jueves, 25 de junio de 2015

Al Jascal por Semuñón

20/06/2015
Macizo del Cornión. Picos de Europa
Concejo de Cabrales (Asturias)

Cuelo esta entrada por delante de otras pendientes de publicar, ya que creo que merece la pena y que es totalmente recomendable para esta época de días largos y agua (en fuentes y lagunas), aún en abundancia en las zonas altas de los Picos de Europa. Una ruta que ya llevaba tiempo con ella en mente, pero que no podía imaginar lo mucho que me iba a gustar y lo mucho que la iba a disfrutar. Sin duda el día, espléndido en todo momento, también contribuyó a ello.



Inicio/Fin: La Molina
Distancia: 18,5 Km
Desnivel máximo: 1.470 m
Desnivel positivo acumulado: 1.620 m
Tiempos: 8 horas
NOTA: La zona entre Semuñón y el Jascal no es para nada recomendable en caso de presencia de niebla. También habría que extremar las precauciones en caso de nieve, ya que se pasa junto a varias simas.


Ya hacía tiempo que tenía ganas de acercarme hasta Semuñón y Jascal, dos majadas que aún no conocía en el extremo norte del Cornión, pero no acababa de ver claro un itinerario que me permitiera cerrar una circular guapa. El acceso elegido a Semuñón desde Berodia, me obligaba a buscar un retorno por La Molina o por Inguanzu. Opté por La Molina e intentar confirmar la existencia de un puente sobre el Casañu que, aunque no había visto en ningún reportaje ni leido sobre él, algo me decía que tenía que existir. De la que llegué a Canales se veía la sierra del Puertu Llerosos muy metida en niebla, pero confiaba en que fuera despejando a lo largo de la mañana.


Total que dejé el coche a la entrada del pueblo de La Molina (360 m) y en vez de tomar la conocida senda que se dirige hacia el Puente Pompedro subiendo por el valle del Casañu arriba, en la última curva antes del pueblo, cogí por una pista que entra en llano junto a la cabaña de Telajermosu, hacia unas fincas que quedan más allá, las del Jondrigu y Samartín.


La pista muere en la zona alta de Samartín, ...


... pero un sendero sigue bajando por el prado que llega hasta el río. En la parte inferior se echa a la derecha, remontando unos metros río arriba para dirigirse a la casería de La Molinera. Al otro lado del valle, ya veo por donde subiría hasta el collado Uncedu.


Llego así a un estupendo puente de hormigón (290 m). Como suponía, la necesaria comunicación entre Berodia y La Molina y sus respectivas fincas, precisaba de un puente que evitara el largo rodeo por Las Estazadas.


Al otro lado del puente continúan dos sendas. Yo opté por la de la izquierda, ya que a esa mano se ven fincas, mientras que la derecha parece subir por medio del bosque. Puede que me hubiera servido igualmente, no se. La senda está algo perdida pero se anda bien, va en llano por medio del bosque, justo sobre una buena finca, para a continuación cruzar una riega, y alcanzar la parte inferior de las fincas de El Fresnedal, con buenas cuadras.


Por la linde de entre varias fincas fui subiendo hasta salir, ya arriba, a una buena pista que les da servicio desde el cercano pueblo de Berodia. Una vista atrás con el pueblo de La Molina a la izquierda.


La pista cruza por entre las fincas de Jombráu, dejando el Monte Cedres a la derecha hasta alcanzar el colláo Uncedu (472 m), desde donde tiro una foto atrás, al valle del Casañu.


Bajo unos metros por el lado contrario y en el primer cruce tomo a la derecha y solo unos metros más allá, en un segundo cruce, de nuevo a la derecha, por una pista que sube con fuerte pendiente y que está hormigonada en sus primeros metros.


La pista pasa por Villarvieya y gira hacia atrás, para alcanzar el colláu Remuedu, sobre el de Uncedu. Antes de llegar a él, veo por donde voy a subir a continuación para alcanzar el Paré la Gotera. La niebla parecía que iba a menos, pero aún se agarraba a la peña.


En el colláu Remuedu (528 m) la pista muere, convirtiéndose en senda que gira a la izquierda y sube prado arriba, para cruzar el muro que lo delimita por una pequeña portilla, desde la que tiro otra foto, hacia el amplio prado de Remuedu y por encima de él, con una cabaña, el de Los Casares.


