWa2QKZkncDO15vBny74zjFsmHUN4fwDbYv-PdvIgSu9p3fc_9cxbfsMLoa5KZwi_7Cn3LMiaoWot3g&attredirects=0

Pero aún quedaba mucho recorrido, así que había que aligerar. Poco después de comer tocaba ponerse en marcha de nuevo. Foto de grupo y para abajo.


Tuvimos suerte en este tramo, ya que vimos que entre la cumbre del Corteguerón y la de Les Mugues, situada más al este, habían desbrozado un sendero hacia poco, lo que nos permitió un descenso cómodo a La Canalina, pasando por encima de las lagunas de Les Llanes de la Canalina.


Desde cerca de la collada (1.563 m) le tiro una foto al espléndido circo en el que se asienta la vega de Brañagallones, bajo los escarpes de la Sierra de Pries. Es curioso que todos subamos - yo incluido - al Cantu´l Osu, a la izquierda, cuando el más alto de la sierra es el Porrón de Les Planes, a la derecha.


Sin llegar a enlazar con la pista que cruza la collada, tomamos uno de los multiples senderos que cortan la ladera en horizontal, para dirigirnos a la izquierda, buscando el descenso a la amplia mayada de La Carricera. Junto a este abandonado abrevadero, localizamos una pequeña fuente en la que recargamos algo de agua.


Después entramos en la vega (1.465 m), que recorrimos sin prisa, aún cuando no hace falta. Solo conserva un par de cabañas en un estado aceptable, una de ellas, ésta, con parte de la cubierta de listones de madera.


Digo lo de que no hace falta recorrer la vega, porque en realidad a donde hay que dirigirse es a la mayada de Vayegu, situada bajo la de La Carricera. En nuestro caso bajamos desde La Carricera a salir un poco a la izquierda de las cabañas de Vayegu, en bastante buen estado.


La sierra de La Canalina desde La Carricera.


Salimos de la vega de Vayegu (1.395 m) por su parte baja y hacia la izquierda, por donde continúa un sendero que, también estaba recien desbrozado. Lo dicho, estábamos de suerte.


El sendero corta casi en horizontal y vadea el incipiente arroyo Carricera para subir después unos metros hasta salir a la collada en la que se asienta la mayada Castiellu.


En Castiellu (1.313 m) hicimos una breve parada. Al este de la Peña Castiellu se conserva una cabaña en excelente estado....


... al oeste de la misma vimos restos de otras más, aunque parece haber otra en pie por encima de ellas, que no alcanzamos a ver. Una senda continúa hacia la siguiente collada, la del Picu Cobu. Por el valle que se abre entre ambas también parece haber posibilidad de descenso. Deberes para otro día.


Nosotros a lo nuestro. Desde la cabaña perdemos metros a la derecha por un sendero que se interna en el valle de la Riega la Carricera.


La senda pierde altura bordeando la base de la Peña Castiellu. En un momento dado llegaremos a lo que parece un cruce. La senda parece continuar valle abajo y por ahí podríamos bajar atravesando una pequeña foz, pero justo en el punto donde está sacada la foto, otra senda gira a la derecha y pierde altura hasta alcanzar el nivel del arroyo. Es la nuestra.


Llegamos al río, que cruzamos de forma sencilla al bajar con muy poca agua.


En la ladera contraria la senda parece perderse durante unas decenas de metros. Debemos seguir en llano,sin perder ni ganar altura hasta que la reencontremos muy marcada, ya a gran altura sobre el fondo del valle.


Atrás queda la Peña Castiellu, espectacular vista desde este lado. La senda sale a una zona despejada de árboles. Estamos al pie mismo de la Cresta Fresnéu, un murallón calizo que no parece ofrecer muchas posibilidades de cruce.


La senda continúa subiendo ahora con tendencia a la izquierda. Por un momento desconfío y corto a derecho arriba, pero la senda gira al poco a la derecha y la reencuentro más arriba, ya muy cerca de la cresta.


Alcanzamos así la pequeña horcada que forma la Pasada la Tayada (1.160 m), cerrada con una cerca de madera y que resulta un privilegiado balcón a la zona baja del valle de Caleao.