La senda continúa subiendo por un terreno un tanto tomado hasta alcanzar un cercado para ganado. Allí, parece que el cuerpo nos pediría seguir a la derecha, entrando ya en el valle de la Riega la Jorada, pero en vez de eso debemos buscar una senda, menos marcada, que va a subir por la izquierda del crestón que delimita el valle. Mientras tanto, parecía que por arriba ya iba despejando.


Un poco más allá localizo una marcada senda. Va a durar poco. Tiro una nueva foto atrás, para ver por donde he alcanzado el collado Romuedu, donde moría la pista.


Y digo que dura poco porque poco después la senda se difumina mucho. Se la ve poco utilizada y aunque aún conserva su traza, la maleza la va tomando poco a poco. Arriba se ve la horcada a la que tenemos que salir. Yo aquí perdía la traza buena y subí por una canal más a la izquierda de por donde parecía subir la senda. Con todo se sube bien, con el único problema de la fuerte pendiente de la ladera.


Aunque de todas formas cruzo de nuevo la senda más arriba, en la Valleya el Jorcáu, y ya cerca de la horcada. A mis espaldas el día ya se mostraba completamente azul.


Alcanzo El Jorcáu (785 m), que como su nombre indica, es la horcada que acabo de cruzar y que se ve en la foto a la derecha. Esta me saca al valle de la Riega de la Jorada, por donde tendré que subir a continuación. Aquí el crestón que culmina en la Peña la Carta forma unos preciosos cortados, ...


... por los que cruza el Sedo del Paré la Gotera, un espectacular paso tallado en la roca que, pese a lo que pueda parecer en la foto, se cruza sin ningún problema. Guapo es a rabiar, eso si.


Y poco más arriba encontramos la explicación del nombre del Paré la Gotera. Aquí el crestón forma un "paré", es decir una pared extraplomada que suele servir de cobijo al ganado y en él cae una minúscula fuente en forma de gotera, tan escasa que apenas daría para aprovecharla, de no ser por el ingenioso sistema que han maquinado los pastores. Una cazoleta de obra colgada de un mosquetón justo bajo la gotera hace que ésta permanezca llena, con unos 8 litros de agua fresca que no dudé en aprovechar.


Y desde el paré veo la ladera de la Tablada Cerredu por la que tendré que subir a continuación, por un marcado sendero, hasta alcanzar el Colláu Sangreru.


Desde más arriba le tiro esta foto al valle de la Riega de la Jorada, con el Paré la Gotera a la derecha.


Poco más arriba dejo la senda y corto a ganar la cresta de la loma en el Colláu Sangreru (920 m), ya que no me aguanto las ganas de ver lo que se me ofrece al otro lado y que es el Cuetu Llovedu y la espectacular Canal del Robecu, poco más que una hendidura en la peña, a la que tantas ganas le tengo. Esta para otro día en que vuelva por la zona.


Todo el valle de la Riega Resecu. Al otro lado del Cuetu Llovedu estaría el ríu Burdiu que atraviesa la no menos espectacular Foz del Hombre Muertu, cuya visita os conté AQUI. Lo que asoma a la derecha, ya es la zona del Cuetón.


En el Colláu Sangreru (950 m) la senda cambia de vertiente y entra en la del valle de la Riega Resecu, cuya cabecera cruza hasta alcanzar un nuevo collado en Las Vistuertas (1.056 m) . Al fondo la Sierra del Cuera, que será una de las protagonistas de buena parte de las fotografías del día.


La senda sigue un tramo justo por el filo del cordal, para luego bordear la cabecera del valle de la Riega Pierdón hasta salir a la collada de la Cotera Muniós, donde gira a la derecha para seguir subiendo hacia Semuñón.


Una vista atrás por donde voy subiendo.


Y en la Cotera Muniós (1.175 m) doy vista a La Canal, por donde ascendí hace un par de años al Cuetón, a la derecha.


Abajo del todo la majada de Ternás, por donde pasamos aquel mismo día, subiendo por la Foz del Hombre Muerto. A la derecha la cumbre de Las Coronas.


Aunque la idea que traía era haber seguido hasta Semuñón y parar allí a comer algo, ya hace rato que vengo con sensación de  hambre y no voy del todo fino, así que paro a picar algo aquí, mientras veo por donde acabo de subir. Y mientras como, me fijo en el GPS que ya llevo más de 900 m de desnivel. ¡¡900 m!! No es que no vaya fino, lo que pasa es que aquí hay unos desniveles del copón.


Continúo desde Muniós a la derecha por el Tomavientos, donde la senda que conduce a Semuñón, se mantiene en perfecto estado y conserva aún largos tramos completamente armados.


Y alcanzo así la majada (1.340 m) entrando por los Joyos del Duernu, unos pequeños jous que se abren bajo ella. No cabe duda alguna sobre donde estamos.


Semuñón es una majada bastante grande, colgada en una plataforma sensiblemente llana bajo los Puertos de Llerosos y en la que me sorprende ver que la mayor parte de sus cabañas están perfectamente restauradas, algunas incluso parecen haber sido prepradas como cabañas de fin de semana. Algo más curioso aún si tenemos en cuenta que esto queda realmente lejos, vengas desde donde vengas.


Salgo de Sumuñón por encima de las cabañas superiores para dar a una especie de collada (1.375 m), desde la que diviso al fondo la Peña el Jascal. Entre las opciones que traía barajaba, en función del día y las ganas, bajar desde aquí directo a Brañas por Jostiqueruda, pero ya hace rato que el día es sencillamente espectacular y la otra idea, bastante más larga, pero que más me atrae, es seguir hasta el Jascal. De todas formas, me acercaré a conocer el lago de Jostiqueruda para seguir luego a Salinas. Si no se pasa por el lago, una senda sube a la izquierda (amarilla) a ganar la Muesca´l Llagu. Yo saldré de la hoya donde se asienta el lago por la canal del centro (roja).


Así que bajo unos metros buscando el jou en el que se localiza la laguna, cruzando el alargado valle que baja hacia Josqueruda y Brañas y que era la opción más corta.


Y alcanzo el Llagu Jostiqueruda (1.335 m), en el Puertu Soga y bajo la modesta peña de Cabeza del Peyudal. Se trata de una pequeña laguna, parcialmente recrecida para mantener el agua y abrevar el ganado de la zona. Un sitio bien guapo que tenía ganas de conocer.


Por no dar la vuelta y enlazar con la senda que sube a la Muesca´l Llagu, corto por encima del lago por una pendiente y pulida canal, con algo de exposición, que no recomiendo en caso de estar mojada. Desde la Muesca le tiro otra foto al lago. Lo dicho, un sitio bien guapo.


Cruzo la Muesca´l Llagu (1.410 m) y doy vista al valle Salinas. Por aquí subí cuando ascendimos desde La Molina al Cabezo Llerosos. Hoy mi objetivo lo tengo al frente, la Peña Jascal. Como no quiero peder demasiada altura, bajo de la Muesca y bordeo la vega Salinas por la izquierda, buscando la canal que desde El Beyudal sube a la majada del Jascal.


Una vista atrás a la Vega Salinas y la Muesca´l Llagu desde donde vengo.


Voy cortando hacia la derecha, aprovechando rastros de ganado, ganando algo de altura poco a poco, hasta que salgo justo encima del jou en donde se asentaba la antigua majada de El Beduyal, enteramente en ruinas. Al fondo a la izquierda, se ve la vega de Brañarredonda, por donde pasaré más tarde.


Justo encima de El Beduyal, una especie de canal me conduce, no sin esfuerzo, a la majada del Jascal y sobre ella, al precioso valle del Jascal, con el no menos sorprendente río del Jascal, que se sume justo al pie de la majada y en la parte inferior de la foto. Otro lugar que tenía muchas ganas de conocer y que no me defrauda en absoluto.


La majada del Jascal (1.455 m) tiene todas sus cabañas en ruinas. Con todo, me llama la atención la cantidad de ganado que hay en la vega. Esto si que queda lejos de narices para traer el ganado a pie hasta aquí.


Desde aquí no es posible el ascenso directo a la Peña del Jascal, que cae a pico desde cumbre, así que desde la majada sigo subiendo con tendencia a la derecha, pasando junto a un par de lagunillas hasta alcanzar un colladín (1.525 m).