Iniciamos el desceno por la vertiente norte, internándonos en el hayedo del Monte Los Frayos, que en su zona alta aún presenta bastante color, pero que irá volviéndose más y más verde a medida que perdamos altura.



La senda que gana la Pasada la Tayada desciende por medio del bosque con clara tendencia a la derecha. Nosotros deberemos ganar el cordal que desciende hacia el collado El Toyu, que queda a la izquierda. Así que aunque seguimos la senda durante un buen tramo, vimos que no parecía cambiar de dirección. Posiblemente acabe comunicando, a través de varias fincas, con la pista que baja a La Infiesta, así que al llegar a un primer prado en medio del hayedo, la abandonamos. Cortamos por encima de la finca, donde hay un cierre de alambre, y salimos a lo que parecía haber sido, en otros tiempos, una senda que casi en horizontal nos acabaría por conducir hacia el cordal.



Ya en el filo del cordal, la senda parecía descender por el lado izquierdo del mismo, pero está completamente abandonada, siendo preferible perder altura por medio del bosque, perfectamente limpio, bajando por lo alto del mismo o evitando sus pequeñas elevaciones por la ladera derecha, más despejada que la izquierda.


Pasaremos así por el collau Berezosu (1.048 m) y alcanzaremos el collau´l Troncu (1.012 m), a donde llega una antigua pista que sigue bajando, ahora por el lado izquierdo del cordal.


De esta forma alcanzaremos por fin el collau´l Toyu o Tayu (992 m), según donde se mire. La idea original era haber continuado al norte, siempre por medio del hayedo, pero la ruta ya había sido larga bastante, el calor había hecho mella en todos y habíamos tenido bosque de sobra, así que en el collado giramos a la izquierda para tomar la buena pista que nos bajaría al fondo del valle de los Arrudos.



Llegamos así a las casas de Braña Vieya (820 m), un rincón bien guapo, por donde solo había pasado una vez ya hacía muchos años.


Y poco despues alcanzamos el pequeño núcleo de Cases d´Abaxo (775 m), deshabitado, pero con varias casas muy arregladas.


Desde aqui ya solo quedaba seguir bajando hasta salir a la pista del Desfiladero de los Arrudos solo unos metros por encima del Puente de Agualmayu, que cruzamos para echar un buen trago en la fuente del mismo nombre. Y de allí para Caleao a tomarnos la correspondiente cervecita, que el calor había sido mucho y se iba a agradecer. Os dejo el track.


Un saludo
Cienfuegos

16 comentarios:

  1. Estupendo documento Javi, pero me temo que va ser un poco tarde pa facela esti añu. Habrá que dejala pa la próxima primavera. Paezme que voy dejar de lau lo del track.........ja ja ja. Saludos y gracias por todo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual si, Angel. Aunque ahora mismo, con la zona lata pelín nevada, .... seguro que está precioso.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Vaya ruta... estuve dos días con agujetas... jaja. Pero el entorno es fabuloso y mereció la pena tanto sube y baja. Gran valle, Caleao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡juas!, no sería para tanto. Bueno, lo dicho, ahora ya puedes decir que conoces el valle de Caleao. Para que te vayas haciendo una idea de lo que se puede hacer por allí.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Como siempre un "trabajo documental" espléndido Javier. Solo conozco la primera parte de la ruta. De la segunda sabía (en parte) de su existencia, gracias a un reportaje realizado por unos amigos (Sebastián Bravo y Andrés Castillejos) y "colgado" en el álbum de Picasa, del primero de ellos.
    Una ruta muy a tener en cuenta. Además al ser circular, es muy atrayente.
    Tengo que poner un pero a una de las descripciones que aportas en este documento gráfico. ¿Como que por qué visitamos el Cantu'l Osu, si es más alto el Porrón de Les Planes? (Que por cierto, solo son treinta los metros que les separan, respecto a la altitud de cada uno de ellos). Pues yo te lo voy a decir: pues porque no hay color, compañeru. Donde vas a parar, con las vistas que ofrecen una y otra cumbre.
    "Mi montaña", es única, fantástica, espectacular, hermosa, sobrecogedora, y atesora, cualquier adjetivo calificativo que se te pueda ocurrir. Por eso no estoy de acuerdo con tu comentario. Así que ya sabes, la próxima vez que tengas el placer de contemplar el Cantu'l Osu, ten presente que todas las alabanzas, vaya dirigidas, única y exclusivamente en beneficio de tan bella montaña. ¿Lo "pillas", compañeru?
    PD: ya fuera de bromas, he de reiterar una vez más, mis alabanzas hacia tus bellos y hermosos documentos, que día sí y día también, aportas a tu blog, del que de sus fuentes de sapiencia, nos beneficiamos todos los amantes de la Naturaleza.
    Gracias por estar ahí y contárnoslo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vit, conste que en ningún momento comparé belleza o vistas, solo que somos capaces de subir doce veces al Cantu y ni una a Les Planes, .... que ye más altu. Por poco, pero más alto. Y yo el primero. Pero ya estoy pensando enmendarlo, ja ja. De todas formas, ya hace tiemo que dige que al Cantu tengo que volver, ahora para cruzar sus traviesas que esas todavía no las conozco.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Ruta espléndida siempre aunque tampoco conozco la segunda parte, siempre hemos bajado a La Infiesta dejando un coche de apoyo allí. Redes nunca defrauda y en esta época, con esos bosques y ese colorido, pa ti, la cuenta... Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloima, pues esa segunda parte es muy guapa y no especialmente comprometida. Además esos mayaos que se cruzan al bajar, son una preciosidad. Y efectivamente. Redes, nunca defrauda.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Que zona mas guapa, que esplendidas vistas tiene el Corteguerón, conozco los Arrudos hasta el Ubales, pero me queda la Sierra del Cortegueru, La collada la Canalina la hicimos desde el Visu la Grande, y ya vimos unas vistas del Cortegueron que nos dejaron ganas de conocerlo, esperemos que caiga enseguida.
    Buen reportaje, del que tomo nota para futuribles nuestras.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor del Corteguerón es que vayas desde donde vayas, queda lejos. Yo lo había subido otra vez en ruta muy parecida tambien desde Caleao, despues de arrimar a Ubales, para luego bajar por la pista a La Infiesta y la Encruciyá y salen otros tantos 24 km más o menos. Pero la verdad es que con buen día, se camina bien y las vistas bien merecen la pena de arrimar a conocerlo.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Me gusta ese valle por el que bajasteis, hace tiempo que le tengo ganas y me da la impresión que apenas pasa nadie por el, así que reune todos los requisitos para una visita no muy lejana. buen reportaje como siempre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, efectivamente esa zona al norte del Cortegueru se ve muy poco pisada, tanto el desceno por la Pasada, como por la foz de La Carricera. Me imagino que las otras sendas por Cobo y por la Cerveriza estarán inlcuso peor, aunque intención hay de ir conociéndolas poco a poco.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Fantástica ruta, magníficamente descrita y con unas fotos espectaculares. Mi más sincera enhorabuena por tan buen reportaje. De gran interés me resulta ver la Pasada la Tayada pues nunca he pasado por allí a pesar de que me han hablado bastante de ella. He disfrutado siguiendo vuestro recorrido y es que la zona es bellísima: preciosas montañas, valles de ensueño, bosques fantásticos, coquetas majadas, etc. Un fuerte abrazo, Cienfuegos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victor, la verdad es que la zona no solo es preciosa, sino que da mucho juego. Las posibilidades para variar la ruta son muchas y como bien dices, tiene de todo.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Mui mui guapu, si señor. Esi Corteguerón anda pendiente... así qu'esta ruta ye una opción tremenda.

    Un saludu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berto, el Cortegueron nun ye un cumal muy visitao y ye pena porque tiene unes vistes perguapes de toa la redolada. Nel blog hay dos percorrios pa xubilu, bien parecios, pero la baxada de ésti día fue una maraviella.
      Un saludu

      Eliminar