Desde él doy vista a la majada de La Beyuga, bajo la cumbre de Peña Ruana y a donde bajaré más tarde. De momento toca remontar ladera arriba por el Paramentoso del Jascal, a ganar la cresta del Jascal. Me lo tomo con calma. El calor ya aprieta de narices y voy fundido. Se me atragantarían los 200 m que me faltaban a cumbre.


Pero por fin, alcanzo la cumbre del Jascal (1.724 m), que ya tenía visitado, aunque accediendo desde los Lagos de Covadonga, como os conté AQUI. La primera foto, hacia parte de la ruta, desde Semuñón a la Muesca´l Llagu, cruzando la vega de Salinas y hasta la majada del Jascal, justo bajo la cumbre.


A la derecha la mole del Cabezo Llerosos. Otro al que ya le toca una nueva visita.


Impresionante la vista desde aquí hacia el macizo de los Urrieles con la "magic line" que culmina en el Torrecerredo, hoy más marcada que nunca por los restos de nieve.


El Cornión al frente, con las Peñas Santas. Este año aún queda mucha nieve por los altos.


Tirando de zoom, la vega de Ercina, atestada de coches y al fondo la Porra de Enol.


Algo de bruma sobre los valles de Asturias. Al fondo la sierra del Sueve.


Y tirando y abusando se zoom, el Tiatordos, con el Torres destacando a su izquierda.


Un par de panorámicas desde cumbre (pinchad en ellas para verlas a mayor tamaño). Una a cada lado, la primera al norte desde la Sierra del Sueve a la Sierra del Cuera, en toda su extensión.

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_semunon%20%2853%29.jpg?attachauth=ANoY7cqDc1ifoja6dPCyJSUBIsw2SfvkDGqcc3I2m6aO5cY-WxwRmxBEtdxMzc5VhOefAl_RRrPe85epvlENQ7lSNVW1RMC78Kr4ouqfl0aWe_QoCYIBTtuDo6tsAd1vlTz6jwbuoDRw4CFCMZdXvQAv2DjjhSRw_C9_UpL04TPd2Z8D1FOJ5FHNmhUQaubi7E22xD7WFBiD4wuBkkapf2wS93ZxH5i2AW_OJvRzRfPCvDcWMFEc6PA%3D&attredirects=0

Otra al sur con los Macizos de los Urrieles y el Cornión.

https://0b9052d5-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/pelescleyes2/panoramicas/p_semunon%20%2854%29.jpg?attachauth=ANoY7crEBDHbjRyjZy4BSByOlX85_pWhtAA4jeJKlgUVlRcO3VQiSBY2YOiAU5KBoZdZUjg5Lrv4OpTaNn1-vkLbrZ3BI1PV6_rC-9f2tAAeEEi-zBJOx8AZxdz2_M4BOOSoNvKn_pbB9GQe9CC8-PD5ho6olIpCp866pkWpg-R11md1mHtufB6NY3R0ERjnPtd0p_lUvg6_p7E2X7XXjQKphL6MGTBb4wsqh482K2Ez7iW8K8Ig-Ok%3D&attredirects=0

Busqué un poco de sombra justo bajo cumbre y paré a comer y beber tranquilamente. Había que descansar un rato, que aún quedaba mucho tajo. Un par de llamadas, más fotos y poco después para abajo, así que autofoto en cumbre y hasta la próxima.


Recorro la cresta hacia el oeste para seguir bajando por ella directo a La Beyuga. Aquí igual me lié un poco. Quizás hubiera sido mejor perder metros por la cara sur, para luego cortar hacia la Muesca la Beyuga, pero en vez de eso fui bajando por una zona de jous, pasando de uno a otro y siguiendo una imaginaria línea recta hacia la majada, en el centro de la foto. De todas formas, no se baja especialmente mal.


Por fin llego a la majada La Beyuga (1.384 m), bajo Peña Ruana y asentada en una amplia collada que divide las laderas que bajan hacia los Camplengos (izquierda) y a Brañarredonda (derecha). Por aquí pasamos cuando hicimos cumbre en Peña Ruana y que os conté AQUI.


Recorro la majada hacia el extremo norte, desde donde me despido de las Peñas Santas, cuando ya empezaba a buscar una fuente en la que recargar agua.


Bajo a la Beyuga Baxu, desde donde encaro el descenso a Brañarredonda, que haré por La Concha el Riego, es decir, por la canal por la que desagua esta vega y que se encuentra seca en estas fechas.


Ya veo abajo la inmensa vega de Brañarredonda. La parte alta de la Concha el Riego es una amplia vaguada de pasto por la que se baja bien. Al fondo, como en todo el descenso, la Sierra del Cuera y el mar Cantábrico.


Más abajo la canal se encajona un tanto y se corta en un par de sitios, pero estos saltos se pueden soslayar por la margen derecha (primero) o izquierda (segundo). En caso de que por la canal baje agua, supongo que el descenso no será tan sencillo. De hecho el ganado parece subir por la margen izquierda.


Salgo a la vega de Brañarredonda (1.140 m). Una planicie inmensa de unos 700 m de longitud hasta el Colláu Linares, que lo separa de la vega de Brañas, a una cota inferior. Todas las cabañas están en ruinas, pero se aprecian restos de alguna cuadra de buen tamaño. Busco, pero no veo fuente cerca, al menos ninguna en la que cargar agua, ya que nacer si que nace, pero está de meterse el ganado. Se que a la derecha, en la majada de Ceribios, tendría una buena fuente, pero me queda muy a desamano. Así que sigo bajando.


En el collaú Linares me despido de Brañarredonda, con la Concha el Riego por donde acabo de bajar a la derecha. Arriba a la izquierda, aún se destaca la Peña el Jascal.


Desde el Colláu Linares, no bajo directo a la vega de Brañas. En vez de eso la recorro sin perder altura hacia la derecha, para acercarme a su fuente, esperando que tenga agua. Y la tiene. Dos buenos chorros en los que me lavo, refresco y sobre todo bebo, que ya me quedaba poca agua y bastante caliente, a aquellas horas. Desde la fuente le tiro una foto a Brañas.


Después si, bajo al fondo de la vega (1.083 m) y la recorro hasta el extremo norte, donde hay un par de lagunillas y por donde sale la senda. Desde aquí tiro otra foto al valle que, desde Brañas, continúa subiendo por Jostiqueruda hasta Semuñón, y por donde habría bajado en caso de haber optado por la ruta corta, sin pasar por el Jascal.


Desde aquí ya no hay pérdida posible. La senda está marcadísima de tanto y tanto ganado como se sube por este lado a los Puertos de Llerosos. Y es que me sorprendió gratamente ver la cantidad de ganado que había en todas las vegas por las que pasé. Las anteriores veces que había estado por aquí no recordaba haber visto tanto ganado.


La senda cruza un par de vegas de pequeño tamaño en El Campiñón (1.035 m) y se aproxima al borde mismo de la sierra, para iniciar un vertiginoso descenso por Los Retraites, una zona en la que el camino pierde de golpe unos 300 m de altura por medio de numerosas zetas, hasta alcanzar la solitaria cabaña de El Coterón, en el centro de la foto.


Preciosa la senda en este tramo, conservando aún un empedrado perfecto en casi todo su recorrido. En cada revuelta vamos a ir viendo, a una mano la Sierra del Cuera, ...


...,y a la otra la zona de Cabeza Pandescura y la cabecera del valle del Casañu.


Por fin alcanzo El Coterón (770 m). Al calor del día, se une la humedad de la vegetación en esta zona, haciendo que la sensación sea de bochorno. Paro un poco junto a la cabaña, buscando la sombra mientras veo Los Retraites, que había subido en un par de ocasiones y que ahora ya no sé si prefiero subirlos o bajarlos.


Desde la cabaña debemos seguir bajando  por todo el valle Tamañán hasta la entalladura que se ve, por la que sale la Riega la Voluga y por donde cruza la senda hacia La Molina. Desde El Coterón parten dos sendas. Nos valdría cualquiera. Yo tomo por la que baja a la izquierda de la cabaña.


Tras varias zetas que bajan por la Cuesta el Pandu, la senda alcanza el nivel de la riega, casi seca en estas fechas. La cruza un par de veces y atraviesa la pequeña foz por la que salimos al valle del Casañu.


Alcanzo así el puente Pompedro (350 m), que cruza sobre el río Casañu y junto al que enlazo con el camino del valle del Casañu, tantas veces recorrido.


La Molina está cerca, pero aún queda remontar unos metros disfrutando del camino y pensando ya en la Fuente Sotarraña en la que echaré un último trago.


Paro en la Fuente Soterraña, bajo el camino, que suelta un chorro impresionante y en la que bebo, me refresco y lavo en condiciones. Luego ya solo restan unos cientos de metros hasta llegar de nuevo al pueblo de La Molina.


Cruzo en pueblo con varias casas arregladas y algún alojamiento de turismo rural y alcanzo el coche, cerrando una preciosa circular en la que, pensándolo después, no me he llegado a cruzar con nadie en todo el día. Me cambio de ropa y salgo en dirección a Canales. Antes de llegar al pueblo paro y desde la carretera le tiro una foto a la sierra de los Puertos de Llerosos, en la que se ve buena parte del recorrido de hoy.

Y después para casa, que a pesar de la cantidad de agua bebida a lo largo de todo el día, había hecho sed bastante y aún tendría tiempo de salir a "sidratarme" en condiciones con la familia. Os dejo el track.




Un saludo
Cienfuegos

10 comentarios:

  1. Qué ruta más maravillosa!!! Nosotros siempre hemos subido por el Coterón y los Retraites que me encantan pero no hemos llegado nunca a Semuñón que es una majada de la que ya había visto fotografías y a la que le tengo muchas ganas. Esa zona con niebla es tremenda así que tuviste suerte con la meteo. Gracias por enseñarnos caminos tan chulos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, la ascensión a Semuñón ya por si solo es preciosa y si no quereis meteros tanto desnivel, siempre podeis bajar directos a Brañas. La meteo estaba controlada, ya que si no lo veía claro o acortaba ruta o volvía sobre mis pasos. Como bien dices, esa zona, no es para hacer experimentos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bonita entrada Javier, nos ha encantado esa majada de Semuñón y las fabulosas vistas que ofrece la cumbre del Jascal. Tomamos nota también de la posibilidad de "sidratarse" tras las rutas, lo cual nos parece no sólo conveniente sino recomendable jajaja.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Jascal es un balcón precioso. Si aún no lo conoceis, solo puedo animaros y lo de sidratarse, .. como diría un compañero, cuando mejor entra es cuanto llegas bien "domao", ja, ja.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Pues la Jascal la tengo apuntada para volver este verano, y en principio, así sin mirar demasiado, tenía pensado salir de los lagos, pero con tu entrada.... ya me estás haciendo dudar... la veo mucho más completa que la típica que sale de lagos...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora ya conozco la ascensión por las dos vertientes y cada una tiene su historia. A mi la zona de los Camplengos me gusta mucho también, pero esta es, como bien dices, más completa. Mucho más variada. Aunque por otro lado, también es bastante más dura.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Pues cerca estuvimos ese dia Javi, nosotros andabamos por el Oyu la Madre y el Canton, y la vista del Jascal era impresionante desde alli. ademas el dia contribuyo de narices tambien.
    Interesante esa variante, yo solo habia oido su subida desde los Lagos. asi que ya tenemos otra alternativa y como dice Juan Carlos tiene una muy buena pinta, tomamos nota.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el Cantón se ve perfectamente desde cumbre, si. Buena opción para ese día la vuestra, por que a la tarde el calor ya apretaba a base de bien. Seguro que en el Oyu se estaba genial.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Una ruta muy interesante Javi, la tendré en cuenta en el futuro, ya estuve en el Jascal varias veces. La última baje a la Molina igual que tu, pero con niebla, de modo que apenas reconozco la bajada y esa Foz del Hombre Muerto como me tienta cada vez que paso por las Estazadas camino de Arenas. Viendo tus excelentes reportajes seguro que pronto me animo a recorrer la zona.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, la foz del Hombre Muerto es una pasada. Se podría hacer un circuito muy chulo combinándola con la subida/bajada por el Paré la Gotera. Yo por la zona, ahora lo siguiente espero que sea esa canal del Robecu en el Cuetu Llovedo, que se me apetece muecho meterme por ese valle. Ya veremos.
      un saludo

      Eliminar